sábado, 27 de febrero de 2010

Huancayo refleja al país

Por: León Trahtemberg
http://www.trahtemberg.com/

Los días 15 y 16 de febrero dí conferencias a 3,000 docentes de Huancayo, sobre los retos para la docencia en el siglo XXI, convocado por la UGEL Huancayo en el coliseo del colegio La Salle. En situaciones tan masivas como éstas suelo pedir a los profesores que me hagan llegar sus preguntas por escrito. Como me llegan centenares, éstas me sirven como una encuesta indirecta para conocer sus visiones y dificultades.
En esta ocasión se han repetido sus comentarios casi como un calco respecto a otras similares:
1) Una marcada preocupación por la evaluación que hace el Ministerio de Educación para el ingreso a la Carrera Publica Magisterial, que es percibida como inadecuada y además corrupta (venta de pruebas y claves a los allegados del gobierno; manipulación de resultados en la 2da etapa; maniobras de los directores para favorecer a sus favoritos
-coimas de por medio-). No hay confianza en el Ministerio de Educación.
2) La percepción de que el Nuevo Diseño Curricular es una camisa de fuerza inflexible que hace imposible hacer un buen trabajo con los alumnos diversos que tienen a su cargo. En vez de hacer poco pero bien, los obligan a avanzar aunque los alumnos no aprendan nada.
3) La percepción negativa del director y de algunos funcionarios de las UGEL encargados de los temas magisteriales (no necesariamente los directores; varios son reconocidos como bien intencionados). Por un lado, vistos como quienes se prestan a maniobras ilícitas, y por otro lado, como fieles sargentos ministeriales que impiden cualquier modificación que los profesores quisieran hacer al aplicar el currículo intentando ser más creativos y llegar mejor a los alumnos.
4) El total desamparo de respaldo para innovar. La consigna parecería ser “limítate a hacer lo que está establecido", como si fueran obreros de la educación.
5) Capacitaciones ministeriales insulsas e irrelevantes (“pérdidas de tiempo”).
En suma, al lado de maestros frustrados, he encontrado otros aún motivados, con ganas de aprender y mejorar su trabajo, pero totalmente desamparados, sin acceso a nadie capaz de resolver sus problemas básicos. Sienten que la administración aprista no fue una buena opción de gobierno.

jueves, 25 de febrero de 2010

La Amazonía en remate

Autor: César Lévano
Director diario La Primera

Nuestro diario (La Primera) denunció ayer que el Ejecutivo ha presentado, con carácter de urgencia, un proyecto que autorizaría “desplazamientos internos”, es decir, desalojos, “a causa de proyectos de desarrollo en gran escala justificados por un interés público superior o primordial”.

Esto indica que el presidente Alan García persiste, a pesar del baguazo, en la idea de echar de sus tierras a los nativos amazónicos.

García escribió la serie “El síndrome del perro del hortelano” precisamente para justificar por adelantado el despojo que ahora quiere encubrir con el manto de una ley. Lo prevenimos desde el primer momento.

En la entrevista al economista suizo Peter Koenig que publicamos el domingo 21, el autorizado economista suizo había dicho:

“Él (García) quiere permitir concesiones a corporaciones de hidrocarburos, como el petróleo, para que puedan realizar exploraciones y, finalmente, extracciones de gas y petróleo, para beneficio de las transnacionales y la elite peruana. Eso sacaría a los indígenas de sus tierras y sus tradiciones”.

Hugo Cabieses ha puesto el dedo en la llaga al declarar que si se aprueba el proyecto sería inconstitucional, puesto que no ha sido sometido a consulta previa con los nativos, conforme obliga el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el cual tiene carácter vinculante y forma parte del derecho nacional.

La iniciativa del Ejecutivo tiene nombre propio. Busca facilitar la construcción de hidroeléctricas en que Brasil tiene interés. Pero ocurre que Brasil ha establecido medidas severas en contra de la deforestación de la selva amazónica y en defensa de las poblaciones nativas.

En la Argentina, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel acaba de proponer la creación de una Corte Penal Internacional del Medio Ambiente que castigue a los responsables de desastres ambientales.

“Desde el punto de vista jurídico, las consecuencias de estos daños podrían ser juzgadas como crímenes contra la humanidad”, ha declarado Pérez Esquivel.

El doctor Daniel Sabsay, presidente de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, de Argentina, ha explicado al diario La Nación de Buenos Aires: “No olvidemos que en la actualidad el único tribunal internacional que tiene competencia en materia ambiental es la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Pero se trata de un tema más dentro de una amplísima competencia que la CIJ aborda”.

Sabsay considera por eso que la idea de Pérez Esquivel es buena, y la Corte que propone marcaría un hito en la defensa del medio ambiente.

En el caso del Perú, el texto sobre el perro del hortelano y el flamante proyecto podrían servir como prueba de que el crimen ambiental del doctor García (daños a la naturaleza y destrucción de ecosistemas) fue fríamente calculado.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Cada vez hay más consenso: Urge reforma judicial

Editorial del diario El Comercio
Miércoles 24 de febrero de 2010

La administración de justicia parece ir de tumbo en tumbo en las últimas semanas, con gravísimos escándalos de interferencias externas y corrupción, lo que ha llevado a los máximos representantes del Poder Judicial y de la sociedad civil a exigir no solo investigar y sancionar las escandalosas irregularidades sino también hacer reformas drásticas de todo el sistema.
A las indignantes denuncias en torno al Consejo Nacional de la Magistratura —con un consejero acusado de haber pedido “favores económicos” a un magistrado para ayudarlo a alcanzar una plaza y la inclusión como evaluador de un fiscal destituido y denunciado penalmentese suma ahora otra que involucra al representante de los colegios de abogados ante el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial.
Según se ha dado a conocer en un programa televisivo, el abogado Hugo Salas se jacta de influenciar en los altos órganos judiciales como la Corte Suprema y el Consejo Nacional de la Magistratura. Y, si bien posteriormente ha reconocido su grave exceso, ni ha renunciado, ni la junta de decanos de los abogados ha tomado, hasta ahora, una medida sancionadora concreta, lo que sigue dejando una estela de duda e impunidad respecto de la voluntad de autorregulación de los órganos que integran el sistema de administración de justicia.
El riesgo mayor es el debilitamiento de la seguridad jurídica y la institucionalidad democrática, que podría ahondar aun más la desconfianza de los ciudadanos en sus jueces y fiscales, así como poner en riesgo el ambicioso proyecto de desarrollo económico e inclusión social en que estamos embarcados como país. ¿Quién querrá invertir y exigir sus derechos sin reglas de juego claras y sin un sistema que garantice jueces probos y el debido proceso?
Según el presidente del Poder Judicial, Javier Villa Stein, la mayor parte de la crisis judicial se origina en las fallas del CNM, encargado de proveer, ratificar y sancionar a los jueces.
Los hechos últimos así lo confirmarían, lo que debe llevar a una inmediata coordinación entre la judicatura y el Congreso para evaluar la situación y tomar medidas que hagan más eficientes e imparciales estos procesos y los blinden de maniobras de interferencia, cooptación, mediatización o corrupción.
Para ello tiene que ponerse en salmuera el excesivo secretismo, que deviene en arbitrariedad, con que actúa el CNM, para avanzar a hacer de la transparencia la regla y no la excepción. A propósito de sus integrantes, los colegios profesionales tienen que hacer un severo esfuerzo de autocrítica, para asumir su grave responsabilidad por la cuestionable selección y calidad ética y profesional de algunos representantes que envían al CNM o al Consejo Ejecutivo del Poder Judicial.
Sin embargo, el CNM no es el único problema. Hay otros, que deben ser reconocidos por las máximas autoridades judiciales, que van desde la excesiva duración de los procesos (que deriva en miles de presos sin sentencia, por mencionar solo una de las graves consecuencias), hasta la corrupción y la sobrecarga procesal, pasando por la carencia de filtros para evitar y castigar denuncias falsas e infundadas.
Con el mismo celo debe abordarse también la excesiva dependencia de magistrados provisionales y suplentes, así como la revisión del sistema para convertir la Corte Suprema en una instancia de casación con menos sobrecarga.
Como lo hemos señalado antes, el Poder Judicial no pertenece a los jueces y fiscales, sino a todos los peruanos que, con justificada indignación e impaciencia, seguimos a la espera de que este se recomponga y se ajuste a su razón de ser: aplicar justicia de modo objetivo y oportuno.
Es evidente, a raíz de los escándalos sin sanción, que todas estas reformas implican, necesariamente, cambios legislativos que ameritan la intervención del Congreso para devolverle prestigio e idoneidad a la función jurisdiccional.

martes, 23 de febrero de 2010

Salem 487, Vallejo y los telegramas de Antenor

Les reitero que la Universidad Privada Antenor Orrego de Trujillo (UPAO) me ha invitado a dar una conferencia al inicio de su año académico el 26 de marzo. Todos ustedes están invitados a ella. En este texto, tomado de mi novela “Vallejo en los infiernos”, se recuerda un detalle muy importante del viaje del poeta a París.

Por: Eduardo González Viaña
egonzalezviana@yahoo.com
http://www.elcorreodesalem.com/

En alta mar, Vallejo sacó de uno de sus bolsillos para leerlos de nuevo los urgentes telegramas de Antenor Orrego. Su generoso amigo lo había urgido a aceptar la invitación que él y Julio Gálvez Orrego le hacían para viajar a Francia.
TU VIAJE A PARIS RESUELTO STOP JULIO LOGRO CAMBIAR MI NOMBRE POR TUYO
STOP HAZ MALETAS HERMANO STOP ANTENOR
A ese telegrama, había respondido César con una tajante negativa. Pero Orrego insistió:
URGENTE CESAR STOP VIAJA CON JULIO STOP YA ME TOCARA STOP NOS VEMOS EN PARIS STOP NO OLVIDES JUICIO REABIERTO STOP ANTENOR
El último decía solamente:
EN PARIS ESPERATE DESTINO STOP PERU LA CARCEL STOP ANTENOR
Vallejo se había resistido a aceptar el sacrificio del filósofo, pero después de dos telegramas, el tercero apelaba a la razón más temible. El juicio había sido reabierto, y se le estaba notificando a presentarse ante el juzgado de Trujillo con apercibimiento de detención.
Cuando se dio cuenta de que la cárcel tenía otra vez la boca abierta para él, aceptó.
Salir del Perú era escapar de los infiernos. En alta mar, aspiró largamente como si quisiera alimentarse de libertad. Después, dobló otra vez los telegramas y los metió dentro de un único sobre. Dirigió la mirada al horizonte, y descubrió que el cielo se había tornado inmenso y emitía destellos de un azul obstinado.
Apenas se disipó la densa niebla, comenzaron a acercarse a las islas de Lobos de Afuera. Desde ellas, parecía salir unas voces fragantes que se confundían con los golpes y fragores del oleaje.
-Es un canto de sirenas _le explicó alguien a su lado. Vallejo lo miró de reojo. Sólo pudo notar que estaba vestido de blanco. El hombre agregó:
-Eso es lo que dicen los marinos.
El “Oroya” aceleró y se puso lejos del alcance de las sirenas que se desgañitaban llamando a los tripulantes.
El “Oroya” había salido del Callao hacia Francia el 17 de junio de 1923. El filósofo era dueño de un pasaje, pero había preferido transferírselo al poeta.
En vez de la frialdad de la crítica limeña o el infierno carcelario de Trujillo, César viajaba hacia su destino. Orrego nunca más pudo hacer el soñado viaje. En el Perú, habría de sufrir casi dos décadas de prisión por su amor a la justicia social. Sin saberlo, César Vallejo y Antenor Orrego habían intercambiado sus destinos, o acaso sus almas…

lunes, 22 de febrero de 2010

Voluntariado: Big Brothers, Big Sisters

Por: León Trahtemberg
http://www.trahtemberg.com/

La resiliencia es la capacidad que tienen las personas –desde muy pequeñas- de tener éxito sin verse seriamente afectadas por circunstancias traumáticas que les ocurren en la vida. Su estudio se nutrió de los trabajos de Emmy Werner y Ruth Smith que dedicaron 45 años de su vida para monitorear 698 niños y niñas de la isla Kauai (Hawai) desde 1955 hasta el año 2000. Los evaluaron antes de nacer, al nacer, al primer año, luego al 2, 10, 18, 32 y 40 año de vida (a los 489 que quedaban).

Definieron el éxito en la vida con 6 indicadores evaluables: logros satisfactorios en los estudios o actividad laboral; relación de pareja estable sin grandes conflictos; buen vínculo padres-hijos sin maltratos ni abusos; escaso conflicto con sus padres y familiares cercanos; cuenta con buenos amigos a los que da soporte si lo requieren. No tiene antecedentes criminales; se ve a sí mismo satisfecho de la vida, no tiene problemas de consumo de alcohol ni drogas ni tiene antecedentes de desórdenes psiquiátricos.

Al analizar los factores que contribuyen a formar personalidades resilientes, el más decisivo fue tener al menos un fuerte vínculo con uno de sus familiares cercanos, que no tenía que ser el padre o la madre; podía ser un abuelo, tío otro familiar o figura de autoridad cercana. La importancia vital de este vínculo ha sido detectado cientos de veces en diversos estudios sobre niños y jóvenes con o sin desórdenes de conducta, criados en ambientes en los que tienen todas las condiciones en su contra para una buena crianza. Aún así, unos salen adelante y otros no.

Según Cedro (http://www.cedro.org.pe/lugar/articulos/resiliencia.htm) los ambientes que favorecen la resiliencia son aquellos en los que hay:

a) Presencia de adultos accesibles, responsables y atentos a las necesidades de niños y jóvenes. Pueden ser padres, tíos, abuelos, maestros u otras personas que muestren empatía, capacidad de escucha y actitud cálida. Además es importante que expresen su apoyo de manera que favorezca en los niños y jóvenes un sentimiento de seguridad y confianza en sí mismos.
b) Existencia de expectativas altas y apropiadas a su edad, comunicadas de manera consistente, con claridad y firmeza, que le proporcionen metas significativas, lo fortalezcan y promueven su autonomía, y le ofrezcan oportunidades de desarrollo.
c) Apertura de oportunidades de participación: los adultos protectores son modelo de competencia social en la solución de problemas, pudiendo proporcionar oportunidades para que los niños y adolescentes participen y en conjunto, aprendan de los errores y contribuyan al bienestar de los otros, como parte de un equipo solidario y participativo.

La construcción de la resiliencia en la escuela implica trabajar para introducir los siguientes seis factores (Henderson y Milstein, 2003 en http://www.elpsicoanalisis.org.ar/numero1/resiliencia1.htm)

1. Brindar afecto y apoyo proporcionando respaldo y aliento incondicionales, como base y sostén del éxito académico. Siempre debe haber un “adulto significativo” en la escuela dispuesto a “dar la mano” que necesitan los alumnos para su desarrollo educativo y su contención afectiva.
2. Establecer y transmitir expectativas elevadas y realistas para que actúen como motivadores eficaces, adoptando la filosofía de que “todos los alumnos pueden tener éxito”.
3. Brindar oportunidades de participación significativa en la resolución de problemas, fijación de metas, planificación, toma de decisiones (esto vale para los docentes, los alumnos y, eventualmente, para los padres). Que el aprendizaje se vuelva más "práctico", el currículo sea más "pertinente" y "atento al mundo real". Deben poder aparecer las “fortalezas” o destrezas de cada uno.
4. Enriquecer los vínculos pro-sociales con un sentido de comunidad educativa. Buscar una conexión familia-escuela positiva.
5. Es necesario brindar capacitación al personal sobre estrategias y políticas de aula que trasciendan la idea de la disciplina como un fin en sí mismo. Al participar profesores, alumnos y padres, se logra fijar normas y límites claros y consensuados.
6. Enseñar "habilidades para la vida": cooperación, resolución de conflictos, destrezas comunicativas, habilidad para resolver problemas y tomar decisiones, etcétera. Esto sólo ocurre cuando el proceso de aprendizaje está fundado en la actividad conjunta y cooperativa de los estudiantes y los docentes.

Todos estos hallazgos constituyen una buena noticia para maestros y tutores escolares, que pueden convertirse en alimentadores de la resiliencia de los niños. Ha sido usado por iniciativas como “Big Brothers Big Sisters”, que es la organización de tutoría personalizada voluntaria a niños por parte de jóvenes profesionales más antigua, grande y eficaz en los Estados Unidos. Diversas investigaciones muestran que Big Brothers-Big Sisters ayuda a los jóvenes a tener más autoestima, confianza en su desarrollo escolar, llevarse mejor con sus amigos y familiares. Son menos propensos al uso de drogas y bebidas alcohólicas, a faltar a clases, o a cometer actos violentos.

En pocas palabras “les salvan la vida”

sábado, 20 de febrero de 2010

Punta y base

Por: Pedro Francke Ballve
Fuente: Coordinadora Nacional de Radio


No hay problema más importante para el desarrollo económico nacional que la difícil combinación entre el crecimiento de los sectores de punta de la economía nacional y el progreso de la enorme base de peruanos empobrecidos que se refugia obligadamente en su pequeña chacra o negocio ambulante.

Para el gobierno y la derecha, hay que atraer a los grandes capitales para que ellos arrastren al resto de la población. Según ellos, toda la iniciativa corresponde exclusivamente a los inversionistas. Este enfoque, predominante en nuestra vida republicana, no ha logrado incorporar a la mayoría de peruanos a un empleo digno y una vida decente. La pobreza casi no se ha reducido en la última década y persiste una enorme desigualdad, con una minoría privilegiada y un estado sin recursos para cumplir su función, que desemboca en conflictos sociales, inseguridad e inestabilidad.

Una propuesta de desarrollo nacional tiene que ser incluyente de las mayorías. La cuestión no es que “chorree”, concepto según el cual hay un crecimiento económico concentrado en pocos, mientras la mayoría debe esperar a que le caigan gotas de mejora social en mayor o menor cantidad. Lo que debe buscarse es que el desarrollo sea de todos, también y sobretodo de los campesinos, los pequeños empresarios de la ciudad y del campo, y de los trabajadores. Estos sectores también tienen potencial económico, pueden producir más y mejorar sus negocios, y con un apoyo inteligente del estado pueden lograrlo más rápidamente.

El gobierno y la derecha piensan también que el crecimiento económico lo determina todo y subordina lo social. No es así. Siendo cierto que el crecimiento económico promueve el desarrollo social, este tiene también su propia dinámica. En el mundo, países del mismo nivel económico tienen esperanzas de vida que se diferencian hasta en ¡20 años! Una visión integrada de desarrollo económico y desarrollo social es fundamental.

Una propuesta de desarrollo alternativo no puede ignorar, sin duda, la necesidad de que se incrementen las inversiones de gran volumen, que generan empleo, aportan al fisco, traen divisas y promueven la modernización. Pero a eso hjay que añadir también las pequeñas inversiones, y hay que tener en claro que lo que queremos como sociedad no es maximizar inversiones sino aumentar el bienestar. Atraer grandes capitales al país es importante, pero debemos lograr que aporten lo más posible al desarrollo nacional: que paguen impuestos, que generen masivamente empleo, que transfieran tecnología, que se alíen y trabajen con los pequeños productores, que no dañen el medio ambiente ni acogoten a los campesinos.

La gran decisión política que debemos tomar los peruanos en las elecciones próximas es si queremos un gobierno que favorezca el desarrollo económico y social de las mayorías nacionales, de los pequeños empresarios, los campesinos y los trabajadores, o si se seguirá concentrando en grandes empresas trasnacionales los beneficios de la explotación de nuestros recursos naturales y nuestro trabajo. El gobierno debe preocuparse por la base y no sólo por la punta.

viernes, 19 de febrero de 2010

OH BELLA CIAO

Por: Gustavo Benites Jara
gusbeja7@yahoo.es

Bellísima canción tradicional italiana, transformada por los partisanos, aquellos que resistieron admirablemente la invasión nazi y lucharon contra el fascismo, en un himno a la libertad, al amor, a la vida. Porque Italia, la patria de Dante, de Miguel Ángel, de Leonardo da Vinci, de Maquiavelo, de Gramsci, no sólo era Mussolini, ni las camisas negras, ni la noche oscura del fascismo, ni es sólo Berlusconi, sino era y es un pueblo que siempre ha amado la vida plena y libre.
Desde que los patriotas italianos lucharon contra los invasores nazis, la canción ha sido interpretada en todo lugar en que se combatiera por la libertad. Fue cantada en la resistencia chilena contra Pinochet; en el Perú por los combatientes del MIR, por los trabajadores, los campesinos y los maestros, en las inolvidables manifestaciones de los años sesenta y setenta; en Bolivia fue coreada por los obreros, los campesinos, los mineros, en su lucha contra las sucesivas tiranías en el hermano país y contra el voraz neoliberalismo de Sánchez de Lozada, “si yo caigo en la montaña, cava una fosa en la montaña, bajo la sombra de una flor, así la gente cuando la vea dirá, que bella flor!”; en Nicaragua fue dicha contra Somoza, el carnicero, “será la flor de un guerrillero, muerto por la libertad!”; en Cuba, por los combatientes de Sierra Maestra, contra Batista, el mimado de los yanquis; en El Salvador, en Guatemala, en Haití, en el Vietnam heroico del legendario Ho Chi Minh, “esta mañana me he levantado y he descubierto al invasor, oh bella ciao”, y durante veinte años combatieron al maniaco compulsivo invasor norteamericano y lo derrotaron; fue cantada en todos los países de América Latina, oh bella ciao, en el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional de México, en el 94, apenas el corrupto Salinas de Gortari anunció que México entraba a formar parte del primer mundo, engolosinado por el Tratado de Libre Comercio; fue coreada en el 68 francés, cuando millones de estudiantes dieron una lección de coraje y dignidad y paralizaron a la orgullosa Francia de De Gaulle.
Miles de grupos y solistas la han cantado en salas de barrio, en palacios, en grandes conciertos, en multitudinarias manifestaciones, en teatros sofisticados, en las calles, en los parques. Oh bella chiao, oh bella muchacha, adiós, adiós, junto a canciones inolvidables como Venceremos, el Pueblo Unido Jamás será vencido, La muralla, Hasta siempre comandante (del legendario Carlos Puebla), o te Recuerdo Amanda o a Desalambrar de Víctor Jara (asesinado por los fascistas chilenos), Que la tortilla se vuelva, el Turururu de la revolución española, o las canciones Que dirá el Santo Padre y los Pueblos Americanos de Violeta Parra. Y luego, cómo olvidar las voces de Mercedes Sosa (Gracias a la vida), de Atahualpa Yupanqui (El arriero), de Alí Primera (Madre, déjame luchar), de Piero (Los Americanos) o las irrepetibles melodías de Quilapayún, de Inti Illimani, o más tarde las voces del recuperado Buena Vista Social Club de Compay Segundo e Ibrahim Ferrer, o la emergencia de la música protesta en el Perú con grupos como Alturas o solistas como Martina Portocarrero, entre otros.
En la tradición de la música popular del siglo XX, Oh bella ciao se inscribe con inusitada originalidad, con una genuina e insobornable pasión libertaria. Su ritmo sostenido, su contenido rebosante de amor y su emoción combativa, la convierten en una de las canciones eternas para los que luchan por construir un mundo nuevo. Y es la comprobación inobjetable que el arte siempre ha estado junto a quienes agonizan por llegar a la tierra prometida de la justicia, del amor, de la igualdad y de la libertad.

jueves, 18 de febrero de 2010

Trabajo infantil rural

Por: Fernando Eguren
Director ejecutivo de Cepes
Diario La República

El trabajo infantil ha sido materia de atención reciente. Varios diarios han difundido los resultados de la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil realizada en 2007 por el INEI, pero no suficientemente difundida (hasta el momento de escribir estas líneas no estaba en la página web de la INEI). Funcionarios han declarado que el porcentaje del trabajo infantil y adolescente, que se mantiene estable en el país desde hace más de tres lustros –muestra de que el crecimiento económico no ‘chorrea’–, es uno de los más altos de la región latinoamericana. Especialistas de la OIT afirman que una de las principales causas del trabajo infantil es la pobreza de los hogares y que perpetúa el ciclo de la pobreza y de exclusión.
Más recientemente, la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho), realizada en 2008, nos informa que en el Perú, 28 de cada cien niños trabajan. Sin embargo, existe una gran diferencia entre la zona urbana y la rural, pues mientras en la primera trabajan 13 de cada cien, en las áreas rurales lo hace cerca de la mitad de los niños (el 48%).
Este alto porcentaje de trabajo infantil en las áreas rurales está relacionado con la pobreza: casi dos tercios de los niños en esas áreas son pobres, según la misma encuesta. La comprobación de que el trabajo infantil y la pobreza están asociados se muestra también por el hecho de que casi las tres cuartas partes de los niños rurales que trabajan son pobres, lo cual supone que los ingresos que reciben son muy reducidos.
Si bien el trabajo infantil en actividades agrícolas o de pastoreo es aceptado y esperado en las familias campesinas, también es cierto que es una de las razones por las que muchos dejan de asistir a la escuela, asegurándose así un lugar en las filas de los pobres del mañana.
Pero el trabajo infantil no se restringe a las áreas con predominancia de economía campesina, sino que también se extiende a la agricultura moderna. Un reciente estudio realizado en diferentes localidades de la provincia de Ica, donde habitan los trabajadores que laboran en las nuevas haciendas productoras de cultivos para la exportación, como espárragos, pimientos, alcachofas, uvas y otras frutas, detalla no sólo que no hay relación entre la prosperidad de dichas empresas y la situación de la población, sino la existencia de trabajo infantil.
El estudio muestra que muchos trabajadores involucrados en cultivos de exportación tienen menos de 16 años, encontrándose niños de hasta 12 años. La mayor parte de ellos no trabaja directamente en las empresas agroexportadoras, sino en aquellas que las abastecen, las que a su vez utilizan el servicio de contratistas. Es a través de este procedimiento de tercerización que la agricultura de exportación emplea trabajo infantil y adolescente, burlando la certificación que debe dar el Estado peruano de que no se ha utilizado trabajo infantil ni adolescente.
Una agricultura de exportación moderna que se desarrolla en parte sobre la explotación del trabajo infantil no merece ser considerada un modelo de éxito. Y así como le cabe responsabilidad a los empresarios que acuden al trabajo infantil, también le cabe al Estado, que abdica de su obligación de defender los derechos de los niños.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Dale empleo al compañero

Autor: Fritz Du Bois
Diario Perú 21


El último mensaje que se ha publicado de esa inagotable veta de folclore político en que se ha convertido el computador de Rómulo León detalla los intentos por colocar a un 'compañero’ en un organismo regulador. Esto confirma que la búsqueda de empleo es el principal motivador partidario.

Luego tenemos que el recomendado, pese a ubicarse en el último lugar en la evaluación de los precandidatos, fue de cualquier manera nombrado. Sin embargo, ya no ostenta el cargo porque fue removido al encontrarse que uno de sus votos electrónicos había sido redactado por el propio regulado. Habiéndose tratado de una decisión sobre las tarifas del servicio telefónico, era un voto que podría valer oro para el interesado.

Así, es bueno recordar que al inicio del gobierno se discutió la conveniencia de fusionar los organismos reguladores, ya que son entes pequeños que dependen, en gran medida, de una sola empresa para su presupuesto y que, por lo tanto, pueden ser fácilmente capturados por el regulado. Incluso, hoy publicamos una denuncia con otro caso.

Por ello, tiene mucho sentido fusionarlos para que adquieran el peso de un Banco Central o de una Superintendencia de Bancos y no puedan ser influenciados. Lamentablemente, parece que la necesidad de contar con el mayor número de puestos de trabajo para 'compañeros’ primó y la reforma de los reguladores fue archivada.

Igual suerte corrió el ofrecimiento hecho durante la campaña electoral para listar en bolsa a las empresas públicas vendiendo un accionariado minoritario, obligándolas de esa forma a que, por lo menos, estén debidamente auditadas y fiscalizadas. Pero la promesa nunca se cumplió y las empresas, así como su holding Fonafe, más parecen agencias de empleo para partidarios. Mientras tanto, empiezan a salir a flote malos manejos en Petroperú, extraños contratos en Sedapal y otros escándalos.

Estando el Gobierno en la recta final, es poco probable que todavía tenga presión de emplear 'compañeros’. A esta altura del partido, los cuadros partidarios ya fueron empleados o descartados. Por tanto, se les presenta la oportunidad de llevar a cabo una reforma parcial del Estado fusionando a los reguladores y listando a las empresas estatales en bolsa. Capaz en el último año de su mandato puedan dejar de preocuparse por los puestos de trabajo para 'compañeros’ y volteen su atención a la generación de empleo para el resto de peruanos.

martes, 16 de febrero de 2010

PERJUICIOS DEL PAGO POR MÉRITOS

Por: León Trahtemberg
http://www.trahtemberg.com

Con frecuencia le sugiero a los lectores contrastar el sentido común del mercado con el sentido común de la pedagogía para entender sus diferencias. Aquí va un nuevo caso.
El pobre desempeño de los alumnos de las escuelas públicas en diversos países ha llevado a los gobernantes a presionar por hacer cambios en los modelos de gestión para mejorar el rendimiento de los alumnos, que usualmente se evalúa en función de los puntajes obtenidos en pruebas estatales de lectura, matemáticas y ciencias. Rara vez se usa la extensa investigación existente sobre las razones por las que algunos colegios funcionan mejor que otros, a igualdad de condiciones poblacionales, ni se discute la relatividad de las mediciones tomadas en las pruebas estandarizadas. (Hard Facts, Dangerous Half-Truths, and total Nonsense Jeffrey Pfeffer y Robert I. Sutton, Harvard Business School Press 2006, Pag 22-24)
En Estados Unidos y cada vez más países de América Latina, los profesores sindicalizados procuran garantizarse un escalafón salarial homogéneo, basado en antigüedad y credenciales académicas acumuladas. Rara vez permiten que el salario esté basado en resultados o desempeños, lo que choca con el pensamiento convencional existente en el sector privado, que lamenta que no haya incentivos salariales para motivar a los profesores para que se desempeñen mejor.
En EE.UU. a fines de los años 1990’s hubo una fuerte presión para que se implemente algún tipo de pago por mérito. Esta idea de pago por méritos ya tiene 100 años de antigüedad y ha sido objeto de muchas investigaciones. Por ejemplo en 1918 se encontró que “48% de los distritos escolares de EEUU en la muestra usaban algún tipo de sistema compensatorio que podría denominarse pago por mérito” (Murnane y Cohen, Harvard Educational Review, 56 1983:2)
Lo que asumen los partidarios del pago por mérito es 1). La motivación del profesor es el factor determinante del aprendizaje y rendimiento de los alumnos 2). El aprendizaje puede medirse de manera confiable y contabilizable por medio de pruebas que se aplican una vez al año 3). Los profesores suelen estar motivados por incentivos financieros, de modo que el pago por méritos induciría a un mayor y más efectivo esfuerzo. 4). La enseñanza es una actividad individual, con poca interdependencia de otros factores.
Valdría la pena preguntarse si estas presunciones son ciertas, y si las habilidades de un profesor mejoran por el hecho de que se le pague más; si el desempeño de un alumno no está muy influido por el involucramiento de los padres, las características de la comunidad en la que vive el alumno, la calidad de los factores y recursos escolares, la cultura escolar, el ingreso y el nivel de educación de los padres, el apoyo de los colegas y el aprendizaje cooperativo entre ellos. Preguntarse ¿Cuáles son las consecuencias de medir el desempeño de un alumno usando pruebas estandarizadas? ¿No lleva más bien a focalizar la enseñanza para aprobar esas pruebas reduciendo el universo de elementos que conforman una buena educación?
La evidencia demuestra que el pago por méritos rara vez dura más de 5 años y que sistemáticamente fracasa en elevar el rendimiento de los alumnos. Autores como el reputado Alfil Kohn (Sept-Oct 1993), Jeffrey Pfeffer (May-Jun 1998) y Egon Zehnder (April 2001) ya han mostrado en el Harvard Business Review suficientes evidencias de que eso no funciona porque las compensaciones individuales a profesores crean más problemas de los que resuelven, de modo que las recompensas deberían enfatizar el valor colectivo de la institución y no el individual.
Pero eso no queda allí. También se obtiene una mayor tendencia de los alumnos a copiar, y por parte de profesores a cometer fraude pasándoles las respuestas correctas a los alumnos (ya que de eso depende su estabilidad en el trabajo). Una investigación del año 2002 mostró que la tendencia a copiarse está directamente relacionada con el pago por los méritos obtenidos por los profesores al mejorar los puntajes de los alumnos en las pruebas estandarizadas. (tal cual se encontró en la investigación hecha en los años1980’s).
Parecería que los políticos tienen amnesia frente a los hallazgos de la investigación (Brian Jacob and Steven Levitt “Rotten Apples An investigation of Prevalence and Predictors of Teacher cheating” working paper 9413 y luego el 9414 del National Bureau of Eonomic Research NY, 2002)
A los que incrédulos les sugiero que observen experiencias como la chilena para ver si efectivamente esta estrategia aplicada a maestros individuales mejora el desempeño de los alumnos a lo largo del tiempo y cuáles son los problemas que le ocasiona a las escuelas. Solo si se reconocen los méritos del conjunto de la escuela esto funciona como incentivo a los docentes.

lunes, 15 de febrero de 2010

“En el Perú la honestidad y la integridad no valen nada”

La intachable labor llevada a cabo por el Fiscal Avelino Guillen en el proceso al reo Alberto Fujimori, que culminó con la sentencia del mismo, como todos sabemos, no ha sido considerado como mérito suficiente, al margen de la trayectoria de Guillén, para que este pudiera ocupara el cargo de Fiscal Supremo, al cual postuló. Esperamos que el Consejo Nacional de la Magistratura, en aras a la transparencia informe los criterios que han pesado en la evaluación de los postulantes.
Trujillo di
?


Entrevista/Avelino Guillén Jáuregui. Fiscal Supremo Adjunto postuló para ocupar cargo de Fiscal Supremo. Fiscal del caso Fujimori evalúa su futuro en el Ministerio Público y cuestiona las evaluaciones del CNM. “Hay evaluadores sin rostro”, dice.

Por: Flor Huilca.
Diario La República


¿Dr. Guillén, cómo se siente después de esta postulación que quedó en el camino?
Desalentado, es una situación que no esperaba. Tengo más de 30 años de servicio al país, al Ministerio Público y creo que la sociedad reconoce en mí a un fiscal comprometido con la justicia, la verdad y la lucha contra la impunidad. He intervenido en numerosos procesos, entre ellos los de corrupción, y en su gran mayoría con resultados positivos para la institución. Nadie puede cuestionar mi capacidad y mi idoneidad en el cargo

¿Le han dado una explicación del porqué de su descalificación?
No conozco los fundamentos. El Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) toma una prueba donde se debe fundamentar un caso ante determinadas interrogantes que plantean a través de una comisión de concurso. Esa prueba es diseñada, hasta donde tengo conocimiento, por un grupo de juristas que no pertenecen al CNM, cuya identidad, como en los juicios por terrorismo que se cuestionaban, nadie conoce y cuyos resultados no se publican.

Su prueba fue el video Kouri-Montesinos, caso que obtuvo sentencia en el PJ. ¿Por qué cree que no haya sido válido para los evaluadores?
Ese caso lo conozco de la A a la Z, en consecuencia no entiendo cuál fue el criterio de los juristas sin rostro para desaprobar los criterios que uno ha señalado. El CNM debe dar una fundamentación clara de esos criterios.

¿Cree que hay intereses para evitar que fiscales con su trayectoria asuman cargos más importantes?
Mi mensaje ha sido claro en cuanto al rol del fiscal, debe reencontrarse con la sociedad, legitimarse, somos servidores de las víctimas y los agraviados y debemos perseguir el delito, la corrupción. En mi carrera he tenido casos de violación a DDHH, de narcotráfico y en la última década de corrupción, en todos con resultados favorables al MP. Asumo el costo de ese trabajo, he pisado muchos callos, mi discurso es frontal contra la corrupción.

¿Va a insistir en la postulación a Fiscal Supremo?En los próximos días voy a tomar una decisión sobre mi destino y en el lugar donde me encuentre seguiré siempre al servicio del pueblo. Me provoca mucho dolor, mucho sufrimiento la impunidad, la corrupción que impera en la sociedad, donde me encuentre cumpliré con honestidad y rectitud la labor que se me encomiende.

¿Le están dando la espalda a esa trayectoria?
En el Perú la honestidad, la integridad, la probidad no valen nada. Esas cualidades pasan desapercibidas en la sociedad. Eso, para algunos calificadores, no tiene valor. Todos los días se denuncian actos de corrupción y cuando vas a investigar salen cosas más graves y la sociedad no reacciona.

Sus palabras suenan a despedido. ¿Está pensando alejarse del MP?Estoy evaluando una decisión que la tomaré en los próximos días, lo que decida debe ser de conocimiento primero de mis superiores que es la Junta de Fiscales Supremos.

¿Se siente satisfecho con su labor?
Siento que he contribuido al trabajo que brinda el MP, en la institución hay un gran número de fiscales comprometidos con nuestro trabajo, que tienen la camiseta bien puesta. Podrán desaparecer a Guillén pero existen muchos Guillén que van a seguir el trabajo, eso me mantiene satisfecho y nos alienta seguir con al tarea de limpieza en una sociedad tan corrupta.

¿Cree que urge cambiar los criterios de evaluación del CNM?
Exactamente. En el Perú la gente que quiere trabajar no es tomada en cuenta por su discurso y su posición porque no generan confianza para cierto interés, yo felizmente en estos últimos años he tenido un rol fundamental, nadie puede negar mi aporte en la lucha contra la corrupción. Eso podría explicar por qué yo nomás asumía esos casos, cuando me iba en mi ‘tico’ solo a Castro Castro, a los casos de Joy Way, de Rodríguez Medrano, sin respaldo, nadie quería esa función.

¿Y ahora le están pasando la factura?
No sé lo que está pasando, en algún momento la verdad se va a imponer, al final de cuentas nosotros solo damos cuenta ante Dios. Uno se siente satisfecho, duermes bien por haber realizado un trabajo al servicio de la sociedad, cuántos de los que están en esa institución pueden dormir bien después de los que aportan en su vida a la sociedad.

“Solo el Congreso puede nombrar a miembros del TC”

¿Cómo toma la decisión del PJ que ordena nombrar como miembro del TC a Javier Ríos?
Es una medida que no prosperará. El presidente del Congreso ha dicho que se interpondrá un recurso de apelación y se han incidido acciones para que la decisión del juez (Raúl) Rosales no se materialice. Será revocada por la Sala Superior que va a conocer el caso.

¿Es facultad del PJ designar a miembros del TC?
No conozco detalles del caso, pero discrepo de la decisión del juez, ese proceso de selección ya había concluido, de ninguna manera puede reabrirse por una decisión judicial. El órgano encargado de seleccionar y nombrar jueces del TC es el Congreso, ninguna otra autoridad debe intervenir en esa decisión. Hace bien el Congreso en impugnar y rechazar esa medida que debe ser revocada por la instancia superior que es el escenario natural donde corresponde discutir temas jurídicos como este.

En el caso del vocal supremo Robinson Gonzales, ¿cómo toma la decisión del PJ de exculparlo aun cuando el CNM consideró que merecía una sanción por la liberación de los Wolfenson?
No conozco detalles. Considero que en el caso de los magistrados supremos debe evaluarse seriamente que el CNM, así como está facultado para dictar la destitución, también puede imponer sanciones menores.

sábado, 13 de febrero de 2010

Dejando facturas en el cajón

Autor: Fritz Du Bois
Columnista del diario Perú 21


Una de las imágenes más decepcionantes de los últimos meses fue ver al presidente de la Confiep celebrando con el presidente García la promulgación de la Ley de Exoneración Tributaria en las Zonas Altoandinas. Que el mandatario busque una 'portátil’ empresarial para acompañarlo en sus actos es perfectamente válido y no llama la atención. Pero fue preocupante que el más importante representante gremial del sector privado avale, con su presencia, una norma distorsionante que, sin duda, va a generar evasión en lugar de incentivar la inversión. Parecía un salto al pasado del otro García.

Así que ha sido un alivio conocer que el principal gremio empresarial sí está preocupado por el creciente nivel del gasto estatal, así como por los subsidios a los combustibles y las distorsiones que están generando. Pero lo más importante es la alerta que ha levantado sobre las presiones electorales, que vuelven cada vez más imaginativos a ministros y parlamentarios.

Si bien el Gobierno se vio obligado a estimular a la economía durante el periodo en el cual la inversión privada se contrajo ante la incertidumbre de la crisis internacional, ese impulso fiscal ya no es necesario. Por el contrario, el nivel que ha alcanzado tanto el gasto público como el déficit fiscal es alarmante y podría desembocar en un grave problema si siguiera aumentando.

Por ello, ahora les corresponde a las autoridades asegurar la estabilidad empezando por el retorno al equilibrio fiscal. Incluso la recuperación de la confianza empresarial, que fue el principal motor del alto crecimiento de los últimos años, se podría acelerar si es que se percibiera esa intención. El Gobierno debería no solo evitar la tentación de aumentar aún más el gasto, sino también dar por concluido el Programa de Estímulo Económico, que ya cumplió con su función.

Por otro lado, con la crisis desapareció totalmente el colchón que tenía el Tesoro, que ya no cuenta con ningún margen de acción. Así que cualquier imaginativa propuesta que se les ocurra a ministros, congresistas o partidarios no será otra cosa que facturas impagas que el nuevo inquilino de Palacio que elijamos dentro de un año encontrará cuando se instale en la Casa de Pizarro y abra el cajón. De ser ese el caso, se estaría sacrificando futuro crecimiento por el afán de algunos de buscar la reelección. Sin duda, ese riesgo existe, y hace bien la Confiep en llamar la atención.

viernes, 12 de febrero de 2010

El cinco de febrero de Luis Giampietri

Por Mirko Lauer
Columnista del diario La República


El debate en torno del bono extraordinario a militares y policías está sacando a relucir cada vez más novedades. Luis Alva Castro afirma que el bono no es un gasto porque la ley que lo establece no menciona una suma. Luis Giampietri da a entender que el bono es parte del plan de gobierno aprista. Para César Lévano llamar a la huelga policial podría ser un derecho constitucional.
Evidentemente es la hora de quedar bien con los institutos armados y la policía. Giampietri no solo estaría vicepresidiendo la oposición, como se lo ha dicho el Canciller, sino además liderando una rebelión en la granja dentro del Apra parlamentaria, que el martes votó la insistencia en el bono. Quién sabe eso también ya estaba en el plan de gobierno aprista.
La línea de defensa de Giampietri consiste en equiparar el bono con un plan para aumentar sueldos de militares y policías. No es lo mismo. Ahora que opera como jefe sindical de facto de los uniformados, Giampietri debería saber que los trabajadores suelen rechazar un bono cuando hay la posibilidad de obtener un ingreso permanente, con todos los beneficios del caso.
Pareciera que no se le ha ocurrido que uno de los efectos del bono sería posponer para un tiempo indeterminado un aumento salarial en regla. Que es para lo que suelen aparecer estos bonos en los pulseos sindicales: posponen aumentos reales y evitan abultar los beneficios colaterales. De modo que la causa justa en que se ampara Giampietri no es realmente tan justa como él cree.
Otro argumento sorprendente de Giampietri es que sus acciones son válidas porque él no tiene “ninguna intención de seguir en política, por lo menos por ahora”. ¿Qué pasaría si retoma la intención? ¿Eso invalidaría la pureza de sus móviles de hoy? En todo caso su beneficio ya estaría obtenido, y el daño ya estaría hecho.
Por último, a Giampietri le parece bien que se persiga a Edward Casas por llamar a la huelga policial. Pero no considera que ese conato de movilización tiene una relación umbilical con la ley del bono, que por una de esas coincidencias de la vida aparece en las inmediaciones del emblemático cinco de febrero. ¿No ha sido Casas un implícito compañero de ruta de Giampietri y su covotantes en este tema?
El tema del bono además lanza una llave inglesa al engranaje presupuestal del país. Pues si deviene norma establecida y uso habitual que los congresistas direccionen los fondos no ejecutados del Presupuesto General, eso sin duda alguna afectará la confección de los futuros presupuestos. Además de que la idea misma de fondo no ejecutado tiene mucho de confusión entre presupuestos traslapados.

jueves, 11 de febrero de 2010

TRUJILLO AL BORDE DEL COLAPSO

Lo Más fácil sería tirarle la culpa a alguien, no es momento para eso, está claro que nuestra ciudad necesita medidas urgentes para poder soportar las periódicas lluvias a las que ya nos estamos acostumbrando, en estos últimos años.
Ya no son fenómenos del “niño” esporádicos, es una realidad el cambio sufrido en nuestro ambiente, por lo que se deben tomar las medidas de urgencia y las medidas técnicas respectivas, ¿cuesta mucho contratar a un buen estudio de especialistas para que elabore un sistema de alcantarillado para nuestra ciudad?. Posiblemente si, sin embargo es algo que no puede esperar, hay que invertir en tecnología y en asesorías.
Por ejemplo a pesar de que ya hemos sufrido las consecuencias de varios “niños”, aún se siguen construyendo las casas y edificios con techos planos, sin declive y sin los materiales respectivos que se requieren para soportar las lluvias. Me remito a los hechos, hay que darse una vuelta por las nuevas construcciones y ver lo que nos ha dejado la lluvia en estos días.
Otra situación realmente preocupante es la construcción de viviendas en las zonas marginales en los llamados cauce de ríos secos, esto es de responsabilidad de las autoridades locales, no se puede permitir, así sea fruto de una invasión, que familias enteras ocupen esas áreas, tenemos aún latente lo que ocurrió con el cementerio Mampuesto en 1998.
Ahora que se están “parchando las veredas”, sería mejor que hagan toda la cuadra y con cemento tipo adoquín, de esta manera el transeúnte puede caminar bajo la lluvia sin problema a resbalar. Igualmente sería el momento oportuno para que se inicie un reordenamiento del tránsito, empezando (previo estudio), con los paraderos públicos, estas casetas son un buen refugio en momentos de lluvia.
Hay mucho por hacer, pero se debe empezar ya, de otra manera no sólo perderemos vidas inútilmente, también perderemos parte de nuestra historia arquitectónica y cultural. Las casonas coloniales y republicanas, por su trascendencia es tema aparte.
A continuación algunas vistas de las calles de diversas partes de Trujillo tomadas en la mañana de hoy jueves 11 de febrero, por nuestro colaborador Kike Plasencia.

Marcela García Guerrero
Directora


miércoles, 10 de febrero de 2010

Los niños empiezan la lecto-escritura muy temprano

Por: León Trahtemberg
http://www.trahtemberg.com/

Los expertos aseguran que cuatro y cinco años de edad es muy temprano como para que los niños pequeños empiecen a recibir una educación formal estructurada como en la escolaridad primaria. Reclaman por una enseñanza que se oriente a construir sus destrezas sociales, lenguaje y confianza a través de juegos, o simplemente conversando, en lugar de privilegiar el aprendizaje temprano de la lectoescritura y los números, como es el caso de muchos centros iniciales, presionados por las autoridades o los padres. Ese afán demuestra ser contraproducente, ya que puede socavar la confianza de los niños, poniéndolos en riesgo de dañar su motivación y aprendizaje en el largo plazo.
Todo esto está en la médula del artículo “Children start school too young — wait till they’re 6, experts say” que publicó el diario The Times de Londres el 16/10/2009. Allí el redactor John O’Leary reseña el informe más detallado y profundo que se haya hecho en los últimos 40 años en Gran Bretaña respecto a la situación de su educación básica, realizado por Robin Alexander de la Universidad de Cambridge, financiado por la Esmée Fairbairn Foundation.
El informe de 608 páginas titulado “Children, their World, their Education” tomó 6 años en realizarse y se basó en 4,000 documentos publicados así como la revisión de evidencias, informes escritos, entrevistas personales y data oficial.
Para implementar las recomendaciones se requiere un fuerte respaldo social que frene la enorme presión de estos tiempos para adelantar el inicio de la escolaridad formal en cuanto al inicio de la lectoescritura hacia los 4 ó 5 años de edad. Hay una moda perversa de introducir tempranamente altos estándares de exigencias y rendición de cuentas para lo cual se usan metas, tests, tablas de desempeño esperado y estrategias nacionales de supervisión, que distorsionan la escolarización inicial a la espera de producir beneficios muy dudosos.
Se producen distorsiones entre las prescripciones normativas y los hechos de la realidad como por ejemplo cuando en nombre del trabajo en grupo se sienta a los niños en grupos circulares –es lo que manda la norma- pero raramente trabajan en grupo; más bien colocados así, se limitan a hacer un trabajo individual.
De modo similar a lo señalado en otros informes recientes, el reporte anota que las evidencias científicas sobre las que se han basado las políticas de educación básica son muy dudosas y han sido tomados a puerta cerrada por grupos de autoridades de muy dudosa capacidad profesional y de modo muy autoritario, usando clisés y mitos del folclor ministerial para sostener sus posiciones que no tienen mayor sustento en los datos de la realidad.
Si bien el informe sugiere que debe haber un monitoreo y elevación de estándares, eso no quiere decir llenar a los niños de pruebas ni focalizar la actividad educativa en el entrenamiento para esas pruebas, por el enorme daño colateral que eso produce. Asumir que las pruebas de aptitud verbal o numérica o pruebas del tipo SAT americano que tratan la habilidad lectora y numérica como sinónimo del conjunto de la educación primaria son un disparate, y debieran ser reemplazados por un sistema de información de los logros de los niños en las múltiples áreas y actividades que comprende su educación.
El informe es muy crítico con la “teoría estatal del aprendizaje”, que sostiene que las pruebas nacionales estandarizadas, estrategias nacionales docentes, supervisión estatal y capacitación docente diseñada centralizadamente impone visiones que no tienen soporte en la evidencia científica y práctica.
El reporte aboga por una pedagogía diversificada basada en principios más que una pedagogía de recetas y prescripciones y propone una reforma de la formación de docentes para enfatizar los procesos de aprendizaje más que los resultados. Reclama una docencia que se base más en los hallazgos de la investigación moderna en pedagogía, psicología y neurociencia que clarifican cada vez más las condiciones de la enseñanza y el aprendizaje efectivo. No es función del gobierno decirles a los profesores cómo deben enseñar los temas a su cargo. Por algo ellos son profesionales –y no obreros- de la educación.
Reclama mayor apoyo a los directores en tareas no pedagógicas para que puedan concentrarse en su liderazgo pedagógico, y mayor apoyo a profesores que son nuevos en un colegio por parte de los más experimentados y talentosos.
En suma, países europeos que tradicionalmente han sido líderes mundiales de la educación hoy están viéndose forzados a revisar todos sus quehaceres educacionales, a la luz de los pobres resultados en el aprendizaje de los alumnos. ¿Cuándo haremos lo mismo en el Perú? (leon@trahtemberg.com)

martes, 9 de febrero de 2010

“Ese es nuestro país, pues”

Autor: Fritz Du Bois
Columnista del diario Perú 21


Hubiera sido graciosa la manera campechana con la que el ex ministro 'Chiquitín’ Salazar trató de explicar la inexcusable falta de prevención si es que el asunto no fuera tan grave.

Este año, el costo del 'débil’ fenómeno El Niño va a ser considerable no solo en destrucción de infraestructura y cosechas, sino también en el daño a la imagen turística del país en el exterior. Es probable que cuando concluyan las lluvias estemos contando en miles de millones de soles el perjuicio ocasionado por la falta de prevención.

Sin embargo, cuando recién entró este gobierno, una de las primeras cosas que hizo ante la posibilidad de un 'Niño’ de fuerte intensidad fue crear una oficina, el Preven, para dirigir las labores de prevención. Para encargarse de ella designaron al ex premier Pandolfi, que se había encargado de ese tema en la década anterior. No obstante, nadie previó en el Gobierno que ese nombramiento podía ocasionar la protesta de algunos parlamentarios, y cuando esta ocurrió, en el acto desembarcaron a Pandolfi del cargo y no lo reemplazaron.

Al final, ese 'Niño’ fue moderado y el Gobierno se distrajo en otro tema de corto plazo y se olvidó de la prevención. Incluso dejando durante más de tres años al Preven como un vacío cascarón que aún no tiene presupuesto, aunque, finalmente, han nombrado a un encargado.

Así que la buena intención quedó en nada y, nuevamente, el país está pagando la factura por la improvisación. Por otro lado, el Gobierno está tratando de echarles la culpa a los gobiernos regionales, los cuales no han cumplido con su labor, aunque esto tampoco es sorpresa ya que estamos acostumbrados a su ineficiencia y a sufrir las consecuencias del apresurado proceso de regionalización.

Lo que es innegable es que al Gobierno Central le correspondía coordinar el esfuerzo de prevención y no cumplió con su función. Más bien, en lugar de intentar evadir su responsabilidad, debería corregir las dos más graves deficiencias evidenciadas, antes que otro tema coyuntural vuelva a desviar su atención. La primera es la incapacidad de las municipalidades para atender desastres; las Fuerzas Armadas tienen que asumir esa función. La segunda es la necesidad de contar con un responsable de las labores de prevención. Si se realizan esas dos correcciones, la próxima ocasión en que ocurran desastres naturales el costo será menor.

lunes, 8 de febrero de 2010

Piñera y las relaciones Perú-Chile

Entrevista por: Pedro Francke
http://www.pfrancke.blogspot.com/
http://www.bajolalupa.net/
Alan Fairlie sustenta que la teoría de las "cuerdas separadas" ha dominado las políticas nacionales en relación a Chile, pero las relaciones económicas asimétricas nos nos favorecen.

sábado, 6 de febrero de 2010

El clima, el silencio

Por Juan de la Puente
Columnista del Diario La República


Para la gran mayoría de periodistas y por lo tanto, para los medios, los recientes desastres naturales en el centro y sur, resultado de las lluvias torrenciales, constituyen una noticia factual que permite contar muertos, desaparecidos, hectáreas arrasadas, casas destruidas y el número de damnificados. Si existe un espacio para la reflexión, esta se deriva al pasado, a la relación de la destrucción con la que ocurrió hace años. Luego, es espantoso el silencio sobre el contexto de cambio climático en el que se registran los hechos.

Las mismas cifras no se traducen en alerta. Desde el Estado y desde la noticia ni siquiera se produce una agregación de los hechos para generar un balance integral. Hay que hurgar en webs y reportes meteorológicos para realizar una aproximación: desde diciembre han muerto 27 personas por los desbordes y huaicos, se tienen más de 50 mil afectados y 8 mil casas destruidas. Solo en las regiones de Cusco y Puno se han perdido 32 mil hectáreas de cultivo, y en la primera han sido dañados 72 kilómetros de carreteras. Un cálculo preliminar del Observatorio Turístico del Perú indica que los daños al turismo en el Cusco podrían comprometer el 0.64% del PBI de este año, que equivale a 60 días de paralización de actividades turísticas.

La respuesta pública a estas desgracias es la ayuda humanitaria por parte del Estado y de la cooperación internacional y las donaciones, desde la sociedad. Ambas son necesarias, pero los peruanos no hemos avanzado más. Nuestra conciencia ambiental no se activa por una razón esencial: es dramáticamente débil. Nuestro aprendizaje social puede asociar el desastre con la solidaridad pero no con el cambio climático, sus causas y sus efectos.

Las consecuencias de lo anotado son graves. Los dos urgentes desafíos que nos plantea el cambio climático, la mitigación y la adaptación, se encuentran muy distantes del espacio público, tanto estatal como social, de modo que atendemos los desastres naturales como en el pasado, es decir, como una reposición de las cosas a la situación previa a la emergencia. En estas circunstancias, es clamorosa la ausencia de un discurso ambiental firme del Ministerio del Ambiente. Es igualmente cuestionable que el ministro del sector haya abandonado la disputa y la prédica mediática. Al parecer, el tiempo de Antonio Brack se está agotando y ese novísimo ministerio demanda otra conducción.

viernes, 5 de febrero de 2010

El REACOMODO POLITICO

Realmente es patético por decir lo menos, y da mucha tristeza, porque a pesar de tener ya varios años de vida democrática en nuestro país aún no se consolidan fuerzas y partidos políticos sólidos, con ideario y plan de gobierno coherente, que responda a las necesidades de nuestro país.
En estos últimos días estamos viendo un carnaval de transfuguismo, y no de militantes de agrupaciones o partidos jóvenes, son militantes de partidos tradicionales como el PPC. ¿Es mas importante el ocupar un cargo municipal, que el compromiso, la filosofía, y el ideario de una agrupación, libremente escogida? Parece que si, lo que actualmente interesa es el cargo, las ideologías y principios pasaron de modo, ahora “me voy con el que me garantiza el triunfo”.
Esto tiene que parar, si las autoridades o futuras autoridades, se venden al mejor postor, es señal de un resquebrajamiento total de la sociedad civil, si, lo digo con todas sus letras, porque los partidos políticos son organizaciones de la sociedad civil unidos por idearios, programa de trabajo y pensando en el bien común. Parece que esta premisa está olvidada, parece que actualmente se aspira a un cargo público, no para servir, no para que la ideología que predomina en su partido trabaje y conduzca al bienestar de la sociedad, ahora el interés es personal.
Si bien es cierto que en los partidos políticos hay crisis, como cualquier organización, esta se debe debatir en el interior de los mismos, y no necesariamente lleva a la renuncia de su filiación política. Actualmente las renuncias se dan estando cerca dos contiendas electorales. No podemos decir por lo tanto que se trata de debates ideológicos, es simplemente interés personal, individual, interés por el poder.
Es más, “La Ley n.º 28094, de Partidos Políticos, promulgada el 31 de octubre de 2003, regula la constitución, reconocimiento, funcionamiento y financiación de los partidos políticos en el Perú. Contiene una de las innovaciones más importantes y es la que tiene que ver con el establecimiento de mecanismos de democracia interna que lleven a los partidos políticos a la elección de sus dirigentes y candidatos a los procesos electorales a nivel nacional, regional y local. Para ello, la Ley propone un marco legal dirigido a garantizar estos procesos de elección democrática.” Es decir que existiendo normatividad para solucionar posibles conflictos internos, esta no se utiliza, es más cómodo renunciar.
Antes el transfuguismo se daba cuando estaban electos, como es el caso de los bien llamados Otorongos (aunque no son todos), actualmente la ansiedad empieza antes de la contienda, tal parece que nuestro país se ha convertido en un botín, en el que todos desean tener una partecita.
Es urgente hacer un llamado a las personas honestas, a los políticos que aún tienen ideología y principios, para que asuman el papel de maestros y formen a los jóvenes de nuestro país, hombres y mujeres, tanto en gestión gubernamental como en política, existe una generación ya perdida y el Perú, no se puede dar el lujo de seguir contemplando patéticas escenas como la que nos tienen acostumbrados nuestras autoridades, y las que pretenden serlo.
La responsabilidad es de todos, la sociedad civil tiene que asumir el rol que le toca, exigir programas de gobierno, exigir trayectoria de vida, en los candidatos, exigir transparencia y sobretodo “vigilar”, estar atentos. El Perú, necesita una sociedad sana, para que pueda producir hijos sanos.

Marcela García Guerrero
Directora

jueves, 4 de febrero de 2010

Tocando las puertas del primer mundo

Autor: Fritz Du Bois
Columnista del diario Perú 21

Es realmente alentador que jóvenes como Claudia Llosa estén codeándose con los mejores del mundo en sus profesiones. De pronto se abren las puertas del primer mundo en donde peruanos sobresalen en disciplinas que antes estaban reservadas para países desarrollados.

Si bien el éxito lo logran por su iniciativa y esfuerzo personal, no se puede dejar de lado el hecho de que veinte años de desarrollo económico están transformando nuestra sociedad, permitiendo que nuevas generaciones de peruanos sean más preparadas y estén más confiadas en su capacidad para competir.

Por otro lado, el cambio no se ha dado solo en las artes o en los deportes; en los negocios, historias de éxito como las de Gastón Acurio, o las de los miles de emprendedores que emergen a diario, demuestran que nuestra clase empresarial se está renovando. Los jóvenes no le temen a la competencia y buscan eficiencia; no les interesa conocer al ministro de turno para obtener prebendas.

Asimismo antes estábamos totalmente aislados mientras hoy no solo estamos integrados al mundo, también tenemos al 10% de los peruanos viviendo en el extranjero. Nuestra población ya es parte de un mundo globalizado, por lo cual, como país, estamos pasando del deprimente gris de estar temerosos de lo que puede traer el futuro al optimismo de esperar ansiosamente que se apure en llegar el brillante porvenir.

Sin embargo, la renovación no es total; todavía hay empresarios tratando de 'convencer’ a jueces de que le suban los aranceles o a funcionarios, de que entren a un negociado. Todavía hay dirigentes sindicales que quieren mantener a los maestros sin evaluar y a los médicos con total estabilidad.

Todavía hay políticos que se creen privilegiados y solo sacan provecho personal sin rendir cuentas al electorado. En realidad, los dos mayores pasivos que arrastramos y nos diferencian del mundo desarrollado son una clase política paupérrima así como un inaceptable nivel de pobreza.

Ojalá que el entusiasmo que parecen haber generado las novedosas propuestas de Jaime Bayly, lo cual se refleja en los sondeos de opinión, se traslade a jóvenes en todos los rincones y partidos, para que dejen de lado la apatía de entrar a la contienda electoral a nivel municipal, regional o congresal. Para corregir los pasivos que arrastra nuestro país y poder entrar al primer mundo, la renovación generacional en política es fundamental.

miércoles, 3 de febrero de 2010

Defensa Civil

Por Antonio Zapata
Columnista del diario La República


Los grandes huaicos del Cusco han causado millones en pérdidas materiales y significarán un serio traspié para la agricultura, el turismo y el conjunto de la economía regional. Asimismo, ha sorprendido la incapacidad del Estado, en todos sus niveles, para aliviar a quien sufre un desastre, mal llamado natural. Los turistas se han quejado, no del peligro, sino de autoridades inútiles, que en Aguas Calientes no atinaron a nada durante la emergencia.
El problema de fondo es el pobre desempeño de la institución estatal encargada de atender los desastres. Se trata del sistema de defensa civil y su organismo ejecutor, el INDECI. En principio es un sistema nacional que debería involucrar al conjunto del Estado y a la sociedad organizada. Fue creado en época del general Juan Velasco Alvarado, a raíz del terremoto de Huaraz en 1970. Desde entonces, a pesar de los esfuerzos de su personal, nunca ha funcionado en forma satisfactoria.
La legislación que norma la defensa civil es anticuada. En primer lugar, su jefe tiene que ser un general o almirante en retiro. Resulta que pocas veces son especialistas en la problemática. La mayor parte de su historia, INDECI ha sido conducida por quienes saben menos que los técnicos de la misma entidad. Además, en la sociedad existen ONG y empresas especializadas que conforman un campo del conocimiento bastante competente. Pero el jefe del sistema no sale de estos especialistas, sino del inexperto grupo de oficiales generales retirados, que además duran poco: apenas comienzan a entender son cambiados.
A continuación, el INDECI no ha construido correas de transmisión. Su relación con el resto del aparato del Estado es tenue. Nadie le hace mucho caso, su presupuesto es bajo y carece de perfil, incluso en las crisis; por ejemplo, ahora en Cusco a su jefe no lo dejaban subir al helicóptero. Si esto es delicado, peor es su falta de relación con la sociedad local.
De acuerdo a sus normas, la defensa civil se organiza a partir de las municipalidades y gobiernos regionales, donde en cada instancia, el responsable es la vez jefe local del sistema. Este esquema es interesante, pero vale sólo en teoría, puesto que en la práctica nunca ha funcionado y su inoperancia constituye la madre del cordero.
En cada desastre natural, los alcaldes aparecen por TV clamando para que defensa civil llegue a su localidad. No asumen que ellos son la cabeza local del sistema, porque no tienen vocación política para ello. Esperan que los socorran desde Lima. Así, se registra un divorcio entre las autoridades locales y la ayuda estatal. Ese divorcio se traduce en una gran desorganización, que podría ser evitada si la oficina local de INDECI actuara como bisagra.
Pero, la bisagra está mal elegida. INDECI se apoya sobre alcaldes sin capacidad para socorrer. Por el contrario, podría funcionar a través de un voluntariado. Igual que los bomberos, quienes tienen fama de ser la institución peruana mejor organizada y con mayor credibilidad ciudadana. Entre los bomberos todos son voluntarios y tienen exigencias bien estrictas. Así, a la hora de la verdad son efectivos.
Por ello, el trabajo local de INDECI debería abandonar el utópico esquema que reposa en los alcaldes y organizarse a partir de un voluntariado. En ese caso, la oficina central de Lima los entrenaría, dotaría de un almacén de seguridad y con certeza responderían en cada ocasión, asumiendo el liderazgo del esfuerzo estatal de rescate a las víctimas. No sigamos dando ejemplo de desorganización ni pensemos en “militarizar” el servicio, en el Perú tenemos muchas fuerzas para socorrer al necesitado. Se requiere confiar en la sociedad y reformar las instituciones.

martes, 2 de febrero de 2010

Cómo elegir un colegio

Por: León Trahtemberg
http://www.trahtemberg.com/

Antes de definir cuál es el colegio más adecuado para su hijo, usted debe tomar en cuenta que no existe “el mejor colegio” a secas. Cada colegio tiene componentes que según ciertos criterios pueden ser favorables y según otros desfavorables, y reflejar un “mix” que para unos es lo óptimo y para otros no. A lo más a lo que pueden aspirar los padres es a determinar el que sería “el mejor colegio para mi hijo, dadas sus características y nuestras expectativas”. Una vez clarificado eso, empieza el proceso de selección de opciones y elección.
1. Colegio solo para hombre/mujeres ó coeducación: Los partidarios de la coeducación enfatizan que “así es el mundo” (con hombres y mujeres) y deben aprender a convivir dentro de él. Los partidarios de un solo género consideran que permite un mejor tratamiento de los temas particulares de su propio género, una mayor coincidencia en las etapas de desarrollo sexual e intelectual de los alumnos y menores tensiones en las relaciones entre hombres y mujeres (lo que algunos religiosos llamarían “menos tentaciones”).
2. Colegios de habla extranjera: que proponen preparan mejor para el mundo globalizado. Suelen ser más caros y promover una inserción social en un grupo de nivel medio-alto que interesa a muchas familias. Los opositores consideran que esos colegios producen un débil arraigamiento en la identidad peruana.
3. La capacidad económica de la familia (Al alcance del bolsillo) siendo conscientes que los costos educativos son crecientes en el tiempo
4. Las prioridades y estilos básicos del centro educativo: ¿Forman buenas personas o buenos postulantes? ¿Se enfatiza el desarrollo de la personalidad y la moral, o fundamentalmente interesa el cultivo del intelecto y el ingreso lo más rápido posible a la universidad?
5. Calidad de los canales de comunicación entre profesores y alumnos o padres: ¿Hay comunicación o conflicto? ¿Cómo reacciona el colegio cuando un padre se queja de algún problema: toma represalias o es acogedor y procura encararlos? A través del estilo de comunicación, los padres perciben cuánto el colegio conoce y se preocupa por sus hijos, y cuánto les importa lo que pasa con ellos.
6. El clima institucional: ¿Se respira cordialidad, tranquilidad, confianza, o más bien rivalidad, competencia, tensión, desacato? ¿Se acerca o aleja a los padres?
7. Estilo disciplinario: ¿Es una disciplina represiva y dogmática, o es una disciplina firme pero comprensiva, que reconoce que la violación de las normas no es necesariamente una falta de respeto a la autoridad, sino una sana confrontación de un niño con los límites, para poder incorporarlos paulatinamente a su autodisciplina?
8. Capacidad de proyectarse al futuro: ¿Incorpora la modernidad al quehacer educativo? Un colegio que no cambia y que tampoco innova ni crea, se estanca y envejece. Además no tendrá la capacidad de transmitir a los alumnos la exigencia de revisar permanentemente todo lo que se hace para actualizarse y mejorarlo.
9. Actualización de docentes: ¿Existe una rutinaria actualización y rotación razonable de profesores? Esto se refleja en la asistencia frecuente de los profesores a cursos de actualización.
10. La dimensión psicológica: Es importante preocuparse por la estabilidad emocional de los alumnos, su equilibrio psicológico, su capacidad de tolerar frustraciones, que posean una autoestima fuerte, que tengan confianza en sí mismos, capacidad de socializar fluidamente y enfrentar con seguridad lo desconocido. Todo esto requiere que los jóvenes sean mentalmente sanos y fuertes. ¿Se preocupa el colegio de esta dimensión?
11. Los valores y la dimensión espiritual: si somos capaces de sentir y entender que cada uno tiene una misión que va mas allá de nuestra existencia física, tendremos un refugio y un referente para seguir bregando por ideales y con la convicción, que mas allá de nosotros hay un sentido para las cosas. La pregunta es: ¿Hacen en el colegio ese esfuerzo por enseñarle a los alumnos a rendir cuentas a sus conciencias o a Dios, de tal manera que los impulse a tener actitudes éticas en sus vidas?
12. Finalmente es fundamental entender que la elección de un colegio, debe corresponder a una decisión de la pareja de padres, tanto para el caso de que su hijo sea aceptado en el colegio elegido como primera prioridad, como especialmente en el caso que tengan que resignarse a elegir alguno que no era el inicialmente preferido.
Si un padre o una madre no está de acuerdo con la decisión de su pareja, aunque se resigne a ella, la saboteará cada vez que pueda. Este sabotaje puede expresarse en no-cooperar, culpar a la pareja por el colegio elegido cada vez que el hijo tenga problemas, hablar mal del director o de algunos profesores, etc. Todo ello perjudicará al hijo que asiste al colegio

lunes, 1 de febrero de 2010

CANTARES DE MUJER: Educación en la calle

Por: Isabel Barrantes Zurita
isarrobles@yahoo.es

Caminaba por el centro de la Plaza de Armas, su figurita desgarbada, de unos 13 años, se perdía entre la casaca tosca, que evidentemente le quedaba grande. Sus ojos eran presa de una tristeza enorme. Su boquita pintada de un carmín barato y fuerte. Miraba a los hombres mayores, no a los de su edad, quienes parecían no existir para ella. Los hombres la miraban descaradamente haciéndole gestos impúdicos, ella trataba de sonreír…
Juancito, de unos 8 años lustrador profesional de calzado. Sabía las mil mañas para dejarlos brillantes como le gustaba a la clientela. Comenzó a los cinco, cuando acompañaba en estos trajines a su hermano de 7. Ambos sabían el efecto de la saliva, para estimular el brillo, sabían engatusar al cliente para cobrarle más de lo debido. Vivían en las calles, sin padre, su madre se ganaba la vida pelando pollos durante madrugadas eternas. ..
Emilio carga bultos desde las seis de la mañana en el mercado San Antonio, al principio prestaba la carretilla de su primo, cargador como él. Emilio se vino de Chota, escapándose de su casa en la que sus padres le daban tremendas tundas por cualquier motivo. Peleando entre ellos o con los vecinos. Un día su padre con una borrachera soberana se puso a pelear con el Timo, su vecino, éste le saco una chaveta y le cerró los ojos para siempre. Ahora se ha comprado una carretilla azul, compañera inseparable, hasta duerme en ella cuando no hay dónde estar…
Chepita, de nueve para diez años, vende cigarros en los bares de mala muerte. Vivaz, ojos brillando como chispas, a los que les gana el sueño cuando se queda a vender cigarros hasta bien pasada la noche, frisando la madrugada. Su madre es buena, pero tullida. Gánase la vida tejiendo a crochet días y noches. Casi no vende, en la esquina prestada al tiempo, por eso le ayuda de esa manera. Aprendió cómo sea a defenderse de la noche y sus peligros…
Nos cruzamos con ellos y con otros tantos, todos los días. Es común ver a los niños trabajando en estas y peores formas. Pareciera que decimos, como los planificadores estratégicos, problema que no tiene solución no es problema, es un hecho natural, con el que nos hemos acostumbrado a vivir sin darnos ya cuenta. Jaime Bayly, el más cuestionado candidato pa´Presidente del Perú, ha puesto, sin embargo un problema vital, que es su ”preocupación” por la educación de los niños. La educación de los niños debiera ser el eje fundamental de todos los programas partidarios, pues se estaría tomando la esencia de la vida de una sociedad. Ninguno hasta la fecha pone como prioridad a los niños, a los adolescentes, a los jóvenes. Los sabios de la seguridad ciudadana se rasgan las vestiduras y escriben aguerridas campañas contra los transgresores de la ley ( cuántos de ellos, de todo nivel, están coludidos con esos temibles trasgresores para que nunca acabe la violencia, la corrupción, el crimen etc. con los cuales se incrementan las riquezas que los hace grandes, poderosos y hasta la política está en sus manos) La verdadera campaña sería promover e invertir con fuerza inagotable en educación en la familia, la escuela, la comunidad, en los medios masivos de comunicación.
Quiénes se atreven a llegar a estos miles de niños que tienen, mayormente, por casa, la calle y por techo el cielo? “Los Educadores de calle”, que hace 17 años tomaron las calles como lugar de trabajo. Si bien es una política de Estado, es, en concreto, una vocación de servicio, una entrega de pensamientos, afectos y acciones que se multiplican en favor de estos niños que van perdiendo la noción de hogar, de escuela, de comunidad, de estado, de ley. Los educadores de calle como lo hace Mariela, son los únicos referentes de cariño, de respuesta, de amor, de estos miles y miles de niños que se crían en las calles, plazas, parques, casas de juego, bares, prostíbulos. Mariela está en la tarea de sensibilizar a la colectividad cajamarquina para ofrecer a estos niños las capacidades necesarias y básicas para que no se pierdan en la indiferencia de su padres, sus maestros que los dejan abandonar la escuela, de las autoridades que jamás priorizan a los niños. Felicitamos la labor de Mariela y de todos los educadores de calle de este Perú profundo y diverso.
Cajamarca, 31 de enero del 2010