martes, 17 de febrero de 2009

La venganza del canto quechua


Por: Luis Torres Montero
http://www.malaspalabras.pe/

Un resquebrajamiento cultural se está desatando en la mancha joven. El movimiento rompedor se llama “Quechualandia”: el sentimiento del Perú profundo contemporáneo. La soberana de este reino, Magaly Solier -nuestra Padmé Amidala con voz creadora de galaxias-, puso el manifiesto, cantando una poderosa song en quechua en la premiación de Berlín que, misma Lynn Minmay, logró lo imposible: despegó a todos los alemanes del busto de su Wagner. Este real cambio, con sabor a venganza quechua sureño, gira la atención hacia el mundo andino y amenaza dejar la actual fase Perú cumbiambero (época de las cavernas) para pasar a una versión huayno enchanté. Yo ya estoy cosiendo mi bolsillo roto para retomar mis clases de quechua en la Biblioteca Nacional y he cambiado My Bloody Valentine por Uchpa. El perreo chacalonero se hará con danza de tijeras mientras la nena ‘te pone’. Callao Cartel viajaría a Puno para hablar con harto etnomusicólogo de harawi indio prehispánico. Los Yaipén cerraría el quiosco dentro de tres meses por esta fiebre que enredó su bus en un quipu gigante. El tesoro de mensualidades del ICPNA colapsará. Bareto negociaría para tomar melodías del Manuelcha Prado. Los manuscritos de Arguedas venderán más que Sergio Bambarén. Los skaters andarán con un estampado de huesitos de cóndor. Las galerías Arenales cambiarán su oferta de merchandising coreano por productos Santa Natura. Ojo, no confundir este movimiento con chakanas y gaitanes castro; hay que hilar fino, bro. PD.- Harto ‘serrucho’ por mi columna in love dedicada a la señorita Solier (leerlo en blog). Killers, hay más competencia que mercado laboral en esta “Magalymanía”. Por mi parte, les digo a los candidatos que sólo queda un cargo libre: el del presidente de su club de fans.

1 comentarios:

Diana dijo...

Yo quiero aprender quechua! es el colmo, no poder entender a mi compatriota, hablabdo un idioma co oficial de mi paìs.