lunes, 6 de mayo de 2013

Huérfanos de referentes

Por: Marcela García Guerrero
Directora

Una vez más nuestro país quedó huérfano de referentes de principios, ética, perseverancia, dignidad, lucha tenaz contra la corrupción, equidad, es decir de todo lo que son valores y gracias a ellos podemos construir un mundo mejor.
JDC, en su juventud tenía un seño agrio, y no hablaba, ladraba, era una actitud simplemente inmadura, con el transcurso de los años, con el ejercicio parlamentario, se fue suavizando, a pesar de lo mucho que le costaría el poder aguantar tanta ignorancia, tanta mezquindad y tanta corrupción, o quizás por esto mismo se dio cuenta que era mejor hablar que ladrar, tratar de educar, en el amplio sentido del término y por supuesto estar permanentemente vigilante y sancionar cuando algo lo merecía.
El ya lo dijo, en su último discurso en el congreso cuando fue injustamente sancionado por algunos padres de la patria que consideraron que este hombre de principios quería sacar una ley que beneficie a su hija, en una parte del mismo dijo (. . . ) “A mí me importa poco lo que pase con las acciones de mi hija si tiene que ver con el beneficio de una gran mayoría, porque yo no he venido aquí en función de las acciones de mi hija, yo no he venido aquí, para hacer una movidita para ganar dos meses adicionales de sueldo, ese no es mi estilo. Tengo 45 años en la actividad política y jamás he bajado la cabeza a ningún primer ministro, ningún ministro de Economía, ningún ministro del Interior. Han dinamitado mi casa, han ametrallado mi auto, han intentado secuestrar a mis hijos y aquí estoy. Aquí estoy (…) Aquí cada cual votará de acuerdo a su conciencia, no de acuerdo a un criterio de orden partidaria porque sería penoso. Y yo creo haber demostrado que así actúo”- ( se refiere a su renuncia al partido de Humala, por considerar que el giro de este, no estaba de acuerdo con los principios a los cuales JDC se había unido). Y continúa (. . . ) “ Si me quieren juzgar por haber presidido la comisión investigadora de los delitos económicos y financieros, que me sancionen, me voy contento. Si me quieren juzgar por haber mandado a la cárcel a tres miembros del directorio del Banco Central de Reserva por haber colocado dinero del Perú en el BCCI, me voy contento. Si me quieren sancionar por la denuncia contra cinco ministros de Estado en la época del dólar muc y meter preso a uno de ellos, me voy contento. Pero aquí señor, no hay un pesetero, aquí hay una persona de principios”. (Información recopilada de La Mula.pe)
Una vez más quedamos huérfanos de referentes, en manos del oportunismo, que lo hemos visto estos días en la tela, en manos de la miseria moral. Sin embargo esta partida deja un gran ejemplo y una gran responsabilidad porque somos conscientes que los JDC, se multiplicarán, porque hasta lo último dio muestras de su integridad y ejemplo, rechazando la mediocridad.
Somos conscientes que estas ausencias que golpean el alma, sirven para con más fuerza y ahínco, seguir el camino de quienes nos precedieron, un camino de concertación, solidaridad, vigilancia permanente, pero rechazo total a la impunidad y al deshonor.
Javier Diez Canseco, descansa en paz.

0 comentarios: