lunes, 20 de abril de 2015

"A nivel mundial el Perú es un ejemplo para reducir desnutrición crónica infantil"

El Perú es visto en el mundo como un ejemplo para reducir la desnutrición crónica infantil, gracias a una gestión pública basada en evidencias, sostuvo hoy el ministro de Salud, Aníbal Velásquez, quien destacó que se ha logrado disminuir este problema del 17 al 14.6 por ciento. 
Señaló que se tomó la decisión de enfrentar este problema utilizando las mejores intervenciones que han demostrado científicamente ser efectivas. "Esto se pudo hacer debido a que la misma política nacional de asignación de recursos a través del presupuesto por resultados considera asignar nuevos recursos siempre y cuando se demuestre que las intervenciones son efectivas y pueden tener impacto en la población", manifestó.
El funcionario refirió que se aplicó el presupuesto por resultados con el programa articulado nutricional, donde se incluyeron todas las evidencias científicas que sostenían cuáles eran las intervenciones efectivas.
"Lo que se hizo fue aumentar las coberturas y hacer metas de coberturas de estas intervenciones efectivas. Se comenzó a programar, por ejemplo, cuántas vacunas deberían aumentarse para reducir la desnutrición crónica, cuántas consejerías nutricionales deberían realizarse, cuánto debería aumentar la lactancia materna", comentó.
"Se identificaron todas las intervenciones efectivas, se calculó el costo y luego se hizo el presupuesto. Y cada año se está incrementando los recursos para aumentar las coberturas y que la población acceda a estas intervenciones efectivas", agregó.
Velásquez Valdivia remarcó que con el actual gobierno se aumentó el presupuesto para incrementar las intervenciones efectivas, y recordó que la desnutrición crónica infantil es enfrentada no solo desde el sector Salud, sino mediante una participación multisectorial, en la que se trabaja en garantizar acceso al agua segura y a otros servicios básicos. 
"Por ello es que el Midis incluyó esta cruzada en la estrategia nacional 'Incluir para crecer'. Y lo que estamos viendo es un gran impacto en los últimos años que ha permitido reducir la desnutrición crónica, de 17 por ciento, a inicios de este gobierno, a 14.6 por ciento en la actualidad", manifestó.    
Consejería a madres de familia
El titular de Salud afirmó que durante un tiempo se pensaba que la mejor medida para reducir la desnutrición crónica infantil era entregar alimentos y debido a ello se creó el Programa Nacional de Apoyo Alimentario (Pronaa) que entregaba papillas a los niños. 
"El problema es que se probó con evidencia científica que si bien esa papilla contenía micronutrientes, no se utilizaba. Solo el 11 por ciento de la población pobre utilizaba esa papilla y no todos la consumían porque la forma de distribución no era a la persona ni al hogar, sino a los servicios de salud, y estos tenían discreción en cuanto a la entrega. Por lo tanto, había dificultades para acceder a los servicios de salud pública. Entonces, la forma de distribución y la aceptación de la papilla no eran las adecuadas", explicó.
Sin embargo -precisó-, se demostró científicamente que una buena consejería a las madres de familia tenía mayor impacto y contribuía a reducir la desnutrición crónica hasta en 30 por ciento. 
"Lo que se ha hecho en los últimos años es tener una mayor incidencia en el control de crecimiento y desarrollo infantil, así como la consejería nutricional. El impacto de esta estrategia ha sido muy positivo", enfatizó el ministro. 
Anemia
En cuanto a la anemia, el ministro de Salud dijo que lo que se requiere es hacer que los niños consuman más multimicronutrientes y hierro. Señaló que la meta es reducir la anemia, del 46 al 23 por ciento en 2016.
Fuente: Andina 

0 comentarios: