lunes, 30 de abril de 2012

¿FELIZ DÍA DEL TRABAJO?

Por Wilfredo Ardito Vega
Fuente:
La Mula

-¡Esa ley va contra la diversidad cultural! ¡Jamás debieron haberla aprobado!
Era la primera clase del curso de maestría y el abogado que defendía la diversidad cultural se refería nada menos que a la Ley 27986, la Ley de las Trabajadoras del Hogar, que yo acababa de mencionar.
Según mi amable alumno, esa norma atentaba contra la cultura de tantas familias de la ciudad del Cusco que tradicionalmente llevan niñas y adolescentes campesinas a trabajar en sus casas, sin pagarles un sol por ello.
Mientras lo escuchaba, yo pensaba qué fuerte puede ser la insensibilidad frente a los derechos de los más pobres, para que una moderna forma de esclavitud pueda ser defendida en nombre de la cultura.
Mañana se recuerda en el Perú el Día del Trabajo, una ocasión que normalmente celebran quienes tienen mejores condiciones laborales… pero es una ocasión conveniente para pensar en la situación en que se encuentran la mayoría de trabajadores en el Perú.
El caso de los niñas - siervas del Cusco se repite en otras ciudades de la sierra, a vista y paciencia de las autoridades. De hecho, en la misma Lima, aunque cada vez más familias pagan todo a sus empleadas todo que legalmente les corresponde, son muchas las que no lo hacen. Están las que ni siquiera dejan que las empleadas descansen el Día del Trabajo y las que buscan siempre una empleada “provinciana” con la intención de explotarla más.
Lamentablemente, el sostenido crecimiento económico, no se ha traducido en mejores condiciones de vida para la mayoría de trabajadores. Recordemos a los nueve mineros informales rescatados hace unas semanas en Ica, a Medardo Gutiérrez que murió atrapado en una mina de Ayacucho o a los tres mineros fallecidos en Jicamarca en marzo. Evidentemente, nadie se pone a trabajar en la peligrosa minería informal si no se ve impulsado por una situación apremiante… y son muchos los peruanos que viven esas situaciones de apremio.
La precariedad laboral atraviesa a millares de personas en el Perú. Puedo pensar en los cobradores y los choferes de combi, que no sólo tienen un trabajo totalmente estresante, sino que mucha gente los detesta, como si tuvieran la culpa del trabajo que tienen. Puedo pensar en los taxistas que manejan 12 horas al día para pagar el alquiler del vehículo… para encontrar pasajeros que regatean con total insensibilidad. Puedo pensar en las obreras que trabajan en las peores condiciones de higiene y seguridad en Gamarra o en la cantidad de víctimas de accidentes laborales, como Rubén Mejía, el obrero fallecido en Miraflores el martes pasado al caer de un sexto piso. No contaba con ningún implemento de seguridad.
El propio Estado refuerza esta situación, haciendo difícil que se formen sindicatos, lo cual es un aliciente para prácticas generalizadas de explotación. En una respetable empresa, se pudo detectar que un supervisor abusaba de las trabajadoras de las services que hacían labores de limpieza, desde acoso sexual hasta forzarlas a comprar rifas. El gerente se enteró, se contrató a un nuevo supervisor… y éste comenzó a cometer los mismos abusos. “Como sabía que ellas no reclamaban, abusaban”, me dice un funcionario. El service, claro, cumplía minuciosamente la obligación de descontarle los pagos de AFP a las trabajadoras.

Inclusive, gracias a la pasividad de las autoridades, el sueldo mínimo en muchos lugares del país parece un privilegio del que goza una minoría. En Ayacucho he visto a los principales restaurantes anunciar públicamente sueldos que eran 200 soles menos del mínimo. Los casos de Gamarra o de la construcción hacen pensar que el precio del crecimiento de un sector económico suele ser la explotación de los trabajadores. De hecho, así sucedió en Inglaterra durante la Revolución Industrial.
Sin embargo, no hay que pensar sólo en fábricas o talleres: así como detrás de una economía próspera puede haber trabajadores explotados, esto mismo ocurre en aquellas casas donde se espera que algunos miembros asuman los llamados “trabajos invisibles”, como el cuidado permanente de niños, ancianos o enfermos. Se considera aceptable que una persona, normalmente una mujer, de cualquier edad, se dedique permanentemente a esta tarea. No hay reconocimiento económico o afectivo por todo el desgaste físico y emocional. Se asume que es parte de su rol o su destino.
Con todo lo que he escrito, puede sonar a sarcasmo pensar que el Primero de Mayo se deba celebrar algo, pero debemos recordar que hace unos días se publicó el nuevo Reglamento de Seguridad en el Trabajo (D.S. 005-TR-2012), que podría ser una buena alternativa, con una adecuada fiscalización… sanciona con prisión a los gerentes que atentan contra la seguridad de sus trabajadores.
Yo coincido con el abogado de la maestría en que efectivamente existe una explicación cultural para muchas formas de explotación, pero precisamente el reto pendiente es promover una cultura de respeto a los trabajadores y sancionar a quienes atenten contra sus derechos.

viernes, 27 de abril de 2012

¿PORQUÉ NO LE CREEN AL GOBIERNO?

Por: León Trahtemberg
leon@trahtemberg.com
http://www.trahtemberg.com

Cuando alguien quiere saber qué pasa con temas de Defensa o Interior como el de Artemio o Kepashiato, busca las opiniones de analistas de todo el espectro político y académico como Gorriti, Rospigliosi, Antezana, Vargas, Yaranga o Tapia, porque las versiones de los ministerios del Interior y Defensa usualmente son tardías, vagas e imprecisas. Los hechos suelen darle la razón a estos analistas bien informados, lo que retroalimenta la falta de credibilidad en el gobierno.
Agreguemos a ello las tomaduras de pelo oficiales como la del Ministro de Justicia y Jefe del INPE que explicaban que en Piedras Gordas no se puede garantizar la seguridad de Antauro Humala pero sí la de Víctor Polay, Miguel Rincón y Feliciano, por lo que es preferible tener en la Base Naval a Antauro Humala que a los líderes del MRTA o SL condenados a cadena perpetua.
Sumado a ello, en semanas recientes las autoridades han dado explicaciones difusas y evasivas sobre el suicido del cadete de la policía César Alcalde Calderón (19) dentro de la Escuela de Oficiales de la Policía Nacional en Chorrillos, y la muerte del mayor FAP Jorge Olivera Santa Cruz en la Base Aérea de Las Palmas.
Estos no son asuntos aislados. Ollanta Humala arrancó su gobierno con un “pecado original” a semejanza de Alberto Fujimori que hizo el “shock” sobre la promesa electoral del “no shock”. Humala ganó las elecciones en la 2da vuelta con la “hoja de ruta” liberal, montándose sobre los votos que consiguió en la primer vuelta con “la gran transformación” estatista, cuyos aliados de entonces son sus actuales opositores (como Gregorio Santos en Cajamarca). El hecho que las clases medias y altas del Perú estén tranquilas con el cambio ocurrido con Humala no implica que no exista una dosis de sospecha sobre la falta de consistencia entre lo que piensa, promete y realiza, que afecta la credibilidad presente y futura del gobierno.
Sumemos a ello el papelón y falta de reflejos frente al caso de su hermano Alexis y su sospechoso viaje a Rusia, seguido del episodio de “las Brujas de Cachiche” de su 1er vicepresidente Omar Chehade quien descubierto el 5 de octubre se tomó hasta el 17 para dar una explicación extrañísima que ni siquiera los miembros de su bancada creyeron.
No menos chocante fue la reacción del presidente Humala en la entrevista con el periodista Jorge Ramos de Univisión. Ante la sencilla pregunta de si iría a la reelección, se negó a contestar de manera inequívoca, reaccionado hostilmente contra el periodista. Días después hizo una vaga rectificación por twitter y CNN.

El gobierno tiene que entender que la enorme cantidad de conflictos sociales que hay en el país tienen un fuerte componente de falta de credibilidad en la autoridad gubernamental, que lleva a que los pobladores exijan la presencia de un ministro o el propio presidente para firmar actas de acuerdos para desistir de sus medidas de fuerza, o inclusive desconocer autorizaciones oficiales como el de Conga.
Poco ayuda la ausencia de la palabra del presidente cuando las “papas queman” y que se haga presente solamente para la foto en situaciones de éxito como la del rescate de los mineros ilegales de Ica o la liberación de rehenes en Kepashiato (operación que pese a los muertos y heridos de las FF.AA. y PNP sin ninguna captura de terroristas fue calificada por él como impecable), porque eso lleva a la gente a sentirse manipulada y engañada por el gobierno.
Desde el punto de vista educativo, el peor ingrediente para el desarrollo seguro y ético de los niños y jóvenes es la falta de credibilidad en sus padres, profesores y autoridades. Para los empresarios, no poder creer en la limpieza de las licitaciones, la justeza de las resoluciones judiciales o la validez de las promesas gubernamentales es fatal para incentivar las inversiones.
El Perú necesita un shock de credibilidad. Decir la verdad, no importa el costo político de corto plazo. El beneficio político y ético de largo plazo es invalorable.

jueves, 26 de abril de 2012

EL GRAN ENGAÑO

Por: Federico Battifora
Fuente:
Diario La Primera

El consumo de bebidas alcohólicas registra más antigüedad que Matusalén en la especie humana, investigaciones múltiples validan esta aseveración, las más emblemáticas civilizaciones que han dado cuenta por su paso en la historia, revelan la presencia de bebidas espirituosas, como se le suele llamar al licor.
Esta introducción es para llamar la atención sobre costumbres enraizadas en nuestros conductores, aunque aún incipiente, pero ya existe una positiva toma de conciencia en algunos conductores que no deben conducir ningún tipo de vehículo motorizado, habiendo consumido aunque sea dos copas de cualquier licor. Lo que sucede con el alcohol en el organismo y su respectivo impacto en el cerebro, es que por miles de años éste viene promoviendo en la especie humana un GRAN ENGAÑO, es que tiene asociada una impronta que consiste en la capacidad del alcohol de engañar al ser humano, paradójicamente racional y pensante. Existen miles de relatos registrados en la historia de las consecuencias que produce su ingesta, legal y socialmente aceptada.
Nadie puede discutir lo que produce en los seres humanos, desde encender la alegría, despertar o abrir corazones para expresar sentimientos y afectos, pero lo que también suele suceder es que en muchos casos se finaliza este paso por el alcohol en riñas, desintegración familiar y centrándonos en nuestro tema en INCIDENTES VIALES que tienen como socio irreductible a familias rotas, producto de las consecuencias producidas fundamentalmente por la discapacidad mental generada por la ingesta de alcohol y posterior conducción de vehículos motorizados.
Lo primero que afecta y valga la redundancia la primera copa, es el ESTADO DE ALERTA PERMANENTE, herramienta básica de todo conductor que se precie de responsable, nunca deben de olvidar que el alcohol aún en muy bajas dosis interfiere en actividades de riesgo, obviamente el conducir vehículos motorizados y sobre todo en una ciudad con una actividad de altísimo riesgo.

miércoles, 25 de abril de 2012

MÁS ALLÁ DE CONGA

En un libro formidable de J. Diamond, Colapso, en el que la pregunta central es ¿por qué unas sociedades perduran y otras desaparecen?, se describe cómo, en el transcurso de los siglos, el hombre se ha relacionado con su entorno natural como un depredador, es decir, utilizándolo en su beneficio hasta llevarlo a la destrucción.

Por: Guido Lombardi
Fuente:
Diario Perú 21

Cuando eso sucede, el grupo humano que se abastece de los recursos de ese entorno, ahora destruido para siempre, desaparece, sucumbe, colapsa. Por ventura, hasta el presente la capacidad perturbadora de nuestra especie ha sido limitada y, por eso, todavía tenemos una oportunidad. Diamond sostiene que algunas sociedades situadas en entornos más robustos pudieron percibir a tiempo que, en caso de mantener un tipo de economía cuyo objetivo era maximizar beneficios en detrimento de la sostenibilidad ambiental, se encaminaban al desastre. Analizando las sociedades que desaparecieron (con algunas historias trágicas como la de los mayas o la de los anasazi), la pregunta pasa a ser si podremos evitar desastres parecidos en el futuro. Por cierto, hay buenos ejemplos: procesos aleccionadores de culturas que han sabido reaccionar con éxito a enormes desafíos ambientales, como Islandia y Japón.
Se trata entonces de enmendar el rumbo, y eso solo parece posible de dos modos: imponiendo instituciones desde la población común hacia los gobernantes o, a la inversa, cuando son los propios gobernantes los que imponen una política ecológica al pueblo.
En relación a Conga, las condiciones están dadas para que la fórmula final sea el resultado intermedio (¿el justo medio?) entre los reclamos de la población cajamarquina y la decisión gubernamental.
Trabajar para hacer compatibles el crecimiento económico y la preservación ecológica tiene, además de la ventaja de volver la vida más agradable, la posibilidad de servir de ejemplo sobre cómo debemos actuar en proyectos futuros.

martes, 24 de abril de 2012

¿Y SI PARARA LA INVERSION MINERA? : HACIENDO NÚMEROS

Por Pedro Francke
Fuente:
Bajo La Lupa

Ni siquiera los anti-extractivistas más extremos, proponen que se detenga totalmente la inversión minera. Pero deben establecerse regulaciones ambientales que reduzcan la contaminación al mínimo, implementar en serio la consulta previa a las poblaciones afectadas y asegurarse que los campesinos y agricultores no se vean afectados por la pérdida de agua, y con esas medidas habría algunos proyectos mineros que no saldrían adelante.
¿Cuánto perdería el Perú con una política de ese tipo? Junto con Vicente Sotelo quisimos responder con números a esa pregunta. Calculamos que hubiera pasado si las elecciones del 2006 las ganaba Ollanta Humala y, consecuente con su prédica anti-neoliberal de entonces, tomaba la medida extrema de no permitir ningún proyecto minero nuevo y establecía un 50% de impuesto a las sobreganancias mineras.
El primer cálculo que hicimos es qué pasaba con los ingresos fiscales. Entre el 2007 y el 2010, con un impuesto a las sobreganancias de esta magnitud, se hubiera recaudado 41,977 millones de soles, lo que equivale a 23 veces el presupuesto del Seguro Integral de Salud o 18 veces el presupuesto del Programa Juntos.
El segundo cálculo es qué hubiera pasado con las cuentas externas. Por un lado, la inversión minera de varios proyectos grandes no hubiera ocurrido, por lo que habrían entrado US$ 2,440 millones de dólares menos a nuestra economía. Habrían habido 5,600 millones de dólares menos de exportaciones, pero también 2,500 millones menos de importaciones (insumos y maquinaria). Pero el efecto más importante es que, producto del impuesto a las sobreganancias, las utilidades que las trasnacionales se llevan habrían disminuido en 11,100 millones de dólares. Sumando todo, con estas medidas nuestra balanza de pagos habría estado MEJOR, no peor, en 5,600 millones de dólares. En otras palabras, el ingreso nacional hubiera sido 5,600 millones de dólares MAYOR, no menor, que lo que fue.
Con esta política, lo recaudado con un buen impuesto a las sobreganancias mineras se podría inyectar a nuestra economía, mediante inversiones públicas, salud y educación, promoviendo nuevas actividades productivas y el aprovechamiento económico de nuestra biodiversidad. Lo que se ganaría de esa manera compensaría largamente el menor crecimiento de la minería en algunas zonas del país.

Es importante recordar que estas estimaciones se han hecho bajo el escenario extremo de una paralización de todas las inversiones mineras. Pero si, como es razonable, se permiten los proyectos extractivos compatibles con un desarrollo nacional sostenible, los resultados económicos serían mejores.
Es mentira que no se pueda pensar en un modelo de desarrollo distinto al actual, centrado en la minería y permisivo de empresas contaminadoras y antidemocráticas como Yanacocha. Otro desarrollo, con justicia social, democracia y sostenibilidad ambiental, es posible.

lunes, 23 de abril de 2012

MADRE TIERRA, PACHAMAMA, MADRE NATURALEZA

Por: Ing. Fanny Fernández Melo
yunkawasi@gmail.com
YUNKAWASI

22 de Abril de 2012
Cada día mas ciudadanos sienten la necesidad de hacer algo por salvar su planeta, saben o intuyen que se está destruyendo el único hogar que tenemos, y están sensibilizados, pero no saben que hacer y como ayudar a limpiar el hogar. Las grandes transnacionales pretenden dar ciertos paliativos, su mal actuar y los grandes problemas ambientales que originan son maquillados con paupérrimas iniciativas.
Frente a esta urgente necesidad de hacer algo surge la educación ambiental, el ciudadano del mundo debe ser educado ambientalmente para aprender a cuidar su casa.
Las generaciones que están en el poder tanto económico como político o religioso no han recibido una educación para amar y cuidar su planeta, mas bien han recibido una educación para ganar y ganar y ganar de la forma mas fácil y mas rápida dinero, dinero y mas dinero, no importa el costo que esto origine y a quien o que hay que destruir.
Se necesita plantear un cambio total, una nueva forma de ver a nuestra Pachamama, quizá suene lírico pero se necesita verla con ojos de amor y agradecimiento por acogernos y proveernos de todo cuanto tenemos, si este concepto entra en cada rincón de la educación que recibe el niño, estaremos formando una nueva generación que quizá puedan rescatar el planeta y limpiar todo el daño ocasionado por el humano actual.
Imaginemos que los futuros dueños del mundo, ese puñado de humanos que se han apoderado de la riqueza natural, empiecen a dirigir sus naves desde otro punto de vista, con otros parámetros que no sea el dinero rápido y fácil al menor costo, sino el procurar el bien común a partir de sus negocios, seria un cambio radical, un nuevo inicio de la raza humana.
Soñar no cuesta nada, por ejemplo que los grandes monopolios medico-farmacéuticos pongan todas sus investigaciones para prevenir las enfermedades al mas bajo costo posible para los que menos tienen; las grandes transnacionales de los alimentos planificando sosteniblemente lo que realmente sirve para el humano, imagina entrar a un supermercado y que del 100% de los alimentos, todos sean sanos y aptos para el consumo, a diferencia de ahora que hay que buscar intensamente lo útil y necesario para vivir, sus anaqueles están repletos de chatarra que solo sirve para acelerar el proceso natural de la muerte. En fin cada quien sueñe.

Día de la Tierra, día para reflexionar y empezar a educarse ambientalmente, actuar en pro de salvar el PLANETA lo que incluye todos los aspectos del diario vivir, desde lo que se ingiere como alimento, hasta lo que se usa como vestimenta, etc.
ALLIN KAUSAY.

viernes, 20 de abril de 2012

ESTUDIAR ARTE CIERRA BRECHAS ACADÉMICAS

Por: León Trahtemberg
leon@trahtemberg.com
http://www.trahtemberg.com

Una reciente investigación de la Asociación Nacional de Educación de Estados Unidos (NEA) encontró que si bien los alumnos de NSE altos tienden a rendir mejor que los de NSE bajo en todo lugar y momento de su vida escolar, hay una notoria excepción. Se trata de aquellos alumnos de NSE bajo, en situación de riesgo inclusive, que han llevado intensamente cursos de arte, cuyo desempeño se coloca por encima de la media nacional.
El reporte de James Catterall de la UCLA titulado “The Arts and Achievement in At-Risk Youth” se refiere a adolescentes y adultos jóvenes del 25% inferior de la escala socioeconómica, la cual se mide según los ingresos familiares, nivel educativo y de empleo de los padres. (Arts Involvement Narrows Student Achievement Gap, Tom Jacobs, Miller-Mccune smart journalism, real solutions 29/03/2012).
Según el reporte, ese grupo tiene una serie de resultados positivos asociados a su dedicación intensa al arte. Inclusive quienes participaban en la banda y los bailes rendían más alto aún respecto al puntaje promedio en las pruebas de suficiencia de matemáticas. Culminada su vida escolar, ingresaban a universidades competitivas en porcentajes mayores que los que no llevaron los cursos de arte.
Los autores son cuidadosos de señalar que el estudio no establece una relación causa-efecto. Puede ocurrir que los factores que llevan a los alumnos a interesarse en el arte son los mismos que los llevan a destacar en otras áreas, pero por otro lado, es posible también que su involucramiento en el arte les provea de motivación y estímulo que producen un impacto también en sus estudios en otras áreas. Es un tema para seguirlo estudiando (aunque otros estudios sí han encontrado una correlación con causalidad).
El reporte se basa en datos de cuatro estudios diferentes de los años 1988, 1997, 1998 y 2002 en los cuales se monitoreó alumnos a lo largo de varios años, tres de los cuales inclusive llegaban hasta sus primeros años de adultez. (The National Educational Longitudinal Study of 1988; the Early Childhood Longitudinal Study Kindergarten Class of 1998-99; the Education Longitudinal Study of 2002; y the National Longitudinal Survey of Youth of 1997)
Los investigadores encontraron que 71% de estudiantes de NSE bajo muy involucrados en el arte ingresaron a un college (de al menos 2 años de estudios superiores); 39% culminaban una universidad de cuatro años, contra 48% y 17% de los que no llevaron cursos de arte respectivamente.

También hubo un efecto positivo en el nivel socioeconómico superior, (25% más alto) logrando 3.17 contra 2.97 en las pruebas de suficiencia GPA. En ese grupo 94% fue a la universidad de cuatro años contra 76% de los que no se dedicaron a cursos de arte. Siendo universitarios, el 55% sacaba notas “A” comparado con el 37% de los que no estudiaron arte.
Finalmente se encontró en todos los niveles socioeconómicos que en promedio, los alumnos que llevaban cursos de arte se volvían ciudadanos más activos y comprometidos con trabajos voluntarios y participantes como votantes y otras diversas formas de compromiso social.
La conclusión para los decisores políticos es bastante obvia. En las últimas décadas las presiones presupuestales se han focalizado en matemáticas y lectura opacando las artes en muchos colegios. Con ello se ha perdido la posibilidad que los alumnos se expresen mejor a sí mismos y que aquellos que no hayan brillado en las áreas verbales y numéricas clásicas pudieran hacerlo en el arte y allí tener la oportunidad de encontrarse a sí mismos.
Hay suficientes evidencias de que quienes han identificado sus capacidades y mayor inteligencia en el arte y han tenido la oportunidad de cultivarlas, han logrado mucho éxito en su vida personal y profesional, cuando menos equiparable al de aquellos que teniendo habilidades para las ciencias o humanidades las han cultivado como su mejor opción.

jueves, 19 de abril de 2012

JORGE SANTISTEVAN DE NORIEGA, 1945-2012

Por: Augusto Álvarez Rodrich
Fuente:
Diario La República

Jorge Santistevan de Noriega murió ayer. Nos deja un gran peruano, jurista, funcionario y político pero, principalmente, una persona buena, inteligente y honesta.
Lo conocí en la primera mitad de los noventa, pero no como jurista, político o funcionario, sino, recién llegado de trabajar en organismos internacionales, como gerente de comunicación del Grupo Gloria.
Yo trabajaba entonces en el Grupo Apoyo y Gloria nos había encargado la elaboración de su memoria anual. Durante todo ese proceso, Jorge fue el interlocutor de la compañía, lo que permitió conocernos a través de la interacción requerida para los fines específicos de hacer la memoria –revisar textos, escoger fotos, etc.– pero, también, para conversar sobre política, el Perú, los peruanos y sus tradiciones.
Por ello, no me sorprendió que, un tiempo después, en marzo de 1996, fuera elegido por el Congreso como el primer defensor del pueblo.
Allí Jorge hizo un trabajo estupendo pues, en pleno apogeo de la fase dura del fujimorismo, él se las ingenió para ser un funcionario de gobierno en el cabal sentido de la palabra. Con independencia, prudencia y buscando movilizar, con sagacidad, los esfuerzos requeridos para conseguir fines concretos.
Jorge puso la primera piedra de la Defensoría del Pueblo con tal fortaleza que eso fue decisivo para que esta institución agarrara la viada necesaria para ser, hasta hoy, una entidad decente y de prestigio.
Entre los principales objetivos que Jorge consiguió desde la Defensoría, junto con la participación decisiva e invalorable del padre Hubert Lanssiers, estuvo el indulto de 483 personas que estaban presas injustamente por casos de terrorismo. Después, Jorge fue candidato presidencial sin suerte, luego de lo cual ejerció a tiempo completo la práctica privada del derecho en temas complejos que usualmente requerían ser comprendidos por los medios. Por ello, me llamaba de vez en cuando para exponer los argumentos de sus clientes, siempre con transparencia y cabal respeto por la independencia del periodismo.

En un país como el nuestro, donde hay tanto ‘logrero’ que incursiona en el gobierno para llenarse de fama o dinero mal habido, y sin ningún interés por la consolidación de las instituciones, Jorge fundó, en un contexto en que el fujimorismo demolía instituciones con entusiasmo y vileza, la Defensoría del Pueblo, una entidad de prestigio, credibilidad y confianza, cuyos principios están mucho más allá de la persona que la lidera en un determinado momento.
Se le va a extrañar a Jorge Santistevan. Que descanse en paz.

miércoles, 18 de abril de 2012

CAJÓN DE SASTRE

Por: Guido Lombardi
Fuente:
Diario Perú 21

1. La alegría por la liberación de los trabajadores secuestrados en el Cusco no debería llevar a una actitud triunfalista como la que expresó el fin de semana pasado el presidente Ollanta Humala al referirse, desde Colombia, a una “operación impecable”.
Si las cuatro muertes, la desaparición de dos efectivos militares y las heridas producidas en otros 10 no son suficientes para objetar la expresión excesivamente optimista de nuestro primer mandatario, deberían serlo las clamorosas fallas en los servicios de inteligencia del Estado que el secuestro puso en evidencia y, sobre todo, la incapacidad para capturar, detener o eliminar ese nuevo brote senderista.
Vale la pena recordar que, según el ministro del Interior, las huestes de los hermanos José y Gabriel Quispe Palomino se encontraban “acordonadas” desde el jueves pasado. Mientras no seamos capaces de tener éxito en el terreno estrictamente militar, será mejor no hablar de triunfos y, menos aún, que estos son “impecables”.
2. La manera en que se ha desarrollado la secuencia en torno al informe de los peritos sobre la viabilidad del proyecto Conga, llena de suspensos, no contribuye a disipar dudas y a generar confianza, que eran los objetivos deseables en este momento. Por el contrario, los anuncios hechos parcialmente, con tardanza y por etapas, incrementan la suspicacia y parecen darles la razón a quienes piensan que el liderazgo del primer ministro se ha desgastado en proporción igual o mayor al desgaste que ha sufrido la dirigencia antiminera de Cajamarca.
3. La anunciada visita del presidente iraní Ahmadinejad no puede sino llamar la atención, y requiere de una explicación precisa e inmediata. Más allá de nuestro derecho soberano a invitar a quien nos plazca, no parece el momento para jugar el papel de “no alineados” recibiendo al intolerante líder religioso de un país dispuesto a desatar una nueva guerra en el Medio Oriente.

martes, 17 de abril de 2012

YPF-REPSOL: EL FUTURO LLEGÓ

Por: Alexandro Saco
alexandro09538@gmail.com
http://lamula.pe/2012/04/17/ypf-repsol-el-futuro-llego/alexandro09538

Y es que por si no se han dado cuenta algunos, el futro está entre nosotros: Las guerras por los recursos naturales ya empezaron, en algunos casos con la bota militar, en otros agazapadas en privatizaciones que las sociedades hoy rechazan. Si frente a Las Malvinas Argentina tiene que tragarse la vergüenza de no poder recuperar los recursos ahí existentes, el caso de YPF-REPSOL y todos los incumplimientos y situaciones a que ello ha llevado, le dan la oportunidad de recuperar lo propio.
Basta con elaborar un mapa de la conflictividad social en el mundo, para observar que son los recursos naturales los que vienen generando las disputas más enconadas entre la resistencia social y la voracidad del capital, ésta última apoyada indicativamente por los estados. Mientras tanto, se resquebraja el discurso que convierte al despojo en libertad empresarial o de mercado, y se hacen evidentes en Latinoamérica las componendas que en la mayoría de los casos han nacido de privatizaciones corruptas en los noventa.

Desarrollo social vs Capital
Algunos como Ollanta Humala ingenuamente tratan de edulcorar la arremetida sobre los recursos naturales con creencias como la siguiente: Los intereses del Estado y los del gran capital no son opuestos y pueden convivir, por lo que pueden ser socios. Se equivoca Ollanta y todos los que equiparan el interés del capital al interés social; el interés del Estado es brindar a sus ciudadanos los derechos humanos básicos para el ejercicio de sus libertades, mientras que el interés del gran capital es simplemente reproducir sus ganancias indiscriminadamente sin consideraciones éticas, lo que recorta la posibilidad de ejercer las libertades ciudadanas.
En ese sentido es obvio que para un Estado el interés social debe estar por encima y ser privilegiado frente a los otros intereses; es decir, hoy que el futuro prefigurado por la ciencia ficción sobre los recursos naturales nos toca la puerta, es necesario reconocer la magnitud de la disyuntiva para recobrar una lógica común de desarrollo humano, y superar la extrema ideologización neoliberal que aún se siente hegemónica pero que se halla severamente debilitada.
Uno de los argumentos neoliberales es la corrupción y mal manejo que las empresas estatales han tenido en muchas épocas y zonas del mundo; pero esa constatación no es absoluta como lo demuestra la eficiencia del Estado en diversas áreas, y se puede y debe revertir para enfrentar el control de los recursos naturales y otras urgencias. No es sólo un acto político, sino una necesidad hasta administrativa para transitar en mejor pie hacia el reordenamiento global que hoy se viene dando. Estamos en una época que vertiginosamente devela cambios en la conformación del poder regional y global.

Pre-modernos maquillados
Así las cosas, dos creencias como la que sostiene que para aminorar la pobreza y transitar hacia el bienestar es necesaria la apertura total de los mercados, y la que dice que el acceso y administración de los recursos naturales deba estar a cargo de empresas transnacionales, se convierten en consignas y lugares comunes que esconden lo obvio: ciertos países a través de su avanzadilla empresarial pretenden seguir detentando el poder global y ejerciendo en mayor o menor medida el control de los recursos.
Volviendo a YPF REPSOL, sucede lo que es repetitivo en la mayoría de privatizaciones producidas en el auge del neoliberalismo: el Estado asume las deudas de la empresa, ésta implementa sólo las inversiones necesarias para su interés y obvia el interés general, y ello deriva en situaciones inverosímiles como que países con grandes reservas y potencial de producción energético terminen importando energía a precios mayores de los que les costaría producirla.
La decisión argentina no es un disparate como la prensa aliada al poder económico la presenta, sino una decisión acorde con los tiempos que el mundo atraviesa sobre el reordenamiento del control de los recursos. Esta situación como otras permite observar quiénes son realmente los premodernos que asumen el neo colonialismo extractivista disfrazado de apertura comercial, y los que creemos que con todos sus defectos el Estado nace para servir a la sociedad y no para abogar por el gran capital.

lunes, 16 de abril de 2012

¿QUIERE UN HIJO EXITOSO? DÉJELO FRACASAR

Por: León Trahtemberg
leon@trahtemberg.com
http://www.trahtemberg.com

Si un alumno saca 06 en el 1er examen, 10 en el 2do. y 20 en el tercero (demostrando que al final aprendió lo esperado), en el Perú le darán como nota final el promedio 12 (cercano al desaprobado), y no el 20 del logro total final. El mensaje que se trasmite con ello es: los errores o fracasos durante el aprendizaje deben ser penalizados. Esa exigencia de tener éxito a cualquier costo -y no permitirse errar en el camino- permea nuestra educación y genera tensión, ansiedad, conflictos familiares y hasta prácticas corruptas en los alumnos, afectando su salud mental y su aprendizaje.
El Journal of Experimental Psychology publicó el sugerente artículo “Want Students to Succeed? Let Them Fail” (Liz Dwyer; Good Education, 16/03/2012) sobre el tema. Muestra cómo el desempeño de los escolares mejora cuando padres y profesores asumen que errar es una parte normal del aprendizaje. Investigadores de la Universidad francesa de Poitier condujeron experiencias con tres grupos de alumnos franceses de 6to grado, dándoles para resolver anagramas muy complejos. Le dijeron al 1er grupo que aprender es difícil pero equivocarse es algo normal, practicando se mejora, al igual que al aprender a montar bicicleta. Al 2do grupo solo le pidieron que describan qué intentos hicieron para resolver el ejercicio. Al tercer grupo no le dijeron nada; solo les dieron la tarea. En las pruebas subsiguientes, los del grupo que recibió el mensaje de que es común equivocarse se desempeñaron mejor y con menos ansiedad que los de los otros dos grupos. Se hicieron dos experimentos más con ligeras variantes y los resultados fueron similares. Los que no temen equivocarse aprenden mejor que el resto.
Reconocer las dificultades como parte crucial del aprendizaje es una forma de romper el círculo vicioso en el cual las dificultades crean la sensación de incompetencia, que se convierte luego en una interferencia para el aprendizaje.
Estos hallazgos contradicen la arraigada creencia de que los logros reflejan las habilidades académicas de los estudiantes. Lo que en realidad reflejan es el resultado del adecuado (o no) proceso de aprendizaje. El mensaje es claro: dejen de focalizarse en las notas y enfaticen el progreso que incluye equivocarse y procuren enmendar aquello que no sale bien sin que medie una sanción.

viernes, 13 de abril de 2012

VETO PELIGROSO

Fuente: Diario El Comercio

Ha sido publicado finalmente el Reglamento de la ley de derecho a la consulta previa. Y este ha confirmado que el resultado del proceso de consulta a los pueblos indígenas no será vinculante. Es decir, que la entidad estatal que consulta la medida legislativa o administrativa que quiere dar y que amenazase afectar “derechos colectivos” de dichos pueblos, puede finalmente decidir proseguir con la misma aunque el pueblo consultado haya respondido con un rotundo “no”.
Lo cierto es que, considerando cómo vienen sucediendo las cosas, ni a los pueblos indígenas ni a las muchas comunidades campesinas que, sin serlo, pretenden los mismos derechos, debiera de preocuparles que se les haya negado el tener esa última palabra que pedían. Desde hace ya muchos años todos los gobiernos (incluyendo al actual en varias oportunidades) han demostrado con hechos que en el Perú el derecho de veto sí existe y se ejerce en las carreteras.
Suena derrotista decirlo, pero es un dato que conviene ir asumiendo: la evidencia que lo respalda es abrumadora y se renueva permanentemente. Todos los años vemos vetos planteados así de manera exitosa y con los más variopintos motivos: detener una inversión minera, cambiar la política de utilidades de una empresa, impedir que se comparta un canon con otras regiones, detener la construcción de una cárcel, aumentar el presupuesto de una universidad, poder seguir operando al margen de la ley y con altísimo costo ambiental por un año más, entre otros. Así las cosas, lo único que puede lograr una consulta en la que el Estado finalmente deniegue a los consultados lo que piden es retrasar el momento de las protestas y el veto para cuando acabe todo el proceso. Si algo, el Estado se ha puesto aun más en el disparadero al darse el poder de decidir discrecionalmente si decide pasar por encima o no de lo que le digan las comunidades.
Lo que sí es nuevo es el hecho de que el Estado ahora pueda ser legalmente discrecional para decidir sobre el futuro de algún proyecto. Esta novedad, sin embargo, no justifica que sus consecuencias para el Estado de derecho estén pasando desapercibidas.
Antes de esta innovación legal, lo que enfrentaba quien quería emprender algo en el Perú era lo mismo que en todo el orbe civilizado: un conjunto de requisitos establecidos en blanco y negro en la ley y que, más o menos racionales, más o menos justos, tenían en común la ventaja de decirle al ciudadano a qué se atenía y de hacer que todos los que estuviesen en la misma situación dependiesen de las mismas reglas. Un permiso de explotación, por ejemplo, tenía que ser otorgado a todo aquel que cumpliera con tales puntos de tales TUPA. Ahora, en cambio, será otorgado solo a aquellos que, cumpliendo con todos los requisitos, pasen el filtro de la discreción de los funcionarios competentes.
Lo anterior quiere decir que, para efectos de una serie de derechos, hemos vuelto a los tiempos de las monarquías: de ahora en adelante que cada ciudadano tenga o no estos derechos dependerá en última instancia de la voluntad de una autoridad. Lo que, desde luego, también implica que ya no todos los que estemos en una misma situación (y cumplamos, siguiendo con el ejemplo, con los mismos requisitos) tendremos los mismos derechos.

No debe subestimarse todo lo que puede colarse en esta discrecionalidad estatal, particularmente en los casos en que la última palabra esté otorgada a instancias de decisión como las locales, que no siempre tienen todos los reflectores encima. Por ejemplo, la corrupción. Y luego está el problema de los incentivos políticos a los que necesariamente estarán siendo sometidos estos procesos: queda claro que, en nuestro ejemplo, quienes cumplieron con todos los requisitos de los TUPAS en tiempos electorales tendrán mucho menos posibilidades de recibir el permiso correspondiente que quienes lo hicieron en tiempos más tranquilos.
En suma, no hay nada de que alegrarse. En vez de que la ley sea la misma para todos, habrá pues que acostumbrarse al riesgo de que el gobierno tome decisiones sobre temas millonarios así como San Pedro maneja la puerta del cielo: según su superior saber y entender.

jueves, 12 de abril de 2012

LOS MINEROS VOLVIERON A LA LUZ

Por: César Lévano
Fuente:
Diario La Primera

El rescate de los nueve mineros que estaban atrapados en un socavón de la mina Cabeza de Negro alegra al país. Ha sido un triunfo de la solidaridad: de las autoridades; de los médicos; de empresas mineras; de los rescatistas; de los especialistas en minas subterráneas. El drama vivido plantea también problemas y exigencias.
En primer lugar, como ha señalado Mario Huamán, secretario general de la CGTP, hay que suprimir la carencia de derechos laborales y de seguridad en el trabajo. La minería informal y construcción civil son los sectores más afectados por esa ausencia. Demasiadas muertes se producen en las profundidades del mineral y desde la altura de los andamios.
Otro aspecto importante es que la minería informal lo es solo en parte. Los mineros de Cabeza de Negro no producían para vender directamente en el mercado. Eran abastecedores de empresas procesadoras grandes, ellas sí formales. Trabajaban en un sistema desigual y combinado. Es lo que sucede también en la minería de oro informal, que al final es succionada por grandes empresas, algunas de ellas transnacionales, y que, además, defraudan al Estado al acudir al contrabando para exportar el metal.
El rescate ha sido una proeza de la solidaridad, insistimos. Hay que subrayar que en este caso desde el Presidente de la República, Ollanta Humala, hasta los trabajadores más modestos, pusieron empeño, en la medida de sus funciones y sus fuerzas.
La experiencia debería servir para la creación de un organismo especializado en seguridad del Trabajo, y para un estudio médico, que no solo atienda a los mineros rescatados, sino que también extraiga conclusiones y permanezca atento a catástrofes eventuales, no solo en la minería. En tal organismo práctico e investigativo podrían aunar personal y esfuerzos diversos sectores públicos, de salud y otros.
Una de las misiones de ese centro consistiría en un examen de los efectos a largo plazo que los órganos de los salvados puedan sufrir. Será un aporte no solo para la salud de las víctimas. En este país minero, que es también país de sismos y otras catástrofes naturales, esos exámenes pueden ser de utilidad colectiva.
La reacción de los mineros salvados ha sido emotiva, como es lógico, puesto que han regresado a la vida, a la luz. Uno de ellos sintetizó así el sentimiento de todos ellos: “Por más hombre que soy, me han salido lágrimas al ver a mi familia”.
Los rescatados, aparte de agradecer al jefe del Estado por su papel en la operación, pidieron que el Gobierno los apoye en su necesidad de formalización de la minería informal.
En el fondo de esa demanda hay el deseo de seguir trabajando; pero no en condiciones que conduzcan otra vez al encierro subterráneo, al socavón vecino de la muerte.

miércoles, 11 de abril de 2012

GOBERNANZA DE LA TIERRA PARA REGULAR LA CONCENTRACIÓN DE LA PROPIEDAD

Por Fernando Eguren
Fuente:
Bajo La Lupa

Existe una competencia mundial por el acceso y uso de los recursos naturales: tierra, agua, bosques, minerales, Hidrocarburos, maderas, peces, biodiversidad. Grandes protagonistas en esta competencia son las corporaciones nacionales y transnacionales. El motor de esta competencia es el aumento global del consumo de productos derivados de esos recursos, y la especulación. Los perdedores de la competencia suelen ser poblaciones pobres y grupos indígenas que poseen los recursos naturales pero que son despojados de ellos, frecuentemente al amparo de leyes dadas por gobiernos pro-corporaciones. El contexto de la competencia es un cambio climático cuyos impactos sobre los recursos naturales renovables pueden ser adversos y aún catastróficos.
El acaparamiento de millones de hectáreas de tierras agrícolas es una preocupante manifestación de esa competencia. Sucede en distintas partes del mundo y los grandes compradores incluyen Estados que adquieren tierras de otros Estados, por lo general pobres, y corporaciones. En el Perú, los grandes adquirientes de tierras agrícolas son corporaciones nacionales y algunas transnacionales. Alrededor de un tercio de las tierras de la costa son propiedad de corporaciones.
Hay una preocupación internacional por estos procesos, pues con frecuencia violentan el derecho de poblaciones campesinas e indígenas, y ponen en riesgo la seguridad alimentaria (las tierras acaparadas son para productos de exportación y biocombustibles).
Como respuesta a esta preocupación, la FAO y algunos gobiernos elaboraron las Directrices Voluntarias para la Gobernanza Responsable de la Tenencia de la Tierra, Pesca y Bosques en el Contexto de la seguridad Alimentaria Nacional. El 9 de marzo se acordó la versión final, luego de consultas a 96 países miembros y a organizaciones de la sociedad civil. Su aprobación formal por el Comité de seguridad Alimentaria mundial será en Roma, en mayo próximo.
El propósito de las Directrices Voluntarias es servir "como una referencia y proveer orientación para mejorar la gobernanza de la tenencia de la tierra, de la pesca y de los bosques con el fin último de alcanzar la seguridad alimentaria para todos...". Reconocen la centralidad de la tierra para el desarrollo, y promueve los derechos Seguros sobre la tierra y el acceso equitativo a este recurso, que es "fuente de alimentos y refugio, la base para prácticas sociales, culturales y religiosas, y un factor central para el desarrollo económico".
El gobierno peruano, así como el Poder Legislativo, bien podrían referirse a las Directrices para implementar una política de regulación de la propiedad de la tierra cuyos niveles de concentración hoy han alcanzado niveles inaceptables.

martes, 10 de abril de 2012

AUNQUE VENGAS DISFRAZAO

Crece el rumor de que la pareja en el gobierno intentará la reelección, disfrazada como la candidatura de Nadine Heredia.

Por: Carlos Basombrío
Fuente:
Diario Perú 21

En el Perú hemos sufrido mucho ya, por las ambiciones de perpetuación en el poder de quienes llegan a Palacio, como para no tomar, desde ahora, el asunto muy en serio. El tema no es (solo) para la chacota, hay que tener una posición clara sobre esa posibilidad. Tenemos aún una democracia muy frágil, como para perturbarla con estos jueguitos.
Es verdad que Nadine Heredia le cae bien a la mayoría de los peruanos y que es notoriamente más popular que su esposo. Pero, a la vez, a ella le toca la parte más fácil de este cogobierno de facto. Decide, pero no asume responsabilidades. Los errores del gobierno no son suyos, solo está en la foto de los éxitos, nunca en los problemas. A lo más manda un tweet. Así es más fácil. De hecho no se necesita de su excesivo protagonismo para ser popular como primera dama. Pilar Nores, discretísima, casi sin aparecer en medios y sin nunca excederse, lo fue más que su entonces marido.
Elecciones en donde la pareja en el poder participe, son elecciones en donde el piso no será parejo y en las que se usará el poder del Estado para favorecer a “la sucesora”. Ello per se augura riesgos muy grandes para la siempre difícil convivencia pacífica entre los peruanos.
El solo hecho de que Keiko Fujimori, el mismo día en que defendía el golpe del 5 de abril, le diera a Nadine su apoyo para modificar la norma que le impide postular es ya de un simbolismo mayúsculo. ¿Lo hace Fujimori por incentivar mayor competencia? Permítanme que me sonría.
Conseguir postular a la reelección disfrazada, con los votos del fujimorismo, sería ya en sí misma una pésima señal. Somos muchos los que nos opondríamos, por el bien del país, a este intento.
Tampoco les conviene a sus protagonistas. En países como el nuestro el excesivo poder corrompe y nubla la mente. Se van creyendo omnipotentes y terminan mal. Si no, pregúntenle a Vladimiro Montesinos y a Alberto Fujimori, quienes tramaron la última reelección.
No hay que ser angurrientos. La vida después de la presidencia no se acaba. ¡Qué esperen al 2021! Puede(n), incluso, regresar el año 2031 y el 2041. Pero el 2016 le(s) está vedado.

lunes, 9 de abril de 2012

TRUJILLO, CENTRO PILOTO DE LA SEGURIDAD CIUDADANA

Por: Hugo Muller Solòn
mullerabogados@hotmail.com

Estimados amigos, Trujillo/PERÚ es una moderna ciudad, ubicada al norte del país, dividida geográfica y territorialmente en 59 Cuadrantes denominados Territorios Vecinales (TV), en cada TV existe un Alcalde Vecinal elegido por voto popular, Juntas Vecinales de Desarrollo y Progreso Municipales, Juntas Vecinales de Seguridad Ciudadana y otras organizaciones. El sistema de seguridad de cada Cuadrante, gracias al acuerdo unánime de las autoridades componentes del Sistema Provincial de Seguridad Ciudadana, ha sido optimizado a través de la delimitación territorial (Cuadrantes) lo que ha permitido una mejor asignación de responsabilidades y recursos disponibles, así como la ejecución de innovadores procesos que vienen permitiendo de manera paralela disminuir la incidencia delictual y a la vez contrarrestar las causas originadoras y facilitadoras de delitos y faltas en los respectivos cuadrantes.
Con esta finalidad y de acuerdo a sus propias necesidades y requerimientos, cada Cuadrante cuenta con su respectivo Equipo de Seguridad, integrado por dos o más Patrullas (determinadas de acuerdo al Diagnóstico) compuesta por un Agente de Seguridad Ciudadana provenientes de la Municipalidad Provincial y dos integrantes de la Policía Nacional, quienes realizan Patrullaje a Pié o en motocicleta, en tres turnos de vigilancia de 8 horas cada turno (las 24 horas del día) bajo la modalidad de Policía Comunitaria, realizando labores de vigilancia proactiva y acciones disuasivas, preventivas, conciliadoras, educativas y de control de delitos y faltas de acuerdo al diagnóstico del Cuadrante asignado; ellos son conocedores y se encuentran totalmente identificados con la problemática de sus respectivos Cuadrantes y tienen información sobre aspectos sociales, económicos y delincuenciales de su jurisdicción; mantienen una comunicación fluida con la comunidad, autoridades locales y vecinales y suministran sus respectivos números telefónicos de celular para contacto. La población los identifica como “Policías Comunitarios”. Cuentan con el material y equipo necesario para el cumplimiento de su misión y funciones.
Los Policías Comunitarios durante su patrullaje, controlan el uso indebido del espacio público, procuran detectar la tenencia ilegal de armas y municiones, atienden requerimientos vinculados a la convivencia pacífica y la seguridad ciudadana, manejan adecuadamente situaciones críticas en casos de violencia familiar, accidentes y otros; intervienen personas sospechosas para fines de registro y verificación de sus antecedentes, haciendo lo mismo con vehículos automotores, procediendo de acuerdo a la legislación vigente. Realizan una serie de actividades tendientes a crear una cultura ciudadana de seguridad y rechazo a los comportamientos delictivos, invitando a la población a participar en las Escuelas de Seguridad Ciudadana, integrándose en Juntas Vecinales de Seguridad Ciudadana, cuadras solidarias, o conformando redes de apoyo, alianzas estratégicas, entre otros.

La evaluación de este servicio preventivo, se centra en el cumplimiento de las metas que se formulan de acuerdo con su Diagnóstico elaborado periódica y conjuntamente con la comunidad mediante la estrategia denominada “Plan de Barrio”, bajo este criterio los aspectos evaluados son la gestión policial, la reducción estadística delincuencial y la percepción ciudadana con respecto a la seguridad ciudadana. Durante su servicio, los Policías Comunitarios, coordinan con las Unidades Policiales de Patrullaje motorizado preventivo y del Serenazgo Municipal, con la Central 105 y Unidades de Emergencia de la PNP; hacen lo mismo con la Oficina de Inteligencia policial y de Investigación Criminal a quienes proporcionan información pertinente. El Servicio de Patrullaje de los Policías Comunitarios, no implica de ninguna manera que las demás Unidades Policiales de Trujillo o de Seguridad Ciudadana de la MPT, sigan cumpliendo con sus actividades especializadas y funcionales de acuerdo a sus planes estratégicos establecidos.
La ciudad de Trujillo, se ha convertido de esta manera en el Centro de un Proyecto Piloto en donde el sistema de vigilancia por Cuadrantes, implica un trabajo de calidad, con presencia policial permanente, solución de problemas eventuales menores, atención a problemas continuos, protección, respuesta oportuna, respeto y buen trato al ciudadano; todo ello en base de un trabajo planificado, desarrollado y en constante evaluación por parte de las autoridades conformantes del Comité Provincial de Seguridad Ciudadana que preside el Alcalde de la ciudad.
Este panorama positivo de la Seguridad Ciudadana no es actualmente una realidad en la ciudad de Trujillo, pero tampoco es un relato de ficción, es una propuesta viable de aplicación de una nueva estrategia de vigilancia urbana basada en la sectorización por cuadrantes, orientado y dirigido desde sus respectivos niveles estratégicos y operativos, evaluado periódicamente y controlado diariamente por la misma comunidad. Es una experiencia novedosa, aplicada en el ámbito internacional con mucho éxito y con logros muy significativos en América del Sur, en donde el Perú lamentablemente resulta siendo el único país en donde el modelo de Policía Comunitaria no ha despertado hasta la fecha, el interés de las autoridades encargadas de brindar seguridad a la población peruana. Trujillo o cualquier otra ciudad del país, podría ser el Centro Piloto de la Seguridad Ciudadana, marcando el inicio de esta nueva propuesta cuya eficacia se encuentra garantizada.

*Hugo Müller Solón. Impulsor de la Policía Comunitaria en el Perú. Organizó y lideró el primer y único proyecto de Policía Comunitaria llevado a la práctica en el Perú con la intervención exitosa, voluntaria y proactiva de 65 integrantes de la Policía Nacional entre los años 2003-2005 en la ciudad de Trujillo.

sábado, 7 de abril de 2012

VEINTE AÑOS DESPUÉS

Por: Gustavo Gorriti
Fuente:
Caretas

"¿Fue necesario el golpe del 5 de abril para vencer a Sendero Luminoso? Esa es quizá la mayor falacia para justificarlo".
Han pasado veinte años desde el golpe del 5 de abril de 1992. El país perdió esa noche la libertad y pocas horas después la perdí yo también. A la sombra de lo pasado, ¿puedo escribir con justicia sobre ese día y esos años? Creo que sí; y de hecho lo haré.
La primera vez que leí las palabras del título fue en la novela de Alejandro Dumas que continúa a “los tres mosqueteros”. Era la edad en la que veinte años duplican tu vida, parecen eternos y mucho más si uno ve lo que el tiempo le hizo a los magníficos mosqueteros y a lo que parecía su indestructible amistad.
Veinte años son eternos cuando uno tiene diez, pero siguen siendo largos cuando se ha cruzado la desguarnecida frontera de los sesenta. Así que, dado que el espacio es más bien breve, abordaré las preguntas inevitables sobre el 5 de abril de 1992 y sus consecuencias, en la perspectiva de este largo desenlace.
¿Hubo alguna razón de fondo para el golpe del 5 de abril? Solo una, y esta fue apropiarse del Poder para no soltarlo nunca. El plan de Montesinos – con el que convenció a Fujimori en fecha tan temprana como diciembre de 1990– fue utilizar la emergencia que vivía el Perú por la debacle económica de García y el crecimiento de la insurrección senderista, para abrogar el sistema democrático y reemplazarlo por un régimen de mano dura inspirado en las dictaduras militares derechistas de la década del 70, con dos diferencias importantes: 1) un líder civil, no tanto en el molde de Bordaberry sino en el de Kagemusha, aunque sin una pizca de la nobleza final de este personaje; 2) el órgano central de gobierno dejaría de ser la Fuerza Armada para pasar al Servicio de Inteligencia Nacional, que a su vez tendría un títere como jefe formal y otro real.
Ese fue el cambio fundamental en el esquema de la nueva dictadura, que tardó un tiempo en aplicarse del todo. El año decisivo fue 1991. Entonces, el SIN se convirtió en la cabeza del sistema de inteligencia primero y del de seguridad en su conjunto después. Luego de afianzado el modelo autoritario fujimorista, el SIN se convirtió en la primera instancia de Gobierno en el país, en el ámbito de seguridad, por cierto; y también en el legislativo, judicial, fiscal… y en el económico, sobre todo si había que robar.
¿Fue necesario el golpe del 5 de abril para vencer a Sendero Luminoso? Esa es quizá la mayor falacia entre los argumentos avanzados y sostenidos para justificar el golpe de Estado.

En cuanto a la insurrección senderista: 1989 fue un año crucial. Las acciones de la guerra interna cubrían ya casi toda la nación y era evidente que el desenlace se acercaba. Sendero proclamaba haber alcanzado la paridad estratégica y declaraba la década siguiente, la de los 90, como la de “conquista del poder”. Las fuerzas de seguridad, por su lado, concentraron el planeamiento y control de operaciones en el Comando Conjunto. El sistema tuvo muchas imperfecciones, pero fue, con tardanza, la respuesta integral a una insurrección nacional.
Ese mismo año, de manera mucho más modesta y silenciosa, se constituyó la pequeña unidad del GEIN dentro de la Dircote. Por humilde que fuera, se trataba de un concepto audaz en la lucha antisenderista, auspiciado por el ministro Agustín Mantilla y el jefe policial Fernando Reyes Roca, con antecedentes en la labor de oficiales ilustrados de la Dincote de los 80, como Javier Palacios; y en la metodología del primer GEIN: el grupo antidrogas que dirigió el general PIP Edgar Luque en los años 70.
Con la poca ayuda que pudo proporcionar un gobierno en debacle económica, el GEIN empezó a funcionar y algunos meses después, en junio de 1990, siendo todavía Alan García presidente, incursionó en la casa de Monterrico y capturó un verdadero tesoro documentario, que supo analizar rápido y bien; y con eso cambió el curso de la guerra.
Con pistas firmes y metodología impecable, el GEIN desbarató aparato tras aparato de Sendero Luminoso, sin darles descanso; y pronto ese grupo policial se convirtió en la mejor esperanza de victoria.
En 1991, Montesinos y el que firmaba las órdenes, Fujimori, buscaron penetrar, o impregnar, al GEIN con el grupo Colina, que era su destacamento especial de acción. Cuando, como era inevitable, se desató la crisis entre ambos grupos, este último se pudo salvar gracias a la intercesión del entonces jefe de Estación de la CIA, que había visto su eficacia. El deseo de Montesinos de restablecer una estrecha relación con la Agencia (cosa que logró), salvó al GEIN de sus represalias y le permitió continuar operaciones.
Poco después se produjo la captura de Abimael Guzmán, la acción que decidió la guerra, en la que ni Montesinos ni Fujimori tuvieron arte ni parte. Lo que sí hicieron fue confiscar el mérito de la victoria y presentarlo como resultado de su supuesta estrategia. Siendo Fujimori el gobernante, la gente le creyó y el resultado fue que esa hazaña policial, que demostraba la fuerza de los métodos democráticos, terminó siendo utilizada por una dictadura corrupta y deshonesta para afianzarse por años en el poder.
¿Cuál es el legado de la dictadura? Si uno compara la situación de hoy con la que imperaba en 1995 o incluso a comienzos del año dos mil, podría pensarse que el avance no solo ha sido grande sino ejemplarizador: Fujimori, Montesinos y Hermoza están en la cárcel, junto con varios de sus cómplices.
Doce años después de su caída, los antaño tiránicos, amenazantes e impunes usurpadores del poder democrático, comparten un largo presente penitenciario. Y durante todo ese tiempo, la Democracia peruana conquistada el año dos mil, en lugar de hundirse ha prosperado.
¿Hemos dejado de vivir peligrosamente? Claro que no. Hace pocos meses tuvimos al fujimorismo en las puertas del poder, reforzado por la coalición integrada por los plutócratas y los grupos de poder e influencia que medraron bajo el fujimorato y que luego no solo evitaron enfrentar sus responsabilidades (con salas VIP, lobbies y corruptelas) sino que se encontraron hasta en mejores condiciones que antes en los regímenes venales y carentes de principios que sucedieron al primer entusiasmo democrático.
Pero, la coalición neo-fujimorista fue derrotada pese a su inmensa movilización de recursos, porque las fuerzas democráticas que se movilizaron el año dos mil, y los que eran entonces muy jóvenes pero crecieron en ese espíritu, convocaron un entusiasmo superior a esos recursos y una decisión de no permitir que quienes llegaron al poder a través de la democracia, para asesinarla, pudieran perpetrar el crimen una vez más.
El seis de abril de 1992, el primer día bajo la dictadura, vi amanecer el nuevo día de la nueva era oscura, desde la ventana enrejada de un calabozo en el SIE. No sabía, sinceramente, cuántos amaneceres más me tocaría ver, pero cabía una fuerte posibilidad que fueran pocos.
Aún entonces no tuve duda de que los usurpadores no envejecerían en el poder. Luego he tenido la fortuna de pasar por veinte años más de amaneceres, en tiempos frecuentemente intensos, difíciles a veces. Estuve entre quienes lucharon por la democracia el año dos mil, y ganaron.
Quizá no fue como debió ser, pero nada impide mejorar lo que necesita reforma. Lo importante es que hemos crecido, que no hemos retrocedido, que hemos conservado y defendido la libertad que conquistamos el dos mil después de haberla perdido el 92, y que la seguiremos defendiendo con éxito mientras duren nuestras vidas… tanto las de quienes hemos extendido largamente la madurez, como las de quienes no pierden todavía su ilusionado verdor.

martes, 3 de abril de 2012

EFECTOS DEL LOTE 88

Por: Mirko Lauer
Fuente
: Diario La República

Quizás nada ha hecho avanzar la ficha del gobierno hasta ahora como el anunciado retorno del lote 88 a disposición del mercado peruano. El anterior gobierno hizo algunos intentos fallidos de recuperar el recurso, facilitado a los mexicanos bajo Alejandro Toledo. El anuncio es, digamos, una versión energética de la captura de Artemio.
El primer efecto de esto será reforzar la imagende Ollanta Humala como cumplidor de promesas, promotor de una fuente de energía barata para el pueblo, y defensor de un recurso natural estratégico. El gas ya ha estado llegando a casas populares, y costando menos en algunos balones, pero a la escala que se vislumbra.
Con esto Humala tiene entre las manos la posibilidad de una redistribución a lo grande sin incurrir en el llamado populismo subsidiador. Además el anuncio calma la preocupación sobre un posible agotamiento del gas para los consumidores, como las empresas convertidas a esta fuente más barata, o interesadas en hacerlo cuanto antes.
Un segundo efecto del lote 88 será reforzar al sector estatal en la economía productiva peruana, en un esquema que deja lugar para la iniciativa privada, o la iniciativa estatal de otros países que viene haciendo negocios en el país. El pase al gasoducto surandino promete rediseñar una parte importante de una economía descentralizada.
Con reservas suficientes para el Perú, una masificación del consumo en marcha y una orientación del recurso hacia las regiones del sur, la imagen de este gobierno se empezará a liberar paulatinamente del signo de la mera continuidad frente al decenio pasado. La presencia del sector privado le da un giro novedoso, para Perú, a la operación.
Con gas suficiente y un gasoducto en marcha, aumentan las posibilidades de éxito de los otros proyectos energéticos en cuya promoción como joint ventures está empeñado el gobierno. Nos referimos, por ejemplo, a la modernización de la refinería de Talara y a las asociaciones para que el Estado participe en la explotación de yacimientos en la costa norte.
Un tercer efecto podría ser que el gobierno empiece a ser percibido como un proyecto de izquierda moderna y tecnocrática. Lo cual contrapesaría con hechos la actual imagen de gobierno simplemente arrimado hacia la derecha por consideraciones prácticas. La nueva visión podría facilitarle la gobernabilidad.
Lograr una imagen de izquierda económicamente viable dentro de un encuadre democrático ha sido en cierto modo el secreto de vecinos como Brasil o Chile. Así, con el lote 88 en el mercado peruano, Humala recupera una parte del terreno político perdido por sus indispensables alianzas electorales con el centro derecha en el 2011.

lunes, 2 de abril de 2012

ELOCUENTE ENCUESTA

Por: César Lévano
Fuente:
Diario La Primera

El presidente Ollanta Humala sufrió una caída de once puntos en un mes, en cuanto a aprobación ciudadana. Así lo indica una encuesta realizada por GfK entre el 22 y el 24 de marzo para La República.
El sondeo es de nivel urbano nacional y se llevó a cabo en Lima y 18 ciudades del país. Cabe precisar que esto ocurrió antes de que el primer mandatario se pronunciara respecto del gas del Camisea y anunciara su recuperación para uso exclusivo nacional.
No se sabe hasta qué punto la exposición presidencial hizo variar el juicio público. En todo caso, el descenso en la aprobación visto en la encuesta era todo un llamado de atención, un alerta rojo.
El bajón abarcaba todo los niveles socioeconómicos. En el A/B la caída era de seis por ciento. En el C, que es ampliamente mayoritario, el descenso era del nueve por ciento. En el D, que es el de los pobres, el declive llegaba a un alarmante 15 por ciento, y en el E, el de los muy pobres, a 13 por ciento.
Notable es que, a la altura de la consulta, hubiera un empate de 46 por ciento entre los que aprueban y los que desaprueban a Humala.
Son interesantes las razones que sustentan tanto la aprobación como la desaprobación. Entre los que aprueban a Humala, el 41 por ciento considera que está haciendo una buena gestión para mejorar el país; 38 por ciento, que está cumpliendo sus promesas; 27 por ciento, que está luchando contra la corrupción. Curioso es que un seis por ciento lo aprueba porque no sigue la línea que prometió como candidato.
En la acera de enfrente, entre los que desaprueban a Humala, el 12 por ciento lo hace precisamente porque cambió de línea.
Un 66 por ciento de los desaprobadores considera que Humala no cumple con sus promesas; un 35 por ciento, que hay corrupción en su gobierno; un 30 por ciento, que no combate la delincuencia y hay inseguridad. Un 22 por ciento de los quejosos, opinan que el entorno familiar lo perjudica. Un 21 por ciento de éstos ve que los precios están subiendo. Un tres por ciento de los desaprobadores, consideran malo que Humala apoye la minería.
Ángulo notable aparece respecto al régimen y la oposición. A pesar de que ésta casi no aparece en los medios de comunicación, resulta que un 35 por ciento se identifica con ella frente a 40 por ciento del gobierno. No es grande la diferencia. Bastaría un pequeño deslizamiento para que todo el panorama cambiara.
Un resultado catastrófico obtiene el presidente del Consejo de Ministros, Óscar Valdés. Un 58 por ciento de los consultados no conoce, no sabe acerca de él. Y eso que la extrema derecha, mejor dicho, todos los grandes medios de comunicación lo exponen a diario como superstar. Entre los que saben que existe, un 24 por ciento lo desaprueba y apenas un 18 por ciento lo aprueba. El hombre está caído.