lunes, 7 de septiembre de 2009

Un sombrero donde entremos todos

Luz María Helguero, responsable de la existencia de Trujillo di?, nos alcanza este artículo publicado en el diario que ella dirige EL TIEMPO, de Piura. Es importante recalcar, que actualmente hay diarios de circulación, que "recién", se han dado cuenta de la importante que es la opinión ciudadana. Pero también es importante recordar que ya otros medios impresos de circulación regional, lo vienen haciendo hace algún tiempo.
Trujillo di?


Luz Helguero
luzmariahelguero@yahoo.com
http://unsombrerodondeentremostodos.wordpress.com/

Paliando las censuras de García a través de sus amigos en los medios, encontré mientras tanto este camino, a ver si lo comentan en sus espacios, y los ciudadanos invaden los medios.
El suplemento Semana del Diario El Tiempo de Piura estrena nueva columna semanal de su directora Luz Maria Helguero donde se invita a los ciudadanos a escribir colectivamente lo que quieren los piuranos.
Aqui el texto
Desde que el Panel de Cambio Intergubernamental publicó sus estudios sobre el calentamiento global y sus impactos en la tierra –lo que le valió el Premio Nobel de la Paz 2007- y de lo que podría pasar a futuro si países y ciudadanos no tomamos las medidas necesarias para mitigar las consecuencias que este cambio climático tendrá en nuestro país y en nuestra región, imagino un comportamiento, una moda o como cada uno de quienes habitamos esta maravillosa región lo quiera llamar, para protegernos del sol.
Sí, no se imaginan mal, estoy hablando del sombrero. Sí, del que lo relacionamos con el trabajo en el campo o del que dio origen al patrimonio de uno de los grupos económicos cuya cabeza más visible –Dionisio Romero Seminario- acaba de ser reconocida como el segundo personaje más influyente en el país.
Pero no sólo hablo del sombrero que nos protege del sol ni del que ha permitido a un grupo económico sembrar la semilla de su futuro, sino de este diario que lleva con ustedes 93 años apostando por la verdad desde nuestra primera edición, tal como lo consignamos en su editorial “…un diario completamente ajeno a todo compromiso de bandera, sin más norte que hacer una labor sana y sin más inspiración que la de un servicio de informaciones imparcial y verídico”, y reafirmándola día a día tras 33433 ediciones.
Hace dos años, adelantándonos a lo que ahora están haciendo otros medios nacionales e internacionales, incorporamos la voz de los ciudadanos de a pie, esas voces a las que algunas veces nos cuesta llegar, pues demanda más tiempo y trabajo y porque son casi invisibles ya que no son ni autoridades elegidas ni representantes de gremios; son ciudadanos de a pie que diariamente con sus decisiones van construyendo la sociedad. Esas voces las recogimos a través del diario ciudadano Gua 3.0, un diario en formato digital nacido así hace ya dos años, que aparece en un banner en nuestra edición electrónica de El Tiempo y cuyas visitas han pasado el millón, desde su nacimiento.
El Tiempo -el decano de la prensa regional-, decidió entonces incorporar un diario ciudadano, porque considera que la realidad es una construcción colectiva y que sin puntos de vista diferentes al de nuestros accionistas, periodistas, personal administrativo ,y canillitas, no estamos dando a los ciudadanos la información que ellos necesitan para construir esta región de la que todos somos parte.
La confianza y la credibilidad expresadas por nuestros lectores a lo largo de estos 93 años nos dieron el soporte para sacar adelante el proyecto ciudadano, pues según un estudio solicitado por esta casa editora a la consultora Arellano y Marketing, los lectores nos reconocen como el diario que tiene los cinco atributos mas valorados de un periódico: dice la verdad, es claro, es serio, es directo y utiliza un lenguaje serio Hoy reafirmando una vez mas nuestro compromiso y respeto por la participación ciudadana, los volvemos a invitar ahora bajo el ala de un sombrero, a ser parte activa en la construcción de lo que queremos.
Y como piuranos que somos, pongo a su consideración una estrofa de la poesía “El Perú de la cabellera de Berenice” de Marco Martos, cuyo padre, Don Néstor Martos, fue colaborador nuestro.


No es este tu país
Porque conozcas sus linderos
Ni por el idioma común,
Ni por los nombres de los muertos,
Es este tu país
Porque si tuvieras que hacerlo,
Lo elegirías de nuevo
Para construir aquí
Todos tus sueños.


Los esperamos entonces para que seamos capaces de cobijar bajo el ala de nuestro gran sombrero, los sueños que los piuranos queremos construir. En este blog, que hace referencia al nombre de esta flamante columna, podrán dejar sus comentarios permitiendo que ustedes escriban conmigo, semana a semana.

0 comentarios: