viernes, 29 de abril de 2011

EINSTEIN Y UNA ILUSIÓN ÓPTICA DE LA CONCIENCIA

Autor: Guillermo Giacosa
Fuente:
Diario Perú 21

Me apena profundamente cuando el periodismo desciende, como suele hacerlo durante los procesos electorales, a llevar al paroxismo su pelea por una porción del poder.Me preocupa mucho que se disfrace de ideología lo que en realidad es un evidente enfrentamiento de intereses coyunturales. Más me preocupa aún que se confunda a la población y que se estimulen prejuicios y estereotipos que luego resulta difícil extirpar. En estas ocasiones, como en las informaciones que se brindan durante las guerras, la única que pierde es la verdad.Como puede parecer muy tonto recordar que el Perú es un pequeño país que hace parte de un pequeño planeta que podría desaparecer sin alterar al cosmos y que nuestro destino, como seres humanos, es efímero, me permitiré citar las palabras de un hombre sobre quien pocos podrían expresar algo que no fuera admiración. Se llamaba Albert Einstein, había nacido en el año 1879 en el seno de una familia judía, en Ulm, Alemania, y fue considerado el científico más importante de todo el siglo XX. Este hombre, cuya humildad está expresada en su afirmación de que su mérito mayor era pensar más tiempo que los otros en los mismos problemas, hizo la siguiente y sabia advertencia que me parece oportuno citar en medio del torbellino político que parece haberse adueñado de nuestros cerebros durante estos días:“Un ser humano es parte de un todo, lo que llamamos y conocemos como “universo”, una parte limitada en el tiempo y en el espacio. Este ser humano se ve a sí mismo, sus pensamientos y sensaciones como algo separado del resto, en una especie de ilusión óptica de su conciencia. Esta ilusión es para nosotros como una cárcel que nos limita a nuestros deseos personales y a sentir afecto por unas pocas personas que nos son más próximas. Nuestra tarea ha de consistir en liberarnos de esta cárcel ampliando nuestros círculos de compasión de modo que abarquen a todos los seres vivos y a toda la naturaleza en su esplendor”.

0 comentarios: