martes, 21 de octubre de 2008

DE LA CAJA BOBA A LAS REJAS


Me había propuesto no hablar del tema, en primer lugar porque no veo el programa MAGALY TV, - aunque si leo los diarios- en segundo lugar porque considero que el tipo de entretenimiento que plantea se basa en sacar el lado oscuro de las personas, es decir, no contribuye a un divertimento sano y educativo.

Sin embargo, es preocupante saber que en una encuesta realizada, no sé si por la Pontificia Universidad Católica, o, por otra – me disculparán- ella se encuentra entre las 10 personas más poderosas e influyentes del Perú. Toma esto. Repito, es preocupante porque nos lleva a pensar en lo que la gran mayoría de nuestra sociedad entiende o reclama como “entretenimiento”. El chisme, la vida privada de la gente, el lado amoral y nada constructivo de personas, la gran mayoría dedicadas a la farándula. Consecuencia de sus “destapes”, hay familias destruidas, honras pisoteadas, denuncias penales por doquier. Y, ¿esto es lo que le gusta a nuestra gente?.

Conocí a Magaly cuando era una joven reportera de la revista Oiga, en esa ocasión me hizo una entrevista, chica simpática, bastante fea, pero agradable. Posteriormente, en el programa “Fuego Cruzado”, destacó por su intervención denunciando al que en ese momento era todo un símbolo, Augusto Ferrando, entre muchas otras cosas lo acusó de explotar a los participantes en su programa Trampolín a la Fama, así como a los artistas que promocionaba. Fue una bomba, la simpática reportera transformada en una inquisidora de la conducta humana.

Parece que en ese momento vio la oportunidad y la línea que podía abrirle el camino a la fama. No tardaron en contactarla los canales ansiosos en ampliar el rating y allí la tenemos, ahora es una mujer guapa, con mucho poder, fortuna, departamento en Miami, viajes continuos, una revista que se encuentra en todas las peluquerías y entre las preferidas de los sectores A y B, en los otros quizás no porque ahora para comprar revistas hay que pensarlo.

¿Qué valores defienden las personas que con banderolas la han acompañado hasta la cárcel?, ¿o, es el sueño de llegar a ser poderoso a pesar de que nuestra realidad nos machaque a diario que es imposible? Porque ella lo consiguió.
Pero y los otros sectores el A y B, ¿Cuál es su visión de la vida, qué las lleva a estar enchufadas en la caja boba todos los días, escuchando las miserias ajenas?

Realmente es preocupante, todo indica la existencia de un sistema en el que lo prioritario es no pensar, no darse el trabajo de ir más allá de las cosas, en el que la cultura no tiene cabida, en el que para recrearse, es mejor escuchar lo que pasa con la vida ajena, que ver una buena película o un programa educativo. La gran verdad es que estos no existen en la caja boba, ahora predomina el escándalo.

Y, el escándalo es lo que ha llevado a Magaly tras las rejas, quizás también su soberbia, no calculó que siempre hay alguien más poderoso. Pueden ser dos días, o dos semanas. Ella tendrá tiempo de reflexionar.


Marcela García Guerrero

0 comentarios: