lunes, 2 de julio de 2012

Presidente Humala ¡escuche a la protesta cajamarquina!

Por: Pedro Francke

Ud. Ha declarado que conversará con los líderes cajamarquinos, por tanto los representantes de la protesta de Cajamarca deben ser recibidos a la brevedad en Palacio de Gobierno, en tanto ellos, al presentar sus puntos de vista y los argumentos por los que se oponen a Conga, también están dispuestos a contrastarlos con los puntos de vista del gobierno. Por todos los medios se debe tender puentes a favor del entendimiento y evitar que la situación se deteriore más.
Las declaraciones del Sr. R. Benavides contradicen lo dicho por Ud., acentuando la desconfianza generada en la población cajamarquina después de cerca de veinte años de explotación minera de Yanacocha, y ha hecho bien Ud. en exigirle más humildad y que cumpla sus compromisos; y además debe asegurarse el cuidado del medio ambiente.
Consideramos que la solución más democrática sería consultar a la población, ya que sin de ella no habrá salida viable. Es necesario buscar una propuesta concertada de desarrollo integral de Cajamarca y de su relación con la actividad minera, así como de ordenamiento territorial, que a su vez servirá como referente para otros conflictos socio ambientales del país.



También es indispensable que en el planteamiento de las medidas que Ud. ha anunciado participen, además de los representantes del gobierno central, los gobiernos regionales y alcaldes. Rechazamos con energía los intentos de aumentar causales de vacancia, o someterlos a interpelaciones, así como restringir el uso de sus fondos, pues ya existen mecanismos legales suficientes para fiscalizar y castigar excesos, y sería hostilizar a autoridades legítimamente electas y socavar el proceso de descentralización.

Hacemos una invocación a los participantes en la protesta popular para que, conscientes de los logros alcanzados, desarrollen su lucha de manera pacífica y respetuosa de los derechos humanos de todos, inclusive de los que discrepan; que no se produzcan repudiables agresiones contra la prensa; y que eviten caer en las provocaciones de los violentistas o de la represión. Como demuestra la historia, el uso de la violencia siempre favorece a los que se oponen al cambio.
Es responsabilidad de todas las fuerzas democráticas apostar por la paz y el entendimiento entre peruanos, y dejar de lado acusaciones y exclusiones. Hay que recordar que por más discrepancias que tengamos no somos enemigos.

0 comentarios: