miércoles, 26 de enero de 2011

¡A BUSCAR CON LUPA!

Autor: Carlos Basombrío
Fuente:
Diario Perú 21

Ninguno de los cinco candidatos que figuran en las encuestas escapa a la regla, tampoco el Apra, que corre sin cabeza. En mayor o menor medida, en todas las listas al Congreso se cuecen habas. Enfrentamientos, exclusiones, vetos y afilados serruchos. Cambios de última hora. Denuncias de fraude. Pagos por lo bajo. Impresentables que quieren entrar o regresar. Muy poca renovación. Tránsfugas. Exceso de familiares, amigos y allegados. Demasiados artistas, cantantes y voleibolistas.Por el contrario, hay pocos personajes destacados de la vida nacional; los que, como es lógico y con contadas excepciones, salen corriendo ante la posibilidad de quedar asociados al otoronguismo. El espectáculo ha sido deprimente y tiene que estar haciendo mella en la población. Pero, como dice Heduardo, si por allí hay un campeonato mundial de vóley de congresistas, ahí si nos la llevamos.Que en medio de este desastre generalizado la lista fujimorista haya logrado “destacar” es bastante revelador. Las viejas glorias de los noventa dominan la lista naranja, con algunos pocos nombres nuevos. Además, por más discurso en contrario, no hay una separación real con el montesinismo. El caso más evidente es el de uno de los jefes de seguridad del 'Doc’ en la lista por Puno; nada menos que el que lo acompañó en la fuga a Panamá; que La República los ampayara y lo hayan tenido que sacar, no cambia el hecho. (¿O no sabían quién era cuando lo pusieron en la lista?). Hay, también, tránsfugas comprados por Montesinos en su momento y quién sabe cuántos topos más que pasarán colados y llegarán al Congreso con la agenda del preso de la Base Naval. También la lista naranja supera a las otras en nepotismo. Empezando por la candidata, cuyos méritos para serlo radican exclusivamente en el apellido, siguiendo con el hermano Santiago que vuelve a postular al Congreso. Eso sí, para renovar, va el hijo menor Kenji (¡nada menos que en el numero tres!). De Kenji baste decir que, escuchándolo una vez, se tiene una idea clara de sus méritos. Pero la cereza de la torta ha sido poner a la enfermera del preso de la Diroes, que asegura que no pasa la noche en la cárcel con su paciente, como han denunciado los diarios. En suma, el fujimorismo se ha desnudado por completo con la lista al Congreso. Los que voten por ellos lo harán conscientes de lo que buscan.En general, salvo un milagro ciudadano en el que la gente sepa encontrar las agujas rescatables en los diferentes pajares en carrera, tendremos de nuevo un Congreso impresentable y, probablemente, tan o más corrupto que este.

0 comentarios: