martes, 16 de agosto de 2011

FOTOCHECK POLÍTICO DE AGOSTO

Por Mirko Lauer
Fuente: Diario La República


Miguel Castilla. En la trampa clásica de las crisis mundiales: anunciar medidas de emergencia crea nerviosismo, y no anunciarlas da una impresión de incuria. Esperando la conformación del nuevo directorio del BCR, que se presenta bastante movida. Todo esto mientras va tanteando un territorio que aún no le es familiar.
Keiko Fujimori. Casi todas sus pelotas están en canchas ajenas: ¿Cómo se manejará el albertismo ahora que esa excarcelación se va alejando? ¿Puede aparecer aún una actitud conciliadora en la mayoría oficialista del Congreso? ¿Hacia dónde se terminará moviendo la derecha no fujimorista? Lo que sí depende de ella es si dar su confianza al nuevo gabinete.
Alan García. No hace declaraciones, ni parece estar moviéndose en dirección del Apra. Instalado en Lima y remozando sus oficinas en el Instituto de Gobierno de la USMP, que vuelve a dirigir. Seguramente también preparando sus papeles para defenderse de la creciente cola de legisladores que quieren investigarlo.
Ollanta Humala. Empieza a perfilar la presidencia gerencial que busca como imagen: reconstruir Pisco y encabezar la lucha contra la delincuencia. Aumento del SMV a S/.675 es su primera promesa electoral cumplida. Viene resistiendo bien el áspero zumbido de las declaraciones de algunos familiares, pero tarde o temprano va a tener que hacer algo al respecto.
Salomón Lerner. El premier mantiene un perfil bajo, todavía dedicado a la tarea de los nombramientos y preparándose para la próxima temporada de conflictos. Los nombramientos en viceministerios muestran que se está consolidando en el cargo. Todo esto mientras avanza con la redacción de su presentación ante el Congreso.
Alejandro Toledo. Sigue en el culebrón de su traspié en la primera vuelta. Tiene un papel de primera importancia que jugar en el actual gobierno, pero todavía no se convence. Todo por no haber podido colocar a un par de amigos en sendos ministerios. Pero su futuro no está en el Ejecutivo, sino en su relación con la bancada que llevó al Congreso.
Oscar Valdés. Al ministro del Interior le ha tocado el peor cargo del Ejecutivo. Está haciendo importantes anuncios, y eso significa que el público prontito esperará grandes resultados. Parece difícil lograr mucho aumentando recursos sin una reforma policial, y esto último ya es harina de otro costal político. ¿Quiere hacerla? ¿Tendría apoyo?
Susana Villarán. Sus proyectos avanzan perceptiblemente, pero ella en lo personal sigue bajo fuego de algunos sectores y medios, que quieren hacer de ella una suerte de flanco débil del Ejecutivo. Su equipo viene planeando una suerte de relanzamiento de la alcaldesa. Lo cual seguramente exigirá unos ajustes en el estilo político.

0 comentarios: