miércoles, 25 de febrero de 2009

Andan volando bajo

Por: César Lévano www.diariolaprimeraperu.com

Así en la tierra como en el cielo, Chile hace de las suyas en el Perú. Y lo hace con la diligente complicidad del gobierno de Alan García.

Hay varios hechos que algún día servirán para enjuiciar por antiperuanos y prochilenos a funcionarios del régimen aprista.

Uno de los más graves es el Tratado de Libre Comercio que García acordó con Chile cuando acababa de asumir por segunda vez la presidencia de la República.

Un profesional peruano me decía ayer que la tragedia de muchos jerarcas del régimen actual es su necesidad compulsiva de robar. Esa es, en verdad, la única explicación razonable de algunos pasos que de otra manera parecerían demenciales.

El entreguismo prochileno tiene en el Perú antigüedad sesquicentenaria. En los últimos tiempos descuella Raúl Diez Canseco Terry, entonces vicepresidente de la República y ministro de Comercio Exterior y Turismo, quien entre gallos y medianoche, y en menos de lo que canta un gallo, firmó con Chile un entreguista Acuerdo de Cielos Abiertos.

Ahora, LAN Chile, bajo el seudónimo de LAN Perú, reina en la aviación comercial interna del país. Lo hace con prepotencia creciente, con el desenfado de quienes saborean el amparo del poder político.

En ese contexto surge la denuncia de los ex trabajadores de nuestra traicionada aerolínea Aeroperú, de que LAN aplica un plan de desaliento al turismo peruano.

El sindicato alude al hecho de que LAN dejó varados en el aeropuerto de Cusco a numerosos pasajeros, episodio que repite lo ocurrido con 400 pasajeros, que se quedaron anclados en Cajamarca, justo cuando acababan de terminar los carnavales de la ciudad norteña.

La denuncia es grave, y, por eso mismo, exige investigación. Llama la atención que las suspensiones de vuelo afecten dos puntos y ocasiones de magnético encanto.

Los episodios de Cusco y Cajamarca no son los únicos que se denuncian. Hace poco, dos congresistas del Partido Nacionalista, Susana Vilca y María Sumire, fueron obligadas a descender del avión por razón de sobrepeso en las bodegas del aparato.

Fue un abuso con el agravante de ofensa a dos congresistas de la República.

Celso Gonzales, presidente del Sindicato de Trabajadores de Aeroperú, ha denunciado, por otra parte, que LAN ha sido exonerada del Impuesto General a las Ventas de los combustibles en los vuelos de la selva.

Revela Gonzales asimismo que bajo el gobierno de Toledo se redujo el impuesto a las sobreganancias que la compañía chilena pagaba. Supongo que fue por gestión de Raúl Diez Canseco.

En general, se trata de una acreditada empresa de aviación, que brinda un buen servicio cuando le conviene, pero que ha logrado privilegios excesivos.

La denuncia sobre el conjunto de sus abusos debe ser severa y conducir, de ser necesario, a la cancelación o renegociación de su concesión.

0 comentarios: