lunes, 3 de octubre de 2011

CANTARES DE MUJER: ENCUENTRO DE MUJERES AUTORIDADES DE LA MACRO REGIÓN NORTE EN CAJAMARCA

Por: Isabel Barrantes Zurita
isarrobles@yahoo.es

Bienvenidas sean a Cajamarca, a esta tierra donde con la toma de Cajamarca, por los conquistadores, sentimos aún la opresión. Más, resurge en todos los rincones el grito de libertad y de bienestar. Mi nombre es María Jesús Alvarado, pionera por el voto de las mujeres en el Perú, les traigo el eco de mis luchas, quisiera que vosotras sigáis en ella, no ha terminado la inequidad entre hombres y mujeres, entre ricos y pobres, entre padres e hijos, entre representantes y representados. Mi vida la dediqué a descubrir que éramos iguales en derechos los hombres y las mujeres, también en deberes, uno de ellos, el de elegir a nuestros representantes, las mujeres no votábamos por esos años de las primeras décadas de 1900. El que ustedes lo hagan ahora han costado muchas, muchas luchas de mujeres incontables Flora Tristán, Zoila Aurora Cáceres, Mercedes Cabello de Carbonera entre un número fabuloso de pioneras. Fue así como las elecciones de junio de 1956 permitieron la presencia en el Parlamento, por primera vez, de mujeres. Estas fueron las pradistas Irene Silva, Lola Blanco, Carlota Ramos, Juana Ubillús, Manuela Billinghurst, la aprista María Gotuzzo y la acciopopulista Matilde Pérez Palacios. Mujeres de clase media y alta de la segmentada sociedad peruana. Permíteme llegar a ti, compañera regidora de un pueblecito lejano del Perú, a ti amiga Consejera, todavía duele cuando las mujeres queremos levantar la cabeza, después de haber estado tantos años subordinadas. A la mujer del hielo y del ichu le duele el costado izquierdo, sus manos aún no pueden escribir su sentir. Le duele a la niña que se hace madre apenas con 14 años, como jugando trabaja para mantener al fruto precoz de sus entrañas. Deja de estudiar, se enreda en el círculo vicioso de una vida llena de afanes, de abandonos, sigue taciturna el ritmo de los días. Para que cambie su situación hemos luchado las mujeres de todas las razas y sectores sociales, para que los representes trabajen por nuestros intereses y más que por los míos, por los de aquellas mujeres que aún siguen hirviendo la olla con agua contaminada de un pozo que se junta en la lluvia. Las mujeres de nuestra selva cocinan con agua del río, allí mismo lavan, se bañan y crían los peces. Quiero llegar a vosotras, las hemos elegido para que representen nuestros intereses y sueños. ¡Los sueños del pueblo nunca se acaban, están hechos de pasado, de presente, de futuro! Queremos que vosotras rescaten de esos sueños, los saberes que tienen los pueblos andinos, esos saberes que han cimentado una cultura extraordinaria, como es la andina, que puede competir con las más avanzadas culturas que pusieron la cimiente para que sigamos viviendo, soñando, amando. Queremos que nos quieran, que cuando lleguemos a vosotras, aunque sea con un vestido sencillo, sepan escucharnos, sepan hablarnos al corazón para enrumbar nuestras manos hacia la acción. Cajamarca, por ejemplo es una de las realidades donde la mortalidad materna es muy alta, qué van a hacer para que esas tasas bajen igual que las del analfabetismo, la falta de trabajo? También queremos que nos den la oportunidad de valorar nuestras artes, saberes, culturas. Ustedes son nuestra voz, pero, no queremos que juren por la plata no más; no queremos que la corrupción contamine vuestras manos, vuestro corazón.

Que esa nueva forma de hacer gobierno, sea una fiesta de alegría, creación, reciprocidad, que venza dificultades. Que los presupuestos participativos sean verdaderamente planificaciones que respondan a nuestros verdaderos interese y desarrollo humano integral. Tantas veces hemos visto que la prioridad de los gobernantes de toda laya, son sus propios intereses y sueños. Cómo quisiéramos ver a una de nuestras representantes sacar de su propio bolsillo, para la mejora de la calidad educativa en la comunidad donde nació. En fin queridas mujeres de la macro región norte, quiero desde mi siglo de ausencia, verlas luchar otra vez; ahora con mejores armas, con posibilidades de desarrollar sus capacidad de buen gobierno y gestión. Leyes que surjan de los derechos vulnerados de las mujeres, leyes que se cumplan, que se reglamenten, que se ejecuten y se sancionen si no se cumplen. Queridas mujeres queremos que, no vuelvan a defraudarnos y en cambio nos den la dicha de sentirlas cerquita a las grandes mayorías, mirando sus ojos, sintiendo sus brazos, su inteligencia, su razón, su creación heroica, dennos la oportunidad de levantar bien alto la cabeza, el cuerpo y el alma entera.
Cajamarca, 30 de setiembre del 2011 Encuentro de mujeres
Autoridades de la Macro Región Norte

0 comentarios: