lunes, 20 de junio de 2011

FAVORABLE CLIMA DE DIÁLOGO EN LA TRANSFERENCIA

Fuente: Diario El Comercio

Tras su periplo en cinco países de la región sur del continente y el intercambio cordial de experiencias con los mandatarios de esas naciones, el próximo presidente Ollanta Humala ha sostenido una positiva ronda de encuentros con diversos políticos y líderes de instituciones a los que ha reiterado sus compromisos de campaña.
Este optimista clima de diálogo favorece el desarrollo de una transferencia del poder tranquila y sin sobresaltos. De alguna manera, así lo confirma la última encuesta nacional urbana de El Comercio realizada por Ipsos Apoyo S.A. cuando revela que “el 70% de los consultados aprueba el desempeño de Humala como presidente electo”.
Las expectativas de la población son, sin embargo, enormes. Como revela el mismo sondeo, el país espera prioritariamente un cambio en la lucha abierta contra la corrupción, y contra la inseguridad y la violencia en las calles, dos asuntos que el actual régimen no ha podido garantizar. También en la lucha antinarcóticos y antiterrorista, el abuso de algunas empresas contra sus trabajadores, la mala calidad de la educación y la falta de apoyo del Estado a los más pobres.
Coincidentemente con esta agenda pendiente, resultan oportunas las reuniones de Humala con los gremios empresariales y recientemente con la dirigencia de la CGTP y de la Central Unitaria de Trabajadores del Perú (CUT). La CGTP ha ofrecido entregar propuestas al nuevo gobierno, mientras que la CUT ha resumido su planteamiento en la constitución de mecanismos de diálogo y de concertación a través de un consejo económico y social, una entidad que existe en otros países.
Igualmente, en un amplio comunicado público, la Confiep acaba de señalar ayer que ha tomado “debida nota de los propósitos expuestos por el presidente electo en su campaña y que constituyen un compromiso con el electorado y el país entero”. Además, que está segura de que cumplirá sus anuncios de: respetar la Constitución, luchar contra la corrupción, promover la inversión privada, garantizar los derechos fundamentales de los ciudadanos, la estabilidad del crecimiento económico y la lucha contra la corrupción. Por su parte, se compromete institucionalmente a cumplir su rol en el país, entre otras seis propuestas, invirtiendo en el Perú para contribuir “a impulsar sin desmayo el crecimiento y desarrollo del país con inclusión social”. Como se ve, las coincidencias son múltiples.Esto es muy importante, así como que el presidente Alan García ratifique su apoyo al próximo presidente en los cambios que piensa realizar, en la política económica y en la lucha contra la corrupción y la pobreza. Del mismo modo que se tejan puentes con otras fuerzas políticas, pero no como cheques en blanco o para la formulación de componendas congresales, sino como apoyos que permitan cumplir la agenda postergada que reclama la población. Hasta el momento, como declaró el presidente Alejandro Toledo, su agrupación apoyará al nuevo gobierno. Habrá que esperar qué dice el resto de fuerzas políticas. Finalmente, de lo que se trata es de concertar, pero siempre en beneficio de un país sólido económicamente, pero quebrado en lo social.

0 comentarios: