domingo, 7 de junio de 2009

CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

Lo que está pasando en la Amazonía es casi como el título de la novela de García Márquez. Se veía venir, y los parlamentarios lo sabían. El diálogo nunca se debe agotar, la concertación debe prevalecer. Pero no, era, es más cómodo optar por la mano militar, y “poner orden”, a costa de la vida de los selváticos y la policía. ¿es justo?, No. Es antidemocrático por decir lo menos.

Nos duele, me duele, ver que una vez más la prepotencia se cierne en nuestro país, no hay disculpas que valgan, si responsables. El “orden “, no puede estar sobre la vida de un ser humano. Esto no es democracia, esto es intolerancia, prepotencia; esto se llama incomprensión, interés exclusivamente por el desarrollo económico sin tomar en cuenta los intereses y creencias de esa gran mayoría étnica que conforma nuestra amazonía, que son tan peruanos como todos nosotros, que son tan peruanos o quizás más que los gobernantes y dirigentes limeños.

El desconocimiento de ese Perú profundo, sale nuevamente a luz, también el gran centralismo, que aún puede y quiere seguir gobernando desde la capital. Cuidado, esto aún puede darse porque hay una gran carencia de institucionalidad, una falta grabe de gobernabilidad en el interior, en las provincias. Y, lo que es más lamentable una débil oposición. Aquí se demuestra la fragilidad de los partidos políticos, si, sus líderes se han pronunciado condenando el hecho, pero no hay una oposición real, consensuada, respetada, esto lo vemos a diario en el parlamento.

Una vez más los humildes, los que su muerte no interesa, han sido sacrificados. A estas alturas, el paro ya era político, pero ¿qué esperábamos?, cuando un gobierno descuida a sus ciudadano, hay otros que toman la posta.

Por suerte el Perú ya no es una Chacra, a pesar de la gran debilidad institucional, aunque incipiente, existe una democracia, con medios de comunicación libres para opinar, cuestionar e informar de lo que sucede. Ya no hay silencios.

Honramos a nuestros hermanos fallecidos, nuestras condolencias a sus familias. Hacemos un llamado para que reine la tolerancia, el respeto y el diálogo en nuestro país.

Marcela García Guerrero

1 comentarios:

UBALDO TEJADA GUERRERO dijo...

Estimada amiga Marcela:
Fujimori destruyò la democracia y la institucionalidad el 5 de Abril de 1992, impuso la actual Constituciòn de 1993 en dictadura, ningun gobierno la cuestionò hasta el actual Garcìa que ahora la usa para rematar el patriminio nacional a sangre y a fuego. Asì lo ordena Washington y el TLC.
Ubaldo.