viernes, 15 de octubre de 2010

CHILE VIBRA

Por: Marcela García Guerrero
Directora


Con su presidente al pie del cañón, el martes 13, por la noche, el mundo vibró, un silencio calo los huesos, porque cuando la emoción es tan intensa el silencio se impone y este se impuso en Atacama, en el desierto que rodea la mina San José, lugar en el que durante casi tres meses, 33 seres humanos, 33 mineros fueron enterrados vivos. Pocos momentos como este emocionaron al mundo, pocos momentos de un gran respeto por los que sufrieron con hidalguía un entierro que en otras circunstancias hubiera sido fatal.
Chile demostró al mundo lo que es capaz de hacer en situaciones difíciles, una vez más demostró su tesón e hidalguía. Sus autoridades no abandonaron a lo mineros, sus autoridades movilizaron cielo y tierra, para lograr esta gran hazaña, conseguida gracias a la tecnología y a la solidaridad. Piñera, su Presidente, estuvo como debe ser al lado de su pueblo, no descansó hasta que no salió el último de los cautivos. En declaraciones a la prensa manifestó “el cierre definitivo de esta mina y de todas aquellas que no tengan las garantías necesarias “. Esto es ser un gobernante para todos los ciudadanos, esto se llama pensar en la seguridad de la gente que lo eligió antes que en los intereses de unos cuantos inversores.
Chile ha dado al mundo una hermosa lección, durante más de 24 horas todos hemos seguido paso a paso, el rescate, y con alegría hemos podido contemplar el estado físico de los mineros, gracias a la ayuda de todo tipo, entre ellas la psicológica que se les hizo llegar, nuevamente gracias a los grandes avances tecnológicos y a la decisión y liderazgo de un gobierno que apostó por su gente, también a la calidad moral y entereza de esos trabajadores de mina que supieron mantenerse firmes, dándose apoyo mutuo. Chile y su gente son ahora un referente para todos los latinoamericanos y para el mundo entero,
Nuestra solidaridad y admiración por este pueblo que siempre ríe a pesar de las desgracias. Como bien dijo Piñera: “Las desgracias nos unen y fortalecen “(…) “hemos aprendido el valor de los sueños de los hombres despiertos”

0 comentarios: