martes, 21 de julio de 2009

UN PARO DESATINADO

El PARO DE TRANSPORTES, ha sido una realidad en nuestra ciudad, así como en los distritos aledaños, para los organizadores del mismo, es un éxito. Sin embargo, nunca antes, una acción reivindicativa de este tipo, había tenido tan poca simpatía, como el de hoy día, martes 21 de Julio.
Motivos hay y de sobra, la informalidad, la prepotencia, el atropello que cometen a diario los transportistas, fuera de los accidentes que también son a diario, hace que la mayoría de la población no se identifique con ellos, ni con sus reivindicaciones. Más aún, tomando en cuenta que las normas gubernamentales, son correctas.
Antes que nada está la vida de la gente, y por encima de los intereses gremiales, la calidad de vida de los usuarios. No es precisamente este, un gremio que se pueda decir, cumple con las condiciones mínimas que debe tener todo aquel que se dedique a dar servicio a terceros. Todo lo contrario, el ciudadano de a pie, el que tiene que recurrir a esta clase de transporte, sufre a diario no solo las incomodidades que no debería sentir, pues está pagando por un servicio, tiene que soportar palabras soeces, gritos, empujones, entre otras perlas. Además de estar en peligro constante su integridad y su vida.
Estamos en democracia, por lo tanto los señores transportistas, pueden hacer “su paro”, cuando se les ocurra, pero tienen que ser conscientes que hay leyes, y estas se cumplen, hay normas, y estas se acatan, pero sobretodo, su responsabilidad es mayor porque, transportan a personas, no bultos.
Para ellos es un triunfo, ahora, sin embargo, ya existen leyes reguladoras, mejor dicho, existían, ahora hay voluntad política de cumplirlas, el ciudadano debe estar atento y contribuir con las autoridades para que estas se respeten. La policía nacional debe estar atenta y no caer en el juego del compadrazgo. Los pasajeros no deben olvidar que están pagando por un servicio, esto nos da derechos a una buena atención.

Trujillo di?

1 comentarios:

EL NOMADA dijo...

Creo que finalmente el Perú esta avanzando en una dirección más responsable y de respeto mutuo. El código "nuevo" de transito creo que no ha cambiado, es el mismo. Yo saque mi licencia de conducir en 1999 y para el examen teórico fue el mismo que ahora entra en vigencia. Al fin, nosotros los peatones, podremos al menos estar seguros que nos respetaran tanto en las vías de circulación pública así como también cuando tomemos los buses o combis. Es el principio del fin de tanto irresponsable al volante.