jueves, 14 de abril de 2011

LOS NUEVOS ROSTROS DE TRUJILLO

Por: Marcela García Guerrero
Directora Trujillo di?


Podríamos hablar de los nuevos rostros del congreso, algunos muy jóvenes, bien por ello, se necesita renovación, sin embargo estos tienen que tener cierta experiencia y trayectoria, su labor es representarnos y para eso deben haberse preparado mucho antes, hemos leído de algunos que si califican, tienen doctorados y maestrías en gestión pública y/o, en diferentes campos; estudios realizados en el Perú y en el extranjero. Sin embargo, hay otros que no presentan nada, solo don dinero, que como todos sabemos mueve al mundo, cierto, pero su sueldo va ha salir de nuestros bolsillos y esto ya no es gracioso, les vamos a pagar para que aprendan a legislar. ¡Bingo!. El Perú no se puede dar este lujo, ya lo hemos vivido en los anteriores congresos. Esta vez, estaremos muy atentos, vamos a exigirles un compromiso con nuestra región.
Dejemos el tema político, estamos un tanto saturados, además de sorprendidos, nuestro país es tan impredecible que todo puede pasar, lo estamos viviendo. Hoy más bien me gustaría reflexionar con ustedes sobre algo que nos atañe más directamente, nuestra ciudad, si nuestro Trujillo. Para todos es evidente que ha cambiado y mucho, la señorona, perezosa y a su vez deliciosa ciudad, se ha convertido en una urbe activa, comercial, sus alrededores verdes, son ahora zonas residenciales, con grandes centros comerciales, que hacen las veces de espacios públicos, en donde el morador se pasea y también realiza transacciones comerciales.
Nuestro centro histórico, que duda cabe también ha sido objeto de esta transformación, el jirón principal Pizarro, tiene cuatro cuadras que se han convertido gracias a la actual gestión municipal en paseo peatonal, con surtidores de agua, plantas, (faltan las bancas), es decir ha sido modificado, tiene otro look. Pero así como se ha transformado el jirón Pizarro, tienen que ir cambiando las costumbres de sus habitantes, no es lo mismo caminar por una calle por la que circulan ambulantes, taxis, vehículos en general, que ir por un espacio solo para transeúntes. Han habido accidentes, cierto, pero la niña que se cayó a la alberca, posiblemente la hubiera atropellado un carro, porque ella es responsabilidad de sus padre, no del municipio, igual a las otras personas, entre ellos dos invidentes, tienen que saber que en el paseo existen estas fuentes, es cuestión de que se informen, eso ya es responsabilidad ciudadana.
Durante estas últimas semanas los medios han informado sobre propuestas que tiene el gobierno municipal para continuar con este cambio de rostro del centro histórico: arreglo de las veredas, construcción de un gran centro cultural, el cambio del cemento de la plaza de armas, entre otras más, el objetivo embellecer a la señorona y mejorar la calidad de vida de los habitantes. Es necesario realizar una reingeniería en ella, o una mediana cirugía estética, los ciudadanos sugerimos al municipio que comparta sus proyectos con los colegios profesionales, y especialistas en centros históricos, estamos seguros que con el aporte de todos, se llegará a un consenso y las obras aplaudidas por todos. Por ejemplo, mucha gente no está de acuerdo en que se cambie el cemento de la Plaza de Armas, su brillo es admirado por los visitantes tanto nacionales como extranjeros, además su estado es bueno. Mas bien sí es recomendable la construcción de baños públicos, es un servicio urgente, el centro reciben más de cien mil personas a diario, actualmente están penalizando a todos los que utilizan los rincones de la ciudad como urinarios, sanciones que aplaudimos, pero también hay una realidad, en la ciudad no existen estos servicios es un pendiente que la Municipalidad cumplir, es una necesidad que sólo a ella le toca satisfacer, estamos seguros que la comunidad se lo agradecerá.

1 comentarios:

Martin Gonzalez dijo...

Bien Marcela, muy bien.