miércoles, 27 de octubre de 2010

¿BORRÓN Y CUENTA NUEVA?

Por: Bartolomé Ríos
Responsable Nacional, AVINA Perú


Desde hace décadas, Perú muestra claras dificultades de representación política, caracterizada tanto por lo que se conoce como la crisis de la clase político-partidaria como por una relativamente baja renovación de liderazgos políticos. En 1989, Ricardo Belmont fue elegido como el primer outsider en las elecciones a la alcaldía de Lima Metropolitana, al no pertenecer a un partido político establecido. Desde entonces, Alberto Fujimori, Alejandro Toledo y Ollanta Humala son reconocidos entre los principales outsiders de la política peruana de los noventa y la década que termina. Asimismo, en las últimas cinco décadas, los peruanos hemos elegido Presidente de la República dos veces a Fernando Belaúnde, dos a Alan García y tres a Alberto Fujimori. Es más, en el 2011 Alejandro Toledo podría lograr su segunda elección. Esta situación se complementa con reelecciones diversas de alcaldes provinciales y presidentes regionales.

El caudillismo ha estado presente en la historia republicana, en el siglo XIX así como en la sucesión de dictaduras militares o civiles y regímenes democráticos con mayoría en el Congreso del siglo XX. Podría decirse que este caudillismo es inherente a la cultura política peruana y también podría plantearse que al elector peruano le gusta elegir caudillos, en vez de optar por propuestas estructuradas provenientes de un sistema partidario maduro. Así, en un contexto en el que pocos partidos o movimientos políticos están consolidados, se hace difícil alcanzar mejoras en términos de representación política y de democracia participativa.

Por otro lado, esta problemática cobra mayor dimensión cuando se analiza el rol que cumplen la sociedad civil y los movimientos ciudadanos en el país. Si bien es cierto existen experiencias de vigilancia y plataformas que constituyen fuentes rigurosas de propuestas de políticas y programas públicos, no son representativas de un sistema consolidado de pesos y contrapesos, sino más bien se trata de experiencias hasta cierto punto aisladas, por lo que no es posible afirmar que en Perú se aprecia una cultura de participación ciudadana arraigada.

Por cierto, son destacables algunos avances registrados en el pasado reciente. Se ha alcanzado un nivel aceptable de transparencia electoral; se mejoró parcialmente la ley de partidos políticos; el proceso de descentralización ha sido fuente de algunas propuestas políticas mejor sintonizadas con la ciudadanía por la mayor proximidad territorial con el elector; se ha llevado a cabo diversas experiencias de diálogo, como los presupuestos participativos, los consejos regionales de competitividad o los planes educativos regionales y locales. Grupos ciudadanos organizados, por su parte, operan en algunas regiones del país. Enfocados por ejemplo en el monitoreo de la inversión pública, en la evaluación de propuestas y cumplimiento de promesas electorales o en el diagnóstico de temas críticos a ciudades. En ocasiones concretas, además, se aprecia menor tolerancia de la población respecto de iniciativas gubernamentales. En más de un caso alguna autoridad se ha visto precisada a retroceder en intenciones legislativas dada una reacción poco receptiva de la ciudadanía.

No obstante estos u otros avances puntuales, se reconoce la problemática de representación política y participación ciudadana descrita párrafos arriba, lo que por ejemplo se hace evidente a partir de la calidad del debate de políticas y programas públicos de la campaña hacia las elecciones regionales y municipales de octubre del 2010. En este contexto, surgen diversas inquietudes. Entre otras, tres:
- ¿Cuáles son las perspectivas de desarrollo sostenible del país si no mejora sustancial y permanentemente esta situación?
- ¿Cómo promover decisiones de autoridades gubernamentales sobre necesidades u oportunidades críticas que no representen rédito político de corto plazo?
- ¿Cómo promover dinámicas de participación ciudadana que constituyan un contrapeso sistemático saludable y maduro a las autoridades políticas?

En los últimos años, en América Latina ha surgido un interesante movimiento que tiene presencia en alrededor de 50 ciudades de nueve países. Se inspira en las experiencias conocidas como Plan Bogotá 2000 y Bogotá Cómo Vamos, que han contribuido decididamente a la mejora en la calidad de vida de dicha ciudad. A partir de una construcción ciudadana de amplia representación social y sectorial que propuso un nuevo imaginario para la transformación de la ciudad, así como la medición de indicadores cuantitativos y de percepción ciudadana respecto a los temas considerados críticos para Bogotá, se logró una interlocución entre ciudadanía y autoridades políticas muy positiva. Esta experiencia se expandió primero a otras ciudades colombianas y posteriormente a otros países de la región. Como parte de esta corriente, en la actualidad tres movimientos peruanos ya se han organizado y han iniciado actividades. Se trata de Arequipa Te Queremos, Lima Cómo Vamos y Trujillo ¡Ahora! Como se sabe, éste último logró la adhesión de los diez candidatos a la Municipalidad Provincial de Trujillo de un pacto político para participar de un ejercicio de diálogo constructivo con la ciudadanía.

Las propuestas de iniciativas como Nuestra Sao Paulo (Brasil), Los Ríos Cómo Vamos (Chile), Nuestra Mendoza (Argentina) y otras han logrado una adecuada receptividad de las autoridades locales, lo que permite encaminar cambios hacia mejoras concretas en la calidad de vida de dichas ciudades de una manera más sostenible y legítima. La experiencia concreta de Bogotá ha producido numerosos logros, entre los que se destaca un cambio en la dinámica de representación política por medio de una participación activa de la ciudadanía. Así, no solamente se debate sobre la base de una argumentación rigurosa los temas considerados críticos en cada ciudad, sino que se contribuye también a una continuidad político-programática de un gobierno al siguiente, incluso si cambia el partido político gobernante.

En la medida en que en el Perú las autoridades electas están próximas a iniciar un nuevo ciclo en enero del 2011, resulta relevante enfatizar la contribución potencial de estos movimientos. Ya son tres las experiencias peruanas en curso. Hay dos más en perspectiva por el momento. Esperemos que estas iniciativas se repliquen y contribuyan a mejorar las dinámicas de democracia participativa en las ciudades y regiones peruanas y que, desde los espacios subnacionales, se contribuya a mayores grados de institucionalidad de la democracia peruana.

lunes, 25 de octubre de 2010

INFLUENCIA Y CONSECUENCIAS PARA LAS PRÓXIMAS ELECCIONES GENERALES

Programa de PERUNET.TV: OTRA MIRADA
Conducido por: Nicolás Lynch


Puede haber un candidato nuevo que aparezca y crezca como Susana?. Castañeda puede caer por los cuestionamientos en el manejo de la alcaldía. Tanto Keiko, Castañeda, Toledo están por mantener el mismo modelo. Humala esta mas al centro izquierda y podría ser la propuesta para el cambio.

Video:

viernes, 22 de octubre de 2010

PRO Y CONTRA: UNIFORMES ESCOLARES

Por: León Trahtemberg
http://www.trahtemberg.com/

El uniforme escolar es uno de esos temas discutibles que define la concepción educativa de cada institución. Su uso parece expresar la expectativa institucional de que el individuo renuncie a su individualidad y que deje de lado sus propios criterios personales y estéticos a favor de los que define la institución. Sus partidarios piensan que influye en las conductas o actitudes de los estudiantes y también en la forma que los profesores perciben a los alumnos, evitando prestar atención a las diferencias individuales.
También se usan criterios económicos ó sociales, al señalar que ello reduce la exigencia en los jóvenes de tener disponible una mayor variedad de prendas de vestir para evitar la competencia por mostrar la ropa de moda que perjudica a los menos pudientes.
En el otro lado de la cancha están quienes piensan que el tema de los costos podría entenderse también en el modo inverso (aliviar a los padres de la compra anual de uniformes). Además el hecho de uniformizar la vestimenta de los alumnos no anula el reconocimiento de las diferencias en capacidades económicas que se evidencian por el hecho de que unos tienen útiles de escritorio más finos, o viajan al extranjero, o disponen de chofer para su movilidad, o tienen piscina en su casa, etc. Asumir que el uniforme ocultará las diferencias es poco convincente.
A ellos se suma el reputado psicólogo educacional Alfie Kohn, quien sostiene que los uniformes ayudan a circunvalar, más que encarar frontalmente, las diferencias personales y los prejuicios de los profesores. Un profesor que trata a los alumnos de acuerdo a su vestimenta, llevará a su relación con los alumnos muchos otros prejuicios igualmente irracionales y contraproducentes sobre raza, sexo, nivel socioeconómico, apellido u otros, que no tienen nada que ver con la vestimenta.
En lo personal prefiero que el respeto a la diversidad de la población escolar también se exprese en la vestimenta, con solo unas pocas limitaciones para evitar situaciones extremas (ya que el colegio no es una playa ni una discoteca), pero con un margen importante para que el alumno o alumna elijan cómo vestirse, sobre todo en una sociedad con tanta tradición autoritaria, uniformadora y dictatorial como la peruana, en la que esta flexibilidad juega un rol psicológico educativo y liberador adicional.

miércoles, 20 de octubre de 2010

CENTRO IZQUIERDA Y POLÍTICA ECONÓMICA

Por Pedro Francke
Fuente:
Bajo La Lupa

Como se acercan las elecciones, ahora resulta que Alejandro Toledo es de centro-izquierda.
Creer eso ahora es como creer en el Alan García que proponía revisar el TLC línea por línea, aplicar el impuesto a las sobreganancias y acabar con las "malditas services".
Tras cinco años de gobierno en los que la concentración del ingreso aumentó, los derechos laborales siguieron ausentes, la salud y la Educación públicas carecieron del presupuesto necesario, se impidió una reforma tributaria que gravara a las super-ricos y se favoreció abuso tras abuso contra indígenas y medio ambiente, ya no se puede creer eso.
Es verdad que con Alan García la desigualdad, el abuso y el autoritarismo aumentaron, pero tampoco podemos olvidar que Toledo con PPK puso su buena cuota por mantener, proteger y profundizar esta política neoliberal que el gobierno actual continúa. Que Alan se haya pasado a la ultra-derecha, no convierte a Lourdes o a Toledo en izquierdistas.
Recordemos que Pedro Pablo Kuczynski, quien fue poderosísimo durante 4 de los 5 años de gobierno toledista, es muy hábil haciendo lobbies a favor de las trasnacionales y propone reducir los derechos laborales, las gratificaciones y las vacaciones.
La esencia del pensamiento de izquierda es considerar que la igualdad y los derechos son fundamentales para el progreso humano. La agenda para avanzar en esa dirección es múltiple e incluye, para que haya más igualdad política en la toma de decisiones, la democracia y la participación ciudadana, la lucha contra la corrupción y la des-privatización del Estado.
Reducir la enorme desigualdad existente demanda también cambios en la política económica.
Como olvidar que mientras las trasnacionales tendrán utilidades este año de 22 mil millones de soles por sus filiales en el Perú, el ministerio de salud aún no tiene el aumento presupuestal de una décima parte de esa cifra que requiere para atender mínimamente las necesidades de las familias pobres.
Cómo no recordar que hasta el derechista Piñera en Chile ha aumentado impuesto a las empresas mineras, como lo han hecho más de 30 países en el mundo con el petróleo, porque con los precios actuales de las materias primas las sobreganancias son multimillonarias, pero que eso no se quiere hacer en este Perú.
Cómo dejar de lado que, con sólo un año de impuesto a las sobreganancias mineras, con propuestas como Sierra Productiva podríamos sacar a todos los campesinos de la pobreza, para siempre.
Quien no crea que la desigualdad sea importante en el Perú, merece nuestro respeto. Pero, al menos, que quienes apoyan la enorme concentración de la riqueza que hoy vivimos no se pongan la etiqueta de izquierda.

martes, 19 de octubre de 2010

TEMPORADA (CORTA) DE ALIANZAS

Autor: Carlos Basombrío
Fuente:
Diario Perú 21

La distancia cronológico-política entre las municipales y la presidencial, que ya era bien poca, se ha acortado. Para empezar, porque nadie imaginó que la ONPE y el JNE serían tales tortugas. Lima, el resultado más importante, no se conocerá hasta noviembre y las segundas vueltas en regiones serán, en el mejor de los casos, a fines de ese mes.Ello se conjuga con que el plazo para inscribir alianzas para las presidenciales vence el 11 de diciembre (¡ahorita!). Y la cosa es aún difusa y enredada. Primero porque hay dos dinámicas cuasi independientes: el acercamiento de partidos nacionales a grupos regionales y las alianzas entre partidos nacionales.Me concentro aquí solo en lo segundo. Lo más fácil, lo del fujimorismo. Van solos. Su único dilema es si incluir personas de ultraderecha que no están orgánicamente vinculados, pero que quieren ir en sus listas parlamentarias (Rey y Kouri, los más notorios). ¿Suman más de lo que restan?Castañeda debe decidir si incorpora a otros partidos: el PPC (donde algunos quieren eso y otros que Lourdes vaya a las presidenciales); AP (un sector quisiera, pero el otro busca alianzas más a la izquierda) y APP de Acuña (que se mueve entre Castañeda y Toledo). La gran pregunta que se hará el ex alcalde es si más membretes ayudan o perjudican sus posibilidades.El Apra está en una situación especial. Históricamente van solos. Los ingenuos que entran a sus listas parlamentarias como independientes no consiguen elegirse, porque el voto preferencial de la militancia va a sus líderes. Ahora bien, están pésimo en las encuestas y les ha ido muy mal en municipales. Veo dificilísimo que alguien con posibilidades se alíe con ellos, pero a lo mejor intentan, para asegurar algo en el Congreso, una candidatura independiente bajo el símbolo de la estrella. Hacia la izquierda la cosa está mucho más enredada. Por un lado están los humalistas que dicen: vengan todos con Ollanta y después negociemos un programa. Otros sectores radicales, el MNI y PS, plantean reeditar la Izquierda Unida, desde Humala a Villarán y que luego se defina la mejor candidatura. A su turno en Fuerza Social parece haber tres tendencias. Ir en un frente de centro izquierda encabezado por Toledo. Ir solos. Competir con Humala, aglutinando fuerzas de izquierda.Con tan poco tiempo y tanto fraccionamiento es difícil saber cómo se armará el rompecabezas. En todo caso, para un 80% de los electores importará quién (en singular) y no quiénes. Lo de las alianzas es más relevante para la composición del Congreso.

lunes, 18 de octubre de 2010

EL CAMBIO Y SUS RETOS

Por Javier Diez Canseco
Fuente:
Diario La República

El 3 de octubre millones de personas votaron por un rumbo distinto. Lo muestra Lima –al abrirse un resquicio entre los candidatos continuistas de una derecha corrupta y aparecer una figura nueva, Susana Villarán– en un triunfo que 60% de encuestados califica de izquierda. Lo evidencian los triunfos de candidatos por el cambio en Cajamarca, Junín, Piura, Cusco, San Martín, Arequipa, entre otros, y nuevas posibilidades en segunda vuelta regional.
¿Es un salto al vacío, como dice la prensa de la derecha continuista? ¿Eso hicieron Lula, Mujica, Morales, Correa, Funes en AL o Barrantes en Lima? ¡Vamos! El cambio implica asuntos básicos. 1) La inclusión de amplios sectores sociales, hoy excluidos, en los beneficios del crecimiento económico. La gente quiere sentirlo en su calidad de vida, sus ingresos y salarios: redistribuir la riqueza concentrada en pocas manos y transnacionales con privilegios tributarios y concesiones injustas. 2) El cambio es también respeto, trato digno. Mucha gente está harta de atropellos y abusos, de ser “perros del hortelano”, ciudadanos de segunda, ineptos “para poner en valor su propiedades” y de ver cómo sus terrenos comunales, su pequeña propiedad o su esfuerzo laboral son entregados a grupos de poder sin consulta previa, sin cuidar el medio ambiente, el agro o el agua, por derechos míseros, salarios minúsculos y sin derechos laborales: “cholo barato”, desprecio a los pueblos indígenas y maltrato a los emprendedores que producen para el mercado interno, mientras la riqueza sale del país sin industrializarnos ni invertir en educación, salud, ciencia y tecnología o generar empleo digno. 3) Cambio es reconocernos como país multicultural, pluriétnico y multinacional.
4) Es transparencia y control ciudadano a la gestión de las autoridades elegidas y su manejo del dinero público. Terminar con la corrupción generalizada desde Fujimori y democratizar la representación política que hoy manipulan los lobistas de los grupos de poder. 5) Es desarrollo económico descentralizado y aprovechamiento de nuestros recursos naturales con respeto al medio ambiente, rentas justas al Estado y recuperar soberanía y decisión acerca del uso y destino de estos recursos, evitando nuevas vergüenzas como Camisea. 6) Es promover la Unidad Sudamericana para negociar desde una plataforma común en el mundo junto a Brasil.
Las fuerzas políticas y sociales que están por el cambio tienen gran responsabilidad en lograrlo. Deben levantar un programa común, concordado, y demostrar que pueden ser UNA alternativa de gobierno. Unirse para unir a gran parte del país por el cambio.
Frente a la derecha dividida por sus cuotas de poder, los que apuestan por el cambio deben poner por delante lo que los une a favor de la gente. Ninguno defiende un mercado sin controles ni un estatismo trasnochado. Ninguno puede sostener que no busca una reforma tributaria que distribuya mejor la riqueza y financie la educación, la salud, la vivienda, el agro, la generación de empleo, el apoyo a los emprendedores y a las mypes. Todos hablan de una democracia participativa y comunitaria, control ciudadano y transparencia, revocatoria de autoridades electas, para enfrentar la corrupción y legitimar una democracia desprestigiada e ilegítima. Nadie puede obviar el recuperar soberanía sobre nuestra economía y nuestros recursos naturales para el progreso y desarrollo para todos.

Estar por el cambio y poner por delante las diferencias, los protagonismos personales o de grupo y no al país y sus mayorías es incoherente e irresponsable. Los que están por el cambio son muchos, pero requieren articularse, no mantenerse fragmentados. Los principales son el PNP, las izquierdas, FS, los indigenistas, ambientalistas y movimientos regionales. Hay millones de independientes por el cambio. En la unión está la fuerza de la victoria. Quienes la obstruyan asumirán el costo de dar curso al continuismo.

viernes, 15 de octubre de 2010

CHILE VIBRA

Por: Marcela García Guerrero
Directora


Con su presidente al pie del cañón, el martes 13, por la noche, el mundo vibró, un silencio calo los huesos, porque cuando la emoción es tan intensa el silencio se impone y este se impuso en Atacama, en el desierto que rodea la mina San José, lugar en el que durante casi tres meses, 33 seres humanos, 33 mineros fueron enterrados vivos. Pocos momentos como este emocionaron al mundo, pocos momentos de un gran respeto por los que sufrieron con hidalguía un entierro que en otras circunstancias hubiera sido fatal.
Chile demostró al mundo lo que es capaz de hacer en situaciones difíciles, una vez más demostró su tesón e hidalguía. Sus autoridades no abandonaron a lo mineros, sus autoridades movilizaron cielo y tierra, para lograr esta gran hazaña, conseguida gracias a la tecnología y a la solidaridad. Piñera, su Presidente, estuvo como debe ser al lado de su pueblo, no descansó hasta que no salió el último de los cautivos. En declaraciones a la prensa manifestó “el cierre definitivo de esta mina y de todas aquellas que no tengan las garantías necesarias “. Esto es ser un gobernante para todos los ciudadanos, esto se llama pensar en la seguridad de la gente que lo eligió antes que en los intereses de unos cuantos inversores.
Chile ha dado al mundo una hermosa lección, durante más de 24 horas todos hemos seguido paso a paso, el rescate, y con alegría hemos podido contemplar el estado físico de los mineros, gracias a la ayuda de todo tipo, entre ellas la psicológica que se les hizo llegar, nuevamente gracias a los grandes avances tecnológicos y a la decisión y liderazgo de un gobierno que apostó por su gente, también a la calidad moral y entereza de esos trabajadores de mina que supieron mantenerse firmes, dándose apoyo mutuo. Chile y su gente son ahora un referente para todos los latinoamericanos y para el mundo entero,
Nuestra solidaridad y admiración por este pueblo que siempre ríe a pesar de las desgracias. Como bien dijo Piñera: “Las desgracias nos unen y fortalecen “(…) “hemos aprendido el valor de los sueños de los hombres despiertos”

miércoles, 13 de octubre de 2010

¿TU VECINO PUEDE SER EL OUTSIDER? MÍRALO BIEN

Por: Mirko Lauer
Fuente:
Diario La República

A pesar de la sorpresa en las elecciones de Lima, las vísperas de campaña presidencial 2011 todavía no consideran al outsider. Al cual se le espera, si acaso se le espera, como una suerte de chupacabras político, como una revelación súbita y por lo general tardía, capaz de hacer tiras al rebaño convencional.
Hasta setiembre pasado parecía que la era del outsider había sido superada. Con Ollanta Humala, la sorpresa del 2006, instalado en una baja intención de voto, el centro-derecha venía siendo una carta ganadora. Pero con casi 40% del baluarte derechista limeño volcado hacia una candidata de izquierda, ya nada se sabe.
La sorpresa fue doble, pues solo los politólogos conocían de la existencia de una izquierda moderada y moderna con capacidad de liderar una campaña hasta el final. Más recóndita todavía era la existencia de una masa de electores limeños dispuestos a jugar esa carta, en abierto desafío a la máquina propagandística de la derecha imperante.
Esto no necesariamente significa que un próximo outsider vendría de alguna rama de la izquierda. Lo único seguro, de acuerdo a una experiencia que viene desde Ricardo Belmont 1989, es que surgiría a contrapelo del sistema de partidos en ese momento. Quizás es el momento de recordar que al outsider Belmont siguió el outsider Alberto Fujimori 1990.
En esa época los recién llegados se llamaban independientes, una palabra que connotaba rechazo a los partidos y virginidad electoral. Con el tiempo pasó a sugerir más bien transitoriedad sin mucho compromiso, y fue dejada por el camino. Además muchos movimientos independientes se volvieron partidos establecidos.
Uno de los perfiles tentativos es que el próximo outsider podría ser líder de un partido pequeño, quizás hasta con una inscripción prestada, un discurso poco confrontacional y casi nada ideológico, una carrera política breve y errática, una historia personal rica en anécdota. Alguien a quien hemos mirado en más de una ocasión, pero visto muy poco.
Es menos probable que el próximo outsider venga de la política del interior del país, o que sea un disidente de un partido establecido, o que venga de una carrera exitosa como profesional o empresario de alto perfil. Este tipo de figura parece ser automáticamente asociado con el orden establecido, y en consecuencia no moviliza adrenalina.
El outsider de campeonato es el que surge de la nada, o casi, y gana una elección. Pero no es la única posibilidad. También existen candidatos sorprendentes que no ganan, pero que al abultar de pronto su votación le dan un giro inesperado a una elección que parecía más o menos decidida. Son los temidos fantasmas de la segunda vuelta.

lunes, 11 de octubre de 2010

¿QUE PASA EN TRUJILLO?

Por: Marcela García Guerrero
Directora Trujillo di?


Parece que una mano oculta está haciendo de las suyas. Por un lado, sin mediar un informe o comunicación a los moradores y comerciantes de las cuadras 6 y 7 del Jirón Pizarro, (nos imaginamos que aprovechando el feriado largo), la Municipalidad Provincial de Trujillo, ha comenzado las obras de peatonalización de ese jirón, tantas veces anunciado es cierto, pero nunca mostraron el mencionado proyecto, tal como se lo solicitaron las instituciones, comerciantes, y hace poco el Colegio de arquitectos, entre otras instituciones. Muy mal. El reelecto alcalde, que esta vez triunfó con menos porcentaje que hace cuatro años, debería haber aprendido que la participación de la comunidad es muy importante para una buena gestión, la ciudad es de todos, y debe responder a los intereses de la comunidad, es decir de los vecinos.
No estamos en contra de la peatonalización, pero consideramos que toda medida que atañe a la ciudad y sobretodo a su centro histórico debe ser consensuada, caso contrario seguimos cayendo en el autoritarismo del cual los ciudadanos ya están por decir lo menos hartos, basta ver los resultados electorales últimos. Una pregunta nos surge, ¿esta acción ha sido coordinada con el INC?.
Otra sorpresa que nos trae el lunes 11 de octubre es el vejamen que se está cometiendo en el Cementerio de Miraflores; hace pocos meses a través de un pronunciamiento más de mil ciudadanos se manifestaron al respecto, preocupados porque la Beneficencia tenía la intención de tumbar algunos pabellones y construir nuevos. Esta vez, no decimos que es obra de la Beneficencia Pública, pero sí, es su responsabilidad. Estas acciones de por sí producen ruidos, ¿no hay guardianes en el Cementerio? Al margen que es un atentado contra la propiedad y la dignidad de las familias y también de los fallecidos.
No podemos callar estos atropellos, es hora de que las autoridades asuman su rol como tal. Al Alcalde se le ha encomendado la Administración responsable de la ciudad, y toda obra tiene que contemplar el bien común y la calidad de vida de sus moradores. A la Doctora Pilco decirle que existen ciudadanos responsables que están dispuestos a apoyar las medidas respectivas que se tomen para preservar nuestro patrimonio histórico como es el Cementerio de Miraflores.

Foto 1: Diario La Industria

miércoles, 6 de octubre de 2010

LOS RETOS DE LAS AUTORIDADES

Por: Marcela García Guerrero
Coordinadora de TRUJILLO ¡AHORA!


A tres días de las elecciones, todo hace predecir que en la región repetimos el plato, en el municipio esto ya se daba por seguro. Sin embargo las cifras alcanzadas por ambos candidatos, no responden al triunfo obtenido en el 2006, lo que significa un gran reto para ambos y un beneficio para nuestra ciudad y región.
En lo que respecta a la Municipalidad Provincial de Trujillo, en estos primeros días le recomendamos al alcalde, que sea innovador y convoque a un gran cabildo público, como agradecimiento a la población que por segunda vez le da la oportunidad de administrar la ciudad. La agenda del cabildo debe tener solo cuatro puntos:
1- Seguridad ciudadana, él como presidente de COPROSEC, debe activar esta institución y dotarla del presupuesto correspondiente, caso contrario es muy difícil implementar la propuesta. Las juntas vecinales deben estar debidamente representadas. Igualmente debe convocar a todos los alcaldes distritales, para hacer una propuesta provincial integral. El Ingeniero Acuña, nos informará, qué acciones preventivas ha tomado en cuenta para los próximos cuatro años, le sugerimos convocar a los candidatos no elegidos para en conjunto hacer una propuesta.
2- Presentar los proyectos que tiene para el centro Histórico, por ejemplo el de peatonalización, convocar a los colegios profesionales, así como a los comerciantes y moradores de las zonas que van ha ser intervenidas, para que opinen al respecto.
3- La página web de la Municipalidad debe estar actualizada y fácilmente accesible. En ella se deben colgar todos los proyectos que tiene el Municipio, tanto los elaborados por la actual gestión como los ya ejecutados, por ser de interés ciudadano. Igualmente se debe incluir información sobre el personal técnico responsable y el presupuesto correspondiente. En esta página debe haber un espacio para que el ciudadano opine.
4- Debe convocar a las diferentes organizaciones de la sociedad civil para que participen en el Plan de Desarrollo Concertado y en el Presupuesto Participativo, además de generar otros canales participativos. Esto en aras a la transparencia y a un gobierno consensuado.
En lo que respecta al Ingeniero Murgia, en este nuevo periodo debe centrar su atención en el tema social, prioritariamente en las zonas más deprimidas de nuestra región. Dentro de esto dar prioridad a la salud y educación, no olvidemos que tenemos una pandemia que sigue cobrando víctimas, y aún no se da la solución integral.
Igualmente el Gobierno Regional tiene que desarrollar una acción concertada con los Consejeros Provincial, esto es algo pendiente que estamos seguros será subsanado en los próximos cuatro años para beneficio de la ciudad y la Región

martes, 5 de octubre de 2010

LA ONPE, EL CONTEO Y UN FRAUDE DESCARTABLE

Por: Fernando Tuesta

1. Organizar elecciones regionales y municipales y referéndum, es lo más complicado. Más aun, cuando se cambian las reglas (segunda vuelta regional y elección de consejeros por provincias). Si a eso se agrega cientos de miles de listas inscritas, la situación es, organizativamente, muy difícil. Peor aun, cuando los Jurados Electorales Especiales resolvieron las tachas e impugnaciones, por extremada carga procesal, hasta los últimos días.
2. Tener un presupuesto magro, como en general lo tiene los organismos electorales, tiene consecuencias organizativas: menos personal contratado, honorarios bajos, capacitación insuficiente y publicidad reducida. Sólo un dato: hubo deserción de personal contratado, que tuvo que ser cubierto, contra el tiempo, pero enfrentando serios problemas por las normas de contratación del Estado.
3. Todo lo anterior, tiene impacto en el proceso mismo y por cierto el día de la jornada electoral. Si además, faltan un número de miembros de mesa, son reemplazados por suplentes no capacitados y, en muchos casos, por electores de la fila. El riesgo de un mal trabajo se eleva.
4. Muchas mesas se instalaron de manera tardía, por falta de miembros de mesa. Eso complicó una jornada, cargada de gente que se acumulaba en los locales, realizando largas colas tanto afuera como adentro de los locales, en donde había insuficiente información. Esa sensación de molestia de los electores, fue creando un ánimo de animadversión hacia el proceso.
5. En Lima se realizaron 3 escrutinios paralelos (municipio provincial, distrital y referéndum) y en provincias 5 (se agrega presidente y vicepresidente regional y consejeros regionales). Si no hay una adecuada capacitación de los miembros de mesa, el desorden y los errores en el proceso y escrutinio crece. En esta cadena de hechos, la recuperación y traslado de las actas electorales, al centro cómputo fue desordenada, por lo que atrasó el proceso. Pero, no es cierto que las actas siguen llegando. Todo se desarrolló el domingo.
6. El ingreso de actas al sistema informático ha sido lento, más aún por la cantidad de actas observadas. Un tema adicional, el JNE señaló, pocos días antes de la elección, que no se considere acta observada, las que tienen dos de las tres huellas digitales de los miembros de mesa. Este solo hecho ha llevado a que en el Centro de Cómputo se deba tener en cuenta un nuevo paso en el procedimiento, ya de por sí complejo.
7. El número de actas observadas ha sido muy elevado. Se trata de actas que tienen votos impugnados, errores materiales (no cuadran las sumas), son ilegibles o con observaciones. Estas no pueden ser ingresadas al sistema de cómputo, que las rechaza. Son enviadas a los JEE, quienes resolverán y, si hay alguna apelación, pasarán al JNE, quien resolverá en última instancia. Estas catas regresan a la ONPE y recién pueden incorporarse a la suma total.
8. Por lo tanto, en lo que queda de la competencia de Lima, no tendremos el resultado al 100% por varios días, pues no depende de la ONPE, sino de los JEE y del JNE.

9. Sin embargo, era necesario desarrollar un plan de comunicación y de entrega de resultados, mejor diseñado. La ONPE ofreció un primer reporte a las 8pm. Y lo hizo más de 2 horas después. Lo mismo ocurrió el martes 5, cuando no se presentó nada a las 12:30 pm. Esto impacta en la imagen institucional y crea un clima de desconfianza y suspicacia, que se puedo evitar entregando de manera continua y permanente los resultados, así el crecimiento sea lento. La ONPE, desde que se recuperó a fines del 2000, es una institución confiable y hay que defenderla.
10. Dicho esto, ¿Qué pasa con la competencia por Lima? Siendo que al 73% hay una diferencia de 0.8% no es posible señalar, predecir, pronosticar, nada de manera enfática. Solo se puede decir que la mayor probabilidad de ganar es de Susana Villarán. Lo que no niega que pueda ganar Lourdes Flores Nano.
11. ¿No tendremos alcaldesa hasta conocer el resultado al 100%? No, sí es posible. Si la diferencia entre los votos no se puede revertir con lo que queda de actas observadas, tendremos virtual alcaldesa.
12. Sin embargo, todo lo anterior no queda en manos de procedimientos electorales. Aquí juegan un papel fundamental los personeros técnicos y legales para vigilar cada paso del proceso y defender su votación. Es más, en estos espacios se puede definir una elección. Todo es explicable y es necesario hacerlo, pero un fraude con la participación de la ONPE, es imposible.

http://blog.pucp.edu.pe/fernandotuesta/la-onpe-el-conteo-y-un-fraude-descartable

lunes, 4 de octubre de 2010

PRIMERAS LECCIONES DE LA VOTACIÓN DE AYER

Fuente: EL Comercio

Las elecciones de ayer, municipales, regionales y de referéndum por el Fonavi, han demostrado tres cosas principales: primero, que el sistema democrático en el Perú está funcionando sin mayores contratiempos desde su restablecimiento el año 2000. Segundo, que existe una alternancia política e ideológica que es libre, pero muy difícil de pronosticar por la falta de solidez de los partidos políticos. Y, tercero, que todavía el nuestro es un país en construcción institucional especialmente en las zonas rurales.
En el plano funcional, sin duda ha sido un reto organizar comicios para una población electoral de más de diecinueve millones de peruanos. En líneas generales la ONPE, el Jurado Nacional de Elecciones y el Reniec han cumplido con sus tareas, normativas, logísticas y operativas; sin embargo, se han advertido muchos problemas relativamente fáciles de solucionar. Por ejemplo, en Lima varias mesas no fueron instaladas, en algunos casos no hubo adecuada información para los ciudadanos sobre sus centros de votación, faltó autoridad suficiente para instalar las mesas a tiempo especialmente allí donde no concurrieron los titulares y no se previó el verdadero desorden del tráfico en una metrópoli que, desde hace tres años, está en literal reconstrucción.
En cuanto a la alternancia ideológica –más allá de esa efervescencia que llevó a lamentables episodios de guerra sucia entre ciertos candidatos– es sano que los líderes políticos y sociales se renueven.
Todavía es prematuro que en el caso de la alcaldía capitalina alguien cante victoria, porque el resultado final se está peleando voto a voto; en cambio en las regiones es muy preocupante la volatilización en las tendencias electorales porque han vuelto a primar una serie de grupos, movimientos y alianzas de simple circunstancia electoral y, sin programas sólidos. Y esta inmadurez se manifiesta como persistente pese a todo el camino ya recorrido en la descentralización funcional y, sobre todo, el enorme traspaso de presupuestos abultados gracias al canon minero.
En esta misma línea hay situaciones que no están adecuadamente entendidas por el promedio ciudadano como la votación extraordinaria en el referéndum sobre la devolución de los recursos del Fonavi. Según se ha podido constatar, prácticamente hasta la víspera misma de la concurrencia a las ánforas la mayor parte de ciudadanos tenía poco o nulo conocimiento sobre el fondo de este tema y las implicancias económicas y sociales que tendrá su decisión en uno u otro sentido.
Entre tanto, la ausencia de una mayor institucionalidad de los partidos políticos se ha hecho especialmente evidente en los comicios regionales, donde la enorme cantidad de listas, así como de propuestas totalmente dispares, poco técnicas y esencialmente chauvinistas, debe llamar la atención sobre el futuro de la descentralización. En este contexto cabe destacar la derrota del Apra en el norte. Y es que, una cosa es que las regiones tengan regímenes funcionales de cierta autonomía y, otra, muy diferente, que algunos de sus gobiernos vean los recursos del canon como un botín, a partir del cual puedan pretender autonomías totales sin respetar los principios de la república unitaria.
En resumen, pues, estas elecciones marcan un nuevo hito en la historia política de nuestra patria con un saldo favorable, pero que puede y debe ser ampliamente mejorado teniendo como norte perfeccionar un sistema administrativo, social y gubernamental en todas las instancias del Estado Peruano.

sábado, 2 de octubre de 2010

SABADO DOS DE OCTUBRE, DIA DE REFLEXIÓN

Por: Marcela García Guerrero
Directora


No es por semana santa, mañana el pueblo elegirá a sus autoridades municipales y regionales. Se siente paz en las calles, en el ambiente, aunque somos conscientes de que es aparente, los nervios están a flor de piel, sobretodo en los partidarios y simpatizantes de las diferentes agrupaciones políticas. Por las calles te paran los conocidos para preguntar por tu candidato preferido, aunque en realidad algunos quieran convencerte de que votes por el de su preferencia.
En nuestra ciudad, Trujillo, la disputa es fuerte, aquí la tolerancia es cero, aún no estamos acostumbrados a respetar la voluntad de cada ciudadano. Durante muchos años -todos lo sabemos- fue el enclave del partido de la estrella, enclave que perdió hace cuatro años y que ahora lucha por recuperar. La incógnita, se despejará el día de mañana a las cuatro de la tarde.
Mientras tanto nosotros queremos reflexionar en este sábado de “paz”, sobre el rol que tiene que cumplir el ciudadano consciente, este ciudadano que en primer lugar debe pensar en el bienestar de su ciudad, y por ende en su propio bienestar, en este ciudadano, que ya no se debe guiar por consignas, ni sueños irrealizables, ni en utopías, dádivas u ofrecimientos que la mayoría de las veces no se llegaron a cumplir.
El Trujillo de hoy, el Perú de hoy, del siglo XXI, es una realidad totalmente distinta, no en balde tenemos diez año de democracia (aunque frágil) continua. Actualmente el pueblo quiere diálogo, ya no soporta agresiones. La política tradicional de enfrentamientos y acusaciones, de caudillismo y prepotencia, quedó atrás, a pesar de que muchos políticos aún sigan insistiendo en lo mismo. La mayoría de la población consiente y en ella incluyo a esa gran masa de jóvenes que quizás voten por primera vez, manifiestan su disconformidad con la política tradicional, de insultos y golpes bajos. Ellos esperan propuestas creativas, saben cuando los candidatos mienten, perciben la integridad en sus propuestas.
Como nunca en nuestra ciudad durante los últimos meses, diversas instituciones y gremios, así como centros universitarios, y organizaciones juveniles han organizado foros, con los candidatos, querían conocer sus propuestas, algunos como en el FORO CIUDADANO 2010, los ha invitado para que los diez aspirantes al sillón municipal presenten sus propuestas. Otras instituciones han invitado a los aspirantes al gobierno municipal y regional. Actualmente los debates no bastan, necesitamos conocer propuestas. El que, como, y con qué van a poder realizar las obras que ofrecen. La sorpresa fue grande, al estudiarlas y ver que la gran mayoría no tenía del todo claro el cómo, y con qué hacer las obras que presentaron.
Sin embargo este ejercicio de la sociedad civil ha servido para que los partidos y agrupaciones políticas, interesadas en administrar nuestra ciudad, se den cuenta que ya existe ciudadanos que estudian lo que ellos presentan. Ya existen ciudadanos que van a vigilar su gestión, ya existen ciudadanos, que conocen sus derechos y también sus responsabilidades como tal. Los diez candidatos han firmado un “acuerdo de compromiso”, en el que se comprometen a velar en forma concreta por: la seguridad ciudadana, el reordenamiento vehicular, el medio ambiente, y la transitabilidad.
Esperamos que el día de mañana, gane la ciudad, gane el partido y/o asociación que realmente quiera y vea a la ciudad como un gran proyecto que debe ser administrado, de manera técnica, creativa, pensando en el bienestar de las mayorías, y, de la mano con sus organizaciones, gremios y ciudadanía organizada. “porque la ciudad necesita de sus autoridades y las autoridades necesitan de la ciudadanía organizada.

Trujillo se lo merece.