miércoles, 25 de mayo de 2011

¿ES ÉTICO BUSCAR ALTERNATIVAS SI EL MEDIO PARA EL QUE SE TRABAJA SE NIEGA A PUBLICAR UNA INFORMACIÓN?

Por: Javier Darío Restrepo

El periodista se debe, ante todo a sus lectores y, a través de ellos, a toda la sociedad. Aún más: el medio de comunicación se debe, ante todo, a la sociedad. Por tanto, cuando el periodista, consciente del valor que tiene una información para la sociedad, busca otro medio para difundirla, obedece a la lógica y a la naturaleza del oficio, que es servir a la sociedad. Un medio de comunicación es una empresa diferente de cualquiera otra porque maneja una materia prima que es producida y propiedad de la sociedad; que eso es la noticia diaria; por tanto, mantiene un vínculo real con la sociedad y tiene para con ella, deberes irrenunciables. El periodista, por su parte, sabe que la dignidad de su profesión resulta del servicio que preste a la sociedad a través de la información que recolecta y difunde. Por tanto, no es extraño que cuando en su propio medio se niegan a difundir información de importancia para la sociedad, el periodista la ofrezca a otros medios porque lo importante no es quién la difunda sino que la información sea ampliamente conocida. Esta práctica destaca otra diferencia de la empresa y de los medios periodísticos, cuya lealtad no es igual a la que deben los trabajadores a sus empresas. Si en estas empresas se espera la identificación del trabajador con los objetivos de su empresa, en el medio periodístico es claro que el deber de lealtad es hacia la sociedad. Esa lealtad es tanto del medio de comunicación, como del periodista, por tanto la prioridad que todo lo subordina es el servicio del bien común de la sociedad, prestado a través de la información que el medio está obligado a difundir y el periodista ha de obtener y preparar.

0 comentarios: