miércoles, 15 de octubre de 2008

SE TERMINÓ EL MISTERIO


La semana se inició con ataques, contraataques por un lado y por otro, loas al ya juramentado Primer Ministro YEHUDE SIMON MUNARO. Que duda cabe, todos los peruanos estábamos expectantes por la composición del nuevo gabinete ministerial. Sin embargo, rechazamos los epítetos, acusaciones y rasgadas de vestiduras de algunos políticos respecto a la figura de Simon, que pueden hacerlo, sí, estamos en democracia, pero demuestra una gran mezquindad y quizás temor, porque se ha expuesto que la trayectoria en el Gobierno de Lambayeque del actual Presidente del PCM es muy exitosa. Los que han enarbolado la bandera de defensa contra el azote terrorista – de lo que acusan a Yehude- vienen de sectores como el fujimorismo, más les valdría cerrar la boca.

El telón se abrió, cinco mujeres lideran ministerios importantes, tres han sido reconfirmadas en sus cargos: Verónica Zavala en Transportes y Comunicaciones, Mercedes Aráoz, en Comercio Exterior y Turismo y Rosario Fernández, en Justicia. Las nuevas integrantes son Elena Conterno Martinelli, en Producción y Carmen Vildoso Chirinos, en Mujer y Desarrollo Social. Ésta última, hasta hace poco, secretaria técnica del Acuerdo nacional, lo que significa que se hará un trabajo concertado en serio para sacar adelante el tema social que estaba muy a la saga del desarrollo económico.

Tres han sido los encargos recibidos por Simon Munaro, prevención y lucha contra la corrupción, lucha contra la extrema pobreza y estudiar la manera en que la crisis económica mundial sea paliada por nuestro país. En las dos primeras, esperamos que el PCM, tenga una acción inmediata, urge toda una estrategia concertada para acabar con la corrupción, que -como decíamos- es una estructura instalada en el Perú. En segundo lugar, la necesidad de crear políticas de desarrollo social sostenido, los dos ejes fundamentales tiene que ser atención al sector salud y educación, a su vez generación de puestos de trabajo y promoción de las pequeñas empresas.

La actitud dialogante y concertadora de Simon sorprende a los peruanos, acostumbrados a las críticas demoledoras y a la confrontación; es una actitud que más tiene que ver con un saludable ejercicio democrático de respeto a la pluralidad de opiniones y de búsqueda para encontrar el punto de encuentro dentro de la diversidad. Nuestro país necesita y merece políticos serios y comprometidos con la responsabilidad que les fue conferida.

Se inicia una nueva etapa en la política de gobierno, la pelota está en la cancha del PCM, su actuación en los próximos días marcará el derrotero del mismo; no va a ser fácil, más aún dentro de un marco totalmente neoliberal en el que se estaba desenvolviendo, sin embargo el encargo lo tiene, deben actuar.

Marcela García Guerrero
Directora

0 comentarios: