viernes, 17 de diciembre de 2010

MAESTROS CHILENOS: JALADOS EN MATEMÁTICAS

Por: León Trahtemberg
leon@trahtemberg.com http://www.trahtemberg.com/

Con frecuencia en el Perú se toma como ejemplo a Chile para muchos temas económicos, productivos y sociales como educación y salud. Sin duda tenemos mucho que aprender de varios de sus esquemas institucionales exitosos, pero no es el caso de sus enfoques y estrategias en la educación, ya que allá están casi tan rezagados como acá, según evidencian todas las evaluaciones nacionales e internacionales que se hacen, pese a que Chile ha invertido per cápita en educación casi 3 veces lo que nosotros. Chile vendría a ser el líder de la 3era división mundial, o si se quiere, del tercio inferior (junto con Uruguay). En ese tercio se encuentran todos los países latinoamericanos que participan en las mediciones internacionales globales (Chile, Uruguay, México, Colombia, Brasil, Argentina, Perú y Panamá. (Perú en las pruebas PISA 2009)
Veamos los hallazgos del Estudio sobre Desarrollo y Formación Docente en Matemáticas (TEDS-M) que fue diseñado y luego implementado entre el 2007 y 2008 por la International Association for the Evaluation of Educational Achievement (IEA) –la misma que hace las pruebas TIMSS-. Este reveló en sus resultados preliminares que una muestra de 1400 futuros maestros de baja secundaria de 34 instituciones superiores de Chile tuvo los resultados comparativos siguientes en cuanto a dominio de los temas de matemáticas: Taiwán 667, Rusia 594, Singapur 570, Polonia 540, Suiza 531, Alemania 519, EE.UU. privados 512, EE.UU públicos 505, Malasia 493, Tailandia 479, Omán 472, Noruega 444, Filipinas 442, Botswana 441, Georgia 424 y Chile 354. Algo parecido ocurrió con el ranking del dominio de la pedagogía de las matemáticas.
Sin embargo lo que sí podríamos aprender de Chile, es que a diferencia del Perú, allá ocurren tres cosas importantes: una, participan en cuanta prueba internacional pueden para compararse y sacar conclusiones y medidas correctivas a partir de esas comparaciones. Dos, cada vez que se publican resultados hay coberturas de primera plana y fuertes debates públicos sobre el tema que moviliza a todos los medios y la sociedad. Tres, los gobiernos se comprometen a aumentar los recursos y esfuerzos dedicados a hacer de la educación chilena una educación competitiva a nivel mundial. Tomará un tiempo, descubrirán ineficacias, pero corregirán y llegarán a la meta.
En cambio en el Perú los gobernantes se complacen triunfalistamente con avances insignificantes, los convierten engañosamente en activos electorales, sin apostar seriamente por la educación y sin movilizar la presión política al interior del gobierno para aumentar los proyectos innovadores, presupuestos estatales y los incentivos a los privados en favor de la educación.
Tomará un tiempo más descubrir que así no llegaremos muy lejos, y que quienes demandamos del gobierno cambios sustantivos en su poca eficaz política educativa, no estamos inventando realidades sino expresando una genuina vocación por convertir la educación peruana en un motor para el desarrollo económico y social del país.

0 comentarios: