lunes, 29 de junio de 2009

NUEVAMENTE LAS BOTAS EN EL CONTINENTE

El golpe de estado en Honduras, nos trae tristes recuerdos del papel que en determinado momento han jugado los ejércitos en Latinoamérica. La democracia ha sufrido un duro golpe que es repudiado por todos los países y entes internacionales.

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales, según sus propias palabras, en declaraciones a la prensa desde San José de Costa Rica, fue “sacado brutalmente en pijama, y descalzo, por un grupo de militares, quien bajo las órdenes del general Romeo Vázquez, lo “secuestraron”. El motivo, la convocatoria a una consulta popular en la que se buscaba avalar la eventual instalación de una Asamblea Constituyente. Previamente, Zelaya fue acusado por lo diputados de su país, de alterar el ordenamiento jurídico del proceso de la consulta popular.

No existe motivo de ningún tipo para que se rompa el orden constitucional, desde este medio rechazamos el cobarde atentado contra la democracia. Hay muchas formas de manifestar oposición, el diálogo, las negociaciones, y sobretodo el respeto a la voluntad popular es parte del ejercicio en una democracia. Es el momento de que todos los gobiernos del continente se pronuncien frente a estos lamentables acontecimientos. Un rol importante le toca a la OEA (Organización de Estados Americanos). Los pueblos latinoamericanos unidos abogaremos por el retorno del orden constitucional en Honduras y lamentamos la actitud del parlamento de ese país.

Marcela García Guerrero
Directora
Nota: En la Sección nos escriben transcribimos el correo enviado por DIVINA ALVARENGA, quien narra la actitud del pueblo hondureño. y de un ciudadano trujillano dirigiendo una carta al Presidente Constitucional de Honduras, Manuel Zelaya. Esta información nos ha llegado vía correo electrónico.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Parece una broma de mal gusto escuchar a golpistas, a quienes han cambiado sus constituciones para poder perpetuarse en el poder, que han conculcado las libertades y una que es la más preciada, la libertad de opinión, son dueños de canales de televisión y se pasan todo el día haciendo arengas y en "contra de los organismos imperialistas". Pero cuando les conviene recurren a ellos. ¿Acaso no están pidiendo la intervención de la ONU, el mismísimo Chávez? Suena chistoso o no.
Dicen: "de nuevo las botas" ¿Cuáles? ¿Las del imperialismo? ¿O las de los comunistas totalitarios? Porque las dos son botas. Si no, ¿Qué es Hugo Chávez? ¿A qué está llegando Evo Morales? De ortega ni que decir. De Correa pronto veremos que también querrá cambiar la constitución para poder quedarse para siempre. ¿Acaso eso no hizo Fujimori para quedarse?
¿Acaso eso no ha querido hacer el Presidente de Honduras para poder quedarse por lo que dure su presencia, mismo Fidel Castro? ¿Acaso no quieren cubanizar América Latina? Para los comunistas reciclados está bien porque lo hacen ellos. Hay que llamarlos por su propio nombre. Sin dobleces ni temores. ¿Eso queremos para el Perú? ¿Que llegue un presidente y luego quiera quedarse por los siglos de los siglos? Toda dictadura es peor que la más débil e imperfecta democracia. Por lo menos tenemos libertad de opinión y hasta de tomar carreteras.
Perfecto rechacemos toda intervención, pero de ambos lados, no solo del cristal con que quiero mirar.
Rechacemos la amenaza de Chávez de enviar a "su ejército" a Honduras, eso también es intervención.
Aquí, Humala pide más definisión al Estado peruano en su denuncia contra el golpe de estado en Honduras. ¿Por qué no le pide a Hugo Chávez que deje los canales de televisión que a tomado o ha cerrado en Venezuela?
Por hacernos de la vista gorda, por oponernos por gusto a todo estamos engendrando un alien llamado comunismo. Después no lloremos.