lunes, 25 de junio de 2012

Preguntas de la Vida: ¿Los Deseos son más fuertes que el Amor?

Por: Marcela García Guerrero
Directora

Difícil saberlo pero la realidad demuestra que la verdadera amistad y amor se da cuando no hay ningún tipo de interés de por medio, me refiero a la amistad y amor real y auténticos.
Desde el momento en que intereses personales, temores, o, deseos intervienen, estos son los que se convierten en el móvil de las relaciones. Este es el momento en que la debilidad del ser humanos se hace patente y pasa a segundo lugar la amistad y el amor.
Triste?, no, real. Es necesaria una buena dosis de experiencia vital para entenderlo y si eres parte de ello no dejarte afectar, simplemente comprender y seguir tu camino.
El reconocimiento en el ser humano es algo muy propio de él y hay que dárselo en las diversas dimensiones de su práctica o ejercicio de vida. Tienes que estar atento para saber en qué momento esta necesidad se hace presente en tu entorno, si te corresponde a ti darle lo que necesita o facilitar para que se le de, o, simplemente, ser un mero espectador de sus deseos e insatisfacciones. No podemos asumir lo que no nos toca hacer, a lo mucho podemos acompañar.
La amistad decía el Principito (obra de A. Saint- Exupéry), hay que cuidarla, como a una rosa, si no la riegas, esta se seca y muere. Es decir, cultivar la amistad, también es una decisión que conlleva trabajo, atención y persistencia, y por supuesto mucho cuidado. Se necesita demasiada entereza y voluntad para a través de los años mantener una relación afectiva, amical – no amorosa- cuidando su esencia y evitando que en esta se crucen otros intereses, como los ya señalados.
No por gusto siempre han dicho nuestros antecesores que conocidos muchos, amigos contados con los dedos, y generalmente no se llegan a cinco. La experiencia habla.

0 comentarios: