lunes, 17 de agosto de 2009

PISCO Y LA NADA.

No es nuestra intención ser repetitivo, pero a dos años del terremoto en el sur, es preocupante ver la poca capacidad de respuesta que ha tenido el gobierno. Esto nos debe llevar a reflexión. Un buen gobierno tiene que estar preparado no solo para tomar medidas de urgencia, también para canalizar tanto el apoyo como los recursos necesarios que "si han llegado", para el Sur.
Adjuntamos un comentario de Johnson Centeno, publicado en su Blog: Mundo Jurídico.
Trujillo di?


Por: Johnson Centeno
http://mundojuridico1.blogspot.com/

La “nada” es un lugar común en la jerigonza política para descalificar a una gestión que está (o estuvo) en el poder, y que no ha hecho gran cosa por una obra pública, una promesa electoral o una ciudad que prometió levantar desde sus escombros. A dos años del terremoto en el sur del país, Pisco, Chincha, Cañete, y otras localidades (Yauyos, Castrovirreyna), siguen esperando: “El gobierno no ha hecho nada”, es el estribillo de miles de familias en las noticias de esta semana.

Sin embargo, en la alocución del premier Velasquez “teníanos” Quesquén ante el congrezoo, se aseguró que el Estado peruano ha invertido cerca de 1,300 millones de nuevos soles en las tareas de reconstrucción del sur. Esta cifra supone un incremento pequeño a lo que el gobierno peruano había invertido, según sus propias declaraciones, hasta fines de julio de 2008, cuando estaba por cumplirse un año de ocurrido el sismo.

La cifra patina con roche en un informe del diario Perú 21, donde se afirma que nadie sabe a ciencia cierta cuánto se ha invertido realmente en la reconstrucción: “En agosto de 2008, el presidente Alan García aseguró que ya se había gastado S/.1,323 millones. Sin embargo, indagaciones de la Comisión de Fiscalización del Congreso –citadas por la Coordinadora Nacional de Radio– indican que solo está certificado el gasto de S/.660 millones. Lo más curioso es que, en marzo de 2008, el Forsur calculó que, invirtiendo S/.1,292 millones, las provincias devastadas ya habrían resurgido. ¿O sea que vamos por la mitad? Nada más lejos de la verdad”.

Para la gente que sigue viviendo en la calle, en Pisco, la lentitud del Estado es desesperante. El Gobierno culpa al alcalde y al presidente regional de Ica. El burgomaestre afirma que solo le han dado S/.60 millones. Y como echando alcohol en las heridas, el alcalde de Pisco, apoyado por especialistas de Japón y Colombia que han visitado el sur, acaba de pronosticar que la reconstrucción podría demorar –agárrense- ¡hasta 15 años!

Por Dios, y eso que el Estado tiene cifras en azul como nunca antes. Y eso que el apoyo internacional no se hizo esperar. Y eso que los particulares (cantantes, ciudadanos de a pie, ongs) dijeron presente desde el primer día del desastre. Como andarían las cosas si las cifras macroeconómicas estuvieran en rojo! O sea que otra vez –y quizá como nunca antes- la responsabilidad de lo que llamamos Estado es clamorosa, y los responsables (“de hacer nada”) tienen nombre y apellido.

Mientras Crazy Horse se regodeaba con sus millones de celulares en su mensaje a la nación, no le dedicó ni una línea al tema de la reconstrucción de Pisco, desairando otra vez a más de 120 mil familias que sufren en carne viva la ineptitud gobiernista que –desde un primer momento- no respetó fatalidades, y donde la pendejada encontró nuevos escenarios para los mismos faenones (obstrucciones, sobrevaloraciones, coimas, etc.).

Según reciente informe de la Defensoría del Pueblo, en cuanto a colegios, en la región Ica sólo se ha atendido, hasta junio, al 23% de las instituciones educativas afectadas. En Nasca y Palpa se atendió a un número menor (alrededor del 9%). Respecto de los hospitales, la Defensoría dijo que no se han reconstruido los hospitales del Ministerio de Salud (MINSA), Hospital Regional de Ica, Hospital San Juan de Dios de Pisco, y Hospital San José de Chincha. (A partir de septiembre se iniciaría la reconstrucción del Hospital Regional de Ica). Y en lo que concierne a la situación de las comisarías, la Defensoría dijo que los 15 locales policiales de Ica no han sido reconstruidos totalmente y sugirió que la construcción en la comisaría de Pisco debe demolerse porque la obra se habría iniciado sin un estudio de suelos (¿?).

Como vemos, aquí no hay mala leche sino cifras y realidades contundentes que no se puden soslayar. Weber decía que un Estado moderno no pude funcionar sin burocracia, pues necesita ser administrado, “pero que si sus líneas de acción se entrecruzan, entonces se produce una especia de parálisis, y las cosas nunca puden terminarse en el tiempo previsto”. Y eso que Weber no conocía a los apristas.

Nuestra solidaridad con los hermanos del sur. Ojalá aprendamos la lección.
Aquí las notas que escribimos cuando el terremoto.
Aquí el recordado testimonio de Alex Trillo.
Y aquí un informe actual de Hildebrant Chávez.

0 comentarios: