viernes, 12 de junio de 2009

"LA AMAZONIA ES NUESTRA PATRIA Y NUESTRA VIDA Y NO SE ALQUILAN NI SE VENDEN.LA PATRIA, LA VIDA Y LA AMAZONIA SE DEFIENDEN"

Artículo enviado por el Grupo Río
EDITOR: Antonio Cruz Cubas

Unas 55 millones de hectáreas, o sea, más del 70 % del territorio Amazónico en el Perú está destinado por imposición del Estado y transnacionales a lotes para la industria petrolera en medio de ecosistemas de enorme importancia para el país.
Unas 20 empresas petroleras transnacionales compiten en estos momentos para explorar y explotar el preciado "recurso".
Una familia indígena Shipiba de Huánuco se levanta como todas las mañanas en un día lleno de verdor, con el sonar de un río glorioso, un verdadero espejo donde descansa el sol y que es el orgullo de las comunidades en medio de un bosque milenario.
Recogen sus frutas y alimentos: Yuca, bananos de distintas variedades, aguaje, cocos, uvilla, mientras las chicharras cantan anunciando calor y el vecino llega con su pesca ¿Qué recogió vecino? Boquichico, carachama, palometa, corvina, liza, le dice mostrándole su canasta llena de pescados desde el río.
La familia va donde las monjas del sector a buscar leche fresquita y por el camino se encuentran con un dirigente y ahí se informa que la Comunidad tendrá "una importante reunión": Vendría un representante de la Empresa Petrolera CEPSA (de origen español) para informar sobre su interés de "explorar" la zona. "Dicen que si la Comunidad no quiere no lo harán, por eso es mejor escucharlos". Le agrega "Además están ofreciendo ayuda para nuestras familias", dice el entusiasta dirigente.
Si se recorriera la selva en cada uno de los lugares donde intervienen las Empresas Petroleras se escucharían los mismos floros: "Somos una empresa con responsabilidad social empresarial y sustentable. Respetamos el medio ambiente"; "la exploración es sólo para ver si hay o no hay petróleo, es una etapa de simple indagación"; "queremos contribuir al progreso de sus Comunidades. Si ustedes no quieren que exploremos no lo haremos pero iremos a otras Comunidades que si aceptarían la ayuda y ustedes perderían las compensaciones. Entraríamos igual al territorio porque además tenemos los permisos estatales"; "vamos a informarles todo, absolutamente todo a ustedes, no se preocupen, somos una empresa seria y que trabaja con la gente"; "no por irresponsabilidades de otras empresas que han causado daño al medio ambiente, significa que nosotros hagamos lo mismo. No, eso nunca señores. Somos distintos", señalaba el ingeniero "funcionario" en medio de su pintoresca presentación con "power point" luego de haber traído motores y gasolina para generar electricidad en su reunión junto a su retro proyectora y filmadora para grabar todo.
El profesor de la escuela de la Comunidad dice que fue invitado hace algunas semanas a un taller realizado por la empresa en Puerto Inca y que confía en su buena gestión y ayuda que harán a las Comunidades.
Al finalizar la reunión, circula una lista para que los integrantes de la Comunidad la firmen. El taller está hecho, "la consulta está realizada", nadie se opuso, a pesar de las múltiples inquietudes que había, pero, el ingeniero "funcionario" se las arregló para manejar los tiempos y los espacios de la reunión. Todo un profesional.
Sin embargo, se olvidaron en señalar que las actividades de hidrocarburo causan impactos. Que lo que llaman "exploración o indagación" es porque ya están en conocimiento de que en esa zona existe petróleo y que ayudaron mucho las captaciones geo referenciales por satélite y que para determinar los puntos de explotación deben dinamitar, transportar maquinarias, excavar, usar compuestos químicos y en general, causar severos daños desde el inicio.
Se olvidaron en señalar el Derecho que tienen las Comunidades a la consulta y al consentimiento libre, previo e informado de las Comunidades que establece el Convenio 169 de la OIT que tiene rango constitucional y la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas que el Estado peruano aprobó en la ONU el 13 de septiembre del 2007 y no meros talleres informativos como lo vienen haciendo.
También, se olvidaron en decir que a parte de los graves impactos causados en la Amazonía del Perú por empresas transnacionales como Plus Petrol o Repsol, otras, grandes corporaciones de liderazgo mundial en otros lugares de la región y que igual han vociferado en tener la mejor tecnología, que son sustentables, también han causado verdaderos etnocidios y ecocidios como ha sido Texaco en Ecuador con derrames y daños irreparables; o la misma Repsol en la Argentina quien condenó a familias Mapuches al abismo en la provincia de Neuquén.
Tampoco dijo sobre el origen de la empresa; o quiénes eran sus propietarios; o cuánto capital tiene la transnacional; o bien, cuánta utilidad estimaban que recibirían por explotar petróleo en la zona y cuanto destinarían para sus "compensaciones" . Sin embargo, el funcionario tenía una lista con todos los nombres de las familias, sus necesidades, sus activos; y por supuesto, el vínculo directo con la dirigencia de la Comunidad y se limitó a decir "Somos una importante empresa, competitiva, que aporta al desarrollo del país, tenemos responsabilidad social y empresarial y somos sustentables con el medio ambiente".

0 comentarios: