miércoles, 17 de marzo de 2010

La gestión pública descentralizada

Por: Julio Díaz Palacios
Columnistas de CNR


El proceso de descentralización ya está por el octavo año de su implementación. Pero ¿cuánto se ha avanzada en institucionalizar una gestión pública descentralizada eficiente, eficaz, transparente?. En criterio de muchos, muy poco.
Al respecto, el Poder Ejecutivo mediante Decreto Supremo No 047-2009-PCM, de julio pasado, ha normado el enfoque de gestión descentralizada como factor de garantía de la continuidad de la descentralización administrativa, es decir, de ejercicio de las competencias y funciones ya transferidas a los gobiernos regionales y locales.
Los componentes de este enfoque son tres: El ejercicio de las competencias y funciones, el seguimiento, fortalecimiento y mejoramiento continuo de la gestión descentralizada, y el monitoreo y evaluación concertada de las decisiones y acciones que se lleven a la práctica.

Complementariamente, se han establecido, para organizar y orientar esa gestión descentralizada, los lineamientos siguientes:
• Los gobiernos regionales y locales son responsables de las funciones transferidas, en el marco de las competencias compartidas.
• El ejercicio de competencias y funciones transferidas, debe implicar reformas en los roles de los tres ámbitos de gobierno, en sus relaciones, y arreglos institucionales, para mejorar de manera continua la prestación de bienes y servicios.
• El desarrollo de la gestión descentralizada debe considerar un cambio progresivo del enfoque sectorial de servicio público. Esto significa identificar, formular, implementar, evaluar y supervisar las fases de gestión técnica y administrativa de las funciones sectoriales.
• La gestión descentralizada requiere identificar los procesos de gestión compartida y la delimitación de los roles por niveles de gobierno.
• Los Ministerios establecerán las medidas necesarias para dar cumplimiento a su rol de rectoría, a través de las articulaciones intergubernamentales.
• En el mediano plazo, debe producirse una reforma de la prestación o ejecución de la producción de bienes y servicios públicos.
• El desarrollo de la gestión descentralizada se realiza a través de “comisiones intergubernamentales”.

En setiembre-octubre del 2009, se realizaron varios Talleres Macro regionales organizados por la Secretaria de Descentralización de la PCM, y en ellos se hizo evidente la presencia de varios problemas críticos en la gestión actual, así como en barreras serias para organizar un mejoramiento de la gestión pública a nivel regional y local.
La evaluación de qué está pasando a nivel su nacional con relación a cada uno de los lineamientos precedentes en esos eventos macro regionales y en otros espacios, está haciendo visibles los puntos críticos que deben ser enfrentados con prioridad ahora por las autoridades regionales y locales como también, más tarde, por los candidatos a asumir los cargos de representación política a escala regional y municipal.
Tres de estos problemas tienen que ver con las situaciones siguientes: Primero, en las burocracias ministeriales existe una cierta resistencia a descentralizar de las funciones; segundo, el proceso de transferencias de competencias y funciones, no ha sido acompañado con convicción y entusiasmo por las autoridades su nacionales; tercero, en autoridades y burocracias su nacionales no existe suficiente claridad del enorme grado de responsabilidad que deben asumir en la perspectiva de descentralización, ni menos sobre las reformas que deben ser impulsadas.
Estos problemas, a su vez, son un reflejo de otros de carácter estratégico, ausencia de un liderazgo político consistente en la conducción del proceso de descentralización, del hecho de que este no constituye la gran prioridad política del Gobierno, así como y del escaso esfuerzo que se ha hecho en materia de desarrollo de capacidades, información y comunicación.

0 comentarios: