martes, 28 de abril de 2009

Colegio secundario mayor (Guadalupe)

Por:León Trahtemberg

El presidente Alan García anunció esta semana la conversión del colegio Guadalupe en el Gran Colegio Mayor Secundario del Perú, del más alto nivel académico, al que ingresarían los 500 mejores alumnos de las unidades escolares de todo el país, para realizar estudios del tercer al quinto año de secundaria bajo un régimen de internado. No se conocen detalles así que especularé un poco.
1). Legalmente no está permitido discriminar con exámenes de ingreso a postulantes a la escuela pública usando criterios selectivos de procedencia o capacidad intelectual.
2). Legalmente no puede asumir la dirección escolar quien no tiene título pedagógico, por lo que quedan descartados los rectores universitarios. (Dicho sea de paso, haber sido rector universitario no significa que esté calificado para ser un buen director escolar. Sería mejor escoger entre directores exitosos en funciones).
3) Si se desea convocar a los mejores directores y profesores del país habría que generar un nuevo sistema de evaluación, porque el actualmente existente basado en pruebas de escritorio no detecta ni remotamente a los mejores profesores, cuya calidad docente se aprecia fundamentalmente por su desempeño en clase. 4). Por último, todas las evaluaciones sobre la educación peruana muestran que ésta no se encuentra en el sector público, siendo un importante obstáculo la imposibilidad de una buena gestión bajo la normatividad vigente para la escuela pública.
Sugiero entonces:
1). Establecer un régimen especial de educación gratuita bajo régimen de gestión privado. Es decir, que el concurso y contratación del director y los profesores, su evaluación, remuneración y eventual cambio se rija por los criterios de la gestión privada. Así mismo, dotarlo de similar autonomía a la de las entidades privadas para administrar el currículo, las adquisiciones de materiales y equipos, el mantenimiento y los servicios.
2). Crear un directorio de personalidades de reconocida solvencia y honestidad que hagan las veces de comisión directiva del colegio, que contrate y apoye al director que le rendiría cuentas, y que administre los fondos que anualmente se le asignen en base para ejecutar su presupuesto anual.
Gestar vanguardias es una buena idea para relanzar la educación peruana.

lunes, 27 de abril de 2009

CONGRESISTA HILARIA SUPA - DENUNCIA VIOLACIÓN DE SU PRIVACIDAD Y LAMENTA ACTITUD DE BURLA A INDIGENAS COMO ELLA

Esta Nota de prensa fue recibida el sabado 25 de abril via emaill
Nota de Prensa 20-CR-HSH - Oficina de Prensa Congresista Hilaria Supa: 01-3117510

La Congresista de la República Hilaria Supa Huamán, respondió indignada hoy al Diario Correo, sobre la violación de su privacidad mediante las fotografías a sus textos durante el Pleno de la semana pasada. Estoy pidiendo al Presidente del Congreso una acción de censura a este diario. Es preocupante la situación actual, pues ya no solo son los chuponeos telefónicos, ahora usan un súper lente u otro tipo de tecnología para espiar nuestras anotaciones y fotografiarlas y no solo eso sino para burlarse, señaló.
Esto debe ser sancionado, sale de los marcos de la libre expresión y de la libertad de prensa, de la cual soy respetuosa. Asimismo, el otro tema sobre la burla de su ortografía en español, dijo que ella ha declarado públicamente que aprendió a leer y escribir ya mayor y por ello dedica parte de su vida a buscar las mejoras en el acceso y por una mejor educación de las mujeres indígenas y rurales. Mi idioma materno es el quechua, recalcó.
La Congresista Hilaria Supa, recalcó que esta invasión de su privacidad es un intento de desprestigio "sobre mis posturas políticas y luchas de oposición al TLC con Estados Unidos, del TLC con Chile, de oposición a la Ley de Recursos Hídricos tal como está". Así como a las concesiones mineras en todo el país. Asimismo la defensa del patrimonio cultural de Cusco y la devolución de las riquezas ancestrales que se han llevado los españoles. Un tema fundamental en su vida ha sido la denuncia constante de las esterilizaciones forzadas durante el gobierno fujimorista. De otro lado está mi lucha por el reconocimiento del idioma quechua en el Congreso y en el país, así como todo lo referente a la no discriminación de ninguna forma en el país. Otro aspecto es de mi salud, pues tengo artritis deformante desde niña, SEÑALÓ Con esta canalla actitud el diario Correo, no sólo me ofende a mi, sino a todas las mujeres indígenas que se esfuerzan por aprender a leer y escribir.
Supa resaltó que contrariamente a la actitud de Correo, un consorcio de 25 instituciones dedicadas a la educación en el Perú agrupadas en la “Campaña Peruana por el Derecho a la educación” han publicado recientemente en el libro “La gran lectura” un testimonio de ella sobre su alfabetización y el mismo libro contiene el testimonio de Nelson Mandela y Paulo Coelho. Por ello nada acallará mi lucha por los derechos de las personas. Esto por supuesto el diario Correo no lo resaltará jamás, su papel queda claro “dañar a las personas” enfatizó.

viernes, 24 de abril de 2009

LA DISTANCIA ENTRE COQUITO E HILARITA

Por: Enrique Plasencia Calvanapón

Felizmente yo no aprendí a leer en ese famoso libreto llamado “Coquito”. Porque más que un librito era un libreto adaptado especialmente para nuestro papel de ciegos cultivados. Felizmente, éramos demasiado pobres como para permitirnos el lujo de un libro. Si no había hermanos o primos mayores, era imposible entrar al maravilloso mundo de la hipocresía.
Creo que los molinos de viento fueron más ilustrativos que los mimos de mamá o los mamemimomu sin imaginación de un esquema harto repetido en nuestra esencia repetitititiva.
Años después conocí a Coquito a través de mis sobrinos y de un librito que desapareció de mi biblioteca cuyo título era Cuesta arriba o cuesta abajo y que analizaba fríamente la influencia del dichoso libro y sus hermanos en la formación homofóbica, racista, fantasiosa y hasta estúpida de los iniciados en las primeras lecturas de la vida.
Recuerdo que alguna vez leí en una de esas cosas (felizmente, otra vez, no recuerdo en cuál) que el niño educado se levanta por la mañana, saluda a mamá y papá, toma una buena ducha, se cepilla los dientes, se pone su ropa bien lavada y planchada y se sienta a desayunar para ir feliz a la escuela, muy bien alimentado y amado.
Lo que no se dice, pero se supone y obliga es el hecho de hacer sentir a los niños que no tienen mamá o papá, a los que no tienen ducha y menos agua potable, a los que los cepillos y la pasta dental les sabe a gloria de golosina, a los que heredan en quinto reciclaje la ropa descolorida y agujereada de otros, a los que no tienen mesas y menos la seguridad de un pan o a los que la escuela ha expulsado por ser andrajosos, quechuablantes o serranos que nunca van a ser educados ni útiles ni nada. O sea, en buen español, Coquito, Pablito, Carlitos o Ricardito nos presentan sólo una opción: para ser niño bueno hay que olvidarse de Paulinita, de Amadorcito, de Mariacha o de Manuelcha porque esos no tienen familia, casa, ropa o comida. Millones de niños peruanos no podrán, nunca, adaptarse al papel principal que presenta el libreto y sólo deben contentarse con ser los extras de la película.
Entonces, en estos días, aparece la versión moderna de estos esperpentos a través de Aldito, que tiene su antagonista en Hilarita.
Una amiga entrañable me mencionó que ha sido positivo que alguien saque a luz la desgracia a la que estamos obligados. Pero me recalcó que sólo en el sentido de enrostrarnos lo que realmente tenemos.
Soy un firme seguidor de la corrección lingüística, aunque no un correcto practicante de la misma. En ese sentido me indigna que se destroce la ortografía. Sin embargo, no creo que una persona que tiene al quechua como su base lingüística esté obligada a escribir perfectamente en español. Pero, ¿a cuál de los personajes de nuestros libros “infantiles” nos estamos refiriendo cuando nos burlamos de ella? ¿Al niño bueno del libro o al niño que el libro convirtió en un expulsado del sistema?. La lógica del libreto nos manda que tratemos a la Supa como niña buena sin derecho a equivocarse. La realidad, sin embargo, nos fuerza a vernos en el espejo de la malformación casi congénita y nos impone la “obligación moral” de reírnos de ella porque talvez escriba “seámuslo siempre papay” o porque su vestimenta no encaja con la modernidad de los trajes de la niña más linda del congreso o con la formalidad de la dama más culta e impecable del hemiciclo.
Finalmente, me reto a mi mismo a escribir en quechua, aunque sea mal, la misma cantidad de palabras que esta señora congresista escribió mal en español. Eso sí, expongo que la escuela si llegó a mí y que en la universidad llevé un curso de un año de esta lengua, con una nota increíble considerando que ni siquiera recuerdo la traducción de la palabra tolerancia.
Me pregunto si el autor de “Aldito” podrá conseguir lo que yo no.
Corren las apuestas y, en serio, recomiendo a doña Hilaria Supa que no lea Coquito y que siga aprendiendo de la que pachamama es la mejor maestra de la vida y que no distingue entre el niño bueno y el niño malo.

jueves, 23 de abril de 2009

EXCELENCIA DE CALIDAD

Esta palabrita se escucha frecuentemente en el sector turismo, como un Rin tintín, como una campanita. Inclusive hay premiaciones, “certificados de Calidad”. Pero algo pasa, algo no está muy claro.
En una sociedad como la nuestra estructuralmente informal, en la que cada uno hace el negocio que quiere, como quiere y donde quiere. En esta sociedad en la que estamos viendo la forma de sacarle la vuelta a la ley y a la norma. (un claro ejemplo son las calles en las que no está permitido aparcar, y lo hacen hasta los guardianes del orden); piensan que es fácil poder llevarse su certificado así, sin mayor esfuerzo, o, lo que es peor “ no les interesa”, su único objetivo es ganar dinero con el mínimo esfuerzo, y sin tomar en cuenta el bienestar del cliente.
Sin embargo hay excepciones y es importante destacar tanto a las autoridades como a las empresas e instituciones que se esfuerzan por ser capacitados y mejorar día a día la calidad de sus servicios.
Una de estas excepciones es el alcalde de la Municipalidad Provincial de Virú, Roger Cruz, como autoridad de una de las provincias más beneficiadas con el boom economico de la agroindustria, y consciente que los servicios -en general- de ésta localidad son sumamente deficiente, está empeñado en dar a los propietarios de hoteles y restaurantes la capacitación adecuada tomando en cuenta el desarrollo turístico de la región, (como el “Festival de la Ciruela”, que se llevará a cabo desde el viernes 24 de Abril, hasta el domingo 26 inclusive). Por tal motivo el pasado lunes 20 de Abril en coordinación con la asociación COLIBRI, y auspiciados por el Municipio, se dictaron dos talleres a los propietarios de estos establecimientos: “Entrenamiento de Habilidades” y “Motivación para la calidad”, a cargo de los integrantes de la asociación, como el Lic. Marcelino Pangán y el Lic. Raúl Rivero Ayllón.
Por otra parte, Hoteles de Trujillo como: Paraíso, Vanini, Portada del Sol, Hostal Solari, e institutos como FORMATUR, están participando en el cuarto curso técnico de Certificado de Entrenamiento de Habilidades.
Si queremos ponernos a la vanguardia del turismo receptivo del norte, los agentes, servicios, - guías, empresas de taxis, transporte, hoteles entre muchos otros- turísticos, tienen que alcanzar los estándares de calidad exigidos. Igualmente la población en general, debe tomar una actitud cordial , considerando que la industria sin chimenea es la generadora de un gran número de empleos.

Trujillo di?

martes, 21 de abril de 2009

La guerra en el VRAE

Don Luis Jaime Cisneros, que duda cabe, es uno de los intelectuales más prestigiados de nuestro país, su vocación de docente, lo ha llevado a formar a innumerables profesionales. Por esto consideramos que es importante compartir su preocupación frente a los últimos acontecimientos que han estremecido al país, y que no debemos ni podemos ignorarlos. La historia ya nos ha demostrado que la indiferencia frente a los acontecimientos armados de las décadas del 80 y 90, llevaron a nuestro país a una gravísima situación, que nos hizo reaccionar sólo cuando en Lima tronaron las bombas. Actualmente la situación es difícil y quizás más grave, la unión del narcotráfico con el terrorismo, nos indica que debemos estar atentos y conscientes de lo que se está gestando en las entrañas de nuestra patria. No podemos permitir que ellos ganen la batalla. ( los subrayados en negríta son nuestros)

Por Luis Jaime Cisneros
Diario LA REPUBLICA (19/04/2009)

Entre las graves noticias surgidas del episodio reciente en el VRAE, me ha convocado a reflexión (y a honda preocupación) el dato de que la jefa del equipo responsable era una profesora. Un largo escalofrío me ha recorrido. Los muertos no han sido pocos, ciertamente. No puedo pasar por alto este hecho, porque me obligó a reconstruir cuánta responsabilidad ha cabido a los maestros en los veinte largos años de terror que hemos sufrido. No me interesa discutir ahora si se trata de rebrote esta situación, o si estamos ante ‘remanentes’.
¿Cuántos maestros siguen en su doble tarea en nuestras escuelas? ¿Cuando se afirma que el terrorismo ha sido derrotado, se alude a la tropa comprometida y armada, y se ignora a los encargados de mantener viva la llaga? Que estas cosas sucedan en zonas rurales obliga a pensar y repensar sobre nuestra realidad. Las FARC colombianas han redoblado su amenaza desde que se vieron ayudadas por el narcotráfico.
¿A qué me conducen estos hechos? A pensar si es que necesitamos reforzar la educación cívica en las escuelas. Esta lucha no es privativa de las fuerzas armadas sino de todos nosotros. Se lucha en el campo, es verdad. Y debe haber en el hogar clara certeza de que nuestros niños van a formarse en una escuela y no a recibir instrucción paramilitar ni apreciaciones ideológicas.
Y es que hay una responsabilidad que nos incumbe a todos como ciudadanos. En vez de discutir (con ánimo de descubrir y achacar responsabilidades) quién fue culpable de que muriera un soldado voluntario menor de edad, debemos reflexionar sobre el servicio militar. No me ha convencido esto en que quedó convertido el SMO. Debemos pensar quizás en dos tipos de servicios ciudadanos: el militar y el civil. El militar nos enrola en las fuerzas armadas a los 18 años, para servir y defender al país. El otro nos enrola para combatir al analfabetismo, especialmente en las zonas rurales y nos vincula con las dos grandes lenguas indígenas.
De este modo, el curso de Educación Cívica preparará a los estudiantes para servir al país y para explicarse así, con el ejemplo, por qué decimos que somos "soldados del porvenir".
Porque es verdad que debemos combatir al enemigo extranjero, si lo hubiere, con las armas. Y también es cierto que debemos combatir al analfabetismo, enemigo de la unidad nacional y de la democracia, con las aulas desde las cuales podamos entregar a cada ciudadano las armas del lenguaje y el conocimiento, que nos sirven para abrir caminos al porvenir.
Quiero insistir en el valor doblemente político de esta lucha. El lenguaje sirve para decir la verdad, y es verdad que es un instrumento del poder. Solo los alfabetos mandan. Y si es evidente que el lenguaje nos sirve para decir y propagar la verdad, cierto es también que el lenguaje no miente. Y cierto, asimismo, que hay otro lenguaje que quienes manejan el poder pueden usar para perder precisamente a quienes no han logrado alcanzar sus beneficios y para impedir que puedan usufructuarlo y alcanzar así el poder que el uso del propio lenguaje asegura.
La escuela tiene que alentarnos al respecto.
No solo debe esmerarse en conseguir que el alumno fervorosamente viva el lenguaje dentro de su experiencia social, sino que esté alerta para impedir que lo asedien la calumnia y la mentira, a fin de que pueda comprobarlo como un instrumento de cohesión que permite la integración de los miembros de una comunidad.
Si las emboscadas se dan de preferencia en zonas rurales, bilingües, pues nunca mejor que ahora para hacer que los estudiantes descubran la fuerza cohesionadora del lenguaje cuando se trata de asegurar la unión, defender la justicia y amar la libertad.
Si alguien preguntase por qué enfatizamos esta virtud del lenguaje, bastará con recordarle que Sendero Luminoso utilizó el lenguaje para instruir a los muchachos en el camino de la subversión. No se trata de que las escuelas se conviertan en baluartes contra nadie. Se trata solamente de que ayuden a los estudiantes a descubrir la virtud del lenguaje como arma indispensable para garantizar la unidad de todos nosotros. Después de todo, como en el cuartel, también en la escuela se aprende a defender a la patria.

lunes, 20 de abril de 2009

Libros Latinoamericanos para jóvenes estudiantes

Lo prometido es deuda. Siguiendo con nuestras actividades culturales y la fomentación de las mismas, les presentamos a continuación una pequeña entrevista al profesor Jorge Chávez Peralta, profesor de Lengua y Literatura en la Universidad César Vallejo. Chávez Peralta nos da un pequeño listado de libros de escritores latinoamericanos que deben ser leídos "sí o sí" por los estudiantes, desde el nivel secundario hasta los primeros añor de universidad.




viernes, 17 de abril de 2009

Reconocer Maestros que dejan huellas

Por: León Trahtemberg

Una situación muy difícil que enfrento como columnista es la que tiene que ver con las alusiones a los maestros. Por un lado, porque soy conciente de la enorme importancia que tiene que los maestros tengan una elevada autoestima, un alto reconocimiento social, gozar del aprecio de los padres y alumnos que confían en su capacidad para inducirlos al aprendizaje. Junto con ello, es imprescindible sincerar nuestra educación, colera en Latinoamerica; eliminar la complacencia con la mediocridad; replantear el modelo educativo peruano y dentro de él la formación, capacitación, evaluación de los docentes. Debemos contar con los mejores profesores, estimularlos, premiarlos, y remunerarlos cada vez mejor. Eso incluye tener el coraje de prescindir de aquellos que no están en condiciones de hacer un buen trabajo, por razones de personalidad, dedicación o salud mental, y que con sus deficiencias empañan la imagen pública de la profesión docente.
¿Sería iluso pensar que algún día sean los mismos maestros del sindicato docente los que aboguen por eso? ¿Qué se den cuenta que tener un título de maestro no alcanza para asegurar que los alumnos a su cargo aprendan? ¿Que tiene que haber garantías del buen desempeño en clase que de no cumplirse, debiera llevar a medidas que protejan a los alumnos?
Por eso es que no siento contradicción entre escribir columnas en las que hago mención a las serias deficiencias de algunos maestros, que deben ser corregidas a la brevedad, y a la vez promuevo cuanta actividad de reconocimiento público haya para los maestros de vocación. Aquellos que colocan su esfuerzo y pasión al servicio de sus alumnos, y que concientes de sus limitaciones hacen todo lo posible por superarse día a día con la honestidad de quien quiere el bien, pero necesita las herramientas para hacerlo.
Por ello hago un llamado a alumnos, padres, directores y colegas que inscriban a sus candidatos al gran premio “El Maestro que deja Huella” promovido por Interbank vía http://www.maestroquedejahuella.com.pe/
Un jurado impecable escogerá a 26 ganadores regionales y además uno nacional, que ganará una casa, un carro y una donación de 5,000 dólares para su colegio.

jueves, 16 de abril de 2009

LA DELGADA FLECHA ROJA

Por: Enrique Plasencia Calvanapon

El centro de Trujillo es ahora una cuestión de vida o muerte. A veces más de muerte que de vida.
Hace unos días nos estremeció la muerte de una ciudadana rumana a manos de un loco del volante que, en medio del alcohol, creyó ser dueño de la calle y condujo su vehículo hasta el centro de la tragedia.
Semanas atrás, un irresponsable chofer de micro mató a dos niños que caminaban tranquilamente por una calle por la que, se supone, no circula este tipo de vehículos.
De todas las calles de Trujillo, la que más me gusta ahora es el Jirón Pizarro. Por allí a veces me explayo caminando por en medio de la calle, aun considerando que estoy en el camino de un arma de doble filo. Porque de pronto aparecen vehículos “oficiales”, camiones repartidores, patrulleros y otros que toman la calle a pesar de ser una zona restringida para los motores.
Trabajo en el Jirón San Martín, justo frente al local de la Gobernación y ahí el panorama no es alentador. Hasta hace unos meses esta calle era una de las menos congestionadas. Hoy, no hay un minuto libre de vehículos dispuestos a arrasar con todo para llegar rápido a su destino.
No han sido pocas las veces en las que he tenido que esquivar, en la misma vereda, a motocicletas apuradas o automóviles estacionándose sobre la acera y en la misma zona rígida. Algunas veces he visto a personas toparse con los espejos o los parachoques de los autos.

Pero ahí no termina el peligro. Un día cualquiera, un claxon sonaba constantemente. Salí a ver qué sucedía y en una camioneta de lujo, un señor de unos 70 años había decidido pegar eternamente su mano en el comando de la bocina. Cuando le increpé su actitud me mandó hasta más allá de mi nacimiento. Como no soy de los que se queda atrás, le increpé con más fuerza. Bajó de su carro con todo desparpajo y empezó a amenazarme con un atropello o un balazo. Yo me retiré prudentemente pero escuché que luego apuñalaba a una mujer con el filoso cuchillo de su vocabulario: esta mujer era la que no hacía caso de los bocinazos.
Pero lo que más me preocupa en estos días es la flechita que se ha incorporado a los semáforos y de la que nunca me hablaron en la escuela. He preguntado a muchos de mis alumnos, sobrinos, amigos y hasta enemigos y a ninguno le han explicado algo sobre la bendita flecha que aparece al costado de la luz roja y que, hasta para mí que me precio de tener el sentido de la vista bien desarrollado, pasa desapercibida.
Me di cuenta de ella cuando un amigo taxista avanzó a pesar de la luz roja. Le dije que eso no estaba bien, pero amable y didácticamente me dijo que estaba en rojo sólo para los que volteaban a la izquierda, pero que la flechita indicaba que sigan nomás los que van de frente. O sea, si no tenemos un ojo de águila o muy buena suerte, podemos convertirnos en puré de huesos o bolsa de carne dispuesta a ser devorada por la fauna amarilla que es la que más abunda en nuestras calles.
En conclusión, estoy analizando seriamente la posibilidad de trabajar en mi casa y hacerlo todo ahí, a pesar de mi terror a los terremotos.

miércoles, 15 de abril de 2009

CONSERVEMOS NUESTRA NATURALEZA

BOSQUE CACHIL EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Peruanos y extranjeros se han unido a la cruzada de salvar “El único bosque montano tropical de los andes peruanos en peligro de extinción. una muestra de esta maravillosa reserva natural que da vida a unas 20,000 personas ,en la provincia Gran Chimú, Región la Libertad “, manifiestan integrantes de la ONG Puente, gran defensora juntamente con los moradores y los propietarios de la zona.

El Ministro del Ambiente Antonio Brack, ha manifestado reiteradamente que a través del Sistema de Evaluación y Fiscalización Ambiental (SINEFA), serán sancionados todos los sectores que infrinjan la legislación ambiental: Empresas privadas, municipios y gobiernos regionales. “Patriotismo significa cuidar nuestro entorno, no sólo venerar los símbolos patrios (…) y veo que la ciudadanía esta empezando a responder. En este caso concreto, los directamente involucrados han empezado una cruzada que todos los liberteños debemos apoyar.

Que el cuidado del ambiente, tan proclamado no solo a nivel nacional, sino internacional, no sea solo un saludo a la bandera. Defendamos nuestra reserva tropical. A continuación presentamos el video elaborado por la asociación PUENTe

Trujillo, 14 de abril de 2009

lunes, 13 de abril de 2009

MÓRROPE, EL SUEÑO SUSPENDIDO

La RUTA MOCHE, el destino turístico del norte, está siendo promocionado agresivamente por PROMPERU. Este circuito abarca dos regiones: La Libertad y Lambayeque. Sumándonos a esta propuesta, les presentamos un artículo testimonial del profesor y amigo Gerardo Cailloma, recogido de su blog: EL RINCÓN DE SCHULTZ.


Murrup, así la llaman. Al norte de Lambayeque, camino a Piura por Sechura, se encuentra esta pequeña ciudad que siempre despertó mi curiosidad por las fotos que alguna vez vi de sus antiguas iglesias, una al costado de la otra a la más bella usanza indígena con el esplendor del barroco en nuestro país.
Mórrope es una ciudad fea y abigarrada de nuestra desértica costa, con mujeres de largos cabellos que suelen recogerse para hacerse grandes trenzas para llevar canastos sobre su cabezas. Esta trenzas quedaban como nidos y en ellos depositaban grandes cestos desafiando la gravedad. Este domingo de gloria pude ver a muchas de estas mujeres endomingadas con sus cabellos sueltos que las hacía parecer a una gran cofradía capilar (envidia particular) que destacaban el negro de los mismos sobre los coloridos y brillantes vestidos que llevaban: habían asistido a una boda y el momento ameritaba ajuares.
Murrup es un pueblo de pescadores, agricultores y comerciantes; día domingo, día de feria.
Nuestro objetivo, felizmente, estaba abierto. Había ido hace 5 años ahí, pero estaba en reconstrucción. Hoy tuve suerte.
La iglesia mayor es de siglo XVIII, 1756 para ser más exactos. Tiene algunos altares laterales bellos, uno de ellos encofrados y con puertas para proteger a la imagen que acoge. Hay dos altares que han perdido todo su esplendor, espero que pronto haya buenas manos que puedan restaurar estas joyitas como lo han hecho con los altares de la Catedral de Lambayeque hace 5 años. Las paredes han sido repintadas y tienen detalles hermosos que a pesar del tiempo y el pentimento aún se pueden observar. El altar principal ya no existe y es reemplazado por un altar del siglo pasado de muy mal gusto.
Pero el plato de fondo ha tenido que esperar. Es la iglesia lateral, la que National Geographic popularizó en los 80 del siglo pasado. Una iglesia que ha servido como base para que el museo de Túcume haya sido construido, respetando los materiales y los hábitos de construcción de la zona. Con grandes troncos de algarrobo (el celador nos cuenta que no crecen algarrobos de esa robustez), las alas centrales y laterales han sido marcadas por dos hileras de estos sólidos troncos que tienen casi 400 años. Las lluvias y el tiempo exigieron la restauración y ésta llegó; por eso la primera vez que fui estaba en restauración. Pero las recientes lluvias han dañado la reciente propuesta, ya que el agua logró filtrar; felizmente el techo ha sido limpiado nuevamente y será restaurado con barro para ver nuevamente su esplendor.
La foto de la National la mostraba como el interior de una ballena, la leviatán de Jonás. Hoy hicimos la visita al interior, vimos su estructura; va a vivir por más siglos.

sábado, 11 de abril de 2009

FUJIMORI EN EL PARAISO

Presentamos un artículo del siempre polémico César Hildebrant, publicado en el diario “La Primera”, el pasado 4 de Abril. Consideramos que a pesar de ser un artículo bastante fuerte, nos hace reflexionar, recordar y sobre todo, ver el rol que nos toca como ciudadanos en un país democrático.

Escucho a Alberto Fujimori describir su paraíso de opio y compruebo que gente como él sólo puede prosperar en un país que tiene a un 40 por ciento de ciudadanos a los que les da lo mismo –lo dicen reiteradas encuestas- si los rige una democracia o una dictadura.

O sea que en el Perú hay un 40 por ciento de ciudadanos que casi aspiran a no ser ciudadanos y que quieren ser, a veces con fervor, vasallos tristes y alegres siervos de la gleba.

Detrás del fujimorismo está la capacidad de sumisión y la arrolladora ignorancia que lastiman el alma del Perú.

Escucho a Fujimori y me digo que si hubiera géiseres de cinismo sonarían como su voz.

Habla de coraje el hombre al que le temblaba la voz cuando se dirigió a buscar refugio en la embajada del Japón la noche del fallido golpe del general Salinas Sedó.

Habla de honor el hombre que emputeció a la Fuerza Armada, hizo del Congreso un chiquero, suprimió el orden constitucional, desconoció su firma y hasta su huella digital con tal de no pagarle una deuda a la madre de sus hijos.


Habla de orgullo de sí mismo el sujeto que quiso ser senador japonés para obtener la inmunidad que lo librara del alcance de la ley.

Habla de responsabilidad el hombre que llenó 45 maletas de videos, dinero y botines diversos, tomó el avión presidencial y pasó de Brunei a Tokio, donde pidió asilo y desde donde renunció por fax a la presidencia de la República.

Habla de amor por la patria el jefe de una banda que saqueó las cuentas del tesoro público por un valor que los más conservadores estiman en dos mil millones de dólares.

Habla del veredicto de la historia el sujeto que estaba pescando en Iquitos cuando la policía de la Dincote, sin ninguna ayuda de Montesinos, capturó a Abimael Guzmán, el hombre que huyó del país tras descubrirse cómo es que Montesinos compraba esos congresistas que hoy deben estar frotándose las manos.

Qué patético pobre diablo es Fujimori. Se atribuye todos los poderes para las cosas que salieron bien y se pinta como un presidente disminuido, desinformado e irresponsable cuando le mencionan los asesinatos que cometían los criminales a los que él felicitaba, ascendía y amnistiaba.

“Yo era comandante de la Fuerza Armada en el sentido en que un entrenador de fútbol comanda al equipo”, dijo ayer destilando la esencia de su legendaria cobardía.

O sea que debemos alabarlo por haber “comandado” las fuerzas armadas que derrotaron al senderismo, pero debemos exonerarlo de toda responsabilidad cuando esas mismas fuerzas armadas mataban ancianos, niños y mujeres en las alturas de Ayacucho.

Debemos agradecerle el haber sacado al país de la crisis económica en la que nos hundió Alan García –quien hizo tanto para que Fujimori lo sucediera-, pero tenemos que olvidar que con él todos los derechos del trabajador fueron abolidos, todo asomo de equidad fue perseguido, toda corrupción en el proceso de las privatizaciones fue posible.

Tenemos que decirle gracias por la paz con Ecuador –Tiwinza incluida, derechos de navegación ecuatorianos en ríos peruanos incluidos- pero no podemos recordarle su repugnante papel en la derrota peruana del Cenepa, cuando nuestros soldados carecían de logística, comunicaciones y, en muchos casos, de rancho y de zapatos.

Debemos ser gratos con su régimen porque “refundó el país” (Fujimori dixit), pero tenemos que olvidarnos de que quince de sus ministros o están presos o están con orden de captura por ladrones.

Debemos ser fujimoristas por las escuelas que sembró el Fonades, pero no debemos evocar la prensa inmunda que él creó para ensuciar a sus adversarios y, seguramente, “elevar el nivel cultural”.

Este demócrata que cerró el Congreso, este honrado que permitió la rapiña más grande de la que se tenga noticia, este ciudadano ejemplar que convirtió a un edecán en fiscal para entrar a robar maletas en la casa de Trinidad Becerra, este hombre decente que tuvo como socio a Montesinos, este estadista al que defienden sujetos como Saravá, este ángel que vivió entre alimañas, este hombre ejemplar que dio un golpe de Estado cuando su esposa, en un rapto de bendita locura, denunció los asaltos de la hermana Rosa y del cuñado Aritomi a la caja de Apenkai, este probo encubridor de Miyagusuku, esta vergüenza que grita lo que lee y juega con la voluntad de olvidar de los peruanos, este señor Fujimori, en suma, sigue siendo exactamente el mismo miserable que la miseria moral adora y hace suyo.

El secreto de Fujimori es que ha convertido en socialmente exitosos los peores vicios de la “peruanidad”: la crueldad en el tumulto, el cinismo como método y, sobre todo, la cobardía elevada a la categoría de función vital.

El triunfo de Keiko Fujimori, de darse, será el resumen vistoso de la tragicomedia nacional y una prueba de que hay países económicamente pujantes y moralmente inviables.

martes, 7 de abril de 2009

SE HIZO JUSTICIA

En un impecable proceso, que devuelve la confianza en la justicia peruana, el ingeniero Alberto Fujimori Fujimori, ex presidente constitucional del Perú (1900 a 2000), fue sentenciado a 25 años de prisión efectiva por los delitos contra los derechos humanos, perpetrados durante su gobierno.
“Los argumentos y razones en la que se sustenta la condena son toda una lección pedagógica y cívica que afirma el comportamiento democrático y civilizado, de respeto a la ciudadanía y a los Derechos Humanos, contrarios al autoritarismo, la intolerancia, el crimen y la corrupción perpetrados en formas abusivas de ejercer el poder del Estado”, manifestó el ex congresista César Barrera Bazán.
Este hecho marca un precedente no solo en el Perú, también en Latinoamérica y el mundo, es la primera vez que un ex presidente es llevado al banquillo de los acusados y sentenciado. “es un duro golpe a la impunidad y la corrupción y una clara advertencia a las tentaciones autoritarias y abusivas como formas de hacer política, a la falta de escrúpulos en el ejercicio de poder”, indicó Barreda.
Se cierra así un importante capítulo de nuestra historia republicana, las victimas han sido revindicadas, y se ha devuelto la esperanza, no solo a los familiares, también a un pueblo, hambriento de justicia, de equidad y de transparencia en las instituciones del estado.

Trujillo di?

lunes, 6 de abril de 2009

MUSEO DE LA MEMORIA, ¿PARA QUÉ?

El Gobierno del presidente García, ha dado un paso al costado y en un gesto en el que demuestra que la razón ha prevalecido a la pasión, ha formado una comisión que preside el escritor Mario Vargas Llosa; la que tendrá a su cargo la implementación del MUSEO DE LA MEMORIA. Lo que nos alegra, porque los peruanos tenemos derecho en a conocer nuestra historia, por muy cruda e infeliz que sea. Sólo reconociendo esos años de horror podremos llegar a reconciliarnos, a respetar a nuestros hermanos que la sufrieron y evitar que se cometan nuevos atropellos. Este es un paso que nos va acercar, a identificarnos como peruanos, a respetarnos y aceptarnos en nuestra diversidad.


Nuestro amigo y colaborador, el profesor Gerardo Cailloma, en su blog: elrincondeschultz. Explica la importancia de un MUSEO DE LA MEMORIA.

Hace aproximadamente un mes una amiga virtual, Meg, me escribía desde el país vasco donde reside en la actualidad sobre la idea e importancia de un museo. En esos momentos en nuestro país se hablaba de la postergación de un proyecto de edificar e implementar un museo, llamado de la Memoria, en el cual se mostraría los años de barbarie que nos tocó vivir a los peruanos durante casi tres lustros, desde los 80 hasta los mediados de los 90.
En los años 80 tuve oportunidad de visitar dos veces Israel, país en el que permanecí varios meses por motivo de trabajo. Por todos es conocido que esa nación cuenta con un museo dedicado a la memoria de los casi seis millones de personas que fueron exterminadas bajo el régimen nazi y sus seguidores. El museo es impactante, está hecho para recordar el Holocausto y muestra una serie de fotos de por sí locuaces y demoledoras. Los israelíes son conscientes de que este museo no es sólo para recordar sino para enseñar a su población y al mundo de lo que la humanidad puede ser capaz, que los descensos a los infiernos no sólo es para el que es torturado sino el que decide tomar ese camino que arrastra la esencia de lo humano hasta niveles más allá de lo animal. La museografía tiene un impacto en el visitante, que apunta hacia la vergüenza de la especie. YAD VASHEM, el museo de la vergüenza, tiene por objetivo educar directamente al intelecto, a la psique y al alma humanas para hacerles recordar de lo que puede hacer sin medir las consecuencias, ni analizar las acciones que puede uno ejecutar. Al mostrar las imágenes, la persona reacciona o puede tomar una actitud cínica de indeferencia (la cual algunos sombríos personajes de la política israelí han adoptado, pese a tener en casa los tristes ejemplos que hubieron sufrido su pueblo.
Uno ingresa a una sala pequeña sólo iluminada por algunas velas, cuyas luces que han sido refractadas por espejos, mientras voces en 4 lenguas (hebreo, alemán, francés e inglés) van recitando los nombres de los casi 200 mil niños que fueron masacrados en el Holocausto. En el lugar también se encuentra una sala especial en el que vemos llamas votivas perennes, rodeadas por figuras en estrella (Magem David); estas figuras recuerdan a los campos de concentración más importantes, como Dachau, Treblinka, Birkenau o Auschwitz, en los cuales fallecieron cientos de miles de judíos, gitanos, comunistas, religiosos, homosexuales, líderes de oposición o discapacitados físicos. Cuando vi. por primera vez este lúgubre lugar, recordé al maestro Brecht y su poesía de compromiso. Tras casi un par de horas de visita incómoda (no es agradable), salí con mucha rabia y pena.
Había leído sobre el tema, conocido sobrevivientes, visto filmes al respecto. Pero luego de esta dolorosa visita, lo humano te duele.
Sé que todas nuestras sociedades han cometido errores; algunos queremos negarlos para sentirnos bien en el cinismo. Pero también nos toca enfrentarnos sin temores a nuestros terribles demonios de la locura demencial que vivimos en esos años. Viví años duros en Lima y nos insensibilizamos para seguir viviendo; hacíamos chistes de los apagones, de las bombas. Todo nos resultaba remoto. Luego íbamos conociendo gente, exmilitares que habían estado en zona roja, venían con sus demonios; creo que uno queda marcado de por vida cuando uno ve la muerte violenta de otro, peor si uno la inflinge.
Lo que nos va a suceder es dar un gran paso para comenzar a entendernos más, para advertirnos que debemos estar atentos a lo que vivimos y entender nuestra sociedad para desarrollar la tolerancia y la justicia social y económica, que fueron los principales puntos flacos de los que adolece nuestra sociedad. Espero que el museo tenga esa intención educativa en nosotros para abrirnos los ojos de lo que algunos hicieron y lo que nosotros dejamos hacer. Es también un museo a la Responsabilidad, a mi compromiso como ser social.
Muchas cosas no nos van a gustar, pero es nuestra memoria.

viernes, 3 de abril de 2009

EL MUSEO DE CAO

Ha despertado gran entusiasmo la inauguración del Museo de Cao. No es para menos, una de las grandes falencias de nuestra región es la carencia de los mismos, tanto a nivel arqueológico, como colonial y republicano. La historia y riqueza cultural prehispánica descubierta y puesta en valor en los últimos años: Huaca de la luna, El brujo, entre otros; requería con urgencia estos espacios. Ni que decir de las colecciones privadas como la del señor José Casinelli Mazzei, parte pequeña de la misma, actualmente, se encuentra en un espacio cedido por la Municipalidad de Moche. Sus más de tres mil piezas de ceramios, ameritan un museo especial para que se luzcan en todo su esplendor y a su vez sea el testimonio de nuestro pasado cultural precolombino.

Por este motivo, el Museo de Cao, ha suscitado una gran alegría, y es un ejemplo de lo que se puede conseguir con la unión entre la empresa privada, el gobierno central, regional y local, así como con las Universidades. Su propuesta, adicional, de convertir al distrito de Magdalena de Cao en un centro turístico y artesanal, completa los objetivos que todo proyecto cultural y turísticos debe considerar : el beneficio que para los moradores debe tener el desarrollo del turismo en una zona. Esto lleva a la identificación más estrecha entre los pobladores y el Proyecto del Brujo, en este caso. Felicitamos la iniciativa, tanto de los benefactores, como de los técnicos, entre los que hay que dar un reconocimiento especial al arqueólogo Regulo franco, nos consta su trabajo, dedicación y perseverancia en sacar adelante este proyecto que incluya el desarrollo sostenido de la comunidad de Magdalena de Cao, así como de otras instituciones como Minka, quien ha tenido una participación decidida.

La leyenda de los moradores de la zona, de que la dinastía de los CAO, estuvo representada siempre por una pareja de gobernantes – por eso hay dos pueblos colindantes con el nombre de: Santiago de cao y Magdalena de Cao- quizás pronto se convierta en una realidad y el próximo descubrimiento será el de el, SEÑOR DE CAO.

Marcela García Guerrero
Directora