viernes, 24 de junio de 2011

EL CAMPESINO PERUANO, PRESERVADOR DE NUESTRA AGROBIODIVERSIDAD

Por: Blga. Yésica Quispe Conde

Hace ya una semana que se realizó en Abancay-Apurímac, el Foro de Biodiversidad, agroecología y transgénicos, dicho evento tuvo como objetivos fortalecer las capacidades de los integrantes de la Comisión Ambiental Regional (CAR), Autoridades, familias productoras y estudiantes mediante la información y reflexión respecto a la importancia de la biodiversidad y su relación con la promoción de los cultivos transgénicos en el país. ¿Y se preguntarán que tiene que ver la temática tratada en dicho evento con las comunidades campesinas, indígenas y el Campesino?, ciertamente tiene mucho que ver, ya que son los campesinos, indígenas los que por años han preservado, salvaguardado nuestra agrobiodiversidad, mediante conocimientos, prácticas ancestrales y es a ellos a quienes debemos que el Perú sea considerado centro de origen de diversos cultivos como el algodón, la papa, etc., solo para citar actualmente tenemos más de 3500 variedades de papa, más de 36 razas de maíz, etc. La diversidad de especies y variedades que hoy sustentan la agricultura y la alimentación del Perú y del mundo son el resultado de un largo proceso de domesticación, selección y mejoramiento de especies silvestres y cultivadas y las comunidades campesinas han jugado un rol muy importante en este proceso.
Hoy 24 de Junio “Día del campesino peruano”, es un día en el que deberíamos reconocer, revalorar el aporte del campesino por ser el propulsor y generador de la riqueza agrícola en el país y por sus esfuerzos por mantener la alimentada a su población. Esta revaloración no debe de ser solo una declaración de buena intención, sino más bien de reflexión y de propuestas concretas para poner al campesino peruano en la agenda política de los Gobiernos Regionales y del Gobierno Nacional. Si bien es cierto, nuestra Constitución Política en su Artículo 89 dice: “Las comunidades campesinas y las nativas tienen existencia legal y son personas jurídicas. Son autónomas en su organización, en el trabajo comunal y en el uso y la libre disposición de sus tierras, así como en lo económico. La propiedad de sus tierras es imprescriptible. El Estado respeta la identidad cultural de las comunidades Campesinas y Nativas”. He aquí la pregunta ¿se está respetando lo que menciona este artículo de nuestra Constitución?, realmente y lamentablemente NO, ya que desde el gobierno central se han concesionado sus tierras sin haberles consultado y pedido su consentimiento, se han emitido normas que atentan la institucionalización de las comunidades y ahora mismo estamos evidenciando las consecuencias en los más de 200 conflictos socioambientales. Y si además de ello, se tiene la intención una vez más, del actual gobierno de querer imponer el ingreso de semillas transgénicas se estaría vulnerando los derechos de las comunidades campesinas e indígenas de manejar y controlar sus propias semillas y con ello la seguridad y soberanía alimentaria y los conocimientos ancestrales que han permitido conservar la biodiversidad…estaríamos matando nuestra riqueza genética.
Por lo referido y como decía José Carlos Mariategui a pesar de tantos años “el problema del campesino sigue siendo el problema de la tierra”, el contexto ha cambiado pero la situación parece ser la misma, ya no son los grandes hacendados, ahora son las grandes transnacionales mineras, petroleras, los monocultivos, cultivos para biocombustibles, etc., con esto no quiero manifestar estar en contra de estas actividades se realicen en nuestro país… pero una vez más me pregunto ¿hasta qué punto se puede desarrollar estas actividades y que hay de los derechos de las comunidades campesinas e indígenas?.
Y como muchos agricultores, campesinos, profesionales, etc., manifiestan que nuestra mayor riqueza no está en los yacimientos de oro, plata, cobre u otro mineral, nuestra verdadera riqueza esta en nuestra biodiversidad y no olvidemos que los campesinos, hoy, siguen manteniendo la diversidad genética de muchos cultivos, labrando la tierra y cosechando sus frutos para alimentarnos. Ciertamente coincidimos en que se necesitan cambios, políticas orientadas a mejorar las condiciones de vida de nuestros compañeros los campesinos y en tal sentido creo que desde los gobiernos locales y regionales deberíamos ir planteando iniciativas como la de ir diseñando políticas públicas a nivel regional que revalore nuestras prácticas ancestrales, que promueva la agricultura ecológica y se reconozca la labor de los campesinos y su aporte en el cuidado de la Pachamama.

0 comentarios: