jueves, 22 de marzo de 2012

CANTARES DE MUJER: “EL AGUA QUE NOS ALIMENTA CADA DÍA”

Por: Isabel Barrantes Zurita
isarrobles@yahoo.es

Llueve, llueve en Cajamarca. Los árboles bañan a su antojo su ser de savia y madera. Almacenan en su vital existencia, con sabiduría de siglos, el agua bendita que alimentará su portentosa altura. No necesitarán más agua que la que logran almacenar cuando llueve. Sin embargo en Cajamarca se asesinan a diario a esos nobles generadores del agua y la vida. ¿Cómo aprender de ellos a usar sólo lo necesario para seguir viviendo? Somos testigos, protagonistas del desperdicio del agua desde que nos levantamos hasta conciliar el sueño. Llueve en Cajamarca. Las autoridades locales, regionales, nacionales nada han hecho mayormente, salvo excepciones que merecen nuestro aplauso, para evitar su desperdicio. Este año qué poco hemos hecho por guardar, por tratar como debe ser, el agua, por la cual marcharon hace poco muchos hermanos. Se ha perdido esta agua, ya no se la pueda recuperar. En nuestras casas no tenemos un sistema para almacenarla. Tampoco en el barrio, menos en la ciudad. Nos preguntamos, ¿todos los que marcharon tendrán técnicas adecuadas de almacenaje del agua en la época de invierno? Las luchas exigen coherencia, exigen ejemplo.
“El 12 de marzo del 2012 empieza en Marsella el 6º Foro Mundial del Agua 2012. El enfoque será sobre el Agua y la Seguridad Alimentaria: 7 000 millones es el número de personas que hay que alimentar en el planeta y las previsiones dicen que habrá otros 2000 millones para el año 2050. La mayor parte del agua que 'bebemos' está incorporada en los alimentos que consumimos: producir 1 kilo de carne de vacuno, por ejemplo, consume 15 000 litros de agua, y 1 kilo de trigo se 'bebe' 1 500 litros. El problema no está lejos de nosotros, sino que hay medidas a las que todos podemos contribuir en nuestra vida diaria: Consumir productos que hagan un uso menos intensivo de agua; Reducir el escandaloso desperdicio de alimentos; No se consume el 30% de los alimentos en el mundo, el agua para producirlos se pierde definitivamente; Producir más alimentos de calidad, con menos agua; Llevar una alimentación saludable. “

Nuestros antepasados en sus políticas de gobierno, tenían extraordinario manejo del agua. Un sistema integral de aprovechamiento de ella: las cochas, los canales, los andenes, un sistema hidráulico evidente en Cumbe Mayo, maravilla del mundo. No hace falta ir al extranjero para “aprender” cómo se maneja el agua, hay que recuperar las políticas del manejo del agua, de la alimentación, de nuestra Cultura Andina, vigente, pero despreciada por nuestros sucesivos gobiernos. Dentro de su permanencia en el tiempo, está integrarla, nos enseñará a solucionar problemas actuales, con adecuada innovación y creatividad.

Imagen: El mundo tiene sed porque nosotros tenemos hambre
http://diego-guaman.blogspot.com/

0 comentarios: