sábado, 5 de noviembre de 2011

OPORTUNA DISTANCIA DEL EJECUTIVO EN CASO CHEHADE

Fuente:Diario El Comercio

Ha sido oportuno el respaldo del presidente Ollanta Humala a la labor que cumple la Comisión de Ética Parlamentaria del Congreso en el caso del segundo vicepresidente y legislador, Omar Chehade. Ha solicitado, además, al pastor Humberto Lay –presidente de esa comisión– acelerar las investigaciones para aclarar las denuncias prontamente.
En la víspera, luego de la presentación del vicepresidente en ese grupo de trabajo, algunos miembros de la bancada de Gana Perú cuestionaron la labor de Lay y su equipo, e incluso parecían estar más dispuestos a blindar a Chehade que a tratar de desenmarañar el asunto, que debería ser de principal interés para el propio implicado. Ahora, después de las declaraciones del mandatario, todos parecen haber aceptado que las consecuencias de este escollo político pueden ser graves y afectar al Congreso, al Gobierno y a la figura presidencial. Incluso el congresista Javier Diez Canseco, de la bancada gobiernista, ha recomendado que Chehade pida licencia mientras dure el proceso de investigación congresal y fiscal, en un intento de poner ya paños fríos a este lamentable asunto.
La actitud del presidente resulta adecuada, pues marca una saludable y recomendable distancia de su investidura respecto a cualquier blindaje, protección o falso espíritu de cuerpo desde el oficialismo a favor del segundo vicepresidente. Todo indica más bien que Ollanta Humala es uno de los primeros interesados en que tanto el Congreso como la fiscalía esclarezcan qué sucedió antes, durante y después del almuerzo en las Brujas de Cachiche. Cumple así sus promesas de luchar frontalmente contra la corrupción.

Moratoria para transgénicos: positivo primer paso
Con la aprobación del proyecto de ley que establece la moratoria de diez años para el ingreso y la producción en el país de transgénicos, con fines de cultivo o crianza, el pleno del Congreso ha dado un primer paso en la política que deberá adoptar y definir el Perú frente a estos organismos vivos modificados.
La medida cierra un ciclo de indefiniciones sobre este tema, que se inició cuando el ex presidente Alan García observó la moratoria que postergaba el ingreso y uso de productos que ponen en riesgo nuestra rica biodiversidad y generan dependencia del insumo de las empresas productoras. Resulta positivo que la norma reconozca al Ministerio del Ambiente como autoridad competente en el tema y no al Ministerio de Agricultura, que sobre todo durante el régimen anterior mostró una evidente parcialidad a favor de las semillas modificadas genéticamente.
Corresponderá ahora promulgar y reglamentar la ley, por ejemplo, en lo concerniente al etiquetado de los alimentos importados que usen insumos que contengan transgénicos, las tareas de investigación sobre esos organismos y las medidas de control para evitar su ingreso ilegal al territorio nacional.
Después de los lobbies que emprendieron los promotores de las semillas genéticamente modificadas o transgénicas para echar por tierra la aprobación de la moratoria, esta es una muestra de adecuada conducta del Congreso de la República en defensa de los ecosistemas y la salud de los peruanos, así como de los intereses nacionales.

0 comentarios: