jueves, 9 de febrero de 2012

TANTO PEDIR AGUA, ESTA LLEGÓ…

Por: Marcela García Guerrero
Directora de Trujillo di?


Pero no como dicen algunos periodistas en la tele, “las lluvias demuestran que en el Perú tenemos agua en abundancia,… la dejamos que se desperdicie en el mar y en el desborde de los ríos…¿Por qué hacer una marcha por el agua?”. Se ve claramente su intención, y es el ir contra la marcha organizada por los cajamarquinos, sería más decente decir claramente que se está en contra de la marcha, muy bien, cada uno tiene su opinión y su opción, pero no tratar de embaucarnos, me parece que muchos hombres de prensa creen que aún somos menores de edad, y que les creemos absolutamente todo lo que dicen. Señores ya no es así, recuerden que estamos en la época de las comunicaciones, ahora ya no hay secretos, al instante tenemos toda la información, e inclusive, los hackers, se dan el lujo de infiltrarse en las cuentas de correos electrónicos, sin ir muy lejos, la del Ministro Roncagliolo, ha sido la elegida estos días.
Pero volviendo a nuestra lluvia del miércoles 8, ella llegó, y llegó arrasando todo a su paso, fue descubriendo las fracturas y debilidades de nuestras pistas, de nuestras casas, de los nuevos edificios, de las alcantarillas y sobretodo de lo poco preparados que nos encontramos para una arremetida más fuerte, que posiblemente vendrá porque nuestro clima es casi tropical, adiós el clima primaveral del que tanto nos enorgullecíamos.
Una de nuestras carencias es la falta de previsión y la improvisación, realmente ¡como nos cuesta cambiar nuestros hábitos y costumbres, pero no nos cuesta nada robotizarnos con lo último de la tecnología, como la de los teléfonos inteligentes. Unos los usan por necesidad o negocio, otros para chatear y evitar la comunicación directa, ¡claro ¡ es más fácil hablar con un aparato, este no cuestiona, ni contradice. Sin embargo, si pueden ser una poderosísima arma de comunicación y denuncia, por ejemplo si el día de ayer se dedicaban a tomar fotos, de las pistas, de los carros atrapados, como paso a un transporte de Hermes, con las dos llantas traseras, sumergidas en un gran forado en la Urb. San Andrés. De las casas del Centro histórico, al borde del colapso, o, las nuevas construcciones en las también nuevas urbanizaciones, totalmente anegadas, ¡que maravilloso testimonio hubiéramos tenido. Y no se hable de los distritos como La Esperanza, El Porvenir, y el balneario de Buenos Aires, entre muchos más. Me parece que hay muy pocas casas que se han librado, y de las pistas, mejor no hablar.
Cuando hay cultura de prevención, puede llover una semana seguida, causará algún efecto, pero no tanto como el que sufrimos el miércoles 8 de Febrero. Sería interesante recibir en nuestro diario ciudadano, información de nuestros seguidores sobre los estragos sufridos por su zona, igualmente los invitamos a que nos envíen fotos e información sobre la actuación de sus respectivas autoridades, y de defensa civil. ¿Estuvieron en la zona?, ¿previnieron con anticipación sabiendo que esta es la temporada de lluvia?.

Anímense envíen fotos, e información a nuestro correo, o a través de facebook

0 comentarios: