miércoles, 30 de mayo de 2012

RÍO+20: DESAFÍO Y OPORTUNIDAD

La próxima Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable se celebrará del 20 al 22 de junio en Río de Janeiro.

Por: Guido Lombardi
Fuente:
Diario Perú 21

En un momento en que en nuestro país debatimos –con muertos de por medio– sobre la compatibilidad entre las industrias extractivas y el respeto al ambiente, resulta necesario mirar con atención la agenda de esa conferencia e incorporarla a nuestro debate político.
La propuesta de la ONU es ambiciosa, nos invita a todos –Estado y ciudadanos– a “sentar las bases de un mundo de prosperidad, paz y sustentabilidad”, y propone reflexionar sobre dos temas que constituyen el eje central de la cumbre: una economía ecológica con vistas a la sustentabilidad y la erradicación de la pobreza, y la creación de un marco institucional para el desarrollo sustentable.
Si bien los resultados de estas cumbres no permiten albergar gran optimismo, Río+20 (llamada así porque tendrá lugar 20 años después de la primera cumbre histórica de Río) debe significar un paso adelante, idealmente, en el sentido de conducir a una visión pluricultural de las bases éticas y políticas de la gobernabilidad mundial.
En los próximos 40 años, la población mundial aumentará de 7 mil a 9 mil millones de personas, y todas ellas contarán con que el planeta les proporcione energía, agua y alimentos. El rumbo actual de los acontecimientos hará que eso sea muy difícil. Los especialistas del Banco Mundial presentarán en Río+20 seis temas clave que ahora solo enumeramos. Crecimiento ecológico inclusivo. Contabilidad del capital natural. Alianza mundial en favor de los océanos. Prácticas agrícolas acertadas. Adecuada planificación del desarrollo urbano. Energía sostenible.
Lo central es saber que el camino del crecimiento inclusivo será de acuerdo con las necesidades específicas de cada región, pero que el objetivo es el mismo: crecimiento y desarrollo sostenible para las personas, el planeta y el progreso.

martes, 29 de mayo de 2012

TRANSPORTE: ALERTA

Por: Federico Battifora
Fuente:
Diario La Primera

De vuelta al barrio y sobre la marcha sugiero que el Ministerio de Transportes asuma de una vez por todas, parte de su rol, una actitud de alerta y acción decidida ante lo que viene ocurriendo en las carreteras de penetración de la patria que es de donde recojo estas observaciones.
Especialmente de los que transitan por el mero centro de la patria. Personas haciendo un pésimo simulacro de transportistas interprovinciales de pasajeros. Reza un antiguo dicho popular que la veteranía es grado y de una vez por todas se debe parar esta anormalidad en seco, la forma que se viene permitiendo oficialmente la movilización de personas por estas carreteras en vehículos inadecuados para este servicio y pilotos sinceramente no aptos. ¿Que cómo obtuvieron una licencia de conducir? Vaya usted a saber, pero lo cierto es que conducen pésimo, adicionalmente estuve observando y realmente me cuesta trabajo creer que tienen 18 años, con aspecto de muchachos imberbes con miradas asustadas y rostros cansados por el trajín a que se someten manejando a altas velocidades por esas rutas.
Camionetas de timón invertido, llevando hasta 9 personas, demás está decir que solo entran 5 y técnicamente solo deberían entrar en el vehículo aquellas que cuenten con cinturón de seguridad y el apoya cabeza protector de las cervicales para evitar el denominado latigazo cervical. ¿Escribo en chino? Hasta cuándo a los peruanos del interior de la patria se les debe considerar ciudadanos de quinta; adicionalmente a este tipo de vehículos, tenemos a los novedosos Yaris Colectivos que han invadido las pistas y circulan a velocidades ilegales e inseguras y lo peor de todo, es que los pasajeros los escogen justamente porque van muy rápido.
Estamos muy mal estimados lectores en este aspecto. No solo tiempo atrás invadieron las VAN, las COASTER y las COMBIS, las carreteras que por cierto se multiplicaron como conejos y hoy solo se ven en los caminos este variopinto mosaico de vehículos que hacen el trabajo de transportar personas a velocidades inadecuadas, poniendo en riesgo, paradójicamente, a quienes los protegen por su propia ignorancia y por su poco aprecio por la vida.

lunes, 28 de mayo de 2012

Y AHORA, ¿QUIÉN PODRÁ DEFENDERNOS?

El gobierno ha abdicado de su rol de policía en la lucha contra la minería ilegal

Fuente: Diario El Comercio

Durante las últimas semanas el presidente y sus ministros anunciaron reiteradamente su decidida intención de dirigir una guerra sin tregua contra la principal depredadora del medio ambiente, la minería ilegal. Bastó un paro, no obstante, para demostrar (nuevamente) que la firmeza de carácter no es precisamente el fuerte de este gobierno, el que se apresuró a firmar una tregua de dos años con los mineros informales, durante la cual podrán seguir realizando sus ilegales actividades mientras todos esperamos que se conviertan en muy honrados comerciantes.
Al gobierno, aparentemente, le parece razonable dar un plazo a estas empresas para formalizarse. Esta historia, sin embargo, tiene víctimas: el medio ambiente y las personas cuya salud afecta la contaminación generada por la minería ilegal. Por eso, no hay nada de razonable en el plazo establecido por el gobierno, pues al autorizarlas a continuar con sus actividades por un período de dos años mientras, supuestamente, se formalizan, realmente les ha dado licencia para matar. Es como permitir a un criminal que siga robando casas o secuestrando gente por dos años mientras encuentra un trabajo legal.
No contento con tolerar actividades ilegales, al gobierno, además, le pareció buena idea animarlas. Dispuso que la empresa estatal Activos Mineros, durante aquellos dos años, se dedique a comprar oro a quienes inicien los trámites para formalizarse. No sería extraño que ahora más personas consideren dedicarse a ser mineros ilegales en proceso de legalización. Y es que suena a negocio redondo extraer oro sin cumplir leyes ambientales y con la tranquilidad de que el gobierno te asegure comprar tu producción.
Algunos creerán, no obstante, que es correcto otorgar estos privilegios a los mineros porque permitirá que en dos años se hayan convertido en fieles cumplidores de la ley. Empero, ¿quién asegura que una vez que pierdan aquellos beneficios no regresarán a sus ilegales prácticas? De hecho, si la única razón para iniciar el proceso de formalización es evitar la persecución legal y tener un mercado asegurado para el oro, es esperable que estos señores retomen su anterior forma de hacer negocios una vez que el premio se agote.
Como si todo esto no bastase, la norma que autoriza a la empresa estatal a comprar el oro calla en lo que concierne a cómo se escogerá a quién comprarle y a qué precio, contentándose con declaraciones genéricas de que Activos Mineros deberá considerar “el valor de mercado, el tipo de producto y el lugar geográfico” en el que se encuentra la empresa con la que trate. Poco elegante forma de decir, por cierto, que la empresa elegirá a su contraparte y fijará el precio bajo las consideraciones que le provoque. Preocupa, naturalmente, que tanta discrecionalidad sea una invitación a la corrupción, más aun si a quienes se comprará el oro es a expertos en violar la ley.

Por otro lado, es increíble que no le importe al gobierno que, con seguridad, esto será un pésimo negocio para los contribuyentes que financiaremos estas compras. No solo porque Activos Mineros es una empresa que ya para el 2012 tiene presupuestado perder más de 27 millones de soles, por lo que pocas esperanzas podemos guardar de recuperar nuestro dinero. Además, porque, más allá de lo que su nombre sugiere, Activos Mineros no se dedica a la compraventa de minerales, sino a paliar los efectos que la minería genera en el medio ambiente y protegerlo de daños ulteriores. Así, se le ha encargado el negocio de comprar y vender oro a una compañía quebrada y que no tiene ninguna experiencia en el tema.
No podemos, finalmente, dejar pasar la ironía de haberle encomendado a una empresa, supuestamente dedicada a combatir el daño al medio ambiente, la tarea de convertirse en cómplice de los criminales que más daño le causan. ¿Qué sigue? ¿Encargarle a la Dirandro comprar cocaína a los narcotraficantes mientras se formalizan?
Alguien debería recordarle al gobierno que una de sus obligaciones fundamentales es la de policía: evitar que un grupo de ciudadanos atropelle los derechos del resto. Es una vergüenza que, en este tema, haya decidido actuar cual guardia que no solo no coge a los ladrones, sino que tiene la brillante idea de obligarnos a comprarles aquello que nos han robado.

sábado, 26 de mayo de 2012

LA CRISIS EUROPEA Y LA ECONOMÍA PERUANA

Por Billy Crisanto Seminario
Fuente:
Bajo La Lupa

Es paradójico y al mismo tiempo desalentador que la crisis esté golpeando fuertemente a los países europeos, pues sus economías - aunque perfectibles - eran ejemplos de la aplicación de un eficiente modelo de desarrollo humano. En efecto, el acceso a servicios (educación, salud, vivienda, etc.) de calidad era el pilar de su progreso. Las brechas sociales se habían bajado notablemente mediante la inversión del Estado en el bienestar de sus trabajadores. Ahora se viene una ola de reformas, cuyo núcleo fundamental es precisamente bajar los presupuestos de los programas sociales y "flexibilizar" la legislación laboral al máximo, con los consecuentes conflictos en las calles. Al mismo estilo de nuestros países.
Para tener el panorama claro, lo primero que tenemos que hacer es identificar las grietas que determinaron esta crisis en un sistema aparentemente sólido. Veamos, el diagnóstico no ha sido el correcto. La primera ministra alemana Angela Merkel y su brazo derecho Wolfgang Schäuble responsabilizan al derroche fiscal, y recomiendan ajustar los presupuestos por el lado del gasto social. Está claro, que al igual que en Estados Unidos, el origen es el sobreendeudamiento público y privado. Lo que los economistas llaman una burbuja financiera.
Veamos. Entre el 2007 y el 2008 el boom de inversiones en el viejo continente se vio facilitado por dos factores. La existencia de una moneda común que protegía de los desajustes cambiarios, y las bajas tasas de interés. El capital comenzó a fluir de las potencias a los países de la periferia (Grecia, Portugal y España). Y valgan verdades las colocaciones excedieron largamente a la capacidad de retorno. Sin embargo, no fue el gasto público el mayoritario. Lo decisivo fue el masivo aumento del endeudamiento privado, por la distención excesiva de la banca para colocar créditos. Pero, paradójicamente, la mayor parte del llamado "salvataje" ha ido a parar a éstos mismos bancos en una clara demostración de que las ganancias son elitistas y las pérdidas democráticas (léase las pagamos todos). Y lo peor de todo es que ese dinero no se inyectará a la economía productiva, pues sólo solucionara los libros contables de dichos bancos.
La zona euro necesita mucho más que un rescate a la banca y los países más afectados deben recuperar su competitividad. Según el premio Nobel Joseph Stiglitz los planes de austeridad no solucionan nada. Mientras el desempleo aumente y no se recupere la demanda, las empresas no invertirán por temor a no vender sus productos. Esto es una llamada de alerta para nuestro país. Somos percibidos como una de las saludables economías del planeta. No obstante, la nuestra es una economía con piloto automático, basada en un modelo primario exportador. Esto nos hace más vulnerables a los remezones mundiales como el europeo. Gran parte de nuestra estabilidad es en el fondo especulativa. De otra forma no veríamos al BCR salir presuroso cada vez que el dólar amenaza desplomarse.

Sin embargo, hay otros países de la periferia europea que todo indica no serán tocados por la crisis. Por un lado, no hay que negar que hablamos de gobiernos y poblaciones disciplinadas (no derrochadoras), pero el factor clave es su inversión en el capital humano. En países como Finlandia, Noruega, Suecia, Dinamarca, la apuesta decisiva es por el binomio educación – tecnología. En éstos las reformas educativas a largo plazo, echaron a andar economías exportadoras de bienes de capital – la nuestra exporta bienes de consumo - trayendo un sólido bienestar para su población. Estos son los ejemplos que debemos imitar si queremos un blindaje relativamente seguro ante la crisis mundial, y sobre todo, si queremos encaminarnos hacia un desarrollo sostenible en los próximos años.

viernes, 25 de mayo de 2012

PARTIDOS ENDÉMICOS

Por: Fernando Tuesta Soldevilla
Fuente:
Diario La República

Se habla continuamente de la debilidad extrema de nuestros partidos políticos peruanos. Los diagnósticos son variados, pero hay coincidencia en algunos problemas que no pueden dejar de atenderse.
Un tema es el fraccionamiento partidario. En el Perú el número de partidos ha crecido sin aumentar la mejora en la calidad de la representación. Cuando un sistema tiene un número alto de partidos (arriba de 5 partidos), la dificultad y la posibilidad de crear mayorías, disminuye. En el actual parlamento, por ejemplo, si bien tan solo seis partidos políticos lograron superar el umbral de representación, debido a las alianzas electorales, el número asciende a catorce. Esto tiene un impacto negativo en la conformación de la Mesa Directiva, la Agenda Legislativa, las comisiones ordinarias, así como producir las leyes más importantes, labor que se hace muy complicada, pues son muchos partidos quienes forman parte de la negociación.
Un segundo problema es la debilidad organizativa. Los partidos políticos tienen serios problemas para ganar nuevos miembros y mantener los propios. En los últimos años se observa una deserción de sus cuadros y la organización política no ofrece incentivos para comprometerse políticamente. El número de afiliados crece en época de elecciones, pero decrece claramente fuera de esta época. Los partidos se vuelven básicamente maquinarias electorales, pero débiles. Esto remite a un serio problema de la economía de los partidos, quienes se reducen y dependen de su bancada parlamentaria, regional o municipal.
Al bajo nivel organizativo se le suman los incentivos personales de carácter electoral. El voto preferencial hace sentir al congresista que el poder delegado no se lo debe al partido, sino a su relación con el elector. Ese nivel de autonomía, produce una resistencia a seguir las normas partidarias y la cohesión se ve resentida en la propia vida de la bancada parlamentaria. En los nuevos partidos la situación es aún más severa, pues muchos se inscriben sin una organización previa, sino con un núcleo reducido de miembros alrededor del fundador, en una inscripción legal que reposa en adhesiones (firmas) y no tanto centrada en afiliaciones (militantes).

Un cuarto tema es la distancia de la representación nacional y sub nacional. Si los partidos políticos integran los diversos intereses, su radio de acción debe ser nacional y sub nacional. Sin embargo, en nuestro país los partidos nacionales, que tienen la totalidad de la representación en el Congreso, cuando compiten en elecciones regionales y municipales solo consiguen 1 de cada 5 votos a manos de las organizaciones de alcance regional (departamental). Sin embargo, son muy pocas las organizaciones, de este nivel que, a su vez, ganan las elecciones en la provincia capital del departamento. En consecuencia, estamos delante de un nivel de representación con compartimentos y no interconectados. Es decir, el mapa de la representación política muestra partidos nacionales con raíces cortas y representación sub nacional altamente atomizada.
Finalmente, si bien los partidos políticos producen líderes que encabezan los diversos proyectos políticos, es claro que una organización que no trasciende a sus fundadores, es una organización que depende exclusivamente de ellos. Pero si la organización, además, crea normas y prácticas en las que las decisiones las toma una sola persona, estamos delante de una organización que difícilmente podrá cumplir adecuadamente las funciones propias de los partidos políticos. Esto se podrá ver claramente en el manejo de la democracia interna de la organización. Por eso, en nuestro país hemos visto transitar un sinnúmero de partidos políticos que han aparecido y desaparecido en corto tiempo, porque dependen de los avatares de su líder y fundador.
Es obvio que enfrentar estos problemas, que parecen endémicos, no es tarea sencilla. Modificar la ley de partidos políticos y leyes electorales no soluciona por si solo estos problemas. Pero no hacerlo puede ser peor, salvo que se crea, como muchas veces en el Perú, que los problemas se resuelven solos.

martes, 22 de mayo de 2012

SEMANA MOVIDA LA QUE PASÓ

Por: Marcela García Guerrero
Directora


No fue solo por el cambio de ministros, que ya es preocupante, más aún cuando existen ciertas dudas en la elección de los dos caballeros, tanto por el pasado nada gratificante que cargan a su espalda, y que parece no interesarle al Presidente, como porque las carteras que ocupan son de gran responsabilidad, y se requiere conocimiento técnico, decisión, equipamiento de última tecnología entre otras muchas cosas más. Consideramos pues que estos días van a ser decisivos en el terreno político, esperemos que las dudas se aclaren, es fundamental la transparencia para una mejor gobernabilidad.
Otra gran sorpresa de la semana ha sido la abrupta suspensión en sus funciones sacerdotales del respetado, comprometido con el más desvalido y querido padre Gastón Garatea. La alta jerarquía de la Iglesia, ha tomado la decisión de suspenderlo en sus funciones sacerdotales en el ámbito de la diócesis de Lima. ¿Cuál ha sido la “desobediencia”, o, las acciones que ha cometido el padre Garatea para recibir tamaña sanción. Según se ha sabido por los diferentes medios y por los comentarios que circulan, ”(. . . ) sus opiniones públicas sobre el celibato y la unión civil entre homosexuales”,( Revista la República- 20 De mayo 2012.
El padre Garatea, defiende el derecho a que dos personas del mismo sexo puedan legalmente defender su patrimonio, el no está diciendo que aplaude el matrimonio gay. Respecto al celibato, tal parece que manifestó hace algún tiempo a la revista Caretas “.. . el celibato está bien para los que viven en congregaciones, como yo, pero no para los del clero secular que viven en sus casas”-
No somos quien para inmiscuirnos en los dogmas, normas y más de la iglesia católica, pero así como a través de sus ministros se permite opinar de diferentes temas, nosotros también tenemos el derecho de dar nuestra opinión al respecto. Consideramos que el sector más conservador de la iglesia en una actitud por demás intolerante, como suelen ser las actitudes del arzobispo de Lima, cada vez que alguien no está de acuerdo con sus puntos de vista, está castigando a los sacerdotes que para nosotros trabajan en beneficio de los más desposeídos, trabajan en beneficio de los derechos humanos, trabajan por llevar el evangelio de Cristo a los más humildes, defender sus derechos y tratar y de vivir de acuerdo al mismo.
No en vano las manifestaciones en defensa del padre Garatea han sido multitudinarias en ellas no solo ha participado el pueblo creyente, también se han hecho presente representantes de diferentes congregaciones. Esta actitud, nos parece que debe llevar a la reflexión a Monseñor Cipriani, el evangelio de Cristo es de amor, solidaridad, comprensión, humildad y sobretodo estar siempre con los más necesitados.
Nuestra solidaridad con el Padre Garatea y con todos aquellos sacerdotes que han demostrado su compromiso con los más humildes y que siguen luchando por un mundo de paz y solidaridad.

lunes, 21 de mayo de 2012

PERÚ: PAÍS DEL BULLYING, PAÍS DE PACO YUNQUE

Por: León Trahtemberg
leon@trahtemberg.com
http://www.trahtemberg.com

En el Perú el bullying existe desde el virreinato. Ha sido un estado abusador de cholos e indios por generaciones (Paco Yunque). Esto se ha agravado por la falta de contrapesos sociales y legales, de autoridades que contengan la carga hostil hacia los débiles y explotados capaces de procesar a los abusivos (con una policía y poder judicial al servicio de los poderosos y un Congreso que legisla para las minorías aristocráticas y adineradas). Los peces gordos usualmente se salen con la suya.
No se puede pretender que por arte de magia se extinga esa historia del bullying de ricos contra pobres, extranjeros contra peruanos, explotadores de recursos naturales contra nativos, autoridades contra débiles y pobres, servicios públicos contra usuarios pobres y enfermos, empresas de agua, luz, teléfono contra usuarios individuales, acosadores contra mujeres, gobiernos contra lisiados de las FFAA y PNP, y muchos contra los negros, cholos, nativos, homosexuales.
¿Por qué nos sorprende que haya bullying en los colegios peruanos si esa es la manera natural de relacionarse entre peruanos dependiendo de su nivel de poder y riqueza? Por si fuera poco la estructura de la escuela peruana que hace competir a unos contra otros, rankearlos, premiar al más rápido o destacado y desaprobar al débil, convertir a unos en titulares y a otros en suplentes desde edades tempranas, etc. apunta a premiar al fuerte y golpear o excluir al débil. Eso lo sienten y entienden perfectamente los padres de alumnos que tienen alguna debilidad en su capacidad académica, personalidad o habilidades sociales. No puede desaparecer el bullying en una sociedad peruana en la que reina la discriminación y existe una relación jerárquica entre personas basada en sus condiciones étnicas o socioculturales.
Dicho todo eso ¿se puede hacer algo al respecto? Sí, siempre se puede hacer algo para mejorar el mundo. En cuanto a los colegios primero es bueno saber que la víctima golpeada en su autoestima sufre daños psicológicos. Puede convertirse por un lado en una piñata de agresiones sin capacidad de reaccionar, una típica “mosca muerta”, lo cual puede derivar hacia tendencias autodestructivas (suicidas) o puede ocurrir lo contrario, convertirse en un híper-agresor el día que se sienta suficientemente fuerte y le quiera hacer a sus victimarios lo que antes hicieron con él. Aquí los profesores y padres juegan un rol importante, ya sea como aliados implícitos de los agresores -si es que se mantienen resignados y silenciosos- o como agentes de la protesta, interviniendo para poner límites a estas agresiones.
Por el lado del victimador-agresor, es bueno saber que desarrolla un sentimiento de omnipotencia, que todo lo puede, sin límites a sus abusos, para quien los derechos de los demás no existen. Aquí los profesores y padres juegan roles importantes, ya sea como aliados permisivos y sobreprotectores del agresor, lo cual solamente lo alentará a seguir agrediendo y eventualmente algún día convertirse en un trasgresor adulto (delincuente), o al contrario, como contenedores del agresor, poniendo límites y sanciones que lo obliguen a revisar sus actitudes y aprender a ser respetuoso y a convivir en paz con los débiles y diferentes.

Finalmente están los observadores, los testigos de los abusos, sean profesores, padres o especialmente compañeros de clases. Las investigaciones enseñan que en el 85% de los casos de bullying hay testigos pasivos presentes, y que en los casos en que algunos de los testigos intervienen en defensa de la víctima, se reducen en 50% estos casos de bullying. En otras palabras, se juega la alternativa entre formar ciudadanos pasivos e indiferentes o formar ciudadanos activos, comprometidos para ser activos en busca del cambio y la paz social.
Aquí los profesores y padres tienen un rol central. Ayuda mucho conversar con los hijos sobre los conflictos sociales en la escuela, hogar, calle, animándolos a actuar de modo autónomo y responsable. También les ayuda nutrir sus capacidades empáticas desde que son pequeños, respecto a todos los que los rodean, incluyendo a los que usualmente no son cercanos a ellos, como el chofer del bus, el vigilante, o un niño nuevo recién llegado a clase. Significa ayudar a los niños a considerar las perspectivas de aquellos con quienes tienen conflictos así como las de sus compañeros que son diferentes a ellos en sus costumbres, rasgos culturales u otras características personales, familiares o étnicas, procurando siempre balancear sus necesidades con las de los demás.

viernes, 18 de mayo de 2012

A PASO FIRME

Por: Federico Battifora
Fuente:
Diario La Primera

Marcha atrás de los MENOS que ya van quedando postergados tercamente en su modelo viejo y anquilosado, deberían cobijarse y reflexionar sobre su futuro, deben entender que la Vía Pública es un bien que no les pertenece, el cual deben respetarlo, pues es ahí donde pueden trabajar, para ganar el sustento diario y obtener los beneficios económicos para sus empresas, movilizando a sus propietarios que somos todos los ciudadanos.
Reflexionar que ya no se puede seguir manteniendo este estado de caos y confusión reinante, en este mal avenido modelo de negocio sumamente injusto y perverso. Levantar la cerviz hacia el influjo de los nuevos tiempos, con empresas bien organizadas, con choferes dignamente remunerados y socialmente protegidos, re entrenados para acceder a una forma diferente y responsable de conducir en la Vía de Todos, re entrenados para respetar y servir con la mayor seguridad y confort al que le posibilita ganarse el salario, re entrenarlos para que conscientemente respeten las normas básicas del Reglamento de Tránsito, re entrenarlos para que respeten a la autoridad que también tiene que realizar un re entrenamiento para desarrollar dignamente su trabajo.
Cerrar filas en torno al liderazgo bien encarado por Villarán, facilitando el camino hacia el advenimiento del nuevo modelo, del futuro prometedor en esta materia, para que de esta forma si puedan acceder a la tecnología de punta, en este orden. Un consejo hasta de un conejo reza el dicho, Don Julito Raurau levante la cara a los vientos de renovación que ya soplan fuerte, no haga usted más el ridículo ni trate de exponer a los pocos que aún no levantan la mirada como usted, para que no se sigan aferrando al pasado, usted los lidera, responsabilícese por ellos y asuma hidalgamente que legó el momento de cambiar de visión y de rumbo. No hacer más daño a la población que necesita una forma diferente de emplear provechosamente su tiempo y perder años de su vida dentro de fierros destartalados y con rango de inseguridad, a tal punto que existen usuarios que salen de sus casas sin la seguridad del retorno sano y salvo.

miércoles, 16 de mayo de 2012

LO BARATO SALE CARO

Más costoso que pagar por cárceles privadas es mantener nuestro fracasado sistema penitenciario

Fuente: Diario El Comercio

El ministro de Justicia se ha presentado ante el Congreso para exponer diez propuestas de reforma penitenciaria. Una de ellas es concesionar la operación de servicios especializados de las cárceles, como los sistemas de bloqueo de comunicaciones o de grilletes electrónicos.
Al ministro se le preguntó sobre la posibilidad de concesionar por entero la gestión de los penales. Era una pregunta necesaria, considerando que este modelo ha sido exitoso en otros países. Estados Unidos, donde en los últimos 25 años se ha concesionado alrededor de 300 prisiones, es un buen ejemplo: a solo una década de implementado el sistema, el 50% de los penales privados había obtenido una acreditación independiente de niveles satisfactorios de seguridad y trato a los internos, cosa que solo logró el 10% de las cárceles estatales. Los penales privados, además, tienen una tasa de escapes 10 veces más baja que los públicos, registran la mitad de denuncias por agresiones sexuales a los internos y suelen lograr estos resultados a un menor costo (en algunos casos hasta 30% menor). Y, por supuesto, ninguno de ellos sirve, como las tropicales cárceles peruanas, de local de peleas de gallos u hotel con paquete “todo incluido”.
El ministro, no obstante lo anterior, contestó que concesionar “es una solución muy cara para países como el Perú”. El Estado, después de todo, gasta alrededor de US$ 8 diarios por recluso, mientras que un penal privado que brinde un servicio decente puede cobrar alrededor de US$35.
Esta objeción, sin embargo, ignora que el costo de nuestro paupérrimo sistema carcelario no es solo de US$8 por interno. El verdadero costo incluye, por ejemplo, los problemas que genera al permitir que los delincuentes que encarcela sigan cometiendo crímenes desde cárceles que se asemejan a centros de convenciones para la mafia. ¿Quién presupuesta, por ejemplo, los daños que sufren las víctimas de los delitos organizados desde la cárcel, como las llamadas de extorsión que, según la PNP, salen de aquellas el 95% de las veces?
Si bien el costo de la delincuencia es difícil de medir, podemos tener una idea de su magnitud con el reciente informe del Latinobarómetro: después de México, somos el país de la región donde más personas han sido víctimas de un crimen. Y no olvidemos tampoco que el costo va más allá de los daños personales, pues la criminalidad desincentiva las inversiones y, según el Reporte Global de Competitividad, el Perú ocupa el deshonroso puesto 121 de 142 países en el ránking de impacto de la delincuencia en los negocios.

Otro costo de nuestro sistema penitenciario, por otra parte, es el sufrimiento de los presos recluidos en penales cruentamente sobrepoblados, donde seis de cada diez no han sido sentenciados y donde las condiciones de vida encajan perfectamente con eso que el lenguaje de los derechos humanos define como “castigos crueles e inusuales”. De penales así, además, no salen presos resociabilizados, sino solo repotenciados, lo que también cuesta a la sociedad. Pero claro, como papelito manda y estos costos nadie los contabiliza, hay quienes se olvidan de ellos.
Se podría pensar que, aunque los costos para la sociedad del sistema actual sean enormes, el presupuesto no alcanza para financiar algo semejante a las cárceles privadas chilenas. La verdad, sin embargo, y para variar, no es que no tengamos dinero, sino que asignamos mal o ni siquiera usamos el que tenemos. El monto adicional anual necesario para financiar un sistema carcelario como el chileno es menor que el monto que las regiones recibieron por canon y no ejecutaron el año pasado. Por otro lado, se trata de una suma que se aproxima solo al 1% del presupuesto nacional. ¿No tiene, acaso, sentido invertir esta pequeña fracción del presupuesto en una de las funciones más básicas del Estado?
Varias de las medidas planteadas por el ministro son, sin duda, un esfuerzo muy serio y loable. Pero para el Perú no querer apostar por un sistema que nos asegura menos delincuencia bajo el argumento de que sale muy caro (pese a que sí se cuenta con recursos para financiarlo) es como preferir dejar sin seguro la puerta de una casa en un barrio lleno de ladrones, bajo la excusa de que comprar una cerradura cuesta demasiado.

martes, 15 de mayo de 2012

EL MUNDO AL REVÉS

Por: Fritz Du Bois
Fuente:
Diario Perú 21

Uno de los principales problemas del país es el bajo nivel de ingresos promedio de los trabajadores debido a la informalidad en el mercado laboral.
Esta alcanza a más del 60% de los peruanos y nace tanto de la rigidez de la legislación como del incentivo perverso creado por los gobiernos al aumentar el sueldo mínimo vital dándole un mayor margen de utilidad al informal.
Por tanto, atacar la informalidad debería ser una prioridad gubernamental, pero están haciendo exactamente lo contrario y hay un proyecto que revertiría en un solo acto lo poco que se ha avanzado en formalizar a la fuerza laboral.
Así tenemos que en la búsqueda de aumentar la recaudación, y vanagloriarse de ese resultado, la Sunat habría decidido ir por el facilismo de confiscar aún más recursos de los contados trabajadores que hay en el sector formal y a los cuales tiene atrapados.
Más aun, lo que estaría proponiendo es bajar el mínimo no imponible –en lugar de aumentarlo para que el país se vaya formalizando–, lo que golpea a los que están en la parte más baja de la escala salarial. Al bajar la valla para empezar a tributar de 7 a 4 UITs los trabajadores que ganan mil soles mensuales tendrían que pagar 15% de impuesto a la renta personal.
Pero lo más ridículo es que simultáneamente el gobierno está aumentando a 750 soles el sueldo mínimo, el cual es la referencia para los salarios en la informalidad, los cuales, a diferencia de aquellos en el sector formal, no sufren de ningún descuento o sobrecosto así que van íntegros al bolsillo de los beneficiados. Por lo que tendremos cientos de miles de trabajadores perjudicados tratando de cruzar a la informalidad, que será aun más atractiva que en la actualidad.
Por ello, el Parlamento no puede ser cómplice de una eventual equivocación que condenaría al Perú eternamente a la informalidad. Así que deberían rechazar de plano el pedido de facultades para legislar.

lunes, 14 de mayo de 2012

FOTOCHECK POLÍTICO DE MAYO

Por: Mirko Lauer
Fuente:
Diario La República

Juan Luis Cipriani. ¿Por qué entrega la cabeza del prestigioso sacerdote Gastón Garatea al Vaticano en una microparodia o peti-pieza del actual conflicto entre Benedicto XVI y 80% de las monjas en los EEUU? Al parecer ha querido presentarse como el interlocutor designado de Roma ante la PUCP, y ha sido puesto en evidencia.
Javier Diez Canseco. Aprendiendo a avanzar por el filo de la cornisa oficialista, y la semana pasada lo logró. ¿Pero podrá administrar con éxito una pequeña oposición de izquierda desde el Congreso? Perfeccionar la articulación con las fuerzas de Salomón Lerner G. es una tarea pendiente.
Víctor Andrés García Belaunde. El incidente de la censura ha levantado sus bonos para la presidencia del Congreso, pero Alejandro Toledo sigue siendo una barrera. Su probable rival oficialista es José Urquizo, hoy en el ministerio Produce, y zarandeado por la renuncia de Patricia Majluf. Aunque a todas las partes les convendría una lista única.
Keiko Fujimori. La lucha por liberar a papá ya parece perdida. Pero la reciente fractura en la alianza de gobierno es un éxito del fujimorismo. ¿Pero querrán cobrar el premio, que es una asociación con el gobierno? Según Datum, KF es la candidata Nº1 (31%) para el 2016 en el partido-familia Fuerza 2011.Nadine Heredia. Sigue anteponiendo la sociedad conyugal al protocolo oficial. Su primera aparición como candidata 2016 en el Nº2 (22%) es auspiciosa, pero plebiscitaria: el gobierno anda segundo en intención de voto. Se dice que los problemas en el gabinete también la afectan a ella.
Ollanta Humala. ¿Regresa al mismo gobierno que dejó hace unos días? No realmente. Su alianza de gobierno está herida y reconstituirla le va a costar. Si no lo logra, tendrá que empezar a hacer acuerdos cada vez más a la derecha. Reemplazar a Alberto Otárola por un militar retirado, sobre todo de los que no ganaron en el Vrae, no parece muy buena idea.
Óscar Valdés. Muerto político viviente. Algunos dicen que lo fue desde que lo nombraron. Cercanía de las fiestas patrias puede funcionar como un resucitador temporal. La Confiep quisiera mantenerlo en el cargo, aunque sea políticamente embalsamado, un tiempo más largo. Pero si Humala no mejora el sistema de nombrar, dará lo mismo quién venga o quién se vaya.
Susana Villarán. Su gestión municipal avanza, pero sus enemigos irracionales no cejan. El penoso incidente de escaleras & carteles en SJL es un ejemplo. La revocatoria sigue demostrando ser un tráfico de firmas falsas. Villarán puede dormir más tranquila, pero su aprobación no termina de despegar.

sábado, 12 de mayo de 2012

FELIZ DÍA DE LA MADRE

El día de la madre es una ocasión sin dudas muy especial, nuestro Diario Ciudadano no quiere ser ajeno a esta fecha tan especial, por eso queremos desearles a todas las madres del Perú “Feliz Día de la Madre” y para expresar nuestro deseos compartimos este hermoso poema.


SÓLO EL AMOR DE UNA MADRE
Sólo el amor de una Madre apoyará,
cuando todo el mundo deja de hacerlo.

Sólo el amor de una Madre confiará,
cuando nadie otro cree.

Sólo el amor de una Madre perdonará,
cuando ninguno otro entenderá.

Sólo el amor de una Madre honrará,
no importa en qué pruebas haz estado.

Sólo el amor de una Madre resistirá,
por cualquier tiempo de prueba.

No hay ningún otro amor terrenal,
más grande que el de una Madre.

jueves, 10 de mayo de 2012

MISTERIO TRAS LA MUERTE DE LOS DELFINES

Por: Marcela García Guerrero
Directora de Trujillo Di?


Hay demasiadas especulaciones, e información que nos confunde. Lo único concreto es que el mar está enfermo, lo único cierto es que el cambio climático es una realidad y una de sus manifestaciones es la presencia de la muerte en el litoral norteño. Este acontecimiento no es para tomarlo a la ligera, todo lo contrario, debemos y tenemos que mantenernos alertas, tenemos derecho a saber cual es le misterio detrás de la muerte de la fauna marina, exigimos una información contundente, clara y científica, y no las mecidas a las que creen tenernos acostumbrados las autoridades pertinentes.
En su edición del viernes 04 de mayo, el semanario Hildebrant en sus trece, trae un artículo de Rebeca Diz Rey, en el informa las diferentes versiones que las autoridades han dado del tema y entre otras perlas, la gran tomadura de pelo del Director Científico del Instituto del mar,-IMARPE, Sr. Raúl Castillo Rojas, quien asegura que la muerte de los delfines, es causada por un virus denominado “morbillivirus”, información obtenida, según el, gracias al estudio realizado por el o MAMMAL MARINE CENTER, ( Centro e mamíferos marinos), de los Estados Unidos, esta, declaración ha sido desmentida por el jefe de Comunicaciones del mencionado centro Jim Oswald. : www.facebook.com/hildebrandtensustrece
Estamos frente a una catástrofe ecológica, que aún no se ha declarado como tal, ¿qué esperan las autoridades?. Quizás hacer estudios a profundidad, mientras tanto sin información, la gente ha dejado de consumir pescado, consecuencia crisis económica para los pescadores artesanales, recién el día de ayer se pronunció el ministerio del ambiente dando señal verde para el consumo del mismo. Pero la gente ya no cree.
Volviendo a la muerte de los delfines, es mucha coincidencia que esto se produzca al poco tiempo de que se inicien las exploraciones de Petróleo por un consorcio coreano, y con la anuencia del gobierno regional en Lambayeque. Un caso parecido se registró en las costas norteamericanas- según el informe de la periodista Diz-(...) “entre los años 2009 y 2011, en el golfo de México, se reportaron 162 delfines muertos y en el 2010 en la costa de Cape Codes, en Masahusetts, 300, muchos menos que los encontrados en Perú”. Sin embargo en estas zonas, manifiesta Diz, (...) ”el gobierno a través de la Oficina para el manejo de la Energía en los Océanos, obligó a la compañía gasífera Global Geophysical Services Inc. a suspender la búsqueda de gas en el zócalo marino hasta que termine la época de reproducción y cría de los delfines “las investigaciones realizadas manifiesta, dieron por resultado que el ruido emitido por las máquinas en el suelo marino, causan severos daños entre delfines y otro mamíferos”.

Casualidad o, no, lo cierto es que si hay una coincidencia entre el inicio de las búsqueda de petróleo y la muerte de los delfines, nuevamente la búsqueda de energía, la búsqueda de llenarse los bolsillos con nuestras reservas naturales, que benefician sólo a las grandes transnacionales y a muy pocos nacionales, sale a luz.
El planeta ya está cobrando lo suyo, el cambio climático es una realidad, es responsabilidad de todos y más de las autoridades respetarlo. Concesiones si, pero con una gran responsabilidad ecológica y social

miércoles, 9 de mayo de 2012

COMBATIR LA INFORMALIDAD

Acción iniciada en el Transporte Urbano de la capital por la Administración Villarán, ACTITUD que debería ser tomada como ejemplo por el Ministro de Transportes, para aplicarla en todo el Transporte nacional en las carreteras de la patria.

Por: Federico Battifora
Fuente:
Diario La Primera

Estas acciones emprendidas por Villarán, van dirigidas a combatir conductas incorrectas e informales en la actividad económica de transportar personas por toda la ciudad y constituye el único camino para cumplir una de sus más caras metas prometidas cuando solicitó votos en las elecciones municipales. Por cierto es una decisión política, prácticamente inédita en lo referente a decisiones comprometidas de las últimas administraciones municipales que yo recuerde.
El characato como máxima autoridad del MTC y dicho sea de paso, rezan en su amplia hoja de vida aspectos relevantes, como que ha sido conferencista tanto a nivel nacional como internacional, en temas como el “Planeamiento Estratégico, Desarrollo Organizacional, Liderazgo y Gestión Gerencial que se deberían reflejarse en su actual gestión, debería tener bien clarito que combatir la informalidad, como, por ejemplo, la que viene creciendo como la espuma y consolidándose en su gestión, la de los vehículos ligeros, mejor conocidos como camionetas Van, que van camufladas como servicios turísticos que prácticamente ya se ha apoderado en todo el país del Transporte Interprovincial de Pasajeros, con las consecuencias que ya se empezaron a evidenciar y que paulatinamente convertirán esta actividad en más informal de lo que en la actualidad lo es, a pesar de los esfuerzos de la Sutran y del gremio formal.
Lo que le espera a Villarán será arduo e ingrato en los primeros momentos, luego se revertirá a favor con padrenuestros y avemarías políticos correspondientes, igualmente, esperamos actitud similar y valiente en el characato, aceptar esta cartera nunca fue, ni será un baño de popularidad, necesitamos actitudes decididas a transformar en la patria las conductas informales en formales ya que no existe en el mundo peor exclusión social que fomentar con inacción estas incorrectas conductas que siempre perjudicarán al eslabón más desprotegido y débil de una colectividad.

martes, 8 de mayo de 2012

AUMENTO DE SALARIOS: VOTO A FAVOR

Por Pedro Francke
Fuente:
Bajo La Lupa

¿Deben aumentar los salarios en el Perú? En los últimos 20 años, la participación de los trabajadores en el PBI ha caído de 26 % a 21%: reciben una porción cada vez menor de la riqueza nacional creada. En la década pasada la productividad por trabajador creció 24% pero los salarios medios sólo crecieron 12%, apenas 1% por año.
Continuar con este desequilibrio tiende a agravar una distribución del ingreso ya muy desigual e injusta en nuestro país. Con 675 soles de salario mínimo, un trabajador gana al mes lo que el gerente general de una empresa top gana en una hora, y un inversionista grande gana en un minuto (hice los cálculos, la frase no es gratuita).
Viéndolo desde el otro ángulo, el de la competitividad, es necesario compararnos con otros países. Los salarios peruanos están retrasados respecto a nuestros competidores: una hora de trabajo en la manufactura cuesta, todo incluido, 2.50 dólares en Perú, 3.60 en Chile, 4.10 en Brasil y 23.70 en Estados Unidos. Contra la propuesta de un aumento salarial no se puede argumentar la pérdida de competitividad.
¿Debe subir el salario mínimo? Para mantener a una familia de 5 personas encima de la línea de pobreza en Lima, es necesario tener un ingreso de 1,700 soles; ni trabajando padre y madre alcanzan esa cifra con los 675 soles actuales. Es posible un aumento: en la década pasada el salario mínimo real en Perú solo aumentó 10%, mientras en Chile lo hizo en 28% y en Brasil en 82%.
Se dice que un aumento del salario mínimo afectaría a las microempresas, pero apenas 10 por ciento de ellas están formalizadas, así que de todas maneras el otro 90% no respeta las regulaciones laborales. Formalizar en base a seguir con el "cholo barato" no es el camino para el progreso nacional. Acabar con la informalidad debe lograrse más bien elevando su productividad, abaratándoles el crédito, simplificando los trámites burocráticos y ofreciéndoles sistemas de seguridad social más atractivos.Quienes siempre se oponen a aumentar el salario mínimo, tienen en el fondo un prejuicio ideológico: creen que toda intervención estatal es mala y se debe dejar que el libre mercado defina los salarios. ¿Por qué están equivocados? Porque buenos salarios son fundamentales para el bienestar de millones, hacen crecer el mercado interno y sustentan las clases medias.

El trabajo no es como las papas o los camotes, con un mercado perfectamente competitivo en el que la oferta y la demanda se equilibran y arrojan un resultado óptimo. En el mercado de trabajo hay discriminación: en el Perú, una mujer con las mismas capacidades que un hombre gana 26% menos, y una persona de origen quechua-hablante, 13% menos. Hay también desempleo, dificultades en la supervisión del desempeño y relaciones sociales complejas entre personas que deben trabajar como equipo. Además, cuando hablamos de trabajo estamos hablando de personas, que quisiéramos fueran ciudadanos con derechos.
Se requiere una política salarial y de trabajo, por su importancia sobre el bienestar, el desarrollo económico y la democracia social. Tras varios años de crecimiento económico, ya es tiempo que los beneficios chorreen hacia los trabajadores. Los salarios deben aumentar, y mejorar el salario mínimo es una de las palancas para lograrlo.

lunes, 7 de mayo de 2012

¿ELECCIONES LIBRES?

Fuente: Diario El Comercio

Se viene discutiendo en el Congreso un proyecto de código electoral en el que, dentro de las muchas reformas planteadas, brilla por su ausencia la derogación del voto obligatorio. Una reforma tan largamente postergada como urgentemente requerida desde el punto de vista de los derechos fundamentales y desde el de la salud de nuestro sistema democrático.
Constituye un contrasentido que el Estado obligue a alguien a ejercer un derecho que el mismo Estado le reconoce. Un derecho, por definición, es un área de libertad que el Estado garantiza a su titular. Si no hay libertad –si yo tengo que hacer eso que puedo hacer– no hay derecho, hay solo deber. El derecho y el deber, por lo menos a nivel jurídico, no pueden convivir. Cuando son juntados en un mismo lugar, el deber siempre anulará al derecho: si una persona es obligada a hacer algo por la fuerza (que eso es la intervención del Estado) se vuelve irrelevante que lo quiera hacer o no. Si yo tengo que expresarme, ya no soy libre de hacerlo. Lo mismo si tengo que tener una fe o salir del país o participar de una asociación. Es, pues, un disparate absoluto decir, como tan alegremente se dice entre nosotros, que algo es “un derecho y un deber”.
Lo anterior puede parecer puramente teórico pero tiene consecuencias prácticas. Si se obliga a alguien a hacer algo que puede pero no quiere hacer, lo más probable es que no lo haga bien. Y esto cobra especial importancia cuando se trata de algo como el voto, donde el resultado de lo que cada uno hace, vía su efecto agregado, puede acabar determinando las vidas de los demás. Es decir, en el caso del derecho al voto, la yuxtaposición del deber, además de violar la libertad individual, tiene consecuencias graves para el buen funcionamiento del conjunto de la sociedad.
Votar bien –esto es, de una manera en que cada decisión refleje lo que realmente se quiere lograr con ella– no es algo que se pueda hacer sin esfuerzo. Concretamente, requiere que uno entienda, por lo menos, qué representan programáticamente cada una de las opciones que tiene al frente y qué posibilidades hay, en cada caso, de que estas opciones no traicionarán esos programas una vez lleguen al poder. Esto tendría que suponer hacer cosas como leer y contextualizar los diferentes programas y estudiar con algún detenimiento las diferentes personalidades y trayectorias. En otras palabras, todo un esfuerzo con el que no tienen ningún incentivo en comprometerse quienes solamente van a votar para evitar la multa y a quienes, consiguientemente, nada les resulta más práctico que botar su voto.
Esta situación, por otro lado, se agrava aun más cuando uno considera que el voto particularmente desinformado de quienes no están interesados en votar es lluvia que cae sobre mojado. Después de todo, incluso quienes son políticamente activos tienen un incentivo para no ser demasiado prolijos en las tareas electorales: como nadie tiene más que un voto, todo el mundo tiende a sentir que el suyo no hace la diferencia y, por lo tanto, a no esforzarse demasiado en informarse a cabalidad. Baste con saber cuántas personas leen los programas de los partidos en cada elección… El voto particularmente desinformado de los que no tienen interés alguno en votar solo empeora, entonces, un escenario que ya es por naturaleza complicado, lo que reduce considerablemente las posibilidades de que la sociedad tome buenas decisiones en sus elecciones. No es por coincidencia, al fin y al cabo, que solo dos de los países desarrollados tengan voto obligatorio.

Quienes defienden el voto obligatorio dicen que haciendo que todas las personas voten se logra una masa electoral suficientemente grande como para “legitimar” a quien salga elegido. Pero, ¿qué clase de legitimación es esta que nace de una obligación? Al menos en democracia, ¿no se supone que lo que legitima es el querer de los ciudadanos? El argumento de la legitimación es, en el mejor de los casos, un autoengaño; y en la mayoría de los mismos, una viveza: la de quienes impulsan el voto obligatorio porque son los principales beneficiados del voto desinformado.
En suma, el voto facultativo es un tema clave que no debemos pasar por alto si queremos reformar nuestro sistema electoral. Obligar a votar a quienes no quieren hacerlo es una violación a sus derechos que trae aparejado un castigo para el conjunto de la sociedad que la comete. Y para muestra, cualquiera de nuestras elecciones.

viernes, 4 de mayo de 2012

UNA HISTORIA ECONÓMICA

Por: Nelson Manrique
Fuente:
Bajo La Lupa

Esta semana se presentó el libro Economía de la primera centuria independiente, editado por Carlos Contreras y publicado en una pulcra coedición del Banco Central de Reserva y el Instituto de Estudios Peruanos. Este volumen constituye la cuarta entrega del Compendio de historia económica del Perú y aborda el periodo comprendido entre la independencia y la gran crisis capitalista de 1929. Ha sido organizado temáticamente partiendo de las actividades económicas predominantes durante el periodo, añadiendo dos ensayos dedicados a la población y el mercado laboral y a las finanzas públicas. El texto tiene más de 400 páginas y un excelente anexo estadístico de 120 páginas elaborado por Luis Miguel Espinoza.
Jesús Cosamalón dedica un excelente ensayo a la población y el mercado laboral. Fernando Armas Asín aborda el estudio del sector agrario, limitándose básicamente a la agricultura moderna de la costa, dejando grandes vacíos sobre la economía agropecuaria tradicional de la sierra, donde estaba encuadrada la amplia mayoría de la población. José Deustua estudia la minería metálica y no metálica, abordando, junto con la minería de la plata y el cobre, el estudio de las explotaciones guanera, petrolera y salitrera. Deustua es uno de los mejores especialistas sobre el tema y su mirada de conjunto es muy sugerente. Martín Monsalve presenta un panorama del desarrollo industrial en el Perú y sus dificultades, un proceso en que los lectores encontrarán más de una sorpresa. Alejandro Salinas aborda el estudio de las finanzas públicas en el ensayo más extenso del volumen, que aporta una mirada de conjunto muy ilustrativa.
Globalmente, lo que emerge del volumen es la imagen de un país donde terminaron imponiéndose los intereses de los grupos dominantes dedicados a las actividades primario exportadoras. Estos opinaban que el Perú debería dedicarse a la exportación de materias primas e importar los productos manufacturados que necesitaba. Los proteccionistas, sus adversarios, sostenían en cambio que este camino volvería al país totalmente dependiente de las vicisitudes de la economía mundial, arrastrándolo a la ruina cada vez que cayera el precio de las materias primas que exportaba; propiciaría además el crecimiento de la desigualdad, alimentando la conflictividad social. Como alternativa proponían promover el desarrollo del mercado interno. Que los términos del debate en el siglo XXI sigan siendo básicamente los mismos es una constatación que debiera mover a reflexión.

Un par de apuntes al paso. El estudio de Jesús Cosamalón muestra que al iniciarse la República la población peruana ascendía a millón y medio de habitantes y para 1940 había superado la barrera de los 7 millones, pero lo llamativo es su distribución. En 1940, con cerca de 850,000 habitantes el departamento de Lima superaba en apenas un 30% de población a Puno (646,000 habitantes). Tampoco estaba lejos de Cajamarca y Cusco, que tenían más de medio millón de pobladores cada uno, ni de Áncash, Ayacucho y Piura, que estaban por encima de los 400,000 habitantes. Hoy Lima concentra la tercera parte de la población nacional y supera a La Libertad, su más cercano competidor, en 5 veces, mientras que supera a Puno en 8 veces. El agobiante centralismo demográfico limeño es pues cosa de las últimas 7 décadas. Analizando el tema de la raza, categoría utilizada en el censo de 1940, Cosamalón muestra cómo en la ejecución de ese censo, que se esperaba disipara los prejuicios raciales, éstos terminaron infiltrándose en la propia mirada de los encargados de realizarlo.
Alejandro Salinas muestra que el cobro de impuestos indirectos (que gravan el consumo popular, a diferencia de los directos, que gravan la riqueza, las rentas y las utilidades de los sectores acomodados) fue creado recién a fines del siglo XIX y sirvió para defender de los intereses de los sectores extractivistas, los mismos que hoy defienden este modelo. Es especialmente valioso su análisis de las vicisitudes del debate entre librecambistas y proteccionistas y sus consecuencias en la política fiscal. Son apuntes muy útiles para entender por qué un siglo después seguimos apostando al modelo primario exportador.

jueves, 3 de mayo de 2012

LOS SANTOS, OBAMA Y LOS INMIGRANTES

Por Eduardo González Viaña
egonzalezviana@gmail.com
http://www.elcorreodesalem.com/

El año pasado, conocí a un santo mexicano cuyo nombre es San Jesús Malverde. Después de asaltar y robar en los caminos y luego de haber sido colgado por las autoridades, Malverde subió al cielo, y de allí baja continuamente armado de una pistola para ayudar a quienes lo necesitan. Es un protector de los inmigrantes ilegales en Estados Unidos, y se le reconoce porque su bigote, sus cejas y su sombrero lo hacen una mezcla de Pedro Infante y Jorge Negrete.
También abogan por los ilegales, Teresita Urrea que murió en 1906, pero suele aparecerse y asustar a los guardias fronterizos, y el Niño Fidencio, a quien parece interesarle mucho la política porque debeló un golpe de estado y curó de hemorroides a un presidente
de México. No lejos de ellos, se desliza la Santa Muerte. Quienes desean un servicio suyo dejan en la mesa de noche una vela prendida, un vaso de vino tinto seco, si es posible un Cabernet Sauvignon, y una carta que leerán con agrado sus ojos soñolientos.
No los he conocido como Dante debido a haber transitado por la otra vida, sino porque entrevisté a decenas de inmigrantes ilegales quienes me relataron las formas en que habían logrado entrar en Estados Unidos. La mayoría me aseguró haber recibido el apoyo de algún amigo del cielo para cumplir su jornada.
Es cierto que el cruce reserva terribles pruebas a quienes lo intentan y hay que contar con un ángel para sobrepasarlos. En promedio, uno de los viajeros murió cada día durante todo el año pasado por causas entre las que se mencionan la violencia del río Bravo, el asalto por parte de bandidos carniceros, las tormentas de viento que extravían al caminante y las arenas infernales del desierto de Arizona donde no es posible hallar agua en varios centenares de kilómetros y el sol quema e incinera hasta los sueños.
Regresarse a casa representa, sin embargo, para ellos la falta de puestos de trabajo, el hacinamiento miserable, la perversidad de la pobreza, la escasez de amor. No es raro que, en estas condiciones, vacíos de cualquier apoyo en esta tierra, los inmigrantes reclamen el amparo del cielo, y hasta diseñen santos con quienes pueden hablar de igual a igual porque se les parecen en todo.
En esas latitudes, encontré a Sarita Colonia, mi paisana y vieja amiga. Había escrito una novela acerca de ella, pero no imaginaba cuando lo hice que su fama y sus milagros traspasarían tantas fronteras y ofrecerían alguna vez tanta ilusión y tanta confianza. Ahora, esos santos van a tener un trabajo terrible: las leyes racistas están dando sus frutos.
El Pew Hispanic Center, un grupo privado de Washington que registra los movimientos migratorios, informa que se ha detenido el flujo migratorio y que miles de campesinos mexicanos están volviendo a casa. Las leyes racistas de Alabama y Arizona están dando frutos.

Eso era previsible. No lo era, sin embargo, la actitud del Presidente Obama. A pesar de haberse comprometido a realizar una reforma migratoria integral, todo lo que ha hecho es militarizar la frontera con una “Operación Guardián” en la que miles de superarmadas y tecnificados agentes enfrentan al inmigrante o lo empujan hacia la candente sentencia de muerte en el desierto.
A estas horas, los santos informales van a dividirse el trabajo. Algunos de ellos se encargarán de dar ayuda a las familias que regresan. Los otros tratarán de ayudar al político que al llegar a la presidencia gracias al voto latino no supo cumplir con su palabra. Esos santos harán el trabajo más difícil.

miércoles, 2 de mayo de 2012

ARROGANCIA E IMPERICIA

Humala avanza en Conga a su primer gran fracaso.

Por: Augusto Álvarez Rodrich
Fuente:
Diario La República

Crece la posibilidad de que Conga le reviente al gobierno por donde menos lo esperaba: que la empresa diga no a las nuevas condiciones fijadas por el presidente.
Luego de que el gabinete presentara el informe de los peritos con una coreografía confusa que denotaba improvisación, y cuando los actores vinculados al proyecto –el propio gobierno, empresa, autoridades regionales y analistas– aún no lo habían procesado ni debatido, el presidente lanzó un mensaje con nuevas condiciones para Conga.
Unos creen que quiso tapar las revelaciones que hacían trastabillar ‘la victoria impecable’ que proclamaba en el secuestro de Camisea. Otros creen que fue pura impericia.
En el mejor de los casos, quiso avanzar hacia el crecimiento con inclusión, que en Cajamarca significa ‘agua y oro’, pero, dos semanas después, no se ha conseguido nada.
Para empezar, no en cuanto al ‘ablandamiento’ de las autoridades regionales quienes –salvo los quince minutos iniciales de ‘confusión’ de Gregorio Santos– ahora evalúan la radicalización contra el proyecto aunque en medio de un respaldo social decreciente a su posición.
Pero si el esfuerzo de ‘ablandamiento’ de las autoridades regionales no funcionó, lo inverso ocurriría con Yanacocha, para la cual las nuevas condiciones fijadas por el presidente habrían ‘endurecido’ la viabilidad del proyecto.
Un indicio se filtró el viernes pasado cuando Newmont reveló que las nuevas condiciones fijadas por el gobierno significan un cambio relevante en el proyecto, lo cual fue interpretado por el mercado como la posibilidad creciente de que desista de continuarlo bajo el nuevo escenario. Seguramente ello implicaría una demanda al estado peruano pues el proyecto ya tenía todas las autorizaciones legales pertinentes.
¿Por qué la nueva movida del gobierno no consiguió ablandar a las autoridades regionales y sí, en cambio, endurecer la posibilidad de la empresa de concretar el proyecto?
La clave: la incapacidad del gobierno de ‘hacer política’. Esto significa conversar con las partes involucradas. El presidente se lanzó, otra vez, a una piscina sin saber cuán llena estaba porque no dialogó, antes, ni con Yanacocha para evaluar el impacto económico de las nuevas condiciones, ni con las autoridades regionales para conocer su reacción.
En los días siguientes explicaré en esta columna cómo todas las partes del proceso saldrían perdiendo si se concreta dicho escenario, pero lo cierto es que, por una mezcla de arrogancia con impericia, y salvo alguna medida inteligente de última hora para modificar el rumbo de colisión, el presidente Ollanta Humala se dirige, en Conga, hacia el primer gran fracaso de su gobierno.