martes, 7 de octubre de 2008

LOS ROEDORES



Parece que estamos invadidos por estos antipáticos animalitos que fueron causantes de grandes plagas hace menos dos siglos, en algunos países – quizá en el nuestro también- aún siguen causando efecto; fue tan contundente la invasión y el efecto de los mismos que ese nombre se utiliza ahora para todo aquel que de alguna manera contamina a la sociedad. Esta palabrita ha sido utilizada por el Presidente Constitucional del Perú, al referirse a los dos geniecillos del fraude, la estafa y la vida fácil, Don Rómulo León Alegría y Don Alberto Químper, este último miembro del Directorio de Perúpetro.

Es la segunda vez que los peruanos masivamente recibimos una clase magistral sobre los métodos corruptos engarzados en el poder, la primera cuando se descubrió a Montesinos comprando a un parlamentario, fue su declive y el del régimen fujimorista; ahora, dos pequeños roedores han puesto en jaque al partido gobernante, el partido de la estrella; menudo favor le han hecho, si ya desde su primer gobierno el pueblo sospechaba que se cometían actos de esta naturaleza, el domingo 5 de Octubre por la noche, no quedó ninguna duda. El APRA tiene ratas incrustadas en lo más profundo de su estructura, ahora le toca un arduo trabajo de fumigación con el más potente veneno que pueda existir para estos elementos.

A pesar de que la reacción del presidente ha sido la correcta, los responsables han sido suspendidos inmediatamente del partido y en el caso de Quimber, destituido de su cargo; está de por medio la CREDIBILIDAD y esta le va a costar mucho restituirla, pero como no hay mal que por bien no venga, estamos seguros que el partido entrará en una etapa total de reorganización en la que deben permanecer sobre todo los valores. Si bien es cierto se ha destapado la “caja de Pandora” y van a caer otros roedores corruptos, es saludable tanto para la gente honesta y proba de la estrella, como para el país que esto suceda.

Es importante señalar que gracias a que vivimos en una democracia, gracias a que tenemos medios de comunicación, periodistas y ciudadanos honrados y valientes, que no han dudado en levantar la bandera de la fiscalización y la transparencia y gracias a que están ejerciendo un derecho que la constitución nos faculta, ahora podemos saber quien es quien en el poder, en la administración pública y en el Congreso de la República. Ahora podemos y tenemos el derecho de rendir cuentas a quien hemos nombrado para que nos represente. Los peruanos gracias al sistema democrático, podemos y debemos participar activamente por el bien del país y de nuestro futuro.

Marcela García Guerrero

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Es Ud. muy politico en su comentario, pero la palabra roedores no existe en la jerga peruana, a esas personas se les llama RATAS y son inmundas, y de RATAS nuevamene estamos infectados en este Gobierno, no solamente son estos dos personajillos, existen muchas otras RATAS que ya deberìan ser eliminadas, lamentablemente son protegidas al màximo por la mama RATA, hasta cuando nuestro paìs tendrà que sufrir estos lamentables episodios causados por criminales con cuatro patas?