martes, 29 de mayo de 2012

TRANSPORTE: ALERTA

Por: Federico Battifora
Fuente:
Diario La Primera

De vuelta al barrio y sobre la marcha sugiero que el Ministerio de Transportes asuma de una vez por todas, parte de su rol, una actitud de alerta y acción decidida ante lo que viene ocurriendo en las carreteras de penetración de la patria que es de donde recojo estas observaciones.
Especialmente de los que transitan por el mero centro de la patria. Personas haciendo un pésimo simulacro de transportistas interprovinciales de pasajeros. Reza un antiguo dicho popular que la veteranía es grado y de una vez por todas se debe parar esta anormalidad en seco, la forma que se viene permitiendo oficialmente la movilización de personas por estas carreteras en vehículos inadecuados para este servicio y pilotos sinceramente no aptos. ¿Que cómo obtuvieron una licencia de conducir? Vaya usted a saber, pero lo cierto es que conducen pésimo, adicionalmente estuve observando y realmente me cuesta trabajo creer que tienen 18 años, con aspecto de muchachos imberbes con miradas asustadas y rostros cansados por el trajín a que se someten manejando a altas velocidades por esas rutas.
Camionetas de timón invertido, llevando hasta 9 personas, demás está decir que solo entran 5 y técnicamente solo deberían entrar en el vehículo aquellas que cuenten con cinturón de seguridad y el apoya cabeza protector de las cervicales para evitar el denominado latigazo cervical. ¿Escribo en chino? Hasta cuándo a los peruanos del interior de la patria se les debe considerar ciudadanos de quinta; adicionalmente a este tipo de vehículos, tenemos a los novedosos Yaris Colectivos que han invadido las pistas y circulan a velocidades ilegales e inseguras y lo peor de todo, es que los pasajeros los escogen justamente porque van muy rápido.
Estamos muy mal estimados lectores en este aspecto. No solo tiempo atrás invadieron las VAN, las COASTER y las COMBIS, las carreteras que por cierto se multiplicaron como conejos y hoy solo se ven en los caminos este variopinto mosaico de vehículos que hacen el trabajo de transportar personas a velocidades inadecuadas, poniendo en riesgo, paradójicamente, a quienes los protegen por su propia ignorancia y por su poco aprecio por la vida.

0 comentarios: