lunes, 7 de febrero de 2011

LAS CANDIDATURAS SE VAN DECANTANDO

Autor: Fritz Du Bois
Fuente: Diario Perú 21


Luego de haber trascurrido dos tercios de una campaña, que empezó en octubre para todo efecto práctico, las candidaturas se van decantando y el panorama va quedando claro. En primer lugar, ya no cabe duda alguna de que Toledo es el que mejor la ha manejado. Ha logrado –gracias a un manejo profesional, tanto de su lanzamiento como de la presentación de su equipo de gobierno y la de sus candidatos a parlamentarios– pasar de un lejano tercer lugar a liderar con un margen bastante amplio.Más aun, hoy parece el único asegurado a pasar a la segunda vuelta, aunque su esperanza de ganar en primera no es 'matemáticamente posible’, como dirían los comentaristas deportivos, por el número de participantes en la contienda. En todo caso, es el candidato con más fuerza y con una creciente sensación de ganador por lo que, cuanto más lo atacan, mayor margen saca.
Luego está Keiko Fujimori, que tiene el sólido apoyo de no menos de un quinto del electorado, lo cual la coloca en la puerta de la segunda ronda, aunque persisten las dudas de qué tan cerca de ese piso estaría su techo electoral. Ella, hasta la fecha, ha llevado a cabo una campaña adecuada, los mayores errores estuvieron en algunos cuestionados candidatos a parlamentarios, pero los ha corregido, lo cual demuestra capacidad de repliegue, muy importante para evitar quedarse atracada en el barro.
Por el contrario, el caso de Castañeda está atracado en respuestas pendientes, desde Comunicore hasta el aporte de su vicepresidenta para colocarse en la plancha, pasando por la contratación de asesores y los escándalos de chantajes entre sus dos lugartenientes. Ninguno de esos episodios ha sido aclarado y la respuesta siempre ha sido el atacar al que los ha publicado. Castañeda ha perdido casi un tercio de su apoyo y requiere rápido de un cambio dramático, porque de la sensación de perdedor es bien difícil lograr recuperación.
Humala también está atracado, en su caso en un 10%, que es el apoyo que tradicionalmente recibe la izquierda –solo que antes se dividía entre una docena de candidatos–; en esta ocasión no ha logrado atraer a otros segmentos de la población.
Finalmente esta Kuczynski, quien debe de estar muy desilusionado con lo que viene logrando. La campaña 'acriollada’ no le ha dado ningún resultado.
Todavía tiene tiempo de recobrar la seriedad del tecnócrata, que es su fortaleza, y que nunca debió haber abandonado.

0 comentarios: