sábado, 7 de enero de 2012

DIRECTIVA DEL MINEDU: LA EXIGENCIA DE 6 AÑOS PARA INGRESAR AL 1ER GRADO

Por: León Trahtemberg
leon@trahtemberg.com
http://www.trahtemberg.com

¿Tiene algún sentido exigir que un niño o niña tenga 6 años cumplidos al 31 de enero para ingresar al 1er grado? Si es así ¿porqué antes era hasta el 30 de junio?
Para los que aún no lo saben, la directiva para el año escolar 2012 del ministerio de educación RM 0622 del 16/12/2011 ED establece que para ingresar a 1er grado hay que tener 6 años cumplidos hasta el 31 de marzo. Eso ha traído problemas con padres que matricularon a sus hijos en el año 2009 con edades cumplidas más allá del 31 de marzo, hasta el 30 de junio (como permitían las directivas de años anteriores al 2010). Para atenuar el problema, la directiva hace la excepción para los alumnos que en el 2009 cursaron grados de inicial con edades fuera de los límites actuales hasta el 30 de junio.
Pero veamos qué dice la ciencia. 1) No existe compatibilidad exacta entre edad cronológica, desarrollo físico y desarrollo intelectual. 2) Para una población de niños de 6 años, hay algunos que pueden tener funciones intelectuales equivalentes al promedio esperado para los 4 ó 5 años, o alternativamente para los 7 ú 8 años. 3) Habitualmente las mujeres tienen una maduración adelantada a la de los varones en varias de las funciones exigidas por la escuela. 4) La organización de alumnos en grados según edades cronológicas viene de siglos atrás, cuando en las urbes se hizo obligatoria la educación primaria y había que utilizar algún criterio de organización de niños por grados (algo así como juntarlos “por año de fabricación”).
En suma, esperar un desempeño parejo para niños y niñas para cada grado en función de su edad es una pretensión ilusa que se basa más en criterios administrativos que psicopedagógicos. Es más, hay niños que para matemáticas podrían estar en el nivel de 5 años y para comunicación en 7 años, pero deben cumplir con ambos al nivel fijado para los 6 años porque la rigidez de la normativa escolar impide hacer conformaciones en grupos distintas de alumnos para matemáticas y para comunicación. Todo ello, porque se piensa que las normas ministeriales pueden sustituir el criterio psicopedagógico de directores, psicólogos y equipos docenes en los cuales, en última instancia, no se confía (asumiendo que son incompetentes o corruptos).
Hay padres ansiosos que me escriben pensando que sus hijos son muy maduros e inteligentes y que deben estar en un grado superior al que les toca por las normas.
Les pregunto ¿cuál es el apuro de que su hijo o hija se adelante y termine antes la vida escolar? ¿Acaso quiere que entre a la universidad a los 16 años y que se aleje de la cobertura del hogar a edades más tempranas y riesgosas? ¿Cree que eso le va a garantizar algo mejor que si tiene un año más? ¿No es mejor que tenga una madurez adicional para que se sienta más cómodo con los aprendizajes esperados?

Cuando su hijo o hija tenga 12 años y los demás 13 ó 14 ¿no sería mejor que su hijo o hija esté un poco más maduro antes de hacer la vida adolescente de sus compañeros mayores (ente los cuales habrá los que fumen, tomen, consumen drogas, se inicien sexualmente de modo prematuro, etc.)? ¿No estaría mejor defendido su hijo o hija frente al bullying si fuera un poco mayor?
Por otro lado, si es particularmente hábil o maduro en algún campo, podrá cultivarse fuera del colegio en cursos o talleres mucho más que en el colegio.
En términos generales (dentro de la relatividad que mencioné líneas arriba) si se trata de tomar alguna decisión entre una de las dos opciones, y no hay otra, parece ser más ventajoso que su hijo o hija sea mayor que el resto a que sea menor que el resto. Salvo que sus padres e hijos estén en carrera contra el tiempo y piensen que un año menos de vida escolar en sus hijos cambiará significativamente su destino, aun considerando que sus hijos probablemente vivirán 120 ó más años.

0 comentarios: