lunes, 11 de octubre de 2010

¿QUE PASA EN TRUJILLO?

Por: Marcela García Guerrero
Directora Trujillo di?


Parece que una mano oculta está haciendo de las suyas. Por un lado, sin mediar un informe o comunicación a los moradores y comerciantes de las cuadras 6 y 7 del Jirón Pizarro, (nos imaginamos que aprovechando el feriado largo), la Municipalidad Provincial de Trujillo, ha comenzado las obras de peatonalización de ese jirón, tantas veces anunciado es cierto, pero nunca mostraron el mencionado proyecto, tal como se lo solicitaron las instituciones, comerciantes, y hace poco el Colegio de arquitectos, entre otras instituciones. Muy mal. El reelecto alcalde, que esta vez triunfó con menos porcentaje que hace cuatro años, debería haber aprendido que la participación de la comunidad es muy importante para una buena gestión, la ciudad es de todos, y debe responder a los intereses de la comunidad, es decir de los vecinos.
No estamos en contra de la peatonalización, pero consideramos que toda medida que atañe a la ciudad y sobretodo a su centro histórico debe ser consensuada, caso contrario seguimos cayendo en el autoritarismo del cual los ciudadanos ya están por decir lo menos hartos, basta ver los resultados electorales últimos. Una pregunta nos surge, ¿esta acción ha sido coordinada con el INC?.
Otra sorpresa que nos trae el lunes 11 de octubre es el vejamen que se está cometiendo en el Cementerio de Miraflores; hace pocos meses a través de un pronunciamiento más de mil ciudadanos se manifestaron al respecto, preocupados porque la Beneficencia tenía la intención de tumbar algunos pabellones y construir nuevos. Esta vez, no decimos que es obra de la Beneficencia Pública, pero sí, es su responsabilidad. Estas acciones de por sí producen ruidos, ¿no hay guardianes en el Cementerio? Al margen que es un atentado contra la propiedad y la dignidad de las familias y también de los fallecidos.
No podemos callar estos atropellos, es hora de que las autoridades asuman su rol como tal. Al Alcalde se le ha encomendado la Administración responsable de la ciudad, y toda obra tiene que contemplar el bien común y la calidad de vida de sus moradores. A la Doctora Pilco decirle que existen ciudadanos responsables que están dispuestos a apoyar las medidas respectivas que se tomen para preservar nuestro patrimonio histórico como es el Cementerio de Miraflores.

Foto 1: Diario La Industria

0 comentarios: