viernes, 4 de febrero de 2011

REFORMA TRIBUTARIA: ¿QUÉ DICEN LOS CANDIDATOS?


Fuente: Otra Mirada

Para nadie es novedad que hoy en día el Estado Peruano mantiene un gran déficit en la provisión de bienes y servicios públicos (sobre todo en Salud y Educación).
Con el objetivo de suplir esta situación, los candidatos presidenciales vienen planteando numerosas propuestas. Lo interesante en este punto es que en la mayoría de los casos, los candidatos se olvidan de explicar al electorado el ¿cómo financiar estas medidas? Motivo por el cual hemos pasado a revisar qué dicen los diferentes planes de gobierno¹ respecto a la reforma tributaria en el país.

Perú Posible
Candidato presidencial: Alejandro Toledo Manrique

La propuesta de Perú Posible (PP) rescata los conceptos de eficiencia, equidad y neutralidad tributaria con medidas muy genéricas en cada uno de estos puntos. Concretamente se plantea reducir la evasión tributaria, la informalidad y el contrabando en 20%, 10% y 50% respectivamente. Asimismo, se plantea la racionalización de exoneraciones con una reducción desde el 2% a 1.6% del PBI.
Un punto interesante planteado por PP es el de negociar con las empresas mineras (que tienen estabilidad tributaria) la aplicación de una mayor contribución al Estado por las ganancias extraordinarias. En este último punto es imprescindible tomar una posición concreta respecto a la aplicación o no de un impuesto a las sobre ganancias mineras. Porque hablar de “una mayor contribución al Estado” puede entenderse también como incrementar y/o extender el actual “óbolo” minero.
Perú Posible no plantea un compromiso o meta explícita respecto al incremento de la presión tributaria en el país. Esta es una carencia sustancial. Más aún si Alejandro Toledo promete, insistentemente, en duplicar el sueldo a los maestros. ¿De dónde saldrá este dinero? O es que acaso ¿se volverá a subir la tasa del IGV en vez de bajarla? Como lo hizo en 2001 faltando a su compromiso de campaña.

Alianza Solidaridad Nacional
Candidato presidencial: Luis Castañeda Lossio

En el caso de Solidaridad Nacional si hay un compromiso explícito por incrementar la presión tributaria. El documento refiere un aumento en 3 puntos del PBI (se llegaría a 17% del PBI) durante el quinquenio de gobierno. El plan de Gobierno en cuestión centra la atención en reducir la evasión de IGV y renta. No se plantea ningún cambio a las actuales tasas impositivas.
Al respecto, una observación. El supuesto subyacente a esta propuesta es una tasa promedio de crecimiento anual de 8%. El ritmo de nuestra economía depende mucho de lo que pase con la cotización internacional de los minerales y con un clima internacional aún incierto, no hay garantías robustas que garanticen esta elevada tasa para los próximos 5 años. Entonces, si no hay garantías serias para el cumplimiento de este supuesto en el crecimiento, no las hay para incrementar la presión tributaria. Máxime si no se tocan tasas impositivas y se opta por una mayor recaudación en base a menor evasión.

Fuerza 2011
Candidato presidencial: Keiko Fujimori Higuchi

En el Plan de Gobierno de Fuerza 2011 el tema tributario está prácticamente ausente. Solo se propone facilitar el pago de impuestos. Al igual que Perú Posible no hay compromisos concretos en torno a la presión tributaria. No hay certeza de dónde vendrán los recursos para las medidas que la candidata propone. De lejos, el plan de Gobierno menos serio en este tema.

Gana Perú
Candidato presidencial: Ollanta Humala Tasso

A diferencia del resto de planes revisados, en el caso de Gana Perú hay todo un acápite completo referido al tema. El documento hace una revisión de la situación actual del sistema tributario y desarrolla el contenido de su propuesta de reforma tributaria. El compromiso concreto de Gana Perú consiste en elevar la presión tributaria hasta ubicarla, en una primera etapa, entre 18% y 20% del PBI. En conformidad con los principios de eficiencia tributaria y equidad, se tiene como objetivos subyacentes el hacer pagar más a los que más tienen (una mayor participación de los impuestos directos en la recaudación directa) y combatir la elusión y evasión tributaria.
En contraste con el plan de Castañeda, en este caso se señala un listado de medidas especificas que contiene entre otros puntos a la variación de tasas impositivas y la aplicación de un impuesto a las sobre ganancias mineras. Asimismo, se propone revisar y eliminar, mediante negociaciones con las empresas involucradas, los convenios de estabilidad tributaria para adaptarla a las nuevas condiciones del país; también eliminar legalmente el otorgamiento de beneficios indebidos, como el de la depreciación acelerada de activos. Del mismo modo, se incorpora la evaluación, mejora y extensión del sistema de regalías del sector minero e hidrocarburos.
Otra propuesta consiste en evaluar la factibilidad de una reducción gradual del IGV para acceder al promedio de América Latina (de 14% a 15%) y aumentar su productividad mediante la disminución (hasta su eliminación) de las exoneraciones sectoriales y regionales. Finalmente, un tema de suma relevancia que incorpora este documento es el avanzar en la descentralización fiscal. De los planes de gobierno revisados es el que desarrolla de forma más extensa el tema tributario y el único que toma posición respecto a la aplicación del impuesto a las sobre ganancias mineras.

Alianza por el gran cambio
Candidato presidencial: Pedro Pablo Kuczynski Godard

Luego del plan de “Gana Perú”, éste programa es el que más desarrolla el tema tributario. Esta propuesta centra su análisis en el tema de la informalidad. En ese sentido, tiene como medida principal a la reducción gradual de la tasa del IGV y del impuesto a la renta gracias a lo cual se reduciría la evasión y por ende se recaudaría una mayor cantidad de recursos.
En conformidad con esta idea, el compromiso de la Alianza por el gran cambio es llegar a una presión tributaria del 20% del PBI. Concretamente se plantea la reducción progresiva de la tasa del IGV de 19% a 15%. A razón de un punto porcentual por año.
En una economía -como la nuestra- en donde los impuestos indirectos (IGV, ISC) son la fuente más importante de recursos para el fisco, es predecible que el reducir dicha tasa al menos en el corto plazo no necesariamente incrementaría la presión tributaria, sino que incluso podría llevar a reducirla. Sumado a que el plan en cuestión no toca el tema del impuesto a las sobre ganancias mineras ni el de contratos de estabilidad, la ambiciosa meta de 20% de presión tributaria podría quedar solo en el papel.

Para cerrar, el presente ejercicio nos lleva a concluir que la mayoría de candidatos están más preocupados en llenar de propuestas al electorado, antes que justificar su financiamiento de forma rigurosa y consistente. No se puede hablar de reducir brechas en Salud y Educación pública sin una seria reforma tributaria. No es serio, no es consistente. Punto aparte merece la propuesta de Gana Perú que no solo traza objetivos sino un conjunto de medidas concretas para alcanzarlo. También merece la atención la propuesta de Alianza por el gran cambio que hace el esfuerzo por hacer un planteamiento concreto.

Recuerde estimado lector que, finalmente, es usted quién decide.

0 comentarios: