viernes, 5 de febrero de 2010

El REACOMODO POLITICO

Realmente es patético por decir lo menos, y da mucha tristeza, porque a pesar de tener ya varios años de vida democrática en nuestro país aún no se consolidan fuerzas y partidos políticos sólidos, con ideario y plan de gobierno coherente, que responda a las necesidades de nuestro país.
En estos últimos días estamos viendo un carnaval de transfuguismo, y no de militantes de agrupaciones o partidos jóvenes, son militantes de partidos tradicionales como el PPC. ¿Es mas importante el ocupar un cargo municipal, que el compromiso, la filosofía, y el ideario de una agrupación, libremente escogida? Parece que si, lo que actualmente interesa es el cargo, las ideologías y principios pasaron de modo, ahora “me voy con el que me garantiza el triunfo”.
Esto tiene que parar, si las autoridades o futuras autoridades, se venden al mejor postor, es señal de un resquebrajamiento total de la sociedad civil, si, lo digo con todas sus letras, porque los partidos políticos son organizaciones de la sociedad civil unidos por idearios, programa de trabajo y pensando en el bien común. Parece que esta premisa está olvidada, parece que actualmente se aspira a un cargo público, no para servir, no para que la ideología que predomina en su partido trabaje y conduzca al bienestar de la sociedad, ahora el interés es personal.
Si bien es cierto que en los partidos políticos hay crisis, como cualquier organización, esta se debe debatir en el interior de los mismos, y no necesariamente lleva a la renuncia de su filiación política. Actualmente las renuncias se dan estando cerca dos contiendas electorales. No podemos decir por lo tanto que se trata de debates ideológicos, es simplemente interés personal, individual, interés por el poder.
Es más, “La Ley n.º 28094, de Partidos Políticos, promulgada el 31 de octubre de 2003, regula la constitución, reconocimiento, funcionamiento y financiación de los partidos políticos en el Perú. Contiene una de las innovaciones más importantes y es la que tiene que ver con el establecimiento de mecanismos de democracia interna que lleven a los partidos políticos a la elección de sus dirigentes y candidatos a los procesos electorales a nivel nacional, regional y local. Para ello, la Ley propone un marco legal dirigido a garantizar estos procesos de elección democrática.” Es decir que existiendo normatividad para solucionar posibles conflictos internos, esta no se utiliza, es más cómodo renunciar.
Antes el transfuguismo se daba cuando estaban electos, como es el caso de los bien llamados Otorongos (aunque no son todos), actualmente la ansiedad empieza antes de la contienda, tal parece que nuestro país se ha convertido en un botín, en el que todos desean tener una partecita.
Es urgente hacer un llamado a las personas honestas, a los políticos que aún tienen ideología y principios, para que asuman el papel de maestros y formen a los jóvenes de nuestro país, hombres y mujeres, tanto en gestión gubernamental como en política, existe una generación ya perdida y el Perú, no se puede dar el lujo de seguir contemplando patéticas escenas como la que nos tienen acostumbrados nuestras autoridades, y las que pretenden serlo.
La responsabilidad es de todos, la sociedad civil tiene que asumir el rol que le toca, exigir programas de gobierno, exigir trayectoria de vida, en los candidatos, exigir transparencia y sobretodo “vigilar”, estar atentos. El Perú, necesita una sociedad sana, para que pueda producir hijos sanos.

Marcela García Guerrero
Directora

0 comentarios: