sábado, 30 de abril de 2011

1º DE MAYO: ¡BUSCANDO TRABAJO DIGNO!

Por: Ubaldo Tejada Guerrero
– Analista Global –

jesusenacción46@gmail.com

"Si creéis que ahorcándonos podréis acabar con el movimiento obrero -- el movimiento del cual los millones de oprimidos, los millones que laboran en la miseria y la necesidad esperan su salvación, si ésta es vuestra opinión, entonces ¡ahorcadnos! Aquí pisoteáis una chispa, pero allí y allá, detrás de vosotros, frente a vosotros, y por todas partes, las llamas surgirán. Es un fuego subterráneo. No lo podréis apagar” (Hessois Auguste Spies- Martir de Chicago).
En todo el mundo el 1º de Mayo, los trabajadores celebran su día, rememorando el sacrificio de los mártires de Chicago (1886), José Martí, corresponsal del diario La Nación, de Buenos Aires, cubrió así los sucesos: "...salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos. Abajo está la concurrencia, sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro... Firmeza en el rostro de Fischer, plegaria en el de Spies, orgullo en el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita: 'la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora'. Les bajan las capuchas, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen y se balancean en una danza espantable..."
Siete años más tarde John Peter Altgeld, Gobernador de Illinois, declaró la inocencia de los ocho trabajadores y liberó a los tres sobrevivientes. Se levantó un monumento para depositar los restos de los ejecutados y honrar su memoria.
El sacrificio de los mártires de Chicago dio nuevo impulso a la reclamación de las ocho horas. En el Perú, donde la jornada laboral solía ser, en 1905, de doce o trece horas, la reivindicación se agitó desde ese año y se conquistó en 1919.
El sábado 15 de enero, se cumplieron 92 años de la conquista en el Perú de la jornada laboral de ocho horas. La lucha había empezado en 1904, cuando los obreros portuarios demandaron sin éxito esa jornada; pero tuvo su inicio histórico en un acto celebrado el 1 de mayo de 1905 en la Federación de Obreros Panaderos “Estrella del Perú”.
Ésta es una bella historia no oficial para un Estado que siempre hizo sabotaje a la verdad de la historia del Perú, por ello tenemos que recordar que “En el curso de esta época de tragedias y de inquietudes sociales en que se debatían los obreros del Valle de Chicama, los trabajadores de la Hacienda Cartavio, venciendo temores y prejuicios, habían logrado organizarse en un institución obrera con el nombre de “Sociedad Obrera de Auxilios Mutuos y Caja de Ahorros”. En el fondo, la verdad era que esta institución resultaba el primer organismo sindical, camuflado, que se había formado por obreros, braceros y empleados, con fines de protección, auxilio y defensa mutua….mediante la cual podían marchar unidos y así triunfar en sus reclamaciones, sino que habían conseguido mejoras económicas y sociales, inclusive la jornada de 8 horas para los talleres” (Joaquín Díaz Ahumada llamada “Historia de las luchas sindicales en el Valle Chicama” (1910-1922, Pág.28). Hoy en el Perú, hemos retornado a jornadas similares para justificar subempleo.
El régimen neoliberal impuesto por la dictadura fujimorista y continuado por Toledo y García Pérez ha castrado la macroeconomía. Ha cercenado de un plumazo la discusión del desempleo, que es uno de los tres problemas económicos fundamentales del país. La desocupación, es decir el mayor desafío humano que la economía debe enfrentar, ha sido eliminada de la agenda de la política macroeconómica nacional, porque atenta contra el crecimiento del “modelo” y el “sistema”.

En el Perú 2,011, la falta de empleo adecuado afecta al 50% de la población económicamente activa. Tan elevado grado de desempleo abierto y encubierto, no considera la lucha contra el desempleo, así la política macroeconómica ha sido incompleta e insuficiente. Muestra también que el lado humano del desafío económico no ha sido considerado apropiadamente.

viernes, 29 de abril de 2011

EINSTEIN Y UNA ILUSIÓN ÓPTICA DE LA CONCIENCIA

Autor: Guillermo Giacosa
Fuente:
Diario Perú 21

Me apena profundamente cuando el periodismo desciende, como suele hacerlo durante los procesos electorales, a llevar al paroxismo su pelea por una porción del poder.Me preocupa mucho que se disfrace de ideología lo que en realidad es un evidente enfrentamiento de intereses coyunturales. Más me preocupa aún que se confunda a la población y que se estimulen prejuicios y estereotipos que luego resulta difícil extirpar. En estas ocasiones, como en las informaciones que se brindan durante las guerras, la única que pierde es la verdad.Como puede parecer muy tonto recordar que el Perú es un pequeño país que hace parte de un pequeño planeta que podría desaparecer sin alterar al cosmos y que nuestro destino, como seres humanos, es efímero, me permitiré citar las palabras de un hombre sobre quien pocos podrían expresar algo que no fuera admiración. Se llamaba Albert Einstein, había nacido en el año 1879 en el seno de una familia judía, en Ulm, Alemania, y fue considerado el científico más importante de todo el siglo XX. Este hombre, cuya humildad está expresada en su afirmación de que su mérito mayor era pensar más tiempo que los otros en los mismos problemas, hizo la siguiente y sabia advertencia que me parece oportuno citar en medio del torbellino político que parece haberse adueñado de nuestros cerebros durante estos días:“Un ser humano es parte de un todo, lo que llamamos y conocemos como “universo”, una parte limitada en el tiempo y en el espacio. Este ser humano se ve a sí mismo, sus pensamientos y sensaciones como algo separado del resto, en una especie de ilusión óptica de su conciencia. Esta ilusión es para nosotros como una cárcel que nos limita a nuestros deseos personales y a sentir afecto por unas pocas personas que nos son más próximas. Nuestra tarea ha de consistir en liberarnos de esta cárcel ampliando nuestros círculos de compasión de modo que abarquen a todos los seres vivos y a toda la naturaleza en su esplendor”.

miércoles, 27 de abril de 2011

¿QUÉ PASA CON LA EDUCACIÓN?

Por: Marcela García Guerrero
Directora de Trujillo di?


Deprime y sorprende el desconocimiento y poco interés de la gran mayoría de jóvenes (entrevistados por los diferentes medios de comunicación) sobre nuestra historia contemporánea, además del poco respeto y la ignorancia que manifiestan por los símbolos patrios, entre ellos nuestro Himno Nacional. ¿Cómo podemos pedir que existan ciudadanos, como podemos exigir que estos jóvenes amen a su patria si no la conocen?
Esta es una gran deficiencia en la educación escolar, porque es ahí donde se estudia la Historia y Geografía de nuestro país. En una era tecnológica, en la que estos jóvenes están conectados al mundo, que puede resultar si no tienen identidad, si no conocen sus raíces, tal parece que con el desarrollo y los descubrimientos de nuestra riqueza arqueológica, toda la historia posterior es decir: Colonia, República e historia contemporánea, han pasado a un segundo plano.
Esto raya por decir lo menos en el escándalo, ya no se trata solo de la poca comprensión lectora que existe en el país, se trata de que la gran mayoría de jóvenes al no conocer su historia no saben que es su patria, sus riquezas, debilidades y porque nos encontramos en estos momentos repitiendo a nivel político la misma situación que se vivió en el dos mil seis.
Si no tenemos raíces, no tenemos autoestima, nos negamos a nosotros mismos, y por supuesto, deseamos con todas nuestras fuerzas pertenecer a otro país, a otra sociedad, esto además se ha visto incrementado por la gran cantidad de peruanos que han tenido que emigrar hace algunos años obligados por la situación económica, no importa que en otro país estén haciendo servicios de tercera, y no han emigrado solo los sectores C y D. También han emigrado los sectores A y B, algunos profesionales, otros no, aún así, no todos han encontrado el paraíso, salvo que para ellos el paraíso sea la sociedad de consumo.
Como vamos a poder conseguir un desarrollo social sostenido, si los que pueden actualmente pagarse colegios particulares y universidades, consideran que el Himno nacional es aburrido, que no saben lo que pasó en el gobierno militar, que fue en la década del 70, es decir “ahorita”. Si desconocen la época terrorista, en la que vivimos una guerra interna de lo más cruenta, y que hasta el momento los deudos de los fallecidos no han sido recompensados. Han oído del fujimorismo pero no saben del golpe a la democracia del 5 de abril de 1992, ni por último del Juicio que lo condenó a más de 35 años de prisión por los crímenes de lesa humanidad. Es decir, estos chicos no saben nada de su historia, es más, les aburre, así como les aburre leer un periódico y ver un noticiero. Señores educadores ¿Qué ESTÁ PASANDO?
Estos jóvenes, (algunos ya son congresistas electos), van a gobernar el país, ¿cómo?, van a representarnos ¿Cómo? Este es un pasivo que se tiene que resolver con urgencia, no podemos conseguir un desarrollo integral sostenido, basado sólo en el éxito económico, porque si los futuros grandes empresarios o, autoridades, están entre estos jóvenes, menudo favor le van a hacer al país. Es lógico que defenderán una economía social de mercado totalmente vinculada a sus intereses, la patria ¿ Que patria?, no les interesa, no la conocen.
Somos producto de nuestro pasado, y de nuestra historia, si no nos identificamos y la asumimos como tal, seguiremos a la deriva. ¡que pena por el país!. Y que exigencia tenemos que asumir con las próximas autoridades. También es responsabilidad nuestra este delicadísimo tema.

lunes, 25 de abril de 2011

CRÓNICAS: PERLAS DE LA EDUCACION PERUANA

Por: Javier A. Bellina de los Heros
jbellinah@yahoo.com
http://memoriasdeorfeo.blogspot.com/


“No hay espectáculo más terrible que la ignorancia en acción.” - Goethe

Este articulito lo escribí hace algún tiempo, y lo tenía ahí esperando una buena oportunidad. Ahora la hay. El día de ayer Panorama presentó una nota llamada “Cultura General”, donde a diversos estudiantes de Universidades Privadas se les administraba algunas preguntas sobre temas de cultura general, más o menos conocidos.
Los resultados muestran alguna significación: Según nuestros estudiantes universitarios, San Martín de Porras fue Libertador del Perú y su Presidente, esperamos que posteriormente; Francisco Bolognesi el "Fantasma de los Mares"; Palma es Cervantes; Vallejo es Belaúnde o José Carlos Mariátegui; Juan Velasco el primer presidente del Perú; el BCR una tienda, o su Banco correspondiente; Pachacútec destronó a Atahualpa; la población del Perú es de 6000 personas; los departamentos del Perú son 12 según unos, y entre 32 y 70 según otros; el Perú logró su independencia en 1981 o, aquí hay duda, en 1982 o 1996, y en algún caso en milquinientosnomeacuerdo. Nos tememos que las respuestas se dieron en tiempo real, con gráficos y fotografías, es decir, con reactivos más o menos adecuados. Por cierto, creemos que la entrevistadora debe haberse concentrado en las respuestas más absurdas y jocosas. Pero que todo esto indica algo, lo hace.
En la misma línea, presento unas pequeñas Crónicas que reflejan algunas anécdotas vividas. En ellas intento mostrar en clave más o menos costumbrista algunas perlitas de la Educación Peruana, no producidas en salones o en encuestas de salida de clases, sino en hechos y circunstancias de la vida cotidiana. Los que padecen la Educación peruana deberían tener el sentimiento de la estafa a flor de piel. Si tras años en el sistema educativo no se ha conseguido asimilar contenidos elementales, entonces hay que pensar qué pasa al respecto.
En Pensamiento Concreto y Pensamiento Abstracto muestro la dificultad en la representación de conceptos en una situación de la vida cotidiana. El objeto en Matemáticas Financieras es señalar una fallida situación de cálculo en una circunstancia donde éste es necesario. En Administración Avanzada se observa como la falta de criterio determina una ineficiencia brutal en un lugar en donde ser medianamente eficiente es una necesidad. Segmento publicitario nos enseña que a veces los problemas cognitivos están donde menos los esperamos.

1. Matemáticas Financieras
En Comisión de trabajo para el Ministerio de Educación, caí con un colega docente de Ciencia y Ambiente a una ciudad X del centro del Perú. Considerando que nuestra gastronomía es maravillosa por donde se mire, creo que el nombre de la ciudad no viene a cuento. El caso es que fuimos a un buen restaurante justo antes de despacharnos a nosotros mismos a los pueblos del interior – ahí no hay gastronomía, de hecho apenas hay comida -, y nos empujamos unos potajes excelentes, a cuenta de la Nación, claro, que estábamos de comisión. Y como la Nación es exigente con los viáticos que entrega a sus funcionarios, obligados estábamos a presentar factura con RUC, con toda la legalidad correspondiente. Así que, acabado el yantar, solicitamos las dos facturas. Y seguimos conversando y planeando nuestro viaje al Perú Profundo durante cerca de 45 minutos … y ahí caímos en cuenta que algo raro pasaba con las facturas. Curiosos, fuimos a ver en qué paraba el trámite de emitir dos sencillas facturas. No encontramos a la adicionista. Había salido a buscar a alguien que supiera extraer el 100 % de una cuenta que incluyera el IGV.

Para mis lectores que no conozcan la cuestión, la Factura se diferencia de la Boleta en que cuenta con el RUC correspondiente, y distingue entre el costo de lo adquirido y el Impuesto General a las Ventas que el restaurante le carga al consumidor, esto es, el 18 %. Añadamos que, con buen criterio para el consumidor, hace mucho que los precios en carta incluyen el dicho impuesto. De hecho, muchos restaurantes extraen el 18 % del IGV de las facturas con la ayuda de su caja registradora, lo que no era el caso aquí.
Esperamos con paciencia que la adicionista volviera. Y lo hizo, tras una hora de buscar a alguien que la sacara del terrible problema en que estaba. Para mis lectores resultará evidente que, si para averiguar cuánto es el total de una cifra más el 18 %, debo multiplicar la cifra por 118/100, es decir 1.18 (1 + 0.18); encontrar el 100 % de 118 % se logra operando en contrario, es decir, dividiendo el total entre 1.18. Pero ello no resultaba tan evidente para la encargada de elaborar nuestras facturas. Primero nos rogó que le aceptarámos una boleta. Nosotros no podíamos aceptar eso por razones administrativas. Así que no nos quedó más remedio que ejecutar un curso ultraviolento de matemáticas financieras, tanto para la trabajadora en cuestión como para tres o cuatro hueleguisos – adicionistas de los restaurantes vecinos – que estaban también obviamente curiosos por saber cómo se realizaba tan abstrusa operación. Preguntamos luego qué había estudiado la adicionista, y nos respondió que Turismo en la Universidad local. A partir de aquí, preferimos quedarnos sin palabras.

2. Administración Avanzada
Los males de los pecados que uno comete determinan a veces la necesidad de aterrizar en lugares no planeados. Un exceso de baños de mar culminó en una oclusión del oído medio, lo que me obligó a dirigirme a un Puesto de Salud. No diré donde, solamente que está en el mismísimo cogollo de un distrito de esos de polendas, en esta Ciudad de los Reyes.
Llegué, hice la sacrosanta cola y me percaté tras 30 pacientes minutos que la cola no avanzaba. Es decir, estaba detenida. Me acerqué a ver qué pasaba, y me topé con que uno debía saber el número de su historia clínica para conseguir ser atendido. Naturalmente, nadie recuerda tal número, y, claro, para eso uno tiene nombre y DNI después de todo. Una madre de familia llevaba a un bebé que obviamente requería atención urgente. Y ella había detenido la cola rebuscando en un cuaderno su propio nombre. Mirando por sobre su hombro vi la ortografía y caligrafía infames que adornaban el cuadernito, y pensé en voz alta un par de cosas, dirigidas a una señorita que sonreía mientras admiraba una pantalla de computadora. De hecho, pregunté por qué no buscaba en la base de datos por nombre. La señorita distrajo un momento su mirada del Facebook y me hizo saber que tal base de datos no existía, pues la computadora recién se la habían traído hacía unas semanas. Pregunté entonces por qué los files no estaban ordenados en orden alfabético y por qué no se llevaba un registro numérico aparte. Archivística elemental, que las secretarias aprenden. Y, de paso nomás, le pregunté qué observaba en la pantalla con tanto detenimiento, si no tenía una base de datos qué mirar. La señorita en cuestión se sintió ofendida por mi insistencia – no entiendo por qué – en que la posta atendiera a las personas que estaban haciendo cola, esto es, madres con niños, heridos y enfermos, eso sin contarme a mí, el de la oclusión del oído medio.
Observé la pared repleta de archivos ordenados por numeración, y me ofrecí para hacer la base de datos. Total, vivo cerca y puedo seguir el criterio del bodeguero, que no necesita haber ido a Harvard para aprender cómo manejar multitud de ítemes. Mi ofrecimiento fue rechazado por una enfermera que me miraba con claros sentimientos encontrados, diciéndome que no se había enviado a nadie para hacer ese trabajo, y que cada cual ahí tenía su trabajo de acuerdo al MOF, el ROF, el POA y un par de siglas más.
Me impacienté ligeramente. Pregunté si entre las atribuciones del centro de salud estaba la de atender a los pacientes. O si la cuota de atención era de dos o de tres pacientes a la semana. Cuando quiero soy bastante pesado, y eso estaba empezando a ocurrir cuando la Jefa apareció, y le puso algo de tranquilidad al asunto.
De hecho, yo quería atenderme, y como mi oído estaba más bloqueado que la entrada al despacho de un burócrata, no escuchaba muy bien qué diablos se decía, y alcé la voz, ya de por sí alta. Como consecuencia lógica me la alzaron a mí. El asunto se puso algo complejo. Insistí machaconamente en que la labor del centro de salud era atender enfermos, no hacerlos revisar cuadernos, así que al final tomaron el nombre de los enfermos y heridos presentes, y empezaron a buscar sus historias clínicas. El asunto amenazaba con convertirse en un vodevil, y como yo tenía la desgracia de tener historia clínica allí, ya veía que iba a tener que buscarla por algunas horas que no tenía, así que opté por lo sensato, decir que yo no tenía Historia Clínica. Hartos de mí, me dieron pase inmediatamente. En total la fila tenía ocho personas, y el Puesto contaba con nueve trabajadores.

3. Pensamiento Concreto y Pensamiento Abstracto
Heme aquí en la plaza de armas de una ciudad de nuestra sierra norte, donde hay un magnífico restaurante. Una vez terminado mi condumio y una vez requerida y satisfecha la cuenta, recuerdo que debo ir a una calle cuya localización exacta no conozco. Así que me paré de la mesa y le pregunté al mozo que me ha atendido, muchachón de la zona, trabajador y atento, si me puede indicar dónde queda la calle del Marqués de Puntos Suspensivos.
El mozo me mira. Yo lo miro. Él me vuelve a mirar. Yo estoy esperando que me dé las instrucciones del caso. Le pregunto de nuevo si sabe dónde queda la calle Tal. Me responde que sí. Sigo esperando las instrucciones. Lo miro inquisitivamente. Él me devuelve la mirada, pero de instrucciones, naranjas.
La situación se hace incómoda. Pero se incomoda más aún cuando, repentinamente, el mozo me toma del brazo y, literalmente, me arrastra hacia la puerta del restaurante, situada al final de un largo pasadizo. Yo le dejo hacer aunque no entiendo qué demonios está pasando. El mozo abre la puerta, me empuja fuera no sin cierta delicadeza, mientras me aprieta el brazo como si me estuviera arrestando.
“¿Ve esa esquina?” me dice, al borde de la desesperación cognitiva. “Si”, le respondo, casi amedrentado. El muchachón suda frío. Se esfuerza por hablar. No encuentra las palabras para decirme cómo llego a la calle esa.
“Vaya usted a esa esquina” me dice, esta vez con cierta seguridad. “Muy bien” le digo, “¿y de ahí?” Y la angustia vuelve al muchachón, que me dice esta vez “Vaya por ahí” señalándome con su brazo libre la calle a la derecha.
- “¿A la derecha?”
- “Vaya por ahí”
- “¿Cuántas cuadras?”
El joven estaba exhausto tras tantas complicadas abstracciones, y agita el brazo dos veces, formando remolinos en el aire, hacia la derecha. Yo interpreto que deben ser dos cuadras. “Gracias”, le digo.
La calle del Marqués de los Puntos Suspensivos no estaba a dos cuadras a la derecha del punto indicado. Estaba a tres cuadras a la izquierda.

4. Segmento publicitario
Juro que esto es verdad. Lo juro y rejuro ante las Once Mil Vírgenes y todos los Santos del Santoral Católico. Y tengo testigos que pueden corroborarlo con la Biblia, el Corán, el Talmud, el Rig Veda, la Constitución del Perú y el Reglamento de Tránsito al frente. Observé esto en uno de mis viajes a uno de los más bellos departamentos del norte del Perú, en donde se lleva a cabo un encomiable esfuerzo para eliminar el analfabetismo. Resulta difícil deducir si la motivación de esta campaña es mejorar el nivel de vida de las gentes, o si no será más bien no perder la faz delante de Bolivia, país vecino que ha conseguido erradicar el suyo. En fin, como que no me importa tanto por qué se haga, con tal de que se haga.
En un sitio público, bien a la vista, encontramos un enorme letrero, con letras de color sobre fondo azul, que envía un mensaje importante a toda la población. Naturalmente no lo copio tal cual, para mantener el anonimato necesario.

“EL GOBIERNO REGIONAL DE PUNTOS SUSPENSIVOS
LUCHA CONTRA EL ANALFABETISMO
TODOS SOMOS PERÚ
¡ANALFABETO: APRENDE A LEER!”

Colofón
¿Qué podemos constatar de todo esto? Nos gustaría que estas crónicas fueran la excepción. No lo son, son la regla. Si en las habilidades obvias de la vida diaria hallamos jóvenes - que en muchos casos son universitarios - que no pueden hacer operaciones aritméticas elementales propias de su trabajo, que un mozo que ha hecho la secundaria completa no puede indicar correctamente una dirección, que nueve trabajadores del MINSA no pueden poner en acción un archivo, y que un Gobierno Regional gasta dinero para poner un letrero con un mensaje escrito dirigido a su segmento de analfabetos, entonces el problema ya no es “mejorar” la educación, es empezar a impartirla. El que tenga Olfato, que Oiga.

sábado, 23 de abril de 2011

FERNANDO FUENZALIDA

Por Hugo Neira
Fuente: La República


Fuenzalida era, cuando nos conocimos, ambos jóvenes, un muchacho alto, delgado, por lo general jovial, de deslumbrante inteligencia. Venía de una secundaria en la Inmaculada, y había leído y sabía de todo. Fernando vivía en una hermosa mansión, en Paseo Colón. En cambio yo venía de Lince, de un colegio estatal, había roto con mi padre por hacer estudios universitarios, y acaso no deberíamos habernos ni conocido, pero nos unía el Patio de Letras, San Marcos, la curiosidad por el saber, las ideas, la militancia. Estábamos en la juventud comunista, que era como un cuerpo de jesuitas laicos a la que no se entraba, te llamaban. Vivía yo a tiro de piedra de su casa, en el jirón Wakulski, al lado de la Plaza Bolognesi, en un callejón, cerca del único caño de agua, tres anchos cuartos, un lujo para mis ralos recursos. Fernando que conocía mis aprietos –andaba yo a salto de mata de un trabajo a otro– había tomado sus disposiciones.Generoso Fernando. En la casona del Paseo Colón dio instrucciones a la empleada para que cada noche preparara la cena para el amigo que llegaría a la hora que pudiera. Así, innumerables veces, tarde la noche, en la ancha mesa del comedor, la casa silenciosa, me esperaba un plato caliente, finamente envuelto en una servilleta limpia. Devoraba aquello como un joven lobo y luego, por un acuerdo con Fernando, si las luces estaban encendidas, iba a verlo. En la inmensa recámara que el padre le asignaba, además de su cama, Fernando dispuso un sofá francés y frazadas para que pasara las noches y habláramos, Dios que hablábamos, de política, del partido, de libros, de “Enciclopedias, atlas, cosmos y cosmogonías” (Borges). Aquel era un diálogo febril, nos escuchábamos e igual nos disputábamos. Hasta que, piadosamente, el ángel del sueño descendía sobre nuestras cabezas. Años después, Fuenzalida se fue con beca, por cinco años, a Polonia. Su estancia en Varsovia fue brevísima, volviendo al poco tiempo. Yo ya no estaba en el PC, por encontrarlo conservador y más allá de Engels y Marx, entendí había otras cumbres que escalar, pero igual me buscó. Hugo, me dijo, “se acabó. El socialismo real no existe”. Y tocando una fibra que sabía guardaba de Marx (hasta ahora) añadió, “no es el fin de las alienaciones, al contrario”. La verdad es que me quedé pasmado. Eso pasaba mucho antes que la URSS se derrumbara. En Lima pocos lo entendieron, Con todo, Fuenzalida hizo una meteórica carrera académica, como sabemos. Tan brillante y sabia que no me resisto a contar algo: Jaime de Althaus, que estudiaba Derecho, lo tuvo de profesor, le impresionó y cambió de rumbo y estudió Antropología. Tuvo amigos, y se me ocurre a vuelo de pluma, Ramón Mujica, Rafael Tapia, Max Hernández, entre muchos otros. En esta hora adusta, la de los adioses, cabe que diga con sinceridad, a riesgo de equivocarme, cuáles de sus libros prefiero. Escribió decenas, y si tuviéramos una vida universitaria como está mandado, habría ya tesis sobre sus aportes, pero Lima no es Oxford. Destaca, me parece, La comunidad de indígenas de Huayopampa, donde sostiene algo enorme: las estructuras tradicionales aceptaron la economía de mercado. Y eso en libro de 1968. Qué duras son algunas cabezas peruanas para admitir la innovada realidad. El otro es Tierra Baldía, sobre el milenarismo, ensayo magnífico. Tan fuera de las capillas intelectuales de este país.

¿Y ahora Fernando, con quién hablaré de Zenón de Citio, el estoico y de esos neoplatónicos, gente de dos riberas, siglo II, entre Jesús y Atenas, que tanto nos intrigaban? ¿Tenía razón Epicteto cuando sostenía que la muerte no importa porque cuando es, no somos, y cuando somos, no es? ¿Y nos quedamos sin discutir tu última obra, la crisis general de la nación y el Estado que vaticinabas? ¿En el valle de Josafat, Fernando, entre la multitud de gentiles ya sanos de la vida? ¿Qué es morirse, camarada? Hasta que llegue esa hora ineluctable, echaré de menos tu rara capacidad de ser libre, y de vivir como un hombre justo.

martes, 19 de abril de 2011

CONCERTACIÓN POR EL PERÚ

Por: Marcela García Guerrero
Directora de Trujillo di?


Hacía muchos años que no nos encontrábamos en una mejor encrucijada. Todo el mundo se refiere al 2006, el año en el que quedaron para la segunda vuelta Humala y Alan García, ya se conocen los resultados. Ahora, sin embargo, la situación es diferente, está primando el pesimismo y considero que debe ser todo lo contrario.
Tenemos un 55% del país que se ha pronunciado por el cambio, es una cifra que a todos debe llamarnos la atención. El Perú ha tenido un gran crecimiento económico, hasta tal punto que no ha sido tocado por la gran crisis mundial del 2009, sin embargo este 55% nos dice que a ellos no les llego nada. El modelo ha servido para posicionarnos frente al mundo, pero no para traer beneficio a ese porcentaje de la población, con la que el estado aún tiene una deuda, ahora, se ha pronunciado.
Estas cifras ponen al descubierto esta realidad, generalmente ignorada o desconocida principalmente entre los sectores jóvenes y en los ciegos por conveniencia. Este 50% nos ha dicho, nosotros también somos peruanos. Es momento de atender esta demanda, de hacer justicia, de integrar a nuestro país. Los continuos conflictos sociales ya daban muestra de su descontento, la Defensora del Pueblo no solo lo anunciaba, también presentaba los mapas en donde los conflictos sociales, estaban presentes, y zonas en las que se estaban gestando, este ya era un termómetro de la insatisfacción social, pero no fue escuchado.
Hace 10 años se firmo el famoso PACTO SOCIAL, en el que intervinieron todos los partidos políticos, personalidades e instituciones de la sociedad civil. Quedó en una simple firma, no se implementó. Nos preguntamos ¿qué pasa con los gobiernos elegidos democráticamente?, ¿qué bicho les pica que ignoran las propuestas para un desarrollo social con equidad?, igual suerte corrió el “Plan Nacional de educación”, -elaborado por un equipo multidisciplinario de especialistas durante más de cuatro años-. El gobierno de la estrella lo tomó como política de estado, pero no lo implementó. Con esto queremos decir que hay hojas de ruta para nuestro país, en temas muy concretos, falta voluntad política para implementarlo, por lo tanto es momento de sentarse en la mesa y dialogar, este es el gran reto de los dos candidatos en carrera.
Es momento de una gran concertación, no perdamos el tiempo con miedos absurdos, ataques que denigran a la política, con mentiras y chismografía, se necesita transparencia, información objetiva y tolerancia. Tenemos que conseguir una gran concertación de las diferentes fuerzas tanto políticas, económicas, intelectuales, sociales. Para por fin, conseguir un desarrollo económico y social sostenido que lleve a salir a un gran sector de la población de esos bolsones de pobreza extrema, que nos lleve a convertirnos no solo en un país exportador de materias primas, también en un país exportador de tecnología, ¿porqué no?. Solo así podremos ir integrándonos, reduciendo la brecha que nos separa a todos los peruanos. Tenemos que lograr que el estado esté presente en todo el Perú. Es el momento del gran salto, la contundencia del 55%, nos lo exige.

lunes, 18 de abril de 2011

PRIMER PASO (PERO INSUFICIENTE) CONTRA LOS TRÁNSFUGAS

Fuente: Diario El Comercio

Aunque con retraso, la Comisión de Constitución y Reglamento del Congreso que se va aprobó finalmente un predictamen contra el transfuguismo político.
La medida es positiva, sobre todo ante la grave fragmentación que exhibirá el próximo Parlamento en manos de seis partidos que se repartirán 130 curules. De ahora en adelante, al menos, todo el país sabrá que un tránsfuga es un representante –electo sin proclamar, proclamado o incorporado al Congreso, a un gobierno regional o local– que abandonó o renunció a su bancada o a la agrupación política por la que fue electo.
Ahora bien, hay sin duda muchas maneras de distanciarse de una agrupación, como lo demostraron los llamados congresistas ‘topos’ y ‘tránsfugas’ de los diversos partidos que, durante el fujimorato, se pasaron a esa bancada sin que sus agrupaciones siquiera lo imaginaran y a las que traicionaron permanentemente.
Por ello, es importante que el predictamen aprobado la semana pasada haya establecido que un tránsfuga sea también aquel que se ausenta de forma injustificada, reiterada y sistemática de las votaciones de interés para sus respectivos grupos políticos.
La ciudadanía, sin duda, extraña que no se haya especificado algún tipo de sanción al transfuguismo. Que no se haya establecido, por lo menos, que quienes abandonen sus partidos sean vacados de manera automática. En lugar de eso, se ha delegado esa tarea al Reglamento del Congreso, a la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales y a la Ley Orgánica de Municipalidades. Lamentablemente, los congresistas no han querido comprometerse con esa medida necesaria desde todo punto de vista.
Sin embargo, el tema es más profundo y complejo. Según la Constitución, los congresistas gozan de inmunidad, no están sujetos a mandato imperativo ni siquiera a una interpelación. No pueden ser procesados ni presos sin la previa autorización del Congreso o de la Comisión Permanente. En este sentido, tampoco pueden ser sancionados por renunciar a sus partidos originarios para, de la noche a la mañana y por prebendas, convertirse en tránsfugas.
Por ello, la única salida a este problema moral radica en la decisión de los nuevos parlamentarios, muchos de los cuales aseguraron durante la campaña electoral que legislarían para regular la función congresal a fin de que los representantes no sigan siendo intocables. Ha llegado la hora de cumplir esas promesas.
Como señaló en reciente entrevista con El Comercio el ex presidente del Congreso, Henry Pease, es necesario que las agrupaciones partidarias suscriban un pacto ético en este período electoral y se comprometan con la lucha contra los tránsfugas, de manera que apenas accedan a una curul lo aprueben de inmediato.
Por lo demás, el politólogo tiene razón cuando sostiene que “el transfuguismo ha sido uno de los elementos que han llevado a que este Congreso sea uno de los más corruptos y mediocres de nuestra historia”.
La pregunta es si hemos aprendido la lección, si los 130 parlamentarios que tomarán posición de una curul este 27 de julio tendrán la suficiente idoneidad y honorabilidad que se requiere para adecentar ese poder del Estado.

sábado, 16 de abril de 2011

UN ROMPECABEZAS PARLAMENTARIO

Autor: Fritz Du Bois
Fuente:
Diario Perú 21

La composición del próximo Congreso se asemeja a un rompecabezas pero en el cual las seis piezas con las que cuenta no encajan entre ellas.
Veamos primero a Humala que tiene la mayor bancada, pero que solo podría aspirar a lograr un pacto con Toledo, aunque Perú Posible correría el riesgo de perder algunos parlamentarios de hacerlo.
De cualquier manera, su máxima posibilidad es lograr el apoyo de la mitad del Parlamento, muy lejos de los 84 votos que necesita para aprobar una reforma constitucional. Así que para implementar su programa de gobierno –que requiere de una nueva Carta Magna o volver a la del año 79– estará necesariamente obligado a convocar un referéndum y lograr el apoyo de la población.
Por otro lado, al tener una fuerte oposición al frente con cuatro bancadas que se oponen férreamente a un cambio de modelo, su gobierno sería absolutamente dependiente, para poder siquiera operar, del apoyo que reciba de Toledo. El día que no cuente con esos votos estaría en una minoría total y no lograría pasar ninguna legislación. Creo que ante el fraccionamiento parlamentario y la polarización ideológica, su elección causaría un entrampamiento que llevaría a su gobierno a una paralización. Por ello, al igual que en el tema de la Constitución, su mejor opción sería lograr cerrar el Congreso y convocar a una nueva elección.
Por su parte, Fujimori, al igual que Humala, a lo máximo que podría aspirar es a contar con el apoyo de la mitad de los parlamentarios, ya que Toledo difícilmente le daría una mano. En ese caso, tampoco podría aprobar ningún cambio constitucional, aunque hasta ahora no los han planteado.
Sin embargo, sí podría esperar contar con una mayoría de trabajo al igual que se ha logrado durante los dos últimos mandatos, en los cuales hemos tenido gobiernos que pese a no tener mayoría consiguieron aprobar una agenda legislativa que estuvo basada principalmente en el manejo de la economía.
No olvidemos que el próximo gobierno sería el tercero consecutivo que no cuenta con mayoría en el Parlamento, lo cual hubiera sido un desastre hace 20 años, pero que en la actualidad se puede manejar ya que nuestros políticos se están acostumbrando a legislar por consenso, al menos en lo que respecta a temas como inversión y crecimiento.
Por tanto, el rompecabezas incompleto lo único que imposibilitaría es la implementación de un radical programa de gobierno bolivariano.

jueves, 14 de abril de 2011

LOS NUEVOS ROSTROS DE TRUJILLO

Por: Marcela García Guerrero
Directora Trujillo di?


Podríamos hablar de los nuevos rostros del congreso, algunos muy jóvenes, bien por ello, se necesita renovación, sin embargo estos tienen que tener cierta experiencia y trayectoria, su labor es representarnos y para eso deben haberse preparado mucho antes, hemos leído de algunos que si califican, tienen doctorados y maestrías en gestión pública y/o, en diferentes campos; estudios realizados en el Perú y en el extranjero. Sin embargo, hay otros que no presentan nada, solo don dinero, que como todos sabemos mueve al mundo, cierto, pero su sueldo va ha salir de nuestros bolsillos y esto ya no es gracioso, les vamos a pagar para que aprendan a legislar. ¡Bingo!. El Perú no se puede dar este lujo, ya lo hemos vivido en los anteriores congresos. Esta vez, estaremos muy atentos, vamos a exigirles un compromiso con nuestra región.
Dejemos el tema político, estamos un tanto saturados, además de sorprendidos, nuestro país es tan impredecible que todo puede pasar, lo estamos viviendo. Hoy más bien me gustaría reflexionar con ustedes sobre algo que nos atañe más directamente, nuestra ciudad, si nuestro Trujillo. Para todos es evidente que ha cambiado y mucho, la señorona, perezosa y a su vez deliciosa ciudad, se ha convertido en una urbe activa, comercial, sus alrededores verdes, son ahora zonas residenciales, con grandes centros comerciales, que hacen las veces de espacios públicos, en donde el morador se pasea y también realiza transacciones comerciales.
Nuestro centro histórico, que duda cabe también ha sido objeto de esta transformación, el jirón principal Pizarro, tiene cuatro cuadras que se han convertido gracias a la actual gestión municipal en paseo peatonal, con surtidores de agua, plantas, (faltan las bancas), es decir ha sido modificado, tiene otro look. Pero así como se ha transformado el jirón Pizarro, tienen que ir cambiando las costumbres de sus habitantes, no es lo mismo caminar por una calle por la que circulan ambulantes, taxis, vehículos en general, que ir por un espacio solo para transeúntes. Han habido accidentes, cierto, pero la niña que se cayó a la alberca, posiblemente la hubiera atropellado un carro, porque ella es responsabilidad de sus padre, no del municipio, igual a las otras personas, entre ellos dos invidentes, tienen que saber que en el paseo existen estas fuentes, es cuestión de que se informen, eso ya es responsabilidad ciudadana.
Durante estas últimas semanas los medios han informado sobre propuestas que tiene el gobierno municipal para continuar con este cambio de rostro del centro histórico: arreglo de las veredas, construcción de un gran centro cultural, el cambio del cemento de la plaza de armas, entre otras más, el objetivo embellecer a la señorona y mejorar la calidad de vida de los habitantes. Es necesario realizar una reingeniería en ella, o una mediana cirugía estética, los ciudadanos sugerimos al municipio que comparta sus proyectos con los colegios profesionales, y especialistas en centros históricos, estamos seguros que con el aporte de todos, se llegará a un consenso y las obras aplaudidas por todos. Por ejemplo, mucha gente no está de acuerdo en que se cambie el cemento de la Plaza de Armas, su brillo es admirado por los visitantes tanto nacionales como extranjeros, además su estado es bueno. Mas bien sí es recomendable la construcción de baños públicos, es un servicio urgente, el centro reciben más de cien mil personas a diario, actualmente están penalizando a todos los que utilizan los rincones de la ciudad como urinarios, sanciones que aplaudimos, pero también hay una realidad, en la ciudad no existen estos servicios es un pendiente que la Municipalidad cumplir, es una necesidad que sólo a ella le toca satisfacer, estamos seguros que la comunidad se lo agradecerá.

miércoles, 13 de abril de 2011

EL MISMO PAÍS, LOS MISMOS PROBLEMAS

Por Mirko Lauer
Fuente:
Diario La República

En un artículo desolador en el Miami Herald Dennis Jet, alguna vez embajador de Washington en Lima, se refiere hoy al “suicidio político del Perú”. Hace un par de días Mario Vargas Llosa ubicó la situación entre el suicidio y el milagro. Los dos comentarios a su manera aluden a que 50%+ de la ciudadanía ha optado por candidatos extremistas.
En un tono diferente el portavoz de Catherine Ashton, canciller de la Unión Europea, opina que el resultado de esta primera vuelta fortalece el sistema democrático peruano. No entra en detalles, pero el comentario parece aludir sobre todo al civismo del electorado, tal como se ha expresado en el proceso de votación mismo.
Quizás hay una lectura más para el comentario de Ashton: no importa cuál sea el resultado, todas las partes van a tener que acomodarse a la realidad del país, que será la de un gobierno sin mayoría parlamentaria, con una amplia oposición y una revolución de expectativas populares, más un panorama de conflictividad social que no va a desaparecer.
En su búsqueda de votos adicionales los dos candidatos a la segunda vuelta plantean la continuación del modelo económico vigente, y acaso su perfeccionamiento. Pero se supone que es el descontento con ese modelo el que produjo la impopularidad de Alan García, la derrota de los candidatos de centro derecha y la pulverización del Apra.
El otro tema complicado es la lucha contra la pobreza, una promesa eterna y universal. El modelo ha demostrado lo que puede hacer en este terreno con viento a favor: de 48% a 34% en seis o siete años, si promediamos todo el territorio. El avance es bueno, pero vemos que no ha calmado mucho la ira contra el sistema.
Debemos suponer que un gobierno fujimorista tendría en el mejor de los casos una performance parecida a la de García en reducción de pobreza. Es decir que produciría una insatisfacción parecida a la de siempre, y los problemas socio-políticos que la acompañan. Lo mismo vale para Ollanta Humala si no se sale del modelo, como ofrece.
Pero si Humala saca los pies del modelo, la cosa puede ser peor: la pobreza y los llamados a los pobres para que sean realistas son un tema importante en los países del Alba, incluso en Venezuela, que vende petróleo. El problema con la pobreza es que siempre hay temas más urgentes en la agenda, justamente para poder combatir a la pobreza.
Mencionamos estos temas de modelo y pobreza para hacer notar que tampoco la próxima presidencia se va a dar en un vacío, sino en un contexto de desencanto y exigencia desde el primer día. Mucho dependerá de lo que piensen, sientan y hagan también quienes no estén gobernando.

martes, 12 de abril de 2011

LA RESISTENCIA DE NUESTRA DEMOCRACIA: REFLEXIONES POST ELECTORALES

Por: Juan R. Gamarra Nieto
jrgamarra@gmail.com

Ha finalizado el proceso electoral y puedo sentir una transitoria tranquilidad de haber depositado mi voto después de una gran angustia, incertidumbre y confusión por lo que fue la “fiesta electoral” (puyazos y circo). De seguro los resultados finales van a mostrarnos los extremos a los que ha llegado nuestra débil democracia. Me pregunto ¿Hasta dónde resistirá sin romperse? y ¿Cuáles son los rasgos de resistencia que ha mostrado hasta hoy?, aquí esbozo algunos:
Haber funcionado, hasta ahora, con un sistema de partidos cuasi fosilizado, incapaz de saber mirar y hacer una lectura objetiva de nuestra realidad, partidos capturados por cúpulas cuasi gerontológicas, sin doctrinas e ideologías que guíen sus acciones, sin sintonizar con la población y sus demandas, todos ellos absorbidos en el pragmatismo como guía.
Ser una democracia casi no representativa y con una participación ciudadana amorfa, desorganizada.
Mantenerse a pesar del alto grado de corrupción enquistado en el aparato del Estado y que gana espacio en otros ámbitos y que es cada vez más preocupante.
Conservarse en medio de un modelo económico antidemocrático como es el neoliberal, donde unos pocos ganan mucho y muchos ganan poco o casi nada.
Haber resistido, hasta hoy, sin un crecimiento sostenido de ciudadanía, de civismo, de interés por hacer decente nuestra política.
Mantenerse casi alejada de un Plan Nacional Concertado que recoja los puntos del Acuerdo Nacional.
Conservarse en medio de una anomía institucional casi permanente.
Resistir a pesar de no coexistir la tolerancia y concertación como aspectos fundamentales de una cultura democrática.
Funcionar en el marco de una realidad de desigualdad, exclusión y pobreza donde la población del interior casi no siente el “chorreo” o “que el Perú avanza”. De ver los malls y grandes edificios que surgen y ellos continúan en chozas sin servicios básicos, sin poder ejercer sus derechos a una educación, salud, trabajo de calidad y justo, sin seguridad social, sin servicios básicos. Es decir una democracia que se estira y resiste por un Estado que ha olvidado su rol promotor y abusa de políticas públicas asistencialistas y clientelistas.
Mantenerse a pesar de la ausencia de mercados internos postergados por los externos (TLC’s),
Una democracia que se esfuerza en resistir, en no morir a pesar de que la riqueza del país se va sin un pago justo y ver a una patria cuyos hijos sufren viendo como casi se regalan sus productos.
Una democracia que se esfuerza de mantenerse a punta de una política económica divorciada de la política social, con un crecimiento económico pero no de un proceso de desarrollo sostenido, con un aparato productivo competitivo que de valor agregado a sus productos.
De soportar el maltrato, autoritarismo y abuso del mandatario actual.
Me pregunto ¿De qué valió más de diez años de crecimiento económico sin políticas que reduzcan la desigualdad, exclusión y pobreza? El Perú “D”, “E”, y parte del “C”, han hecho un llamado de atención a la “clase” política; esa que se preocupó de sus intereses y se olvidó que representaba al pueblo y sus aspiraciones, eso es lo que ha captado Ollanta y se lo debe de agradecer al presidente García, pues tanto crecimiento económico y nulo correlato en políticas sociales que atiendan la demanda de un pueblo que no puede seguir siendo postergado en sus aspiraciones, de querer ejercer sus derechos sociales, económicos y políticos. Los dos contrincantes que pasen a la segunda vuelta deben reflexionar y en ejercicio democrático tender puentes y concertar para que estos rasgos aquí enunciados no sigan poniendo en peligro nuestra democracia, de no hacerlo no creo que nuestra democracia siga resistiendo.

lunes, 11 de abril de 2011

EL PUEBLO SE PRONUNCIÓ

Por: Marcela García Guerrero
Directora Trujillo di?


Nuestro laureado premio Nobel, resultó más vidente que Rosita Chu (la cartomántica, no siempre las cartas aciertan), la experiencia de una campaña, sumada a un conocimiento más profundo del Perú, ha dado como resultado que las predicciones del Nobel de Literatura, sean acertadas.
Durante unos días los sufridos ciudadanos dejaremos de recibir millones de correos electrónicos, con las más diversas sugerencias, llamadas telefónicas de los candidatos al congreso, altoparlantes promocionando a sus preferidos, es decir, todo tipo de contaminación visual y sonora. Hoy hay paz, aunque muchos temores, con los días estos irán tomando diferentes matices y se llegará a un equilibrio, como todo en la vida.
Es cierto, no es nada fácil para muchos ciudadanos encontrarse frente a dos opciones extremas, por un lado el lobo malo, como se le ha pintado en los diferentes medios, y de diferentes maneas, me refiero a Ollanta Humala, la otra opción, es retroceder a los años 90, pues la candidata Fujimori lo dijo muy claro en el debate del domingo 3, ella asume el activo y el pasivo, del gobierno de su padre, Alberto Fujimori ¿Lo hizo para asegurar a sus leales bases, que se volvería a esa época de gloria?, quizás, y le dio resultado.
La historia es producto de las acciones de los hombres, de los pueblos, de sus gobiernos, en este caso consideramos que la situación del país es muy diferente de la de hace una década, la gran mayoría de la población ha votado por “humanizar” un sistema económico del cual está muy orgullosos el gobierno de turno, pero que se ha olvidado de ellos, por eso el partido de la estrella ha sido castigado. En este sentido los actuales candidatos a la segunda vuelta, van a tener que ser muy claros en sus propuestas y en la gente que los va a acompañar en el futuro gobierno.
En el caso de Humala, va a tener que acercarse a los diferentes líderes políticos, reajustar su plan de gobierno y así como firmó un acta de compromiso, firmar otra en la que nos de garantías de que su gobierno no solo va a respetar los compromisos económicos asumidos - aunque si tiene libertad y es necesario revisar algunos contratos dentro de los marcos legales y en beneficio del país-, también debe comprometerse a defender la democracia, la libertad de expresión y garantizar el cumplimiento de sus promesas electorales sobre todo en lo relacionado al tema social. Una prueba del nuevo “Rostro Humala”, será el equipo de técnicos que convocará en su potencial gobierno, este, es recomendable que sea de diversas tendencias, reconocidos por su capacidad e integridad. Es decir, es importante que el candidato Humala.de “señales”, de que existe un cambio responsable no solo en su actitud.
Aun es pronto, para pedir propuestas claras a los candidatos, pero es importante que cuanto antes las tengamos, el país pide urgentemente un cambio, el país se ha pronunciado, es urgente por tanto que el Perú inicie un proceso de integración nacional, es importante que se vaya elaborando un plan de desarrollo nacional a mediano y largo plazo, no podemos seguir avanzando sin una hoja de ruta, o cambiándola cada vez que tenemos nuevas elecciones presidenciales. Este es un llamado de alerta, y todos tenemos la obligación dentro de nuestras posibilidades, de construir un Perú más justo, equitativo e integrado.

sábado, 9 de abril de 2011

TOMA DE DECISIÓN

Por: Marcela García Guerrero
Directora Trujillo di?


Entre murmuraciones, dudas, encuestas soterradas, y sobretodo mucho, pero mucho miedo los peruanos se preparan para elegir mañana domingo al futuro Presidente del Perú, o mejor dicho a los dos que pasarán a la segunda vuelta, porque a estas alturas eso es ya una realidad.
El País está fraccionado, existen dos grandes grupos cada uno con sus respectivos matices, los que siguen empeñados en el libre mercado y el crecimiento sostenible, esta vez todos coinciden en la importancia del “desarrollo social”, tan venido a menos en el anterior gobierno, por lo tanto responsable de este fraccionamiento y situación que tanto los atemoriza, los grandes conflictos sociales repartidos en todo el territorio peruano ha hecho que los más grandes defensores del libre mercado vuelva sus ojos hacia este tema. Que por cierto es un derecho de todos los peruanos. Por otro lado tenemos al gran cuco, el según dicen émulo de Chávez, Castro, y otros gobiernos estatistas de nuestro continente el que posiblemente esté en la segunda vuelta.
En nuestro imprevisible país todo puede suceder, sin embargo todo hace pensar que el gran Cuco estará en la segunda vuelta, la duda es con quien tendrá que enfrentarse.
Mañana también se elegirán a los congresistas, por nuestra región. A los que tendrán en sus manos nuestra representación los próximos 5 años. Estos saldrán elegidos a la primera, y formarán parte de un congreso bastante dividido, por este motivo es importante tomar en cuenta que el que nos represente tenga la capacidad, trayectoria de vida y la suficiente responsabilidad para cumplir con los compromisos asumidos con la comunidad.
Esta vez el ciudadano tiene la palabra, su voto tiene que ser consciente y responsable. Elijamos a los mejores, la región y el país, lo agradecerán

jueves, 7 de abril de 2011

LAS EXIGENCIAS CIUDADANAS AL NUEVO CONGRESO

Fuente: Diario El Comercio

El 10 de abril elegiremos no solo al presidente de la República (o las mejores opciones que disputarán la segunda vuelta) sino también a la representación congresal encargada de debatir leyes y fiscalizar. Ello debe llevarnos a una profunda reflexión sobre el desempeño de los recientes parlamentos y del que entrará en funciones el próximo 28 de julio, obligado a concertar en medio de una preocupante dispersión de grupos.
¿Podemos aún cambiar esta composición y correlación de fuerzas? ¿O tendremos que soportar por cinco años más los excesos de personajes que desvirtúan totalmente la función parlamentaria? Está en nuestras manos decidir, pero también los líderes de los movimientos y partidos deben asumir su responsabilidad de saldar la deuda del Parlamento con la ciudadanía.
Preciso es recordar que, tras la caída del régimen autocrático que destruyó la institucionalidad democrática y sumió al país en una grave crisis económica, política y moral en la década de los 90, los peruanos iniciamos un arduo camino para reconstruir el sistema democrático, que ha significado enormes sacrificios.
Y hemos avanzado mucho. Pero, es evidente que aún nos queda mucho por hacer, en lo cual tienen enorme responsabilidad los partidos y, en particular, el Congreso, que no ha podido estar a la altura de su trascendental responsabilidad. Así lo evidencian sus altos niveles de desprestigio y falta de credibilidad, algo sumamente peligroso para la gobernabilidad democrática.
En los últimos años hemos sido testigos de numerosos escándalos de parlamentarios que han deshonrado este poder del Estado. No hablamos solo de las trifulcas violentistas de las representantes cocaleras en el hemiciclo y de los “comepollo”, “robaluz” o “Lavapiés” sino, lo que es más grave, de los tránsfugas que cambian inescrupulosamente de partido –el actual Congreso comenzó con cinco bancadas y termina con nueve– y de las nefastas componendas bajo la mesa para convertir la inmunidad en impunidad a cambio de apoyo a aviesas iniciativas, mientras se postergan leyes trascendentales. Es la cultura del otoronguismo por la que los congresistas se olvidan de sus electores y se convierten en intocables, arbitrarios e inaccesibles.
Eso es lo que tenemos que cambiar, lo que pasa por un compromiso antelado de los líderes de las agrupaciones en contienda no solo para lograr consensos que aseguren la estabilidad política y el modelo de economía social de mercado, sino también, en lo relativo al propio Poder Legislativo, para aprobar, apenas juramentados, proyectos de ley que eliminen y sancionen drásticamente el transfuguismo, incluso con la vacancia; anulen o limiten la inmunidad parlamentaria a lo estrictamente necesario; garanticen que no se permitirán nuevas bancadas y menos de tránsfugas; aprueben la renovación por mitades del Parlamento; y debatan seriamente la revocatoria congresal.
Se trata de una agenda mínima, que debe ser ratificada antes de la votación, para dar una señal de compromiso democrático, autocrítica y propósito de enmienda de una institución fundamental que aún tiene un largo trecho por recorrer para ponerse a la altura de las exigencias de una democracia moderna, eficiente y sometida permanentemente a la vigilancia ciudadana.

miércoles, 6 de abril de 2011

DESPUÉS NO SE QUEJE

Autor: Güido Lombardi
Fuente:
Diario Perú 21

Faltan pocos días para las elecciones generales y la ajustada carrera presidencial eclipsa, de manera casi inevitable, la disputa por una curul parlamentaria. Pero no hay que descuidar la elección de un nuevo Congreso y quisiera compartir con ustedes algunas características que me parecen importantes a la hora de buscar a los destinatarios de nuestro voto preferencial.
En primer lugar, hay que subrayar que estamos eligiendo a un representante. Esto no parece estar suficientemente claro y cada día, respetados líderes de opinión insisten en señalar que la “principal función de un congresista es legislar”. Mientras que la prensa, casi sin excepciones, exige “productividad” de acuerdo con el número de proyectos que se han presentado y cuántos de ellos se han convertido en Ley. Aunque somos muy productivos, legislativamente hablando, casi demasiado, creamos anualmente diez veces más leyes que Chile y quince veces más que España. Y así no es la cosa. La principal función de un congresista es representar y es precisamente en virtud de eso que, eventualmente, legisla. Es más, mientras que la función legislativa la ejerce de manera colegiada y por lo tanto la voluntad individual se ve diluida y sometida a la de la mayoría, la representación se ejerce de manera personalísima. Por lo tanto, hay que elegir a un candidato por el que nos sintamos representados; esto es por alguien cuya trayectoria y propuestas coincidan con las nuestras.
En segundo lugar, hay que desconfiar de aquellos candidatos que ofrecen grandes reformas y transformaciones. Como queda dicho, las decisiones en el Congreso son colectivas y la intención, buena o mala, equivocada o no, de un congresista aislado es insuficiente. Los electores deben tener muy claro que un congresista, individualmente, es poco lo que puede hacer. Ni siquiera mandar a parchar aquel bache que a usted lo tortura diariamente y menos bajarle los impuestos o subirle los ingresos. Por eso es importante la calidad de la lista parlamentaria y la coherencia del conjunto. Escoja a su parlamentario pero no deje de darle una mirada a los que lo acompañarán.
Por último, una justa combinación de juventud y experiencia sería deseable en el próximo congreso. Y hay, en casi todas las listas, tanto congresistas que van a la reelección y la merecen, como jóvenes con entusiasmo y calificaciones suficientes para intentar la enorme tarea de reformar el Congreso y sus mecanismos de elección. En todo caso, se trata de emitir un voto informado este domingo. Si no lo hace… después no se queje.

martes, 5 de abril de 2011

TEDIO DE DOMINGO POR LA NOCHE

Por Mirko Lauer
Fuente:
La República

¿Por qué decepcionó el debate? Después de todo, los cinco candidatos sostuvieron más o menos lo que vienen diciendo desde hace meses. Si se trata de comparar, el domingo aportó los elementos básicos para hacerlo. Pero parece que el público y los medios esperaban un desenlace en TV, y en efecto no lo pudieron obtener.
En otras palabras, la incertidumbre sobre la primera vuelta va a durar una semana más, ahora con rumores en lugar de encuestas. Estas últimas tampoco modificaron mucho el panorama. Un debate insatisfactorio significa sobre todo que cada televidente apagó su televisor con una idea muy parecida a la que tenía cuando lo encendió.
¿Qué se esperaba como desenlace? Muchos comentarios aluden a una esgrima de antaño entre picos de oro, cuyas chispas eran frases memorables y lapidarias. Frases capaces de resolver toda una campaña en un comentario feliz. Luis Bedoya Reyes en 1966 y Alfonso Barrantes en 1983 quizás son las evocaciones emblemáticas.
El que varios de los candidatos y sus entornos hayan intercambiado ataques fuertes, incluso insultos y otras barbaridades, durante la campaña también contribuyó a que el formato lleno de tabiques de esta presentación se haya visto aun más soso de lo que fue. Así a los buenos modales se les pegó un aroma de inocultable hipocresía.
La verdad es que no hay manera realista de organizar un debate político entre cinco personas, menos con un moderador (nunca mejor usada la palabra) que da y quita la palabra. Pues inevitablemente la cosa toma la forma de una seguidilla de pastillas de sabiduría, un poco como los amigos que se turnan expresando buenos deseos a los novios antes de la misa.
Pero nada de esto ha arredrado a los medios más partidarizados, que no han tenido problema en declarar a su candidato ganador absoluto del debate. Lo cual no pasa de ser una forma de predicar a los convencidos, a gritos. Convencidos a los que el debate mismo no puede haber hecho dudar, ni cambiar de opinión.
De modo que si uno de los propósitos del debate era orientar un poco más a un electorado volátil, enrumbar a los indecisos, y en general facilitarles la vida a los que recién deciden en la cámara secreta, es probable que no se haya logrado, aunque ya no contaremos con las encuestas para averiguarlo.
Quizás el tedio dominical era inevitable, en la medida que los candidatos parecen pensar muy parecido sobre puntos importantes, o al menos así lo dicen. Quizás los organizadores debieron proponer algunos temas más iluminadores, en los que pudieran salir a la luz sus diferencias de fondo de los candidatos, y no solo lo convencional de sus espíritus.

lunes, 4 de abril de 2011

LO QUE SE JUEGA

A continuación presentamos un resumen del artículo publicado por el periodista César Hildebrand en su revista “Hildebrand en sus Trece”, del pasado viernes 1 de abril. Consideramos que es un excelente análisis sobre nuestra realidad política y que puede darnos luces sobre lo que falta para construir una democracia en nuestro país. Como el bien dice (…) “La democracia no es un instinto sino una construcción cultural”.
Trujillo di?

Por: Cesar Hildebrand
http://www.hildebrandtensustrece.com/

(…) La verdad es que el zafarrancho electoral, la viudez programática y la prosperidad de los insultos y las payasadas son parte de nuestro esfuerzo en no ser un país serio. ¿Qué quieren? ¿Elecciones del primer mundo en un país del tercero?
La confusión de estas elecciones es el resultado de muchos factores. Trataré de enumerar algunos:

1) La crisis de la educación. El Perú es menos que subsahariano1 en esta materia. De esa matriz no emergen ciudadanos no demócratas porque la democracia no es un instinto sino una construcción cultural. El liderazgo al que las turbas se resignan puede no tener otra virtud que la de un poder ejercido brutalmente.
2) El secuestro de los partidos políticos por parte de los grupos económicos más poderosos. El Apra de Alan García es una demostración de comisaría de este fenómeno. La derrota del Apra ha surgido de aquello que Haya de la Torre temió de joven y toleró de viejo: la sensualidad, la renuncia a los ideales, la muerte de esa utopía que hace que un partido tenga norte y convoque a militantes comprometidos. Esa utopía no tiene que ser de izquierda. La utopía culta de muchas derechas en el mundo viene del Sacro Imperio Romano Germánico, pasa por la teología de los padres de la Iglesia católica, se nutre de la Inglaterra del siglo XVII, elude la revolución francesa, cabotea en Adam Smith y llega a las muchas figuras contemporáneas que lo encarnan. La derecha es una cosa seria. Aquí se creen de derecha los que se atrincheran en su margen de utilidades con un trago en la mano y una pistola al cinto. Esa huelga involuntaria del pensamiento terminó en el PPC-Cementos Lima, una fusión profética de los años 60. Y lo del comunismo es más breve: hijos de Stalin (Aunque se decían discípulos de Lenin), todavía no se reponen de la implosión de la URSS y sus filiales. Se han quedado sin discurso y demuestran que la ira no es suficiente. Lo demostró Pol Pot. Lo sufrimos con Guzmán.
3) La corrupción generalizada de los medios de comunicación, convertidos en sicarios del orden quieto y el conservadorismo y creadores de pánico cada vez que alguien quiere hacer algún cambio. Los diarios peruanos más importantes ya no informan: juegan con las emociones de la gente común y corriente y, de un modo casi irónico, le dicen que si alguien mueve alguna ficha perderán lo que no tienen y carecerán del futuro prometedor del que ya han sido despojados.

Es como decirle a un muñón2 que puede perder el miembro que le perteneció.
¿O creen que negociar con las mineras nuevos arreglos y recaudar más por ganancias superlativas que jamás nadie imaginó es un pecado?
¿Será un delito que el Estado, demolido por Fujimori con la complacencia de las grandes fortunas, reaparezca como árbitro y como función tuitiva3?
¿Se irán todas las inversiones extranjeras porque pongamos límites a la exploración y explotación de hidrocarburos en la selva?
¿Protestará Obama si levantamos el salario mínimo?
¿Nos atacará la aviación de la OTAN si le decimos a la telefónica que aquello de la renta básica es una estafa?
¿Nos bombardearán los tucanos brasileños u Odebrecht dejará de hacer negocios si revisamos y, eventualmente, paramos ese desastre a la vista que es Inambari?
¿Invadirá Chile Tacna si le decimos que el trato a los capitales de ambos países tendrá que ser recíproco y que ya es hora de empezar a corregir la enorme asimetría4 de nuestra relación comercial?
¿Quién y con qué derecho habrá de castigarnos si le ponemos un pare de verdad al capital especulativo que llega a Lima a crear distorsiones monetarias?
¿Qué pasará si le decimos a Romero que no siga sembrando palmas para hacer combustible porque eso es irracional?

¿Y si le decimos a los oligopolios5 que dejen de concertar?
¿y si le devolvemos a los trabajadores algunos derechos sindicales arrancados a patadas durante la putrefacción fujimorista?
¿Y si decimos “basta de services tramposos creados para explotar más al trabajador”?
¿Qué?
¿Nos expulsarán de la OEA si decidimos que parte del puerto del Callao siga en manos nacionales?
¿Quién nos condenará si enfrentamos, con una línea aérea nacional privada, el cuasi monopolio arrasador de LAN, que, para desalentar el turismo interno del Perú, le cobra a los extranjeros cupos monstruosos que no cobra en Chile?
¿Y si dotamos a nuestras fuerzas armadas de lo necesario para poder defendernos –sólo para poder defendernos-, habrá alguien en Latinoamérica que se escandalice?
En resumen, ¿ahora resulta que en esta aldea global es una falta ser peruano?

4) La atmosfera tóxica de impunidad que se respira en todas las esferas. Lo que convierte a lo que queda de Estado en fuente de fortunas y a muchísimos empresarios en coimeadores crónicos.
5) La persistencia de la desintegración nacional. La selva siente que los limeños somos no sólo distantes sino hostiles. Hay regiones del sur donde nos odian con todo derecho. Las fronteras son la prueba de nuestra incapacidad nacional para establecer prioridades sensatas.
6) El regocijo casi patriótico por los antivalores en acción: El engaño es virtud; la estafa, hazaña; el abuso, mercado; la pendejada, talento; la impuntualidad, carácter. De estos fierros retorcidos no salen sólo emprendedores de éxito sino generaciones anómicas6. Y pasar de la anomía a votar por un ladrón es fácil.

¿El Perú tiene esperanzas?
Por supuesto que las tiene. Pero sólo si acepta que tiene que cambiar. No para parecernos a Chávez, ese esperpento7 de izquierdismo a mano armada. No para ser Cuba, esa tumba del Hombre Nuevo con mayúsculas. No para repetir experiencias fracasadas. Si para sentir que vivimos en un país digno, problemático pero limpio, diverso y unido por un proyecto que alcance para todos.

sábado, 2 de abril de 2011

JUVENTUD DIVINO TESORO

Autor: Fritz Du Bois
Fuente:
Diario Perú 21

Dentro del dramático cambio electoral de la última semana que ha oscurecido lo que era un horizonte soleado convirtiéndolo en una temprana noche llena de nubarrones, al menos vemos un rayo de sol en el número de jóvenes candidatos por la capital que figuran en la lista de los más mencionados.
Así, tenemos que si se diera la conformación parlamentaria por Lima que indicaría la encuesta de Datum, poco menos de un tercio de ellos estaría alrededor o por debajo de los 40 años. Ese probable cambio generacional que se estaría dando sería fundamental, ya que permitiría renovar un Congreso que no puede estar más desprestigiado.
Además, es tan poco lo que tenemos por rescatar del actual Parlamento que deberíamos insistir hasta el último momento antes de la elección para dar a conocer al electorado a los jóvenes que están postulando. Si al final se logra que, al menos, la tercera parte de los parlamentarios sean gente preparada y sana, entonces tendríamos un núcleo bastante potente para poder empezar a reformar la política peruana.
Por ello, creo que es vital el tomarse unos minutos para reflexionar y tratar de conocer a los diversos candidatos, antes de simplemente elegir a los mismos por facilismo o hábito. A veces, uno vota en automático y deja pasar la posibilidad de elegir a jóvenes con nuevas propuestas, por pura comodidad. En realidad, no hacemos ningún esfuerzo por conocer a nuevos talentos y después nos quejamos durante cinco años de lo impresentables que son nuestros parlamentarios.
Así que bien vale la pena el esfuerzo en esta ocasión, más aun considerando que en varias listas han incluido un porcentaje más alto que lo usual de jóvenes candidatos.
(........)
Por Otro lado tenemos la elección al Parlamento Andino que es la estafa más grande que se han inventado los políticos para ‘sangrar’ aún más a los peruanos. Por ello, creo que debemos impulsar un movimiento de rechazo ciudadano promoviendo el voto en blanco en esta sección para que estos sean mayoría en el conteo y no le quede duda alguna al próximo gobierno del deseo mayoritario del electorado de retirarnos de ese mamarracho.

viernes, 1 de abril de 2011

ASOCIATIVIDAD PARA EXPORTAR

Por Lic. Humberto M. Landeras Rodríguez
Relacionista Público
email:
humbertolanderas@hotmail.com

Catalina Rodríguez, es viruñera, conduce desde la década de 70 una parcela de 5 ha de palta fuerte en el valle de Chao; con esfuerzo educó a sus hijos, un ingeniero electrónico, un agrónomo y una enfermera. El negocio de la fruta es rentable por el aumento de la demanda en el exterior, este hecho la obligó a asociarse no sólo para negociar un buen precio sino para crear una marca colectiva del producto que asegure sostenibilidad al sector.
Luis Sánchez Flores es ancashino vinculado al sector pesquero, conduce al mismo tiempo una parcela de palta orgánica en Chao, la unión es necesaria para avanzar sin problemas, salir de la crisis y afrontar con éxito la competencia, afirma mientras recorre su parcela en medio de un fuerte sol.
Ambos pertenecen a la asociación de productores de palo orgánica Pro Palto que reúne a 65 productores con 2,000 ha en la zona de Chavimochic y quizá ejemplos de las estrategias que se implementan para incorporar a los pequeños y medianos productores al proceso de una agricultura globalizada de manera sostenida.
Para sensibilizar a los agricultores y motivarlos a la asociatividad, el Proyecto Especial CHAVIMOCHIC que dirige Huber Vergara Díaz, desarrolló en Virú el taller de Asociatividad para Capacitadores, con la presencia de Alejandro Siles Martínez, consultor de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), la escuela de posgrado, la facultad de Ingeniería Industrial y la sociedad de innovación y gestión empresarial de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
Pensar en ser competitivos, promover cultivos según el mercado, innovar procesos productivos a fin de reducir costos apuntando a la reconversión productiva, pasa por fomentar la asociatividad entendiendo que el pequeño y mediano agricultor en forma individual no podrá competir en un mercado cada vez más exigente, por el contrario unido podrá aumentar sus ingresos y mejorar sus niveles de vida, la confianza y objetivos comunes de los asociados, será la base para diseñar y embarcarse a un proyecto agrícola de exportación objetivo final de la asociación.
La hoja de ruta para lograr la competitividad en la pequeña y mediana agricultura está trazada. El siguiente paso que darán la ONUDI, UNMSM y al PECH, es apoyar en la uniformización del producto (capacitación de pre y post cosecha), buenas prácticas agrícolas, respeto a normas y reglamentos para la gestión de la calidad del producto y el manejo de la marca colectiva reconocida a nivel nacional e internacional.

¿Cómo hacer para que estas normas y reglamentos se respeten? Los propios productores serán quienes moldeen y cuiden los atributos del producto, nadie hará el trabajo de ellos, la razón para que el producto tenga buen precio será su calidad, eso lo hará especial frente a otros.
Si bien en el área de CHAVIMOCHIC la gran empresa agrícola tiene sus propios códigos de desarrollo, la pequeña y mediana empresa agrícola demanda capacitación, asesoramiento técnico, formar y consolidar cadenas productivas con visión empresarial que faciliten el proceso de reconversión y su consecuente éxito, en ese sentido la asociatividad será clave para salir de la pobreza, dice Alejandro Siles Martínez, autor de diversas publicaciones de la materia.
La UNMSM ha ido más lejos. El director de la escuela de posgrado, Jorge Luis Inche Mitma y el decano de la facultad de Ingeniería Industrial, Carlos Quispe, plantearon un convenio marco para que los doctorandos, maestristas, apoyen al pequeño y mediano agricultor de los valles liberteños, elaborando perfiles de proyectos concursables al Fondo de Competitividad o innovando procesos productivos con reducción de costos.
Las universidades tienen que ir de la mano de los productores. El conocimiento y tecnología aprendidos en las aulas volcadas al campo, allí radica el futuro del sector. Confiamos en el éxito de esta asociatividad: productores-universidad-gobierno regional.