sábado, 2 de enero de 2010

EL 2010

Estamos a inicios del 2010, atrás quedaron las cábalas, el confeti, pitos y coloridos gorros. Atrás quedaron las predicciones así como el recuento de lo mejor y no tan bueno del 2009, las ofertas de fin de año, el baile y canto del presidente y de los ministros.
Volvemos a nuestra realidad, con mucho entusiasmo, confianza y fe de que se hará realidad el sueño de nuestro diario ciudadano no sólo de que cada día ingresen más amigos a nuestras páginas, se hará realidad el sueño de convertirlo en un instrumento de opinión y compromiso ciudadano con su región y país.
Trujillo di?, será el vocero de los que no tienen voz y también de los que la tienen; será el vigía de las promesas efectuadas por las actuales autoridades, a través de un plan de gobierno, destacando cuando trabajan en beneficio de la colectividad y también , señalando cuando pierden de vista su compromiso y caen en la tentación de pensar en las próximas elecciones, caen en la tentación de conservar el poder in eternum.
El 2010, para los peruanos es un año de campaña electoral, tanto para las elecciones regionales como para la contienda electoral del dos mil once. Los candidatos tendrán en este medio una tribuna abierta para difundir sus planes de gobierno, igualmente facilitaremos espacios de diálogo (Las Tertulias en LOS TALLANES) entre los candidatos y la ciudadanía. Estamos seguros de que este es el año en el que se irá consolidando el gran sueño que hemos iniciado hace más de 16 meses, un grupo de ciudadanos, el convertir a nuestra ciudad en el espacio que los trujillanos natos y los trujillanos por adopción desean para vivir. Es importante incluir a todos los representantes de diversos gremios, asociaciones, líderes sociales, entre muchos más, para en conjunto y de forma consensuada determinar cuales son las necesidades prioritarias de nuestra ciudad, para en conjunto actuar autoridades y ciudadanos, porque todos tenemos responsabilidades, pero también derechos.
Es hora de que el ciudadano de a pie, asume un rol activo en beneficio de su comunidad, es hora de que nos preguntemos ¿qué tipo de ciudad necesitamos construir donde nuestros hijos les guste vivir?, debe ser una ciudad en la que las futuras generaciones puedan sentirse orgullosas de su pasado, una ciudad en la que no exista ciudadanos de segunda, inclusiva, ordenada y segura.

Contamos contigo

Marcela García Guerrero

0 comentarios: