viernes, 4 de marzo de 2011

UN PAÍS EDUCADO PERO QUEBRADO

Autor: Fritz Du Bois
Fuente: Diario Perú 21


Escuchando a todos los candidatos presentar propuestas, en el evento organizado por El Comercio, uno termina con sentimientos encontrados.En primer lugar, ha sido muy alentador el que exista consenso en mantener la reforma educativa basada en el incentivo y capacitación al maestro. Asimismo, lo ha sido el hecho que dieran la impresión, la mayoría de los candidatos, de que tienen claro qué es lo que harían en el tema educativo, de ser elegidos, para mejorarlo.Aunque suene extraño, debe de ser la primera vez en una campaña presidencial que la educación es el tema prioritario y solo eso, ya es un gran paso. Lo importante, ahora, es asegurar que el próximo mandatario sea examinado constantemente en los avances educativos de su gobierno, para que las propuestas que se hacen durante la campaña sean realmente aplicadas.Luego vino seguridad, y el único consenso que existía es que todos dijeron que había que parar el crecimiento de la inseguridad ciudadana así como del narcotráfico, mientras que fueron bastante más dispersas las soluciones que plantearon. Creemos, por ello, que habría que aterrizar algunas propuestas concretas para que, al igual que en el caso de la educación, se vaya formando una idea clara en la población sobre el camino que se debería transitar para reducir la inseguridad.Sin embargo, como era de esperarse, el cielo fue el límite para las ofertas electorales. Todos ofrecían llevar el presupuesto de educación al 6% del PBI, así como duplicar sueldos de policías y maestros, manteniendo la cédula viva de los militares. Además, prometen pagar el Fonavi, dar desayunos y almuerzos escolares gratuitos, otorgar decenas de miles de becas para estudiar en el extranjero y construir faraónicos proyectos de infraestructura, entre otros muchos ofrecimientos.Lamentablemente, nadie explicó cómo se podría financiar tremenda explosión en el gasto, porque si solo la quinta parte de lo que han prometido es efectivamente implementada, terminaríamos quebrados. Es necesario, por tanto, seleccionar dentro de toda esta lluvia de promesas lo que sea realmente urgente y también posible de lograr.Por ello, nos parece adecuado buscar un consenso, sobre tres o cuatro temas vitales (educación, salud, trabajo, infraestructura por ejemplo) para comprometer al siguiente gobierno a cumplir una agenda sobre la cual exista apoyo nacional.

0 comentarios: