lunes, 16 de enero de 2012

CONGA SI, CONGA NO

Por: Marcela García Guerrero
Directora de Trujillo di?


Esto hasta parece gracioso, no, no se trata del antiguo baile La Conga, tan de moda me parece que por la década del 40 0 50, esta Conga si está haciendo bailar, pero a los propietarios de Minera Yanacocha, al gobierno regional de Cajamarca, a los campesinos y al gobierno central, hasta el momento ha costado la renuncia del primer gabinete del Presidente Ollanta Humala.
En los últimos días nos han visitado, funcionarios de Yanacocha y funcionarios del gobierno Regional de Cajamarca, el objetivo dar a conocer a la comunidad trujillana, y a los residentes de Cajamarca y Celendín en nuestra ciudad cual es su verdad, sobre Conga, porque, para unos si debe ir y para los otros no.
Ambos tienen razón, los mineros han firmado un convenio con el gobierno central y tienen la concesión de la zona. El Gobierno Regional de Cajamarca, está defendiendo el medio ambiente que se vería afectado con las excavaciones mineras, y al hablar de ambiente nos referimos a las cuencas acuíferas, es decir recurso hídrico, los recursos biológicos, la zona tiene 46 especies endémicas y 6 de ellas son exclusivamente de Cajamarca, en total son como 460, y si hablamos de aves existen cerca de 205 especies, según el doctor Freddy Pelaez, por lo tanto no es broma, si que se verían afectados los recursos hidrológicos y biológicos frente al impacto minero. Es importante un ordenamiento territorial y dar alternativas de modelos de desarrollo manifiestan los técnicos respecto al proyecto.
El problema de fondo en esta problemática es el manejo que los diferentes gobiernos de turno han tenido frente a los contratos mineros, así como el escaso seguimiento y limitados especialistas nacionales respecto a las empresas mineras. No es la primera vez que tenemos estos problemas, hay muchos latentes en casi todo el país, que dicho sea de paso según investigaciones del doctor Antonio Ayestas, investigador y ex catedrático de la UNT, hasta el 2009, el Perú tiene concesionado el 15.38%, de su territorio, en hectáreas son: 18573752,78 ¿lo sabía la mayoría de la población?, no. ¿Qué esto está mal?, no, siempre y cuando estas concesiones -que no son propiedad- se den bajo una legislación en la que se contemple prioritariamente los intereses y beneficio del país, cosa que no ha sucedido, caso contrario, el presidente Alan García no hubiera tenido porque pedir un “Óbolo voluntario” a las empresas para los programas sociales, este dinero debería haber salido de los impuestos que cada empresa paga al estado, siempre y cuando estos sean los técnicamente correctos.

Las empresas mineras como toda empresa tiene como interés primordial la ganancia, eso es lo normal, pero esta ganancia debe venir acompañada de una legislación – repetimos- que priorice los beneficios al país y por ende a la población. Aquí se está tergiversando las cosas, de la noche a la mañana las empresas en este caso mineras, están supliendo al estado en programas sociales que son responsabilidad de él. Frente a la población aparecen como benefactoras, que no tienen porque serlo, con leyes claras, el estado tendrá las ganancias suficientes para cumplir con los programas sociales y educativos que la población tiene derecho. Con legislación clara, se protege el medio ambiente, y se exige a las compañías mineras que realicen un trabajo responsable, ¿porqué en el Perú no se ha conseguido el mismo comportamiento que en Canadá o en otros países?, es importante analizar esto. No podemos ser ingenuos, si no hay normas y si no hay sanciones, cualquiera avanza, a su mejor entender y a un menor costo.
Es el momento de revisar los convenios mineros, es el momento de dar leyes claras y es el momento de defender nuestros recursos ambientales. No estamos en contra de la minería estamos a favor de un país civilizado de un gobierno responsable que sabe que si pone leyes que defiendan los intereses nacionales, las grandes inversiones no se van a correr, al contrario lo van a respetar, es una ficción eso de NO TOCAR LOS CONVENIOS, HUYEN LAS INVERSIONES, mentira, no huyen, respetan, que es cosa muy distinta.
Este gobierno subió con este compromiso, esperamos que lo cumpla

0 comentarios: